Puede que se trate de un hoax contrainformativo que apuntale a la versión rusa que indica que el avión de Malaysian Airlines desaparecido hace casi un mes cuando iba de Kuala Lumpur a Beijing terminó en la base militar de USA en el atolón Diego García. De cualquier manera, el mensaje es llamativo.

Una foto totalmente en negro ha salido a la luz en las redes sociales, presuntamente tomada por Philip Woods, un ingeniero estadounidense de IBM que se encontraba a bordo del vuelo MH370. Presuntamente, se dice, porque en ningún lado figuran mayores datos sobre la foto, ni a quién fue enviada ni cómo se conoció en un primer momento.

De cualquier manera, a través de la metadata de la imagen, (datos Exif) se pudo saber que la foto fue tomada dentro de los 3 kilómetros de lo que Google da oficialmente por el atolón de Diego García

La imagen fue publicada con el siguiente texto:

“Estoy detenido por personal militar desconocido después de que el vuelo en el que viajaba fuera secuestrado. Trabajo para IBM y logré esconder mi teléfono celular durante el secuestro. Me han separado del resto de los pasajeros y estoy en una celda oscura. Mi nombre es Philip Wood. Creo que estoy drogado. No puedo pensar con claridad”.

Curiosamente el archivo Exif está intacto. Este se usa para saber la fecha y hora en que se capturó la imagen y se almacena en los metadatos, la configuración de la cámara, el modelo de cámara y el fabricante, e información que varia con cada imagen como la orientación, apertura, velocidad del obturador, distancia focal, medidor de exposición y la velocidad de la película,información sobre localización, la cual podría provenir de un GPS conectado a la cámara.

El Exif no puede ser reescrito con software común, sólo se pueden añadir campos tales como el copyright de la imagen con algunas aplicaciones avanzadas.El Exif no se puede cambiar por usuarios normales. Requiere de unos avanzados conocimientos en informática que llevaría bastante tiempo en realizarse como para hacer una broma.

Según los datos de la imagen, la foto fue sacada con un iPhone5 el 18/03/2014 a las 8:49 PM desde unas coordenadas que responden a la base militar de USA en Diego García.

El tal Philip Woods está incluído dentro de la lista de pasajeros del vuelo desaparecido y algunos datos que han encendido las “alarmas conspiranoicas” es el hecho de que en su perfil de LinkedIn el ingeniero afirma que trabaja en IBM, aunque en la web de la compañía su nombre no figura. Una tapa de Los Angeles Times y un video institucional de la compañía lo muestran activo en su rol como especialista en computadoras, pero ningún otro dato se conoce del supuesto autor del mensaje.

La idea de que el avión pueda estar secuestrado en el atolón Diego García tiene ribetes conspiranoicos complejos. La idea central del relato es que el avión habría sido invisibilizado electromagnéticamente para no ser detectado por radares y satélites, luego su curso habría sido desviado a una base militar estadounidense en el medio del Océano Índico. Las razones para eso tendrían que ver con las intenciones de una poderosa corporación multinacinal dedicada a tecnología de punta que querría quedarse con una valiosa patente haciendo desaparecer a los cuatro titulares (pasajeros del avión) que compartían la misma.

Desde luego, en tanto no se descubran los restos del avión, la caja negra o nuevos datos, todas estas teorías seguirán rodando en la web sin mayor confirmación o negación por parte de las autoridades. Después del 11-S, la espectacularidad del atentado no sólo generó un shock en la conciencia colectiva, sino la creencia de que cualquier cosa es posible en el panorama geopolítico mundial y la lucha de poderes que se mueven en las altas esferas, lejos de la mirada del público.