10.500 A.C….   Leave a comment

La foto corresponde a Regulo, la estrella alfa de la constelación…Leo….la cual parece jugo un importante papel, en el 10.500 A.C, osea hace 12.500 años.

Regulus o Régulo (α Leonis / α Leo / 32 Leonis / GJ 9316) es el nombre de la estrella más brillante de la constelación de Leo. Es una de las cuatro «estrellas reales» mesopotámicas, junto a Aldebarán (α Tauri), Antares (α Scorpii) y Fomalhaut (α Piscis Austrini). Visualmente es de color azul y tiene una magnitud aparente de +1,35. Se encuentra casi sobre la eclíptica.

El nombre más común de la estrella, Regulus, procede del latín y significa «pequeño rey». Su origen hay que buscarlo en eldiminutivo de su anterior nombre, Rex, equivalente al Βασιλίσκος de Ptolomeo. Dicho título proviene de la creencia que esta estrella gobernaba los asuntos celestiales, creencia que perduró desde el 3000 a.C. hasta el siglo XVI. Por ello, como Sharru, «el rey», señalaba la decimoquinta constelación eclíptica de Babilonia; en la India era Maghā, «la poderosa», en Sogdiana,Magh, «la grande» y en PersiaMiyan, «el centro».

Otro nombre también utilizado, Basiliscus, es de origen griego. También es conocida por el nombre Qalb Al Asad, del árabe قلب الأسد qalb[u] al-´asad, que significa «el corazón del león». Esta frase a veces se aproxima a Kabeleced o se traduce al latín comoCor Leonis, nombre por el que antiguamente se conocía a esta estrella por la ubicación que ocupa en el cuerpo de la figura celestial.

Regulus es un sistema estelar cuádruple que dista 77 años luz del Sistema Solar. El sistema está compuesto por la estrella principal, Regulus A, una estrella blanco-azulada de tipo espectral B7V, y una compañera tenue de magnitud +8,13, localizada visualmente a 175 segundos de arco. Esta última, separada al menos 4.200 UA de Regulus A, es a su vez una estrella binariacompuesta por dos estrellas menos luminosas que el SolRegulus B, una enana naranja de tipo K1-2V, y Regulus C, una enana roja de tipo M5V. Regulus B y Regulus C están separadas entre sí 100 UA y completan una órbita cada 2.000 años.

Por su parte, Regulus A es una binaria espectroscópica, cuya estrella acompañante tiene un período orbital de 40,11 días. Los análisis sugieren que es una enana blanca con una masa excepcionalmente baja de 0,3 masas solares, muy por debajo del límite inferior de 0,55 masas solares que la teoría de la evolución estelar establece para este tipo de estrellas. Distante 0,35 UA de Regulus A, se puede especular que en el pasado la enana blanca fue una gigante luminosa —mucho más brillante que Regulus hoy— que transfirió gran parte de su masa a la actual Regulus.

Una quinta estrella a 151 segundos de arco (GJ 9316 D), parece simplemente estar en la misma línea de visión de Regulus y no forma parte de su sistema estelar.

Regulus A es una estrella de secuencia principal, es decir, al igual que el Sol, su energía es producida en su centro por la transformación mediante fusión nuclear del hidrógeno enhelio. Sin embargo, su luminosidad es mucho mayor que la solar: en la parte visual del espectro es 140 veces más luminosa y, si se incluye la importante cantidad de radiación ultravioleta emitida por la estrella, su luminosidad aumenta hasta 240 veces la del Sol. Su temperatura efectiva es de 12.000 K.

Durante décadas los científicos han constatado que Regulus A rota sobre sí misma mucho más rápido que el Sol, con un período de rotación de sólo 15,9 horas, cuando el Sol emplea más de 25 días. Debido a su rápida rotación, Regulus no tiene forma esférica, sino que está notablemente achatada en sus polos. Esto provoca el oscurecimiento gravitatorio: sus polos son considerablemente más calientes y cinco veces más brillantes que su ecuador. De hecho, si rotara tan sólo un 16% más rápido, la fuerza gravitatoria no podría contrarrestar la fuerza centrífuga y la estrella acabaría desintegrándose.

Regulus B es una estrella similar a Alfa Centauri B, con un 31% de la luminosidad del Sol y una masa en torno al 80% de la masa solar. Regulus C es muy pequeña y tenue, con una luminosidad de sólo el 0,31% de la solar y una quinta parte de la masa del Sol.

Bien así conocemos un poco más a Regulo y su constelacion…

Acontecimientos importantes en el X milenio A.C:

El haplogrupo J del cromosoma Y humano (antes llamado HG9 o Eu9/Eu10) es un haplogrupo del ADN del cromosoma Y humano formado a partir de 7 marcadores: 12f2.1, S6, S34, S35, M304, P209 y L134.

Se originó hace 12.800 años (según Semino et al. 2004) en Oriente Próximo, como una evolución del haplogrupo F y está cercanamente relacionado con el haplogrupo I. Se encuentra muy difundido en Oriente Próximo, el Cáucaso y África del norte, pero en frecuencias mucho menores en el sur de Europacuerno de ÁfricaAsia central y Sur de Asia.

Este anterior hecho es sumamente importante, como veremos despues…

File:Haplogroup J (Y-DNA).PNG

10 000 a. C.: termina la glaciación Würm III y empiezan los varios siglos de la Oscilación de Allerod (hasta fines de este milenio), de clima templado parecido al actual. Grandes inundaciones debido al derretimiento de glaciares. Todavía falta una última ola de frío (Würm IV, entre el 9000 y el 8000 a. C.), mucho más débil que las anteriores.

Würm III es un período glacial del Paleolítico Superior, que se inició el 14.000 a. C. tras la Oscilación de Bølling, de clima templado que marcó el final del período Würm II.

Fue interrumpido del 10.000 al 9.000 a. C. por la Oscilación de Allerød, de clima templado, reanudándose después hasta el 8.000 a. C. donde finalizó por un gran cambio climático de la Tierra.

Esta glaciación es una de las cuatro ocurridas. En Europa, se denomina Würm o Wiurm, y se la conoce con el nombre de Wisconsin en América.

La numeración III se corresponde con lo que se conoce como Würm III europeo, alpino o alemán.

  • 9700 a. C.: en Canadá se vuelve a crear el lago Agassiz (actualmente desaparecido), más grande que el mar Caspio.

El lago Agassiz fue un lago glacial situado en la parte central de América del Norte. Alimentado por la escorrentía glacial del final de la glaciación de Würm o Wisconsin, alcanzó un área mayor que la de todos los actuales Grandes Lagos juntos.

Se formó hace unos 13.000 años de calendario antes del presente (unos 11.000 años de 14C), a causa de la fusión de los glaciares que cubrían la parte septentrional del continente norteamericano formando la capa de hielo Lauréntida.5 Las aguas de la fusión de esta inmensa placa de hielo formaron un lago en su frente sur que cubría gran parte de Manitoba, el este de Ontario, el norte de Minnesota, el este de Dakota del Norte, ySaskatchewan, durante el período conocido como Younger Dryas.6 En el momento de alcanzar su máxima extensión pudo llegar a cubrir tanto como 440.000 km², es decir, sería mayor que cualquier lago actual

El primer desbordamiento del lago tuvo lugar hacia el Este, hace 12.900 años, como atestiguan algunas playas relictas de este periodo (estado Herman) y el vaciado final tendría lugar hace unos 8.400 años.  Los climatólogos creen que esa primera gran crecida del lago Agassiz aproximadamente hacia el año 10.900 a. C. se desbordó en dirección Este, por los grandes lagos y el río San Lorenzo, hacia el Océano Atlántico.  Esta pudo ser la causa del estadio glacial del Dryas Reciente. El retorno de los hielos por algún tiempo ofreció una pequeña tregua y tras la retirada del límite glacial en el norte de Canadá hace 9.900 años, nuevamente se rellenó. Estos eventos de desbordamiento o vaciado del lago tuvieron un impacto significativo sobre el clima, el nivel del mar y posiblemente sobre las primeras civilizaciones humanas.

Gran parte del vaciado final del lago Agassiz pudo haber ocurrido en un corto periodo de tiempo, quizá solo un año. Estudios recientes llevados a cabo por el científico británicoChris Turney vinculan este vaciado rápido y el aumento de un metro del mar que ello conllevó a la expansión de la agricultura en Europa, así como los distintos mitos sobre inundaciones de las culturas prehistóricas, incluyendo el diluvio universal de la biblia y La Atlantida.

El lago ha sufrido varios periodos de acumulación de agua (cuando sube la temperatura) seguidos de drenajes repentinos hacia el Atlántico Norte y al Océano Glacial Ártico. Esta enorme aportación de agua dulce y fría afecta a la circulación de la corriente del Golfo y a la circulación termohalina, lo que provoca efectos globales sobre el clima del hemisferio norte. Por ejemplo el vaciado parcial del lago ocurrido hace 12.800-12.900 años provocó un enfriamiento repentino en Europa, el periodo llamado Dryas Reciente. En pocos meses, la temperatura media bajó entre 5º y 15 °C. Los bosques de Escandinavia desaparecieron, reemplazados por una tundra glacial en la que predominaba la planta ártica Dryas octopetala, que da nombre al periodo. En el Levante mediterráneo el clima se hizo más seco, lo que provocó una disminución de recursos que quizá forzó a la cultura natufiense a desarrollar la agricultura.

Este enfriamiento del hemisferio norte hace crecer de nuevo los casquetes glaciares con la nieve acumulada. Cuando se normalizan las corrientes oceánicas, el lago vuelve a llenarse y, unos cientos de años más tarde, el rápido vaciado vuelve a comenzar el ciclo, del que se conocen al menos diez repeticiones. El vertido de cantidades de agua tan grandes produce una apreciable elevación del nivel del mar que puede ser el origen de los diferentes mitos sobre inundaciones de las culturas prehistóricas, como ya dije: el Diluvio Universal y la desaparición del la Atlantida.

  • 9600 a. C.: termina el periodo frío Younger Dryas. Grandes zonas con hielos eternos vuelven a ser habitables.

El Dryas Reciente o Joven Dryas (en inglés Younger Dryas) fue una breve (de 1300 ± 70 años de duración) fase de enfriamiento climático a finales del Pleistoceno, entre 12 700 y 11 500 años atrás.1 2 En la Teoría climática Blytt-Sernander, el Dryas Reciente sucede al interestadio Bölling/Allerød y precede al Preboreal del Holoceno inferior. Toma su nombre de la flor alpina Dryas octopetala. Hay indicios del impacto del cometa Clovis hace 12 900 años en América del Norte, que según una hipótesis reciente, podría haber iniciado el enfriamiento del Dryas Reciente.

La hipótesis del cometa Clovis fue la hipótesis de una gran explosión en el aire o un impacto astronómico de un objeto u objetos del espacio exterior que dio comienzo al período frío denominado Dryas Reciente hace 12,900 años (según el método de datación por carbono calibrado) o (hace 10,900 años según el método no calibrado)1

Un escenario propone que una explosión en el aire o un impacto en la Tierra con un enjambre raro de condritas carbonáceas o cometas prendió fuego a vastas zonas de América del Norte, causando la extinción de la mayoría de los grandes animales en América del Norte y la desaparición de la cultura Clovis al final de la última glaciación2 . Estos cuerpos estelares habrían estallado sobre o en la Capa de hielo Laurentino al norte de los grandes lagos. Una explosión aérea podría haber sido similar pero haber tenido una magnitud varios órdenes de magnitud más grande que el Evento de Tunguska en 1908. La vida animal y humana que no pereció directamente por la explosión o el resultado de los incendios forestales que asolaron el continente de costa a costa habrían perecido de hambre al estar quemada toda la supertficie del continente.

El diario británico Nature agregó la teoría en una noticia el 17 de mayo de 2007. El 24 de mayo de 2007, en una reunión de la Unión Geofísica Americana en Acapulco, México, se discutió esta hipótesis y reveló la evidencia. El 27 de septiembre de 2007, se presentó un artículo presentando resultados del grupo de Acapulco en Proceedings of the National Academy of Sciences. De acuerdo al estudio, el impacto puede haber conducido a disminuir inmediatamente la población humana en América del Norte en ese momento.

El hallazgo de diminutas partículas de polvo de diamante en seis puntos de Norteamérica, publicado hoy en Science, aporta nuevas evidencias de que una lluvia de fragmentos de cometa sacudió la Tierra hace 12.900 años, provocando la extinción en la región de diversas especies animales, incluido el mamut. La teoría del impacto extraterrestre fue lanzada en septiembre de 2007 por investigadores de varias instituciones de EEUU, pero fue recibida con escepticismo por buena parte de la comunidad científica.

El descubrimiento de nanodiamantes en sedimentos de hace 12.900 años en seis localizaciones de EEUU y Canadá confirma la hipótesis, ya que estas partículas se forman en condiciones de muy altas temperaturas y presiones, como las que aparecen tras el impacto de un meteorito. Los nanodiamantes, de hecho, ya fueron utilizados en la autopsia de los dinosaurios, para apoyar la teoría de su extinción por el choque de un asteroide.

El estudio, dirigido por el arqueólogo Douglas Kennett, de la Universidad de Oregon, subraya que el cataclismo habría tenido “enormes consecuencias medioambientales para plantas, animales y humanos en Norteamérica”. Según la teoría, la colisión habría contribuido al enfriamiento súbito del clima, conocido como Dryas Reciente, que tuvo lugar al final del Pleistoceno y supuso el final abrupto de los Clovis, una de las primeras culturas amerindias de la Edad de Piedra.

Se suele relacionar el Dryas Reciente con la adopción de la agricultura en el creciente fértil otro dato importante..

Ya tenemos:

Aparición de la Eva mitocondrial.

Aparicion de la Agricultura.

Cambio climatico brusco.

Inundaciones y diluvios a escala planetaria.

Impacto de un Cometa.

Seguimos….

  • En Irak, existen tres o más grupos lingüísticos, incluidos los sumerios y los pueblos semíticos, que podrían compartir una forma de vida y una política.

El calendario holoceno, también conocido como Era Humana, es una modificación modesta al calendario gregoriano, que fue propuesto por el científico estadounidense Cesare Emiliani. Según el mismo, el comienzo de la era actual coincide con el período del Holoceno, aproximadamente 10.000 años antes de nuestra época (el verdadero comienzo del período es irrelevante, para efectos de este calendario se fija en el 10.000 a. C.). Por consiguiente, a la fecha actual debemos agregarle diez mil años para obtener la fecha correspodiente en el calendario Holoceno. Por ejemplo, el año actual es el 12 013 de la Era Holocena (o 12 013 de la Era Humana).

Este novedoso sistema intenta eliminar la cuenta invertida de años que existe en el Calendario Gregoriano antes de Nuestra Era. Otro objetivo es desligar el calendario del nacimiento de Jesús de Nazaret.

Ahora es cuando entra en juego, el mito La Atlantida…y sus posibles descendientes…..

Atlántida (en griego antiguo Ατλαντίς νῆσος, Atlantís nēsos, ‘isla de Atlas’) es el nombre de una mítica1 isla, mencionada y descrita en los diálogos Timeo y Critias, textos delfilósofo griego Platón.

Los escritos de Platón sitúan la isla, «delante de las Columnas de Hércules»; la describen como “más grande que Libia y Asia juntas”, y la señalan como una potencia marítima que 9000 años antes de la época del legislador ateniense Solón habría conquistado gran parte de Europa y el norte de África, siendo sólo detenida por una hipotética Atenasprehelénica, después de lo cual habría desaparecido en el mar a causa de un violento terremoto y de un gran diluvio, «en un solo día y una noche terribles».

La descripción de los textos de Platón y el hecho de que en ellos parece narrase una historia verdadera, ha llevado a que, especialmente a partir de la segunda mitad del siglo XIX, durante el Romanticismo, se hayan propuesto numerosas conjeturas sobre la existencia y real ubicación de la isla.

Para mi, totalmente real…La isla de Atlas, enfrente de las costas de africa, y de la cordillera con el mismo nombre, El Atlas…

Las islas Canarias serian el vestigio remanente del continente perdido….

Pero sigamos:

se admite la posibilidad de que el mito haya sido inspirado en un fondo de realidad histórica vinculado a alguna catástrofe natural.

La Atlántida ha servido de inspiración para numerosas obras literariasmusicales y cinematográficas, especialmente historias de fantasía y ciencia-ficción.

File:Athanasius Kircher's Atlantis.gif

Mapa de Athanasius Kircher mostrando una supuesta ubicación de la Atlántida. (Mundus Subterraneus, 1669).

Las fuentes del relato de la Atlántida son el Timeo y el Critias, textos en diálogos del filósofo griego Platón. En ellos, Critias, discípulo de Sócrates, cuenta una historia que de niño escuchó de su abuelo y que éste, a su vez, supo de Solón, el venerado legislador ateniense, a quien se la habían contado sacerdotes egipcios en Sais, ciudad del delta del Nilo. La historia, que Critias afirma verdadera, se remonta en el tiempo a nueve mil años antes de la época de Solón, para narrar cómo los atenienses detuvieron el avance del imperio de los atlantes, belicosos habitantes de una gran isla llamada Atlántida, situada más allá de las Columnas de Hércules y que, al poco tiempo de la victoria ateniense, desapareció en el mar a causa de un violento terremoto y de un gran diluvio.

En el Timeo, Critias habla de la Atlántida en el contexto de un debate acerca de la sociedad ideal. Cuenta cómo llegó a enterarse de la historia y cómo fue que Solón la escuchó de los sacerdotes egipcios. Refiere la ubicación de la isla y la extensión de sus dominios en el mar Mediterráneo, la heroica victoria de los atenienses y, finalmente, cómo fue que el país de los atlantes se perdió en el mar. En el Critias, el relato se centra en la historia, geografía, organización y gobierno de la Atlántida, para luego comenzar a narrar cómo fue que los dioses decidieron castigar a los atlantes por su soberbia, momento en el que el relato se interrumpe abruptamente, quedando la historia inconclusa.

Los textos de Platón señalan la geografía de la Atlántida como escarpada, a excepción de una gran llanura de forma oblonga de 3000 por 2000 estadios, rodeada de montañas hasta el mar.8 A mitad de la longitud de la llanura, el relato ubica una montaña baja de todas partes, distante 50 estadios del mar, destacando que fue el hogar de uno de los primeros habitantes de la isla, Evenor, nacido del suelo.9

Según el Critias, Evenor tuvo una hija llamada Clito. Cuenta este escrito que Poseidón era el amo y señor de las tierras atlantes, puesto que, cuando los dioses se habían repartido el mundo, la suerte había querido que a Poseidón le correspondiera, entre otros lugares, la Atlántida. He aquí la razón de su gran influencia en esta isla. Este dios se enamoró de Clito y para protegerla, o mantenerla cautiva, creó tres anillos de agua en torno de la montaña que habitaba su amada.10 La pareja tuvo diez hijos, para los cuales el dios dividió la isla en respectivos diez reinos. Al hijo mayor, Atlas o Atlante, le entregó el reino que comprendía la montaña rodeada de círculos de agua, dándole, además, autoridad sobre sus hermanos. En honor a Atlas, la isla entera fue llamada Atlántida y el mar que la circundaba, Atlántico.11 Su hermano gemelo se llamaba Gadiro (Eumelo en griego) y gobernaba el extremo de la isla que se extendía desde las Columnas de Hércules hasta la región que por derivación de su nombre se denominaba Gadírica.12

Favorecida por Poseidón, la isla de Atlántida era abundante en recursos. Había toda clase de minerales, destacando el oricalco (cobre de montaña) más valioso que el oro para los atlantes y con usos religiosos (se especula que el relato hace referencia a una aleación natural del cobre). También había grandes bosques que proporcionaban ilimitada madera; numerosos animales, domésticos y salvajes, especialmente elefantes; copiosos y variados alimentos provenientes de la tierra.

Tal prosperidad dio a los atlantes el impulso para construir grandes obras. Edificaron sobre la montaña rodeada de círculos de agua una espléndida acrópolis plena de notables edificios, entre los que destacaban el Palacio Real y el templo de Poseidón. Construyeron un gran canal, de 50 estadios de longitud, para comunicar la costa con el anillo de agua exterior que rodeaba la metrópolis; y otro menor y cubierto, para conectar el anillo exterior con la ciudadela. Cada viaje hacia la ciudad era vigilado desde puertas y torres, y cada anillo estaba rodeado por un muro. Los muros estaban hechos de roca roja, blanca y negra sacada de los fosos, y recubiertos de latón, estaño y oricalco. Finalmente, cavaron, alrededor de la llanura oblonga, una gigantesca fosa a partir de la cual crearon una red de canales rectos que irrigaban todo el territorio de la planicie

Los reinos de la Atlántida formaban una confederación gobernada a través de leyes, las cuales se encontraban escritas en una columna de oricalco, en el Templo de Poseidón.18 Las principales leyes eran aquellas que disponían que los distintos reyes debían ayudarse mutuamente, no atacarse unos a otros y tomar las decisiones concernientes a la guerra, y otras actividades comunes, por consenso y bajo la dirección de la estirpe de Atlas.19 Alternadamente, cada cinco y seis años, los reyes se reunían para tomar acuerdos y para juzgar y sancionar a quienes de entre ellos habían incumplido las normas que los vinculaban.

La justicia y la virtud eran propios del gobierno de la Atlántida, pero cuando la naturaleza divina de los reyes descendientes de Poseidón se vio disminuida, la soberbia y las ansias de dominación se volvieron características de los atlantes. Según el Timeo, comenzaron una política de expansión que los llevó a controlar los pueblos de Libia hasta Egipto y de Europa, hasta Tirrenia. Cuando trataron de someter a Grecia y Egipto, fueron derrotados por los atenienses.

El Critias señala que los dioses decidieron castigar a los atlantes por su soberbia, pero el relato se interrumpe en el momento en queZeus y los demás dioses se reúnen para determinar la sanción. Sin embargo, habitualmente se suele asumir que el castigo fue un gran terremoto y una subsiguiente inundación que hizo desaparecer la isla en el mar, “en un día y una noche terribles”, según señala el diálogo en Timeo.

Se conservan algunos párrafos de escritores antiguos que aluden a los escritos de Platón sobre la Atlántida. Estrabón, en el siglo I a. C., parece compartir la opinión de Posidonio(c. 135-51 a. C.) acerca de que el relato de Platón no era una ficción. Un siglo más tarde, Plinio el Viejo nos señala en su Historia Natural que, de dar crédito a Platón, deberíamos asumir que el océano Atlántico se llevó en el pasado extensas tierras. Por su parte, Plutarco, en el siglo II, nos informa de los nombres de los sacerdotes egipcios que habrían relatado a Solón la historia de la Atlántida: Sonkhis de Sais y Psenophis de Heliópolis. Finalmente, en el siglo V, comentando el TimeoProclo refiere que Crantor(aprox. 340-290 a. C.), filósofo de la Academia platónica, viajó a Egipto y pudo ver las estelas en que se hallaba escrito el relato que escuchó Solón. Otros autores antiguos y bizantinos como TeopompoPlinioDiodoro SículoClaudio Eliano y Eustacio, entre otros, también hablan sobre la Atlántida, o los atlantes, o sobre una ignota civilización atlántica.

Si bien conocida, durante la Edad Media la historia de la Atlántida no llamó mayormente la atención. En el Renacimiento, la leyenda fue recuperada por los humanistas, quienes la asumirán unas veces como vestigio de una sabiduría geográfica olvidada y otras, como símbolo de un porvenir utópico. El escritor mexicano Alfonso Reyes Ochoa afirma que la Atlántida, así resucitada por los humanistas, trabajó por el descubrimiento de AméricaFrancisco López de Gómara en su Historia General de las Indias, de 1552, afirma queColón pudo haber estado influido por la leyenda atlántida y ve en voz náhuatl atl (agua) un indicio de vínculo entre aztecas y atlantes. Durante los siglos XVI y XVII, varias islas (AzoresCanariasAntillas, etc.) figuraron en los mapas como restos del continente perdido. En 1626, el filósofo inglés Francis Bacon pública La Nueva Atlántida (The New Atlantis), utopía en pro de un mundo basado en los principios de la razón y el progreso científico y técnico. En España, en 1673, el cronista José Pellicer de Ossau identifica la Atlántida con la península Ibérica, asociando a los atlantes con los misteriosos tartesios.

File:Atlantis map 1882.jpg

Atlántida esotérica:

No será hasta la segunda mitad del siglo XIX, que la historia de la Atlántida adquiera la fascinación que provoca hasta hoy en día. En 1869, Julio Verne escribe Veinte mil leguas de viaje submarino, novela que en su capítulo IX describe un alucinante encuentro de los protagonistas con los restos de una sumergida Atlántida. Tiempo después, en 1883, Ignatius Donnelly, congresista norteamericano, pública Atlántida: El Mundo Antediluviano (Atlantis: The Antediluvian World). En dicha obra, Donnelly, a partir de las semejanzas que aprecia entre las culturas egipcia y mesoamericana, hace converger, de modo muchas veces caprichoso, una serie de antecedentes y observaciones que lo llevan a concluir que hubo una región, desaparecida, que fue el origen de toda civilización humana (véase difusionismo) y cuyo eco habría perdurado en la leyenda de la Atlántida. El libro de Donnelly tuvo gran acogida de público (fue reeditado hasta 1976), en una época en que el avance de la ciencia permitía a su hipótesis aparecer seductoramente verosímil. Tanto fue así, que el gobierno británico organizó una expedición a las islas Azores, lugar donde el escritor situaba la Atlántida.

El éxito de Donnelly motivó a los autores más diversos a plantear sus propias teorías. En 1888, la ocultista Madame Blavatsky publicó La Doctrina Secreta. Allí aludía al El Libro de Dzyan un supuesto documento tibetano cuyo origen remoto estaría en la Atlántida. Según Blavatsky, los atlantes habrían sido una raza de humanos anterior a la nuestra, cuya civilización habría alcanzado un notable desarrollo científico y espiritual.

En 1938, el jerarca nazi Heinrich Himmler organizó, en el contexto del misticismo nacionalsocialista, una serie de expediciones a distintos lugares del mundo en busca de los antepasados atlantes de la raza aria.

En 1940, el médium norteamericano Edgar Cayce predice que en 1968 la Atlántida volverá a la superficie frente a las costas de Florida. Un año después de esa fecha, en 1969, se descubre una formación rocosa sumergida en las aguas de la isla de Bimini, Bahamas, a unos 80 km al este de Miami. Esta estructura, llamada Carretera de Bimini o Muro de Bimini, fue considerada como un resto de la isla desaparecida, alegándose que cumplía la predicción de Cayce. Sin embargo, los expertos geólogos sostienen que se trata de una formación natural conocida como roca de playa.

Atlántida en España

Por su parte, en 1922, el arqueólogo alemán Adolf Schulten retomó y popularizó la idea de que Tartessos fue la Atlántida.43 Hipótesis que había tomado de los historiadores españoles Francisco Fernández y González (finales del s. XIX) y su hijo, Juan Fernández Amador de los Ríos (1919) y que desde entonces ha contado con varios seguidores hasta el día de hoy.

En el año 2005, un equipo multidisciplinar de investigadores del CSIC (Juan José Villarias RoblesSebastian Celestino Pérez y Ángel León) y de la Universidad de Huelva (Antonio Rodríguez Ramírez), en el marco del denominado Proyecto “Constratación de la hipótesis de Wickboldt-Kühne”, comprueban sobre el terreno si las formas geométricas que se advierten en las imágenes de 1996 del Espacio Natural de Doñana obtenidas desde el satélite indio IRS y señaladas por los investigadores alemanes Werner Wickboldt(Braunschweiger Zeitung, 10 de enero y 19 de febrero de 2003) y Rainer W. Kühne (Antiquity, Vol. 78, Nº 300, junio de 2004), y las que el escritor y atlantólogo hispanocubano Georgeos Díaz-Montexano  aportó -públicamente- a Rainer Kühne en el 2003 en el forum Atlantis Rising, corresponden a un yacimiento arqueológico de importancia tal como la Atlántida o Tartessos. Los resultados de las pruebas realizadas (georradar, tomografía, sondeos, catas sedimentológicas) entre 2005 y 2010 no permitieron descartar que tales formas geométricas obedecieran a los restos arqueológicos referidos por Wickboldt y Kühne, ni siquiera se pudo constatar la verdadera naturaleza de tales extrañas formaciones, aunque se insistió en que era muy poco probable que fueran naturales o geomorfológicas, tal como se refleja en los informes presentados ante el CSIC y la Junta de Andalucía y que se pueden consultar en la web del CSIC ..

Basado en las investigaciones del CSIC y la Universidad de Huelva National Geographic Society emitió en marzo del 2011 un documental sobre la Atlántida, “Finding Atlantis”,bajo la conducción del profesor de la Universidad de Hartford (Connecticut), Richard Freund, quien, basándose en anteriores hipótesis de autores españoles y alemanes, defiende la posible localización de la capital de la Atlántida en el Parque de Doñana, la cual habría sido enterrada por un poderoso tsunami, actualmente hay una expedición buscando los restos, frente a las costas de Cadiz.

Vamos a conocer un poco más a ese misterioso Pueblo, Los Tartesios:

Tartessos o Tartéside (griegoΤάρτησσοςlatínTartessus) fue el nombre por el que los griegos conocían a la que creyeron primera civilización de Occidente. Posible heredera del Bronce final atlántico, supuestamente se desarrolló en el triángulo formado por las actuales provincias de HuelvaSevilla y Cádiz, en la costa suroeste de la península Ibérica, influyendo sobre las tierras del interior y el Algarve portugués. Se presume que tuvo por eje el río Tartessos, y que pudo ser el que los romanos llamaron luego Betis (antes Oleum flumen = río de aceite) y los árabes Guadalquivir (que significa río grande). Sin embargo, hay autores que la situan en la confluencia de las bocas del Odiel con el Tinto (ría de Huelva), puesto que bajo la propia ciudad onubense es sabido que se hallan sepultados importantes restos. Si bien, no faltan propuestas de posible ubicación en el Mar Menor, en las bocas del Guadiana, en el Delta del Ebro o en el Tajo. Los tartesios desarrollaron presumiblemente una lengua y escritura distinta a la de los pueblos vecinos y, en su fase final, tuvieron influencias culturales de egipcios y fenicios.

La primera fuente histórica que alude a Tartessos es la Historia de Heródoto, del siglo V a. C., que habla del rey Argantonio(significa Hombre de plata y se dice que gobernó cien años) y su incontable riqueza, sabiduría y generosidad. Una más tardía data del siglo IV, del escritor romano Rufo Festo Avieno, que escribió una obra titulada Ora maritima, poema en el que se describen las costas mediterráneas. Según el poeta, utilizó fuentes antiquísimas de autor desconocido. Una de estas fuentes data del siglo IV a. C., de la que Avieno escribió que era un “periplo”, es decir, un viaje de navegación costera, realizado por un marino griego y cartaginés, en el que partiendo de las costas de Britannia o de Cornualles (Inglaterra) llegó hasta Massalia (Marsella). Como resultado de aquel viaje se narran los lugares visitados por el desconocido marino, que proporciona las noticias más antiguas sobre la Península Ibérica.

File:Estrella tartésica.svg

Estrella Tartesica.

File:Tartessos.png

Sobre el origen de la cultura tartesia se ha escrito mucho, a pesar de lo cual nada es seguro todavía. Entre las corrientes principales estarían laindigenista y la colonialista:

  • Según las investigaciones más recientes esta cultura se formó a partir de la evolución de las poblaciones locales herederas del Bronce del suroeste peninsular, evolución que llegó a su clímax cuando comenzaron a relacionarse con los enclaves fenicios del litoral.
  • Según otros, la cultura tartesia sería el resultado exclusivo de la aculturación de los indígenas por parte de los fenicios. Esta teoría se apoya en las cronologías de colonización y en los restos arqueológicos, como cerámicas de retícula bruñida, de barniz rojo y las representaciones religiosas, que claramente hacen referencias a dioses orientales, como AstartéBaal o Melkhart (que bajo su forma de toro aparece representado en numerosas ocasiones).

Sobre el origen de los propios tartesios, y en el marco de las teorías difusionistas tan en boga hasta los años 70 del siglo XX, se ha llegado a decir que llegaron a la Península con los Pueblos del Mar, o incluso que pudieron ser pueblos indoeuropeos, más específicamente, precursores de la cultura Celta. En tal caso, pudieron haber llegado junto con el neolítico y la agricultura, desde el Medio Oriente ; o bien, de las estepas al norte delCáucaso, asentándose sobre las gentes prehistóricas en Iberia, quizá formado antes aún la cultura de Los Millares, y mucho más tarde, la de los Campos de urnas.

No es seguro que existiera una ciudad llamada Tartessos y no ha sido hallada ninguna que pueda ser identificada como tal. Las diferentes fuentes antiguas son a veces contradictorias entre sí, y no parece posible hacerlas cuadrar con datos arqueológicos.  Lo que sigue es sólo una relación de las distintas hipótesis sobre su posible localización.

Aunque están perfectamente documentados otros poblados a lo largo del valle del Guadalquivir, territorio de expansión de la Civilización de Tartessos. Su capital quizá fuera Turta o *Tarta, en algún lugar de los alrededores del gran delta delGuadalquivir. Sin embargo, si seguimos las fuentes clásicas y bizantinas que describen la ubicación de la capital, estaría situada en el cauce del Tartessos/Guadalquivir (único río con entidad suficiente como para ser considerado “el más largo de Iberia”), en algún punto entre la actual Coria del Río y la zona frontera al Aljarafe sevillano e Isla Mayor[cita requerida]: efectivamente, hasta bien entrada la época de dominación romana, la desembocadura del río tenía lugar en el Lacus Ligustinus, actualmente convertido en las marismas del Bajo Guadalquivir. En la zona de la desembocadura había varios brazos, alguno de los cuales subsistió de hecho como dos lagunas sucesivas en el interior de la Sevilla del S XVI. Entre esos brazos quedaban definidas varias islas, a las que se hace referencia en los escritos citados. El Guadaíra, que hoy es afluente de Guadalquivir, era un río independiente con cierta entidad y desembocaba justo en la confluencia de Guadalquivir y el Ligustinus. Probablemente, la ciudad y la civilización ya existían antes del 1000 a. C. dedicadas al comercio, la metalurgia y la pesca, pero no en la forma que conoceríamos como el Tartessos clásico.

La posterior llegada de los fenicios y su establecimiento en ‘GdrGadir (actual Cádiz), tal vez estimuló su imperialismo sobre las tierras y ciudades del entorno, la intensificación de la explotación de las minas de cobre y plata (Tartessos se convirtió en el principal proveedor de bronce y plata del Mediterráneo), así como la navegación hasta las islas Casitérides (las Islas Británicas o más concretamente las islas Sorlingas), de donde importaron el estaño necesario para la producción de bronce, aunque también lo obtenían por el lavado de arenas estanníferas a la vez que producían un tipo de bronce arsenicado que no llevaba estaño.

Una hipótesis apoyada por las referencias clásicas es la identificación de Gádir con Tartessos.Alvar, Jaime (1989). «Tartessos-ciudad = Cádiz. Apuntes para una posible identlficación». Gerión. Revista de Historia Antigua.. Según esta hipótesis, Tartessos sería una denominación genérica para una región, mientras que la ciudad de Tartessos correspondería entonces a la única urbe con entidad de la zona, la Gádir fenicia. Ya que Gádir significa únicamente recinto amurallado, para poder indentificar claramente de dónde provenían las mercancías, los fenicios podrían haber comenzado a usar expresiones como “de la ciudad en Tartessos”, provocando así la confusión en las fuentes. Esto sería coherente con el hecho de que existan fuentes que hablen de la ciudad y sin embargo no se encuentren restos arqueológicos de ella.

A favor de la teoría tradicional, un trabajo de reciente publicación, vuelve a ofrecer un soporte importante a la antigua teoría en la desembocadura del Guadalquivir, pues en el mismo se muestra el descubrimiento de la localización de Tartessos en pleno territorio de Doñana, Huelva, justo en el área comprendida entre el brazo oriental del Guadalquivir y Río Tinto (u otro más oriental ya desaparecido), representada con el símbolo de ciudad amurallada y con el nombre en griego de Τάρτησος (con una sola sigma) en un antiguo mapa griego bizantino de origen clásico que fue construido tomándose como base un mapa de tradición fenicia como el de Marino de Tiro y mapas griegos como los de Potelemeo y Estrabón, entre otros. Tal evidencia demostraría, cuando menos, que para los autores de este mapa -fueran fenicios o griegos de la Antigüedad Clásica, o bizantinos- éste era el lugar donde se localizaba la ciudad de Tartessos y no Cádiz. 

Se conocen algunas ciudades de Tartessos como Turta (capital o ciudad principal de la Turdetania), Mastia (actual Cartagena), Molybdan, de la que sólo se conoce el nombre, yElibirge, posterior Iliberri; nombre que coincide, por cierto, con los términos propuestos en protovasco para “ciudad nueva” -*hili(r) y berri-. (Ver vascoiberismo). De ese nombre, Iliberri, deriva su denominación actual, Elvira en la provincia de Granada

La tradición literaria clásica dice que su forma de gobierno era la monarquía y que poseían leyes escritas en verso en tablas de bronce desde tiempo inmemorial; Estrabón habla de 6.000 años antes de su época

Reyes mitológicos:

  • Gerión: Primer rey mitológico de Tartessos. De acuerdo a ciertos mitos era un gigante tricéfalo, o al menos con tres cuerpos de cintura para arriba, que pastoreaba sus grandes manadas de bueyes a las orillas del Guadalquivir. El mito dice que una de las doce pruebas de Heracles era el robo de los bueyes de Gerión. También dice la leyenda que Gerión era un gigante que fue vencido por Heracles y sobre el que construyó la Torre de Hércules, en La Coruña.
  • Gárgoris: Primer rey de la segunda dinastía mitológica tartésica, rey de los curetes. Inventó la apicultura y el comercio.
  • Habis (Habidis): Hijo bastardo de Gárgoris no reconocido, escapó de la muerte ordenada por su padre viviendo entre las bestias. Fue amamantado por una cierva hasta hacerse un hombre y ser después reconocido por su padre. Descubrió la agricultura, atando dos bueyes a un arado. Formuló las primeras leyes, dividió la sociedad en siete clases y prohibió el trabajo a los nobles. Bajo su reinado se establece un sistema social en que unos pocos viven a costa del trabajo y la miseria de una mayoría pobre. Cuentan que dividió el reino en siete ciudades.

Sobre estos dos últimos monarcas se escribió la Tragicomedia de Gárgoris y Habis, que menciona un sistema social basado en la explotación del hombre por el hombre, nacido tras el descubrimiento de la agricultura.

Argantonio es el único rey del que se tienen referencias históricas. Se sabe que fue el último rey de Tartessos. Vivió 120 años según Heródoto, aunque algunos historiadores piensan que puedan referirse a varios reyes conocidos por el mismo nombre. También dice Heródoto que su reinado duró 80 años, desde el 630 a. C. al 550 a. C. Propició el comercio con los griegos foceos durante 40 años, que crearon varias colonias costeras durante su reinado.

Bronce tartésico conocido como “Bronce Carriazo“, que representa a la diosa fenicia Astarté como diosa de lasmarismas y los esteros. El objeto se encuentra en el Museo Arqueológico de Sevilla y es una de las obras tartésicas más conocidas.

La base fundamental de la economía de los Tartessos era la agricultura, la ganadería y la pesca. Sin embargo, la riqueza por excelencia fueron los metales, especialmente el oro, la plata y el estaño. Cuando las minas del Sinaí cayeron en desuso, los fenicios buscaron metales en esta zona. Su principal fuente de riqueza era la plata para la acuñación de monedas.

Se especializaron sobre todo en el cultivo de cereales, usando las técnicas importadas de los fenicios, sin olvidar las huertas y los frutales.

La ganadería era muy importante, especialmente para consumo interno.

El comercio fue la base de su economía y, a cambio de los metales, recibieron joyas, telas y otros productos manufacturados. Este trueque fue muy importante, ya que facilitó el intercambio de aspectos culturales y religiosos

En el siglo VI a. C., Tartessos desaparece abruptamente de la historia, posiblemente barrida por Cartago y las demás colonias fenicias (Gadir, metrópolis fenicia, se encontraba en pleno reino tartessio) que, después de la batalla de Alalia, entre Cartago y Grecia, le hicieron pagar así su alianza con los griegos focenses. Otros dicen que fue refundada, sobre condiciones poco claras, con el nombre de Carpia. Los romanos llamaron a la amplia Bahía de Cádiz ‘Tartessius Sinus’, pero el reino ya no existía.

También se considera que el agotamiento de las vetas de minerales, fuente principal de su riqueza comercial, habría colapsado la economía tartésica y creado convulsiones sociales al perder las élites la fuente de su riqueza y poder, basado en el comercio exterior. Una vez desaparecidas las élites, habría desaparecido la unidad política y social de los núcleos tartésicos.

Otras teorías afirman que su desaparición pudo deberse a invasiones de los celtas e incluso se habla de que pudo haber un terremoto.

Más recientemente se ha planteado que esta civilización pudo ser barrida del mapa por la sucesión de desastres naturales en la zona.

Reproducción de la Estela de Bensafrim, mostrando una inscripción en lo que se cree es la lengua de Tartessos.

A pesar de que hay numerosos restos arqueológicos en el sur de España, como el tesoro del Carambolo, que se consideran pertenecientes a la cultura tartésica, la ciudad de Tartessos aún no ha sido hallada. Su posible emplazamiento ha sido objeto de estudio por el arqueólogo e hispanista alemán Adolf Schulten (18701960), que murió sin ver cumplido su sueño de encontrar la ciudad. Su teoría sobre la ciudad de Tartessos fue muy polémica y muchos la tacharon de fantasiosa. Creyó que la ciudad podría estar en el coto de Doñana, siendo avalada esta tesis por el hallazgo de la Estela Tartésica de Villamanrique, ocurrido el 22 de marzo de 1978 en el paraje denominado Chillas (situado en Villamanrique de la Condesa, Sevilla, una localidad limítrofe con el Parque Nacional de Doñana) por dos de sus vecinos (D. Manuel Zurita Chacón y D. Manuel Carrasco Díaz). Esta inscripción arqueológica en piedra única, del s. VI a. C., que nos documenta sobre la escritura indígena, se conserva en el Museo Arqueológico Provincial de Sevilla.

Siguiendo la hipótesis de Doñana, los investigadores del CSIC Sebastián Celestino y Juan Villarías Robles, el profesor de la Universidad de Huelva Antonio Rodríguez y el historiador Ángel León hicieron desde el verano de 2005 hasta el de 2008 una campaña geofísica, superficial y de fotografía aérea en la zona de la Marisma de Hinojos, donde fotografías satelitales y muestras del subsuelo sugieren que podrían haber restos antrópicos, desconociéndose por el momento su datación. Durante la campaña de 2009parece que se han iniciado los primeros sondeos arqueológicos, sin que por el momento se hayan publicado resultados de los mismos. como dije anteriormente, los trabajos persisten actualmente.

  • «Dicen que Tartessos es un río en la tierra de los iberos, llegando al mar por dos bocas y que entre esas dos bocas se encuentra una ciudad de ese mismo nombre. El río, que es el más largo de Iberia y tiene marea, llamado en días más recientes Baetis y hay algunos que piensan que Tartessos fue el nombre antiguo de Carpia, una ciudad de los iberos».
  • En la Biblia aparecen referencias a un lugar llamado ‘Tarshish’, también conocido como ‘Tarsis’ o ‘Tarsisch’. «En efecto, el Rey Salomón tenía naves de Tarsis en el mar junto con las naves de Hiram. Las naves de Tarsis venían una vez cada tres años y traían oro, plata, marfil, monos y pavos reales. Antiguo Testamento, Libro de los Reyes I, 10-22». En la actualidad, algunos creen que Salomón no se refería a Tartessos, sino que se refería al puerto de Aqaba, en la península del Sinaí.
  • En un texto del Profeta Ezequiel (27, 12) (siglo VI a. C.) se comenta que Tiro comerciaba con Tarsis y en este caso es posible que sí se refiera a Tartessos, puesto que Fenicia ya había contactado con ellos.
  • En el Libro de Jonás 1,3 (siglo VIII a.C.) dice:”Pero Jonás se levantó para ir a Tarsis, lejos de la presencia de Yahvéh. Bajó a Yoppe y encontró una nave que iba a zarpar hacia Tarsis. Pagó el pasaje y se embarcó en ella para ir con ellos a Tarsis, lejos de la presencia de Yahvéh”
  • En la estela de Nora (siglo IX a. C.), encontrada en Cerdeña y escrita en fenicio, un navegante chipriota agradece al dios Pumar haber llegado a su hogar BTRŠŠ sano y salvo. El acrónimo BTRŠŠ ha sido relacionado por muchos especialistas con Tarshish (Tartessos). Pero también se interpreta por templo del cabo y mina o fundición, haciendo una más que posible referencia a la propia Cerdeña que era explotada por su riqueza mineral por los fenicios.
  • En la estela de Assarhaddon (siglo VII a. C.) aparece el nombre de Tarsis, pero no se puede referir a Tartessos porque los Asirios no tuvieron ninguna relación con elMediterráneo Occidental.
  • El poeta Estesícoro (siglo VI a. C.) menciona a Tartessos en su Geroneida, donde se narra el décimo trabajo que encomendó Euristeo a Heracles que consistía en matar al gigante Gerión, que gobernaba en un reino cercano a Tartessos. Se considera como la primera referencia oficial a Tartessos.
  • Anacreonte en el 530 a. C. hace referencia en una de sus obras a la riqueza y la complejidad política del reino tartésico.
  • Cuando el viajero Pausanias visitó Grecia en el siglo II a. C. (Paus. Desc. 6.XIX.3) vio dos cámaras en un santuario de Olimpia, que la gente de Elis afirmaba realizadas con bronce tartesio.
  • Heródoto habla sobre el rey Argantonio y de las relaciones de Tartessos con Grecia:

…un navío samio, que tenía por patrono a Colaios y que se dirigía hacia Egipto, fue arrojado fuera de su ruta a la isla de Platea; las samios confiaron todo el asunto a Corobios y le hicieron un depósito de víveres para un año. Ellos mismos, que, al partir de la isla, habían marchado con un enorme deseo de llegar a Egipto, navegaron fuera de su ruta, arrastrados por el viento del Este; y, sin dejar de soplar el viento, alcanzaron las columnas de Hércules y, conducidos por un dios, llegaron a Tartessos. Este lugar de comercio estaba sin explotar en esta época, de forma que, a su vuelta, estos samios realizaron con su cargamento el mayor beneficio que haya conseguido hasta ahora ningún griego, del que nosotros tengamos referencias exactas, si exceptuamos a Sóstrato, hijo de Laodamente de Egina, que ningún otro puede compararse con éste. De sus ganancias los samios dedujeron el diezmo, seis talentos y ordenaron fabricar un jarrón de bronce en forma crátera argólica.

MAS HIPOTESIS:

A lo largo de la historia, y en especial tras la llegada a la fama de Ignatius Donnelly, han aparecido numerosas hipótesis sobre la localización que tuvo la Atlántida, las causas de su desaparición y la naturaleza de la civilización atlante. Algunas de las hipótesis modernas proponen que algunos de los elementos de la historia de Platón se derivan de hechos o mitos vinculados a lugares y culturas conocidas. Otras usan bases paranormales para localizar la Atlántida o dar explicación a algunos aspectos del mito. Las teorías que postulaban a la Atlántida como un continente, distinto a los existentes, quedaron descartadas al comprobarse el fenómeno de la deriva continental“.

En julio de 2005 se celebró en la isla griega de Milo el Primer congreso de las hipótesis sobre la Atlántida, donde la mayoría de los 120 participantes (42 de los cuales estaban vinculados a universidades y centros de investigación) declararon su apoyo a la idea de la existencia de una base histórico-geográfica para el relato de Platón sobre la Atlántida. Quedó convocado un segundo encuentro para 2008. La conclusión principal obtenida en la reunión en Milos, la lista de 24 criterios necesarios para la calificación de teorías sobre la Atlántida, excluye a gran parte de las hipótesis actualmente existentes, otorgando posibilidades de éxito futuro sólo a aquellas que se ajusten de mejor forma a lo descrito por Platón en el Timeo y en el Critias, entre estos, que la legendaria isla se ubique frente a las Columnas de Hércules, en el Mar Atlántico.

Por otra parte, los académicos y expertos en el pensamiento platónico consideran que la Atlántida jamás tuvo existencia real. Según el consenso científico el relato de Platón tiene una finalidad metafórica y simbólica más que historiográfica. A lo sumo podría considerarse que ciertos hechos históricos; el anegamiento de tierras, como la isla de Atalanta, las Guerras Médicas y los enfrentamientos entre siracusanos y cartagineses o, incluso, un diluido recuerdo de la potencia minoica estén en la base de un escrito destinado a ilustrar un punto de vista filosófico. Recogiendo este consenso, la doctora Julia Annas, profesora de filosofía de la Universidad de Arizona, manifiesta lo siguiente:

La continuada industria del descubrimiento de la Atlántida ilustra los peligros de leer a Platón. En él es claro el uso de lo que se ha convertido en un estándar en la ficción – recalcando la historicidad de un evento (y el descubrimiento de desconocidas autoridades hasta el momento) como indicador de que lo que sigue es ficción. La idea es que deberíamos utilizar esta historia para examinar nuestras nociones sobre el gobierno y el poder. Hemos olvidado esto y en lugar de reflexionar respecto a tales asuntos salimos a explorar el lecho marino. El continuado malentendido de Platón como historiador nos permite ver porqué su desconfianza de la escritura imaginativa está a veces justificada.

El profesor Pedro Amorós Juan, de la Universidad de Murcia, coincidiendo con lo anterior, destaca que Platón: :

“(Platón)…ha recurrido a unos cuantos nombres de la tradición y ha contado en el Timeo y en el Critias un logos relacionado con los tiempos antiguos que merece ser escuchado. Así pues, también Platón tiene formas de “mitologizar” con agrado. Pero en Platón se «mitologiza» sobre la justicia y demás cosas de importancia. A modo de entretenimiento y de juego se enseña adecuadamente la verdad”. 

La mayoría de los expertos en filología griega y estudiosos del pensamiento griego en general y platónico en particular, aseveran que Platón hace uso aquí de un recurso muy común en sus escritos; la ironía, al presentar el discurso como “verdadero” pone en guardia al lector sobre sus intenciones.

En lo que respecta a los estudiosos que aceptan como posible la existencia de Atlántida, cabe señalar que muy pocos de ellos se especializan en Historia Antigua, FilologíaClásica o Arqueología, siendo en su mayoría aficionados provenientes de diversos campos. Sin embargo, existe un número reducido entre aquellos que mantienen la existencia de un núcleo histórico en el relato platónico, que han intentado utilizar metodología histórica para encontrarlo. Estos estudiosos, como Marinatos o J. V. Luce, reconocen que Platón crea la historia de la Atlántida, con el propósito de expresar sus reflexiones políticas, pero añaden que su relato deja entrever antiguas tradiciones sobre las civilizaciones de la cuenca del Egeo durante la Edad del Bronce.

Existen numerosas hipótesis en cuanto a la posible ubicación de la mítica Atlántida; algunas pretenden ser científicas, otras son manifiestamente pseudocientíficas y esotéricas. Se pueden dividir de la siguiente forma:

En 1999, el periodista y escritor británico Graham Hancock realizó para la BBC el documental “Atlantis Reborn”, en el que documentaba con gran detalle su hipótesis de una catástrofe planetaria y la desaparición de una civilización anterior. Esta hipótesis, también publicada en forma de libro, se apoya tanto en los relatos de la tradición oral de religiones y pueblos antiguos como en sus propias teorías sobre la desviación del eje terrestre. Las ideas de Hancock postulan una influencia entre algunos supervivientes de esa pasada civilización y los albores de la actual, estos supervivientes narrarían el mito de la Atlántida, recogido en Platón y, según Hancock, otras fuentes antiguas. El libro de Hancock Tras las huellas de los dioses señala un desplazamiento del eje magnético de la tierra como el origen de la catástrofre. Al corregir mediante computación esa desviación desviamiento, Hancock pretende demostrar que diversas edificaciones antiguas alrededor de todo mundo muestran una concordancia exacta con las constelaciones del fimamento, para lo cual considera que esas construcciones son más antiguas de lo que se admitido y presupone que fueron diseñadas en función de ciertos patrones astronómicos, hoy sabemos que  existieron estas catastrofes, fin de la ultima glaciación, inundaciones, diluvios, el impacto de un Cometa…

Según Paulino Zamarro, la Atlántida estaría situada en el mar Egeo en torno a las islas Cícladas tenía una extensión de unos 5300 km2 y se sumergió bajo las aguas por una avalancha marina proveniente de la ruptura de un supuesto istmo que pudo existir en el mismo estrecho de Gibraltar hasta hace unos 7.500 años

  • Según el atlantólogo y escritor Georgeos Díaz-Montexano, la Atlántida estaría junto al Estrecho de Gibraltar, siendo un imperio Íbero-Mauretano. En su hipótesis defiende las afirmaciones vertidas por el propio Platón en sus relatos del Timeo y el Critias sobre la isla o península (en griego Nêsos) Atlántica o de la Atlántida, la cual se hallaba “ante la boca” (en griego pro tou stomatós) de las Columnas de Hércules (Gibraltar), y en la cual existía una región denominada Gadeira ( es decir la fenicia Gades, hoy Cádiz) y una isla-acrópolis que desapareció bajo el mar, a finales de la Edad del Bronce, cuando reinaban en Atenas los legendarios reyes de la Dinastía Cecrópida, según deduce deCritias 110a-b. Entre finales del 2001 y principios del 2002, Díaz-Montexano, siguiendo con la misma teoría publicada en marzo del 2000 sobre la Atlántida Ibero-Marroquí, señaló que había precisado (al contar con nuevos datos documentales y arqueológicos) que la isla-acrópolis de Atlantis se hallaría en la punta actualmente sumergida frente a Trafalgar. Esta isla, con una extensión de más de 200 km², se hallaba justamente delante de la boca del Estrecho, casi en el vestíbulo, como afirmaba Platón (según se puede constatar a través las traducciones latinas de CalcidioFicino y Cornario, entre otros) y muy cerca de la Isla sumergida de Majuan o Espartel. que se esta investigando actualmente.
  • Majuán y Espartel son los dos nombres que recibe una isla sumergida en el ámbito del Estrecho de Gibraltar (coordenadas 35°55′ N 5°58′ O), cerca del cabo Espartel y delUmbral de Camarinal, cuya máxima altitud se ubica a 56 metros bajo el nivel del mar. Fue una isla que desapareció bajo la superficie de las aguas hace unos 12.000 años, al terminar la última glaciación y subir el nivel de los océanos. estos datos cuadran por todos lados…

El umbral de Espartel separa las cuencas mediterránea y atlántica. Alcanzó su actual configuración durante la inundación Zancliense del Mediterráneo, que puso fin a la desecación del Mediterráneo al final de la crisis salina del Mesiniense. La fuerza de las aguas condujo a la erosión del fondo marino.2 3

En diversas ocasiones se ha especulado que la mítica Atlántida fue justamente Espartel. En septiembre del 2001 el geólogo francés Jacques Collina-Girard expuso esta teoría. La teoría de Collina argumenta que el fin de la última glaciación hizo que el mar subiera 135 metros hasta la cota actual, invadiendo el Estrecho de Gibraltar y creando un mar pequeño y semi-cerrado de unos 70×20 kilómetros entre el Mar Mediterráneo y el Océano Atlántico. El banco de Espartel formó un archipiélago en este pequeño mar, cuya isla principal hubiese medido unos 10 o 12 kilómetros a lo largo de su mayor eje. Con la subida del nivel del mar la isla empezó a hundirse lentamente, pero alrededor del 9400 a. C. la subida de las aguas se aceleró, ascendiendo 4 metros por siglo. Durante este tiempo se registró un terremoto de magnitud 9 (argumento defendido por el geógrafo marino Marc-Andrè Gutscher) en la zona, lo cual contribuyó a que la isla desapareciera definitivamente bajo el mar, generando maremotos. Collina propuso que el recuerdo de la desaparición de la isla se mantuvo en el Antiguo Egipto durante 5.000 años, antes siquiera de la invención de la escritura, hasta que finalmente fue grabado por los primeros escribas en torno altercer o cuarto milenio a.C. Más tarde Platón habría conocido la historia, y se habría inspirado en ella para crear el mito que ha llegado a nosotros como la Atlántida., Esperamos ansiosos, los resultados de las investigaciones….

Estos videos os gustaran:

 

Sumeria…

 

 

Sumeria (del acadio Šumeru; en sumerio cuneiforme 𒆠𒂗𒂠 ki-en-gi, aproximadamente “KI=tierra o país, EN=señor, GI=caña o cañaveral” ) fue una región histórica de Oriente Medio que formaba la parte sur de la antigua Mesopotamia, entre las planicies aluviales de los ríos Éufrates y Tigris. La civilización sumeria es considerada como la primera y más antigua civilización del mundo. Aunque la procedencia de sus habitantes, los sumerios, es incierta, existen numerosas hipótesis sobre sus orígines, siendo la más aceptada actualmente la que argumenta que no habría ocurrido ninguna ruptura cultural con el período de Uruk, lo que descartaría factores externos, como podían ser invasiones o migraciones desde otros territorios lejanos.

El término “sumerio” también se aplica a todos los hablantes de la lengua sumeria. En la lengua sumeria esta región era denominada Kengi (ki), equivalente al acadio mat Sumeri, esto es, la tierra de Súmer».

 

 

El término “sumerio” es el nombre común dado a los antiguos habitantes de baja Mesopotamia por sus sucesores, los semitas acadios. Los sumerios se llamaban a sí mismossag-giga, que significa literalmente “el pueblo de cabezas negras”. La palabra acadiana shumer puede representar este nombre en el dialecto, pero se desconoce por qué los acadios llamaron Shumeru a las tierras del sur. Algunas palabras como la bíblica Shinar, la egipcia Sngr, o la Hitita Šanhar(a) pueden haber sido variantes de Šumer. De acuerdo al historiador babilonio Beroso, los sumerios fueron “extranjeros de caras negras”

En la Baja Mesopotamia existían asentamientos humanos desde el Neolítico como demuestra la cultura de Jarmo, (6700 a. C. –6500 a. C.) y en el Calcolítico las de cultura Hassuna-Samarra (5500 – 5000 a. C.), El Obeid (5000 – 4000 a. C.), Uruk (4000 – 3200 a. C.) y Yemdet Nasr (3200 – 3000 a. C.).

No existen registros escritos de esa etapa para conocer el origen de este pueblo, y tampoco los cráneos hallados en los enterramientos aclaran el problema de su origen, debido a que están representadas tanto la dolicocefalia como la braquicefalia, con algunos testimonios del tipo armenoide. Se investigan las esculturas sumerias que muestran un alto índice de cráneos braquicéfalos en sus representaciones que quizá podían dilucidar la procedencia de este pueblo, junto con las coloraciones y las dimensiones de las esculturas, que son una mezcla entre caucásicos y miembros de raza negra. Con todo, esto no es suficiente evidencia para solucionar el problema puesto que la plástica podría haberlas idealizado, como pasaba en las esculturas egipcias.

Se ha descartado la posibilidad de identificación basada en la evolución de los tipos craneales en el conjunto del Oriente Medio, pues éstos aparecen bastante mezclados. Sin embargo se pueden distinguir cuatro grandes grupos con rasgos pertenecientes a distintas épocas: antes de 4.000 a. C. sólo se encuentran poblaciones dolicocéfalas del tipo “mediterráneo”; los “eurafricanos”, que sólo son una variedad de este grupo, y que no tuvieron un papel apreciable hasta 3.000 a. C.; el tipo “alpinos”, braquicéfalos que se manifiestan moderadamente después de 2.500 a. C., y los “armenoides”, derivados tal vez de estos alpinos que aparecen en abundancia después de 500 a. C. Los pueblos descendientes de los cimerios tienden a tener en promedio las cabezas más “redondeadas” (braquicéfalas) que los demás pueblos de esa área y la palabra “sumerio” puede ser una transliteración de la palabra “cimerios” según algunosfilólogos. Es por esto que varios investigadores creen que ambos pueblos son un mismo pueblo en diferentes épocas, pero no hay suficientes evidencias para sustentar esta hipótesis.

Parece posible que los sumerios fuesen una tribu proveniente de fuera, posiblemente de las estepas, pero su origen concreto es desconocido. Esto es lo que se ha venido denominando desde el siglo XX como el “problema sumerio.”

En cualquier caso, es durante el período del Obeid cuando se producen avances que cristalizan en Uruk, y que sirven para considerar este momento como el inicio de la civilización sumeria.

Algunos estudiosos también postulan que los sumerios establecidos en Mesopotamia, no tendrían un origen autóctono, sino que provendrían de la cultura que fundó la ciudad deMohenjo-Daro (que existió entre el 2600 a. C. y el 1800 a. C.) en India.

 

 

 

 Período de Uruk.

Uruk, la “Erec” bíblica y la árabe “Warka”, es el escenario de descubrimientos fundamentales para la historia de la humanidad: aparece la rueda en torno al 3500 a. C., y laescritura en el 3300 a. C., siendo ésta la datación más antigua de tablillas de arcilla con escritura cuneiforme encontrada hasta la fecha. Estos registros escritos confirman que los sumerios no eran un pueblo indoeuropeo, ni camita, ni semita, ni tampoco elamo-drávida (grupo, este último, al que pertenece el pueblo elamita, por ejemplo). Así lo demuestra su lengua de tipo aglutinante. Por tanto se especula, como se ha dicho, que los sumerios no fueron el primer pueblo en asentarse en la baja Mesopotamia, en el curso bajo delCreciente fértil, sino que llegaron en un determinado momento de la Edad del Cobre o Calcolítico, allá por el año 3500 antes de nuestra era, durante el período ahora denominado U.

La difusión de los avances de la cultura de Uruk por el resto de Mesopotamia dio lugar al nacimiento de la cultura Sumeria. Estas técnicas permitieron la proliferación de las ciudades por nuevos territorios. Estas ciudades pronto se caracterizaron por la aparición de murallas, lo que parece indicar que las guerras entre ellas fueron frecuentes. También destaca la expansión de la escritura que saltó desde su papel administrativo y técnico hasta las primeras inscripciones dedicatorias en las estatuas consagradas de los templos.

Pese a la existencia de las listas reales sumerias la historia de este período es relativamente desconocida, ya que gran parte de los reinados expuestos en ellas tienen fechas imposibles. En realidad, estas listas se confeccionaron a partir del siglo XVII a. C., y su creación se debió probablemente al deseo de los monarcas de remontar su linaje hasta tiempos épicos. Algunos de los reyes son probablemente reales pero de muchos otros no hay constancia histórica y otros de los que se sabe su existencia no figuran en ellas.

 

Con respecto a la organización social, la sociedad sumeria era jerárquica y estratificada, al igual que las de todas las civilizaciones. En la cúspide de la pirámide social se encontraba el rey, a quien seguía en importancia una elite de sacerdotes, jefes militares y funcionarios de alto nivel. A continuación se ubican los comerciantes, funcionarios menores, artesanos especializados y, luego, los campesinos y artesanos. En el nivel más bajo de la sociedad correspondía a los esclavos.

A fines del 4º milenio A.C. Sumeria se dividió en una docena de Ciudades estado independientes cuyos límites fueron definidos por medio de canales y mojones. Estas ciudades eran grandes centros mercantiles. Cada una estaba centrada en un templo dedicado al dios patrono particular de la ciudad y gobernado por un “patesi” (Ennsi), o en ocasiones por un rey (lugal). Los patesi eran sacerdotes supremos y jefes militares absolutos, auxiliados por una aristocracia constituida por burócratas y sacerdotes. El patesi controlaba la construcción de diques, canales de riego, templos y silos, imponiendo y administrando los tributos a los que toda la población estaba sujeta. Las ciudades estado sumerias tradicionalmente eran ciudades-templos, ya que los sumerios consideraban que los dioses fundaban las ciudades para que fuesen centros de culto. Más tarde, conforme a la religión, los dioses se limitaban a comunicar a los soberanos los planos de los santuarios. El vínculo de los patesis con los ritos religiosos de la ciudad era extremadamente íntimo.

Los templos (entre los cuales se destacaban los piramidales “ziqqurats“) estaban ligados al poder estatal, y sus riquezas eran usufructuadas por los soberanos, considerados intermediarios entre los dioses y los hombres. Junto con los templos de las ciudades, homenajeando a su dios patrono, no era infrecuente que se erigiesen zigurats; pirámides de ladrillos macizos cocidos al sol que servían de santuarios y acceso a los dioses cuando éstos descendían hasta su pueblo.

Con el desarrollo de las ciudades, la tentativa de supremacía de unas sobre otras se tornó inevitable. El resultado fue un milenio de embates casi incesantes sobre el derecho de uso de agua, rutas de comercio y tributos a tribus nómadas.

Zigurat de Ur.

El idioma sumerio se considera una lengua aislada en la lingüística ya que no pertenece a ninguna familia lingüística conocida; ha habido muchos intentos fallidos para conectar el idioma sumerio a otros grupos lingüísticos. No hay que confundir el idioma sumerio con el acadio, una lengua de claro origen semítico, si bien coexistieron en la región y alternaron como lenguas dominantes; a su confusión podría contribuir el hecho de que ambas lenguas usaron los signos cuneiformes, invento sumerio que les sobrevivió por más de un milenio. El sumerio era un idioma aglutinante, es decir, los monemas (unidades de significado) se pegaban unos con otros para crear palabras enteras, en contraste con los idiomas analíticos como el inglés, donde los morfemas,incluso algunos abstractos o gramaticales como las palabras will o would, que son palabras independientes capaces de modificar a otras; esto sería, por tanto, lo opuesto al idioma sumerio, el cual prefiere utilizar afijos para expresar lo mismo.

Los sumerios inventaron los jeroglíficos pictóricos que más tarde se convirtieron en escritura cuneiforme, y su lengua junto con el del Antiguo Egipto compiten por el crédito de ser lenguaje humano escrito más antiguo que se conoce. Un gran cuerpo de cientos de miles de textos en el idioma sumerio ha sobrevivido, la gran mayoría de estos en tablillas de arcilla. Los textos sumerios conocidos incluyen textos personales y cartas de negocios y transacciones, recibos, listas de léxico, leyes, himnos y plegarias, encantamientos mágicos e incluidos textos científicos de matemáticas, astronomía y medicina. Las inscripciones monumentales y los textos escritos en diferentes objetos como estatuas o ladrillos eran muy comunes también. Muchos textos sobrevivieron en múltiples copias, ya que éstos fueron transcritos varias veces por los escribas en formación. El sumerio continuó siendo el lenguaje de la religión y la ley en Mesopotamia mucho después de que los hablantes semitas se convirtieran en la raza gobernante del área.

La comprensión de los textos en sumerio puede ser complicada hoy en día, incluso para los expertos. Los más difíciles son los textos más antiguos, que en muchos casos no dan toda la estructura gramatical de la lengua que siempre cambiaba.

File:Sumerian MS2272 2400BC.jpg

 

 

Creían que los dioses controlaban el pasado y el futuro, que les revelaban las habilidades que poseían, incluyendo la escritura, y que los dioses les proporcionaban todo lo que necesitaban saber. No tenían la visión de que su civilización se hubiera desarrollado por sus propios esfuerzos. Y tampoco tenían visión de progreso tecnológico o social.12

Cada uno de los dioses sumerios (en su propia lengua, dingir y en plural, dingir-dingir o dingira-ne-ne) era asociado a ciudades diferentes, y la importancia religiosa a ellos atribuida se intensificaba o declinaba dependiendo del poder político de la ciudad asociada. Según la tradición sumeria, los dioses crearon el ser humano a partir del barro con el propósito que fueran servidos por sus nuevas criaturas. Cuando estaban enojados o frustrados, los dioses expresaban sus sentimientos a través de terremotos o catástrofes naturales: la esencia primordial de la religión sumerio se basaba, por lo tanto, en la creencia de que toda la humanidad estaba a merced de los dioses. Nótese la similitud de la creación del hombre a partir del barro con el relato del Génesis.

Los sumerios fueron precursores de muchas conceptos religiosos , sagas cosmogónicas y relatos que luego aparecieron recogidas por otros pueblos mesopotámicos y regiones vecinas . Entre ellas podemos citar: la creación del mundo, la separación de las aguas primordiales, la formación del hombre con arcilla o las ideas del paraíso y el Diluvio Universal (que aparece en la Epopeya de Gilgamesh). Escritos de V. Scheil y S.N. Kramer, consideran la creación de Eva a partír de la costilla de Adán como un mito sumerio, ya que en sumerio, las palabras “hacer vivir” y “costilla” se escribían igual: ti. También la idea de la resurrección de los muertos, atribuida a innumerables religiones, aparece en Sumer por primera vez.

os sumerios desarrollaron un complejo sistema de metrología alrededor del 4000 a.C. Esta metrología avanzada resultó en la creación de la aritmética, la geometría y el álgebra. Desde el 2600 a. C. en adelante, los sumerios escribieron tablas de multiplicación en tabletas de arcilla y trataron con ejercicios geométricos y problemas de división. Los primeros rastros de la numeración babilónica también se remontan a este periodo. El periodo que desde el 2700 al 2300 a. C. vio la primera aparición del ábaco, y una tabla de columnas sucesivas que delimitaron el orden sucesivo de magnitud de su sistema de numeración sexagesimal. Los sumerios fueron los primeros en usar un sistema de numeración de notación posicional. Otros pueblos mesopotámicos quizás hayan usado algún un tipo de regla de cálculo en cálculos astronómicos.

Una tablilla encontrada en Nippur puede ser considerada el primer manual de medicina del mundo. En esa tablilla, donde había fórmulas químicas y mágicas (encantamientos), usaban términos tan especializados que para traducirse se precisó de la ayuda de químicos.

 

File:Hymn Iddin-Dagan Louvre AO8864.jpg

Himno a hinin dagan

 

Textos y manuscritos encontrados en ruinas sumerias sobre las observaciones de costelaciones, cuerpos celestes y posicionamiento de los planetas en el sistema solar, el movimiento de los planetas en torno al Sol.
Consideraban el sistema solar un conjunto de 12 planetas, contando la luna y el sol. Al décimo planeta le llamaban Nibiru, que tiene una orbita similar a la de un cometa, de 3600 años.

Un reloj en la muñeca?

 

Muy Misterioso……

Toda la historia de Sumeria está embebida en el misterio, en este artículo trataremos de analizarla haciendo un repaso a sus leyendas y secretos, mostrando coincidencias con las religiones y costumbres actuales, algunos videos y entrevistas, imágenes y demás material que puede servir como evidencia a hipótesis sobre el verdadero origen de la raza humana.

Nos encontramos unas primeras culturas preurbanas hacia el 7.000 antes de la era común (AEC), que ya tenían artesanía y cerámica. El origen étnico de los sumerios es verdaderamente intrigante pues no corresponde con las tribus semitas que poblaban esas tierras. Las explicaciones más creíbles nos indican que seguramente fueran una evolución de las poblaciones autóctonas, otras teorías hablan que llegaron de la zona del mar Caspio y otros de la India.

Algunos estudios proponen que los sumerios provenían de la cultura que fundo la ciudad de Mohenjo-Daro. Esta antigua ciudad es considerada capital de la civilización del Indo. De acuerdo a la arqueología oficial, Mohenjo-Daro existió al rededor del 2600, sin embargo, nuevas investigaciones han llegado a los sorprendentes resultados de datación de unos 13.000 años AEC de antigüedad. Parte de las evidencias que apoyan esta hipótesis, son los restos de esqueletos encontrados en las excavaciones en 1960 que datan de 8.000 a 12.000 años AEC, pero lo que más impactó a los estudiosos de este hallazgo fue que los esqueletos estaban radiactivos. Pero de este tema hablamos más en detalle en nuestro artículo las antiguas ruinas de Mohenjo-Daro.

Estudios arqueológicos más resientes han demostrado que en toda esta zona de Mesopotamia existieron importantes migraciones, así que no sería ilógico pensar que por diferentes motivos, estos antiguos pueblos fundaron asentamientos en toda la región.

Tenemos la cultura llamada Obeid (hacia el 4.500 AEC), que se desarrolló en lo que se podría llamar el primer asentamiento urbano, Eridu, la cual se sabe por restos arqueológicos que tenía gobernante y templos, así como una gran cerámica, también construyeron canales.

Más tarde apareció la cultura de la ciudad de Uruk, auténtico precedente de la civilización sumeria. A Uruk se la puede considerar como la primera ciudad-estado ( 3.500-3.000), además es en donde se han encontrado los restos de escritura más antiguos, sin duda como respuesta a la complejidad de la organización urbana, estos primeros escritos están relacionados con la organización de los almacenes de los templos.

Así pues nos encontramos con el principio de una nueva cultura que sobrepasará a las anteriores y que ante esta nueva organización social pasará a llamarse Civilización.

Hacia el año 3500 AEC, y sobre este vastísimo fondo de cultura antigua, común a todo el Próximo Oriente, en el sur de la Mesopotamia, y en las orillas del golfo Pérsico, surgen, de golpe, según parece, los sumerios. ¿Quiénes eran los sumerios? ¿De dónde venían? ¿Cómo llegaron? No se ha podido responder todavía a estas preguntas: las «pruebas» arqueológicas e históricas son, a menudo, difíciles de establecer y además muy delicadas. La luz es, de momento, tan endeble sobre estas cuestiones, que ciertos especialistas han juzgado inútil plantear estos problemas y están dispuestos a considerar a los sumerios como los primeros y más antiguos habitantes de la zona. Sin embargo, actualmente parece más probable que los sumerios hayan venido de otra parte, como conquistadores o como masa de emigrantes y es muy posible que hubieran adoptado y asimilado rápidamente la cultura de sus predecesores con los que seguramente se integraron más o menos profundamente hasta transformarla totalmente a la medida de su propio genio, pero su origen concreto, oficialmente es desconocido. Esto es lo que se ha venido denominando desde el siglo XX como el “problema sumerio.” En cualquier caso, es durante el período del Obeid cuando se producen avances que cristalizan en Uruk, y que sirven para considerar este momento como el inicio de la civilización sumeria.

Esta época de la instalación de los sumerios en la Baja Mesopotamia ha sido llamada por los arqueólogos época de Uruk.

La cultura de Uruk fue imponiéndose poco a poco, sin embargo no llegó a crearse un gran reino sino que era un país formado por varias ciudades-estado. Toda ciudad tenía un Zigurat (pirámide escalonada para observar los astros y hogar del Dios de la ciudad), un Palacio del rey, un Templo y asentamientos agrícolas en las afueras.

Existen indicios que demuestran que la historia retrocede mucho más en el tiempo de lo que siempre se ha creído, en una época remota en la que todavía no existían ni los seres humanos. Pero sí habitaban y reinaban en la Tierra otros seres. Una época remota enterrada por la arena del paso del tiempo, pero de la que conservamos algunos recuerdos.

Hasta finales del siglo XVIII, las fuentes de la Historia Antigua del Próximo Oriente se limitaban a las noticias transmitidas por el Antiguo Testamento y la tradición clásica antigua. El paso decisivo para acceder a los documentos originales se dio en 1802 al descifrar Grotefend algunas inscripciones cuneiformes persas. Su interpretación no se terminó hasta 1857, pero su conclusión tuvo importantes consecuencias, pues en esas lenguas (llamada hoy acadia) esta redactada la mayor parte de los documentos orientales de la antigüedad. Ya en 1821, Champollion en Egipto había descifrado también la escritura jeroglífica.

Desde mediados del siglo XIX el interés despertado por estas interpretaciones dio lugar a que casi todos los países cultos enviasen “misiones culturales” a Oriente para realizar prospecciones a fondo. En ellas, encontrarían textos escritos y restos de materiales de estas civilizaciones. Por ello, en su estudio, la arqueología ha tenido un papel importante sobre todo en los primeros periodos.

Hacia la segunda mitad del siglo XIX se excava Nínive Khorsabad y descubren monumentales palacios, templos y sobre todo, la biblioteca de Asurbanipal, el último gran rey asirio, que había coleccionado todas las obras literarias y reliquias de babilonios, asirios y sumerios. Después se trabajar en las ruinas de Babilonia, y las ciudades sumerias de Ur,UrukNippur, etc, así como Egipto. A comienzos del siglo XX son notables las excavaciones de Ur realizadas sacando a la luz la necrópolis real.

Como ya se comentó en párrafos anteriores, en la Baja Mesopotamia existían asentamientos humanos desde el 6700 AEC – 6500 AEC aproximadamente, sin embargo no existen registros escritos de esa etapa para conocer el origen del pueblo sumerio, y tampoco los cráneos hallados en los enterramientos aclaran el problema de su origen, debido a que están representadas tanto la dolicocefalia como la braquicefalia, con algunos testimonios del tipo armenoide.

Es interesante notar, que los cráneos hallados en las excavaciones, presentan estas “deformidades”; digo que es interesante porque estos cráneos también han sido hallados en otras partes del  mundo, en donde en algún momento reinaron otras civilizaciones.

Uruk, la “Erec” bíblica y la árabe “Warka“, es el escenario de descubrimientos fundamentales para la historia de la humanidad, al menos la hipótesis aceptada desde el punto de vista de la arqueología oficial, aquí aparece la rueda en torno al 3500 AEC, y la escritura en el 3300 AEC, siendo ésta la datación más antigua de tablillas de arcilla con escritura cuneiforme encontrada hasta la fecha. Estos registros escritos confirman que los sumerios no eran un pueblo indoeuropeo, ni camita, ni semita, ni tampoco elamo-drávida. Así lo demuestra su lengua de tipo aglutinante. Por tanto se especula, como se ha dicho, que los sumerios no fueron el primer pueblo en asentarse en la baja Mesopotamia, quizás los sumerios ¿eran descendientes de una cultura mucho más antigua?. Ya se hizo mención a Mohenjo-Daro, que quizás pudo haber sido la cultura antecesora de los Sumerios.

La Cultura Sumeria: Documental

 

 

La difusión de los avances de la cultura de Uruk por el resto de Mesopotamia dio lugar al nacimiento de la cultura Sumeria. Estas técnicas permitieron la proliferación de las ciudades por nuevos territorios. Estas ciudades pronto se caracterizaron por la aparición de murallas, lo que parece indicar que las guerras entre ellas fueron frecuentes. También destaca la expansión de la escritura que saltó desde su papel administrativo y técnico hasta las primeras inscripciones dedicatorias en las estatuas consagradas de los templos.

LENGUAJE Y ESCRITURA

Como bien mencionaba al principio, el idioma sumerio se considera una lengua aislada en la lingüística ya que no parece pertenecer a ninguna forma lingüística conocida; ha habido muchos intentos fallidos para conectar el idioma sumerio a otros grupos lingüísticos. Los sumerios inventaron los jeroglíficos pictóricos que más tarde se convirtieron en escritura cuneiforme, y su lengua junto con el del Antiguo Egipto compiten por el crédito de ser lenguaje humano escrito más antiguo que se conoce.

Los textos sumerios conocidos incluyen textos personales y cartas de negocios y transacciones, recibos, listas de léxico, leyes, himnos y plegarias, encantamientos mágicos e incluidos textos científicos de matemáticas, astronomía y medicina. Mucho de todo este material sobrevivió en el tiempo a través de copias y transcripciones. A pesar de que los semitas llegaron a ser la raza gobernante de esa región, el lenguaje de la religión y la ley en Mesopotamia seguía siendo el sumerio.

Nippur o la ciudad de Nimrod, a 80 kilómetros al sureste de Babilonia, fue excavada por la Universidad de Pensilvania bajo los arqueólogos Peters, Haynes y Hilprecht, entre 1.880 y 1.900. Se encontraron 50.000 tablillas que se cree que fueron escritas durante el tercer milenio AEC, incluyendo una biblioteca de 20.000 tomos, diccionarios y obras completas sobre religión, literatura, leyes y ciencias. También se hallaron archivos de unos Reyes muy longevos.

Existe algo llamado la Lista Real Sumeria, es un documento histórico dejado por los escribas de Mesopotamia y escrito en sumerio, refleja la sucesión de monarcas desde los primeros tiempos hasta aproximadamente las conquistas deHammurabi (1810-1750 AEC). Lo particular de esta “Lista” es que sus periodos parecen imposibles.

Desde el punto de vista histórico-comprobable, el primer rey mencionado en la lista es Mebagaresi (2631-2601) de la ciudad de Kish. Antes de este periodo se consideran como mitológicos a los antiguos gobernantes o reyes antediluvianos, es decir en el periodo antes del gran diluvio.

Estos textos de aspecto irrisorio, tan difíciles de comprender y de descifrar, han sido excavados en cantidades ingentes, de varios cientos de millares, que abarcan todas las actividades, todos los aspectos de la vida de sus redactores: gobierno, administración de justicia, economía, relaciones personales, ciencias de todos los tipos, historia, literatura y religión. Estudiando y descifrando el contenido de los vestigios, utensilios, estatuas, imágenes, templos, palacios y ciudades, puestos bajo la luz del sol por los arqueólogos, una pléyade de eruditos ha conseguido, después de medio siglo de trabajos y esfuerzos oscuros y encarnizados, no solamente redescubrir y colocar en su sitio de honor el nombre de los sumerios, sino también redescubrir el secreto y el mecanismo complejo de su escritura y de su idioma y, por si ello fuera poco, reconstruir, trozo por trozo, su extraordinaria aventura olvidada.

LOS DIOSES SUMERIOS

El mundo sumerio es un descubrimiento que podríamos catalogar de moderno. Hasta podemos decir que es el mayor de los descubrimientos recientes en el terreno de la historia de la civilización. Muy poca gente se ha atrevido a hablar de forma abierta del tema, más allá de solo mencionar algunos puntos históricos, descubrimientos arqueológicos, etc.

Lo que de ellos se ha encontrado se ha tenido que ir a buscarlo a las entrañas de la tierra, por medio de profundas excavaciones. Y lo más corriente ha sido que el pico de los arqueólogos haya puesto al descubierto el modesto y frágil ladrillo, cocido o, aún más a menudo, crudo, en lugar de encontrarse con la piedra de las salas hipóstilas; no se han descubierto obeliscos gigantescos, enormes esfinges o estatuas imponentes y desmesuradas de faraones, sino modestas y extrañas esculturas.

Entre las principales figuras mitológicas adoradas por los sumerios, es posible citar:

  • An (o Anu), dios del cielo;
  • Nammu, la diosa-madre;
  • Inanna, la diosa del amor y de la guerra (equivalente a la diosa Ishtar de los acadios);
  • Enki en el templo de Erido, dios de la beneficencia, controlador del agua dulce de las profundidades debajo de la tierra;
  • Utu en Sippar, el dios sol;
  • Nanna, el dios luna en Ur;
  • Enlil, el dios del viento.

Su panteón divino (dioses) estaba encabezado por An, “estrella”, cuyo signo era inicialmente una línea vertical cruzada por varias en horizontal y diagonal. Bajo su mando estaban sus hijos EnLil (“Señor del Aire”) y EnKi (“Señor de la Tierra”), formando un triplete divino (¿La Santísima Trinidad bíblica?) al que más tarde se uniría la diosa Nin.Mah (“Dama Excelsa”) o también Nin.hur.sag (“Dama de la cabeza de la montaña”).

Los reinados de los reyes antediluvianos eran medidos en sars -periodos de 3600 años, la siguiente unidad hasta 60 en el sistema sumerio (3600=60×60) , y en ners – unidades de 600.

Pues bien, esta lista sumeria de reyes antediluvianos, nos dice:

Después de que la realeza descendiera del cielo, la realeza estuvo en Eridug (Eridu). En Eridug, Alulim se hizo rey y gobernó 28800 años.

Si consultamos las referencias en la lista vemos que Alulim (o Adapa, hijo de Enki) de Eridug gobernó 8 sars (28800 años), es decir desde 453.600 al 388.800 antes del diluvio.

El primer conocimiento que tenemos a parte del Génesis, de una tradición similar vino a nosotros con Beroso, sacerdote de Babilonia, al rededor de 260 AEC. El trabajo de Beroso sobre astronomía y astrología fue traducido al griego, basando su historia en archivos del Templo de Marduk, copiados a su vez de inscripciones primitivas, muchas de las cuales han sido descubiertas; de su obra solo se pueden encontrar extractos en Josephus y Eusebio. De Beroso tenemos una lista de diez reyes quienes gobernaron el mundo antes del Diluvio (10 Reyes Longevos de Sumeria), que reinaron entre 10.000 a 60.000 años cada uno de ellos. “En los días de Xisuthro (Zinsuddu) –dice Beroso– ocurrió el Gran Diluvio” ¿Serán solo leyendas mitológicas?

Después de que el diluvio hubiera terminado, y la realeza hubiera descendido del cielo, la realeza pasó a Kish

A mi parecer, seguimos siendo demasiado arrogantes como para aceptar que estamos equivocados en muchos datos e información relevante de nuestros inicios como habitantes de este planeta.

Son 11 ciudades allá donde la realeza fue ejercida. Un total de 134 reyes que en conjunto reinaron más de 28876 años

A modo de ejemplo, de nuestra arrogancia muy influenciada por las religiones, incluso a modo de comparación, podemos hablar de los textos de Ebla. Ebla fue una antigua ciudad localizada en el norte de Siria, a unos 55 km al sureste de Alepo. Fue una importante ciudad-estado en dos periodos, primero en el 3000 AEC y luego entre el 1800 AEC y el 1650 AEC. El sitio es conocido hoy como Tell Mardikh, y es sobre todo famoso por los archivos con más de 20.000 tablillas cuneiformes, datadas alrededor de 2250 AEC en sumerio y en eblaíta; un desconocido idioma anterior al idioma semita similar al acadio.

El aspecto más importante de las tablas de Ebla es que contienen los nombres de 3 profetas que se mencionan en la Tora, recordemos que las tablas de Ebla son 1500 años más antiguas que La Tora. Aquí podemos hacer una comparación a modo de pregunta ¿heredó La Torá su contenido (o parte de el) de textos más antiguos como los sumerios?

LA RELIGIÓN Y LA ASTRONOMÍA DE LOS SUMERIOS

Para los sumerios, que observaban el cielo y conocían los ciclos de los eclipses lunares, sus dioses estaban allá arriba. Diferenciaban aquellos menores, los “igigi” o “vigilantes”, de los que se movían de forma distinta por la eclíptica (planetas). Así, la diosa Inanna, del amor y la guerra (Ishtar para los acadios), era Venus. Por su parte la Luna era Nannar, hijo de Enlil (el símbolo de Nannar era una luna en creciente, símbolo del Islam que comparte también personajes con el judaísmo y por ende el catolicismo), y así sucesivamente con otros astros que habían comprendido eran “especiales”.

Habían dividido el firmamento en tres caminos. El inferior que llegaba hasta el suelo era dominio de Enki, de ahí que fuese el señor de la tierra. Como desde algunos lugares no se veía más que mar, los acadios lo llamaron Ea (“El que tiene su casa en el agua”). Los dioses sumerios, acadios y babilonios eran los mismos, a excepción del supremo de éstos últimos que era de nueva creación, se llamaba Marduk y era hijo de Ea/Enki. El camino central, por su parte, era el dominio de An. El superior, de Enlil, de ahí que fuese considerado el señor del aire o quizá más concretamente “de las alturas”.

Los babilonios, en un extraordinario compendio astronómino denominado “Mul.Apin” (“Estrella Arado”), asignaron estrellas y constelaciones a los distintos caminos. La estrella arado, cuya identificación no está del todo clara, ascendía en el mes de Ninsanu (del 15 de Marzo al 15 de Abril) en el equinoccio de primavera, señalizando el inicio del arado y la siembra. Era como Sirio para los egipcios.

Es de interés recalcar que tanto los Sumerios, los Egipcios, los Olmecas, Mayas y otras culturas similares, hablaban de los Dioses del Cielo, y tenían un complejo sistema de estudio de la astronomía y un entendimiento claro de las constelaciones y planetas.

Según se entiende, los Sumerios descubrieron la relación de nuestro Sol con las Pléyades. Las Pleyades son un sistema de soles o estrellas que giran alrededor de una estrella central llamada Alción (Alcyon o Alcyone). El sol también forma parte de este conjunto, a nuestra galaxia entera (La Vía Láctea) le toma 25.900 años  completar una órbita alrededor de Alcion. Como se ve, los planetas giran al rededor de nuestro Sol, y nuestra galaxia gira al rededor de una galaxia mayor; todo parece ser un conjunto entero de galaxias. Es sorprendente que los Sumerios hayan podido saber esto, pero no es descabellado ya que los Mayas también hablaron en su momento de las Pléyades y la órbita que hace la Vía Láctea al rededor de Alción. ¿Coincidencia? Lo dudo.

El cúmulo de las Pléyades o “las Siete Hermanas”, se ha tomado como referencia en muchas culturas del pasado. Su nombre corresponde en la mitología griega a las siete hijas de Atlas y Pleione, colocadas por Zeus entre las estrellas. También en la Biblia aparece alguna referencia a la Pléyades (Job 38:31). Los antiguos aztecas de Méjico y América Central basaban su calendario en las Pléyades.

Pero aquí no acaba la cosa, otra de las constelaciones muy nombradas por civilizaciones antiguas como la Maya y la Egipcia es Orión.

Se cree que los sumerios eran gente temerosa de sus dioses y con un profundo sentido de la amistad. Compartían fraternalmente sus desgracias y creían que los dioses habían creado al hombre para que les sirvieran diligentemente. Su concepto del mundo era bastante agorero; la humanidad estaba predestinada a sufrir porque los dioses así lo habían decretado.

En 1880 el investigador alemán Julius Wellhausen publicó Prolegomena to the History of Israel. En él recogía evidencias en relación a la Torá de que Moisés no pudo haber escrito los textos capitales del Pentateuco, (los cinco primeros libros de la biblia judía). Wellhausen defendía incluso la hipótesis de que estos relatos que hablan de los Elohim o Seres Brillantes equivalentes a los Annunakis (de quienes hablaremos más alante), procedían de fuentes más antiguas, más tarde identificadas como Sumerias. Posterior a Wellhausen, los avances en la crítica textual-religiosa han convencido a muchos expertos e historiadores de que estos textos, en la forma en que nosotros los conocemos actualmente, fueron tomados y adaptados de varias fuentes, ya sabemos que la fuente es Sumeria.

Para aclarar el término Elohim, es una palabra hebrea usada por judíos y eclesiásticos, es la forma en que se denominaba a “Dios”, pero Elohim sería su plural, es decir: dioses. En la biblia original, la hebrea, no se habla de un (1) dios sino de dioses….los Elohim. Fue tiempo después que se comenzó a usar en singular “Dios” cuando se “unificó” la religión monoteísta, es decir la que adora a un solo Dios.

El zodíaco también fue un invento de los sumerios. Originalmente disponía de 17  o 18 signos, cuestión aún poco clara, pero que contenían absolutamente todos los signos que hoy usamos. Posteriormente serían los babilonios, y no los griegos, los que les darían forma final reduciendo su número a 12.

La civilización sumeria llegó a ser tan avanzada que en las escuelas de sus ciudades-estado se enseñaba no sólo matemáticas y escritura sino también biología, zoología, geografía, teología y botánica. Los sumerios fueron los primeros en desarrollar la escritura, fueron los primeros en realizar composiciones literarias, en organizar una biblioteca y en crear un lenguaje musical. La cultura sumeria surgió prácticamente de las tinieblas en tiempos neolíticos, ¿cómo es posible que en tan poco tiempo haya alcanzado un nivel tan alto?

Todo esto nos aclara expresamente cómo ha influido la cultura Sumeria en el hombre actual, puesto que nuestras creencias religiosas nacieron de la misma semilla, aunque actualmente están diseminadas y distorsionadas.

Podemos seguir evidenciando otras similitudes:

  • Existía una trinidad de dioses mayores (Enlil, Enki, An).
  • También existían dioses y diosas patronos o protectores de una determinada ciudad
  • Nammu creó el cielo y la tierra (que se la dio a Ki y a An), su hijo Enlil creó la atmósfera, el viento, la tormenta y separó el día de la noche. Enlil y Ki crearon los animales y las plantas. Los hombres fueron creados por Enki y Ki para servir a los dioses.
  • Ki creó con la costilla de Enki una diosa, Nin-ti, que significa mujer de la costilla. (La Eva bíblica)
  • Enki creó un lugar donde el hombre podía vivir sin miedo a los animales (serpientes, hienas, escorpiones o leones) un lugar sin terror, pero Enki descubrió un comportamiento inadecuado en los humanos y los expulsó. Es el paraíso bíblico…el jardín de Edén.
La biblia nos dice que el Edén (palabra de origén acadio, un pueblo de estirpe semita que significa “lugar puro y natural”) era un huerto o jardín que habría existido, indicando su existencia en una región que se hallaría en el Cercano Oriente. Se dice que de él salía un río que se dividía en cuatro, a saber: río Pisón (o Wadi Baton), rodeando la tierra de Habila; río Gihón (o Karun), rodeando la tierra de Etiopía; río Hidekel (río Tígris), al oriente de Asiria y el río Éufrates. Para más detalles de Edén, invito a leer el artículo Adán, Eva, el Paraíso y el Edén

Los sumerios, así como los mayas y los egipcios, eran grandes observadores del cielo. La regularidad del movimiento estelar era algo que todos registraban con respeto divino y estudiaban con curiosidad. Sin embargo, la formulación de teorías astronómicas sería algo propio de la ciencia moderna, a pesar de algunas excepciones. En general, la observación de los astros adquiría matices religiosos, o a veces sus anotaciones servían para la temporalización de la vida cotidiana.

Por eso no es de extrañar que los pueblos antiguos registraran muy bien los movimientos de objetos celestes como Júpiter o la Luna, pero que no desarrollaran la idea de que existían planetas rotando alrededor del Sol. Sólo observaban y usaban su sentido común, el cual les hablaba de una Tierra quieta, por cuyo cielo desfilaban estrellas de origen desconocido. Sin embargo, grabados en piedra que han sido encontrados nos dicen de una forma sorprendente que los sumerios conocían muy bien la rotación de planetas a través de sus órbitas al rededor del Sol.

¿Sería posible que los sumerios hayan desarrollado la teoría heliocéntrica y conocido todos los planetas de nuestro sistema solar? La respuesta más posible es no. Más allá de las limitaciones epistemológicas, las observaciones astronómicas sumerias registraban a los planetas que sólo podemos observar con nuestro ojo, lente incapaz de captar las señales de Neptuno, Urano y Plutón. Si no podían, entonces ¿cómo obtuvieron éste conocimiento? o ¿desarrollaron los sumerios una tecnología avanzada de la que nosotros en la actualidad no sepamos?

La Tecnología de los Dioses

 

Las costumbres y la mitología sumeria influyeron en grado sumo en las culturas adyacentes, algo lógico si tenemos en cuenta que tanto sumerios como acadios y babilonios, así como los asirios, eran herederos en un mismo legado y todas fueron potencias predominantes en la zona. El Enuma Elish babilonio/asirio, el poema de la creación, es el espejo donde se miró el Génesis bíblico. Tanto es así que encontramos plagios evidentes a lo largo del Génesis. Recordemos que el Génesis es el relato bíblico de la creación, al compararlo con el relato sumerio de la creación encontraremos gran cantidad de similitudes.

Enuma Elish es un poema babilónico que narra el origen del mundo. Enuma Elish significa en acadio “cuando en lo alto-cuando en las alturas“, y son las dos primeras palabras del poema. Está recogido en unas tablillas halladas en las ruinas de la biblioteca de Asurbanipal. En el relato, el héroe es el dios Marduk quien derrota al monstruo Tiamat.

Cuando, en las alturas, el Cielo no había recibido nombre, y abajo, el suelo firme [la Tierra] no había sido llamado; nada, salvo el primordial APSU (el sol), su Engendrador, MUMMU (Mercurio) y TIAMAT (planeta desconocido) -la que les dio a luz a todos; sus aguas se entremezclaron. Ninguna caña se había formado aún, ni tierra pantanosa había aparecido. Ninguno de los dioses había sido traído al ser aún, nadie llevaba un nombre, sus destinos eran inciertos; fue entonces cuando se formaron los dioses en medio de ellos“.

El relato deja claro más adelante que Mummu era el ayudante de confianza y emisario de Apsu: una buena descripción de Mercurio, el pequeño planeta que gira con rapidez alrededor de su gigante señor. De hecho, ésta era la idea que los antiguos griegos y romanos tenían del dios-planeta Mercurio: el rápido mensajero de los dioses.

Hoy sabemos que Enuma Elish es un compendio de leyendas más antiguas y de origen sumerio, como correspondería a toda buena creencia babilonia que se precie, pareciera ser la historia del nacimiento de nuestro Sistema Solar. El Enuma Elish se escribió en siete tablillas y el Génesis bíblico se desarrolló en siete días. Dios descansó en el séptimo día del Génesis y la séptima tablilla del Enuma Elish es una apreciación de la obra de su dios. Se narra la construcción de Babilum (“Pórtico de los dioses”, Babilonia), y su zigurat dedicado a Marduk, aunque originariamente lo era a Enlil; en la Biblia se nos habla de la “Torre de Babel”. Los ejemplos son innumerables. El caos, el abismo sobre las aguas o “Tehom”, se llama Ti-amat en el Enuma Elish, y era el monstruo que representaba el desorden.

La práctica totalidad de las historias y personajes bíblicos, además, están basados en historias de origen sumerio. Así, los diez primeros patriarcas bíblicos son los mismos que los reyes prediluvianos sumerios. Entre los diez reyes antediluvianos encontramos a Alulim, que fue “el que esparció la semilla” (Adán), a su hijo Alalgar (Set), y a otros como el pastor Dumuzid que fue asesinado (Abel), a Enmenduranna (que conocía los secretos de los cielos, Enoch), Enmengalanna (que sabía cómo conseguir la intercesión de los dioses, como Enós y sus oraciones), al mencionado Ziusudra (Noé) y al padre de éste Ubar-Tutu (Lámek). En Súmer fueron los dioses los que decidieron la destrucción del hombre a causa de su maldad, como en el Génesis, pero sólo uno de ellos (Enki) se apiadó de la humanidad y encomendó a un hombre construir un barco y llenarlo de animales.

 

EL DILUVIO UNIVERSAL

El Diluvio universal es el nombre de un mito sumerio y, posteriormente, con que se conoce un acontecimiento narrado en el Génesis, primer libro de la Biblia, sobre la historia de Noé y el castigo enviado por Dios. Si textos como los de la Biblia son copias de antiguos textos sumerios, podemos decir que fueron heredados del periodo Babilónico, por lo tanto son creencias paganas apoyadas en el politeísmo.

Existe un escrito Sumerio que se suele llamar El Poema de Gilgamesh, es una narración de la Mesopotamia de origen sumerio, considerada como la narración escrita más antigua de la historia. Se emplearon tablillas de arcilla y escritura cuneiforme, lo cual favoreció su preservación. Según la lista Real Sumeria, Gilgamesh fue el quinto rey de Uruk. El poema trata sobre las aventuras del rey Gilgamesh, también conocido como Istubar, y su amigo Enkidu en busca de la inmortalidad. Una de las tablillas relata un episodio muy parecido al de la Biblia sobre el diluvio, Además de mencionar otra serie de detalles muy similares a los que podemos encontrar en la biblia, como los querubines que protegían el acceso al “árbol de la vida”.

 

Pues bien, según nos cuentan los Sumerios en sus antiguos textos, Enki, “Señor de la Tierra”, quien es el creador de la humanidad, según lo que se cuenta en la leyenda épica acadia de Atrahasis; para liberar de su trabajo a los dioses utilizó un hominido ya existente el cual manipuló de alguna manera para hacerlo capaz de entender y satisfacer las necesidades de los dioses. Hagamos una pausa aquí para aclarar el asunto y entender el profundo contexto de esto:

Los homínidos (Hominidae) son una familia de primates hominoideos, que incluye al hombre y sus parientes cercanos, orangutanes, gorilas, chimpancés y bonobos. Según nos cuenta la leyenda Sumeria, Enki creó a la humanidad, para que trabajaran para los Dioses, para ello usó algún primate que modificó (¿genéticamente quizás?) para satisfacer las necesidades de los dioses, en otras palabras para ser esclavo de los dioses.

Podemos especular diciendo que, de alguna forma ya existía vida en el planeta, ¿quien la creo? sigue siendo un misterio, pero de acuerdo a los escritos sumerios, estos primates, estos seres primitivos, fueron modificados y se les dio inteligencia suficiente para trabajar y cumplir órdenes.

Enki, el Dios benefactor

 

Pero Enki no solo aparece como el creador del humano, sino que más adelante en la historia Sumeria será una especie de “Salvador” ya que es quien alerta a Ziusudra (héroe de la mitología sumeria, protagonista del mito sobre el diluvio universal) sobre el Diluvio enviado por los dioses para acabar con la humanidad, ya que ésta se había revelado en contra de ellos. ¿Quizás probaron del fruto del conocimiento o del árbol prohibido de la vida?

Aquí quiero hacer una analogía muy particular, y muy enfocada en nuestra época y realidad. Nosotros los seres humanos, pasamos gran parte de nuestra existencia trabajando, en teoría y sin caer en detalles podríamos decir que parte de la población del mundo tiene un beneficio por ese largo trabajo, pero otra buena parte de la población no lo tiene. Pero ¿quien se beneficia realmente de todo? ¿Te has preguntado eso? Será ¿la banca mundial, los gobiernos, algún ente privado operando en las sombras? Así que bien podríamos comparar y decir que los humanos seguimos siendo esclavos trabajando para otros, que son los que realmente se benefician. No quiero caer en una polémica conspirativa, pero creo que debemos tomar esta analogía con mucha seriedad, y más aún viendo los acontecimiento a nivel mundial, Si, estoy hablando de ese “cambio” en el que nos encontramos y que cada vez es más visible que nos “estamos rebelando” en contra de los grilletes que nos aprisionan; llamenlos como quieran, banca, gobierno, sectas secretas, illuminatis, etc. Y es aquí donde tenemos que hacer hincapié, porque si no sabemos cuales son nuestras raíces nunca sabremos quienes somos realmente. Creemos, ingenuamente que tenemos libertad, y que el dinero nos proporciona esa libertad; pero la verdad es que el dinero es un medio que nos esclaviza, y nos mantiene constantemente en “deuda” con un sistema mundial de esclavitud.

Pues bien, este diluvio lo promovió Enlil, el “Señor del Cielo (del aire o de la atmósfera)”, ante la asamblea divina, aparentemente preocupado por la excesiva proliferación del género humano y su ruidoso comportamiento. Enlil consiguió convencer al resto de los dioses, reunidos en asamblea, para que autorizasen el exterminio de la Humanidad. Esto dio origen, sin lugar a dudas, al relato bíblico de Noé y el diluvio universal. Ya veremos más adelante un poco más de los personajes que hasta ahora he mencionado.

Es interesante resaltar que este asunto de “exterminar a la raza humana” por las razones que fueran, no solo aparece mencionado en las escrituras sumerias, los mismos Mayas nos hablan en sus textos de algo muy similar; de acuerdo a las investigaciones, los dioses que crearon al hombre no estuvieron satisfechos en más de una ocasión con su creación (el hombre), por lo que exterminaban al ser humano para volverlo a crear tratando de corregir sus errores. Este proceso se repitió en varias ocasiones hasta que los dioses estuvieron conformes.

Este tema no debe tomarse a la ligera, posiblemente toda cultura antigua tenga un génesis en el que relata la creación del hombre por parte de los dioses, y al parecer en todas estas historias, los dioses no conformes con su creación pasaban al exterminio de la raza humana. Quizás….todas estas historias tengan la misma raíz.

 EGIPTO Y SUMERIA

Según la historia, el Imperio del Antiguo Egipcio comenzó sobre el año 3.000 AEC. Las noticias históricas más tempranas en Mesopotamia nos hablan del 4.000 AEC. De esta fecha hacia atrás en el tiempo, es cierto que siguen hallándose algunos vestigios y huellas humanas en el pasado, pero todo empieza a volverse más confuso.

En 1.991 el geólogo de la Universidad de Boston, Robert Schoch detectó que la Esfinge de Gizeh, en Egipto, había sufrido erosión de agua varios milenios antes de que comenzara oficialmente la civilización egipcia. Por su parte, los investigadores Robert Bauval y Graham Hancock, autores del libro “El Misterio de Orión”, mediante la utilización de un programa informático que recreaba el paisaje astronómico en el pasado, calcularon que el conjunto de Gizeh fue posicionado hacia la Constelación de Orión sobre el año 10.500 AEC. Más adelante veremos que estas fechas son muy importantes al sacar conclusiones.

Nuestros antepasados nos contaron en sus escritos muchas cosas, por ejemplo que aconteció un Diluvio Universal, un relato que aparece en todas las civilizaciones antiguas del mundo. Pero para la ciencia e historia de la actualidad, todas estas referencias no son sino fabulaciones y mitologías de unos antepasados “atrasados”, o si se prefiere, poco evolucionados y poco desarrollados. Como dice el investigador John Anthony West, “todos esos desafíos a los dogmas establecidos, no encajan con la visión que tenemos nosotros, ‘los listos’, que vivimos en nuestro mundo de bombas de hidrógeno y pastas de dientes con rayas

Como vemos hasta ahora, siguen apareciendo muchas similitudes entre culturas aparentemente desconocidas entre sí, y que la arqueología ortodoxa suele negar. Según recoge Eusebio, una dinastía de dioses reinó en Egipto durante 13.900 años: el primer dios fue Vulcano, el dios descubridor del fuego, después el Sol, Sosis, Saturno, Isis y Osiris, Tifón hermano de Osiris y Horus hijo de Isis y Osiris. A estos, siguieron dinastías de Semidioses héroes que reinaron durante 11.025 años. Lo que hace un total de 24.925 años. A partir de ese tiempo, aproximadamente sobre el 3.000 AEC reinaría el primer faraón humano. Parece que oficialmente es Menes el primer Faraón hombre, también identificado como Narmer, pero de hecho se sabe que anteriormente a Menes reinaron otros monarcas como el Faraón Escorpión y el Faraón ka, posiblemente semi-dioses.

Podemos profundizar aún más entre diferentes culturas, para eso invito a leer nuestro artículo Dioses en la antigüedad: Mayas, Egipcios y Sumerios

LOS ANUNNAKI: AQUELLOS QUE VINIERON DEL CIELO A LA TIERRA

El término Anunnaki, hace referencia a un grupo de deidades sumerias y acadias, conocidos también como los Anunna, los “50 grandes dioses” hijos de An. Hay quienes mencionan que los Anunnakis fueron un grupo de dioses abandonados por sus padres en un mundo que se estaba recuperando de una terrible calamidad, algo que devastó casi por completo el planeta.

De acuerdo a las traducciones de Zecharía Sitchin (escritor, historiador, lingüista y especialista en lenguas antiguas, quien dedicó más de 30 años de su vida al estudio de los sumerios. 1920-2010), estos dioses venían de un planeta (planeoide, enana marrón o algo similar) llamado Nibiru. Para los babilonios, era un cuerpo celeste asociado con el dios Marduk. Nibiru significa “lugar que cruza” o “lugar de transición”. En muchos textos babilonios se identifica con el planeta Júpiter, aunque en la tablilla 5 de la Enûma Elish se asocia con la Estrella Polar, que también se conocía como Thuban (estrella en la constelación del Dragón).

De acuerdo a Sitchin, Nibiru sería el planeta número 12 en nuestro sistema solar, y éste tendría una órbita elíptica al rededor de nuestro sol y un período orbital de unos 3600 a 3760 años. Sitchin le atribuye estos datos no solo a los sumerios, sino también a los astrónomos Mayas.

Aclaremos un poco el asunto del número de planetas en nuestro sistema solar. De acuerdo a la ciencia oficial y sus estándares (Unión Astronómica Internacional), nuestro sistema solar (hasta ahora) tiene 8 planetas y 5 planetas enanos, anteriormente esta clasificación era diferente, poniendo a 11 planetas en nuestro sistema solar (si mal no recuerdo), de ahí que Sitchin hablara de uno más cuando realizaba las traducciones y de hecho, según los sumerios, ellos clasificaban a 12 planetas, nuestra ciencia actual tiene una clasificación diferente. Si quieres conocer más a nuestra galaxia, invito a leer nuestro artículo La Vía Láctea ¿qué tanto la conoces?

Sitchin explica que Nibiru colisionó con un planeta que existía en nuestro sistema solar llamado Tiamat entre Marte y Júpiter. De acuerdo a la mitología babilónica, Tiamat era una Diosa/Monstruo/Planeta primitivo mencionado en el poema épico Enûma Elish. A causa de esta colisión, se formarían la tierra, nuestra luna y el actual cinturón de asteroides. Esta teoría también la sostuvo Leonard William King en 1902; de acuerdo a su interpretación, Tiamat representa una estrella o constelación y Marduk representa al planeta Júpiter.

“Nibiru resguardará el portal entre el cielo y la tierra; Aquellos que no pudieron cruzar por arriba o por abajo, deben siempre pedir su autorización. Nibiru es la estrella que brilla en el cielo“. Extracto del Enuma Elish

El historiador de la universidad de Cambridge D.S. Allan y el geólogo de la Universidad de Oxford, J.B. Delair realizaron una exhaustiva investigación multidisciplinaria, presentada en su libro “Cataclismo”. En este trabajo los investigadores sostienen también que el Enuma Elish narra una gran colisión en nuestro Sistema Solar que tuvo consecuencias catastróficas para la Tierra.

Como vemos, son varios los investigadores que sostienen que el Enûma Elish narra la representación de componentes astronómicos y de una colisión estelar.

Sitchin murió con la esperanza de que se efectuara una prueba de ADN a la reina Puabi (reina de la ciudad sumeria de Ur), el sostenía que Puabi fue más que una reina, fue una semi-diosa ligada genéticamente con los Anunnakis. “Quizás comparando su genoma con el nuestro, podríamos descubrir cuales son esos genes que deliberadamente no nos dieron

A parte de Sitchin, Burak Eldem y Marshall Masters apoyan estas teorías. A nibiru también se le conoce comoHercólubus/Hercóbulus. El explorador y geólogo Christian O’Brien (Universidad de Cambridge. 1914-2001), también dedicó una buena parte de su vida a tratar de reconstruir la historia de los dioses de la antigüedad, aunque éste los llamaba Anannage.

“Es notable que tanto Sitchin como O’Brien, entre otros, hayan reconocido el hecho esencial de que en el pasado hubo una civilización avanzada y brillante liderada por los Anannage. Ambos merecen toda nuestra atención y todo nuestro respeto por la recuperación de nuestra increíble historia, libre de las represiones religiosas creadas por el hombre“. Edmund Marriage.

Parte de las críticas que recibió Sitchin en relación a la existencia del planeta Nibiru, se basaban en que era imposible que un planeta fuera errante y tuviera una órbita elíptica y tan grande (3600 años), pero hoy ya se ha comprobado que existen estos “planetas extrasolares” que mantienen una órbita elíptica. Ejemplo de esto es Sedna, un pequeño cuerpo en el sistema solar (poco más pequeño que nuestra luna) más allá de Neptuno; fue descubierto en el 2003 y tiene una órbita de 11.400 años. No digo con esto que Nibiru exista, pero tampoco se puede decir lo contrario.

En 2008, un equipo japonés anunció que según sus cálculos, debía existir un planeta no descubierto a una distancia de unas 100 UA (150 millones de kilómetros) con un tamaño de hasta dos tercios del de la Tierra.

En mayo del 2012 el astrónomo Rodney Gomes del observatorio nacional de Brasil, realizó un estudio en el que plantea la posibilidad de que exista un planeta desconocido que esté orbitando en los límites del sistema solar:

Demasiado lejos para ser fácilmente visto por nuestros telescopios, el probable planeta aún no visto parece hacer sentir su presencia alterando las órbitas de los cuerpos celestes del cinturón de asteroides de Kuiper“. Declaraba Gomes. Estas órbitas, según Gomes, fueron provocadas o alteradas por un planeta que orbita alrededor del Sol y que aún no conocemos.

Con estos ejemplos anteriores, solo se trata de decir que todavía queda mucho por descubrir, no hay que cerrarse a las posibilidades que existen fuera de nuestro planeta, es ahí donde debe aparecer nuestra humildad….si es que la tenemos.

Sitchin y O’Brien pueden ser considerados los dos principales investigadores de la cultura sumeria y los dioses mencionados por ellos. Sin embargo, ambos investigadores tienen diferencias marcadas en sus hipótesis. Pareciera que O’Brien está más enfocado en los registros de los ancestros que hicieron renacer la civilización de la cultura luego de un cataclismo mencionado en sus estudios al rededor del 10.850 AEC (diluvio universal), posiblemente como consecuencia del choque de Tiamat con Nibiru. Según el, esa civilización renacida vivió en paz y armonía durante miles de años y que historiadores griegos y de Alejandría pudieron evidenciar.

Por su parte Sitchin aportó piezas necesarias para poder entender la ruta de Nibiru en el sistema solar y la colisión con Tiamat, y que también se explica en el libro ¡Cataclismo!, de D.S. Allan y J.B. Delair. Sitchin se enfocó más (al parecer) en escudriñar todo el tema de los Anunnakis, de donde provenían, si fueron o no partícipes de la creación del hombre, de la necesidad del oro para su planeta, etc.

De acuerdo a Edmund Marriage (investigador y sobrino político de O’Brien) nuestra civilización no comenzó como lo plantea Sitchin, no existe Nibiru, ni extraterrestres, ni tecnología espacial. Nuestros ancestros (los que tanto el y O’Brien llaman Anannage) vienen de una cadena evolutiva que inició hace cientos de años atrás posiblemente en la Atlántida, y que ésta pudo haber sido un refugio en la era glacial de Dryas.

La traducción de algunas tablillas (actualmente eliminadas de la existencia por el Poder Mundial), realizadas por lingüistas destacados como Samuel Noah Kramer y Zecharía Sitchin, muestran una civilización sumeria muy avanzada. Kramer afirma que “los sumerios, con la ayuda de sus dioses, especialmente Enlil, transformaron una tierra llana, árida y azotada por los vientos en un reino fértil y floreciente”.

Tanto la Biblia Hebrea como el Nuevo Testamento, afirman que los secretos del futuro están arraigados en el pasado, que el destino de la Tierra está conectado en los cielos“. Zecharia Sitchin

Alan Alford, nos dice que toda la vida sumeria giraba en torno a sus dioses. Estos tenían cuerpo físico y a ojos de los sumerios eran los An.Unna.Ki (o Annunakis), literalmente “aquellos que vinieron del Cielo a la Tierra”, esta hipótesis también es apoyada por Robert Bauval. Estos dioses instruyeron al pueblo en la construcción de templos en lugares escogidos. Con el tiempo, se cree que se desarrollaron diversas confrontaciones bélicas entre o contra los dioses. En la Biblia y escritos judíos y cristianos se les conoce como Nefilim.

Los Nefilim (o Nephilim) eran un pueblo de gigantes (o titanes) hijos de los hijos de dios y las hijas del hombre, aquí aparece el apareamiento entre los dioses y los humanos, algo muy mencionado en textos antiguos como los sumerios y la biblia. Para los arameos, el término Nephila se refiere a la constelación de orión, y así los Nefilim serían descendientes divinos de esta constelación. Nuevamente se menciona a Orión, y “a los que vinieron de Orión“….¿casualidad?

“Y aconteció que cuando comenzaron los hombres a multiplicarse sobre la faz de la tierra y les nacieron hijas, al ver los hijos de Dios que las hijas de los hombres eran hermosas tomaron para sí mujeres, escogiendo entre todas. Entonces dijo Yahvé: «No contenderá para siempre mi espíritu en el hombre, porque ciertamente él es carne; y su vida no rebasará los ciento veinte años». Los nefilim se hallaban en la tierra en aquellos días, y también después, cuando los hijos del Dios [verdadero] continuaron teniendo relaciones con las hijas de los hombres y ellas les dieron a luz hijos, estos fueron los gigantes de la antigüedad, fueron los hombres famosos. Génesis, 6, 1-4″

Los escritos sumerios nos dicen que ellos conocían perfectamente nuestro sistema solar, sabían cuantos planetas existían, desde mercurio a plutón.  Este último descubierto a principios del siglo XX y hoy considerado un planeta enano. Nos narran que de Nibiru venían sus dioses, y que estos fueron el génesis de la vida en la tierra y la causa de la rápida evolución del hombre (¿el eslabón perdido?)

Para los sumerios, sus dioses fueron de carne y hueso, seres que convivieron entre ellos y les enseñaron diferentes actividades y normas para convivir. Estos dioses crearon al hombre a su imagen y semejanza.

El autor Bob Frissell propone, al igual que Sitchin, que el ser humano es producto de un cruce genético entre 2 razas, pero a diferencia de Sitchin, Frissell dice que el cruce fue hecho entre una raza de Nibiru y la otra de Sirio. De acuerdo a Sitchin, los Anunnakis crearon al menos 2 híbridos distintos, uno era considerado un semi-dios (como es descrito en muchas culturas antiguas como en Sumeria, Egipto, los Olmecas, los Mayas…etc), la otra era una versión “desmejorada” que pudiera ser mucho más manejable (aunque conservaba ciertas habilidades escondidas en su ADN). Las traducciones de Sitchin nos dicen que ambos híbridos poblaron la tierra en algún momento de la historia, una de las razas era sirviente de la otra.

El presente surge del pasado, el pasado es el futuro” Zecharia Sitchin

 

 

Un texto sumerio dice: “En la tierra cayó una calamidad, una desconocida para el hombre, una que no se había visto nunca antes… una gran tormenta del cielo… una tormenta que aniquiló toda la tierra… un viento diabólico como un torrente enfurecido… acompañada de un calor abrasador… durante el día robó a la tierra de su sol reluciente, por la noche las estrellas no brillaban… La gente aterrorizada, no podía apenas respirar… Las bocas se llenaron de sangre… hizo que las casas se abandonaran… los ríos de Sumeria afluían con aguas amargas… los pastos crecían con hierba marchita… Los dioses evacuaron Uruk, se escondieron en las montañas, escaparon más allá de las lejanas llanuras…”.

Extraña forma de relatar una calamidad, pero si leemos nuevamente el pasaje con “ojos modernos” lo primero que se me viene a la mente es una fuerte explosión, pero ¿ocasionada con qué? y ¿por qué motivo? ¿Pudo acaso ser algún meteorito? o ¿algún tipo de artefacto explosivo? También resulta interesante resaltar que este relato parece familiar, como los que podemos encontrar en el libro de las revelaciones de la biblia y a la parte referida a Sodoma y Gomorra de la Torá.

En todo caso, la revista científica Geology en su edición de Abril del 2000, mostró resultados de análisis radiológicos y químicos de antiguas capas de polvo de aquel periodo, en varias zonas de Oriente Próximo, pero particularmente del fondo del golfo de Omán, y llegaron a la conclusión de que hubo un inusual cambio climático en las regiones adyacentes al Mar Muerto levantando grandes tormentas de polvo, y que este polvo fue transportado hacia el sur de Mesopotamia y más allá del Golfo Pérsico. (El mismo desarrollo del Viento maligno de Sumer). La conclusión del estudio fue que esta inusual precipitación de polvo se debió a “un extraño y dramático evento que tuvo lugar en torno al 2025 AEC” coincidiendo así con los textos sumerios.

 

 

Por otro lado en la revista Science en su edición 27 de abril de 2001 dedicada al paleoclima mundial, en una sección dedicada a Mesopotamia, dice haber evidencias de que en la región de Irak, Kuwait y Siria “el abandono generalizado de la llanura aluvial entre los ríos Tigris y Eufrates se debió a unas tormentas del polvo que comenzaron hace 2025 años AEC.” eso sí, sin entrar en la causa de esas tormentas.

Busqué la citada revista para comprobar los resultados, me tomó un rato encontrarla pero efectivamente así es. . En otro de los resultados de mi búsqueda encontré relación  con el Imperio Acadio, en donde hay mención del citado artículo (en ingles).

Comento los últimos párrafos porque existe una teoría, que aunque ya la había escuchado (por relatos de la India, otra época, otros factores; más concretamente de los Vimanas) sigue resultando muy controversial. Es la teoría o hipótesis de explosiones nucleares en la antiguedad. Si, leyó bien; se cree que en la Península del Sinaí ocurrieron. nos muestran una gigantesca cavidad y una visible fractura de la superficie de la Tierra; y los estudios realizados como los que cité anteriormente, revelan “anomalías” en la zona. Lo cierto es que en la zona quedan esparcidas hoy en día restos de rocas quemadas y ennegrecidas, con una proporción extremadamente inusual de isótopos de uranio-235, lo cual indica según los expertos, la exposición de estas rocas a un inmenso calor repentino de origen nuclear. Dejo abierta las respuestas a las preguntas antes hechas: ¿fue acaso un meteorito o algún dispositivo explosivo/nuclear? Creo que todas las posibles respuestas solo generarían más preguntas!

Entonces la mujer de Lot miró atrás, a espaldas de él, y se volvió estatua de sal. GÉNESIS 19:26

Este relato biblico tiene su origen en las famosas ciudades de Sodoma y Gomorra…que fueron destruidas por los Dioses. Sin lugar a dudas esta es otro curioso relato bíblico que hace alusión a los efectos que tendría una explosión nuclear en una persona: la desintegra convirtiéndola en polvo (sal)

Según el historiador Kisari Mohan Ganguli, quien sostiene que los textos sagrados de la India están repletos de estas descripciones de un gran holocausto nuclear en la antigüedad, de proporciones claramente superiores a Hiroshima y Nagasaki, podemos extraer:

Una columna de humo incandescente y llama tan brillante como miles de soles en todo su explendor, una explosión perpendicular generando una enorme columna de humo que generaba círculos concéntricos de ondas que se extendían como parasoles gigantes.

Era una explosión desconocida como una gigantesca expansión de muerte, que redujo a cenizas la raza entera de los Vrishnis y los Andhakas. Tras unas horas la comida y los alimentos devastaron a aquellos que sobrevivieron a la explosión y los soldados intentaban lavar en vano su equipamiento y vestidos

Entrevista realizada a Zecharia Sitchin, investigador de las primeras civilizaciones conocidas

 

Pero el asunto no acaba aquí, si ya vieron algunos de los documentales que incluyo en este artículo, ya sabrán que (y en resumen) los Sumerios tienen aproximadamente unos 6700 años AEC de antigüedad, esa estimación es aceptada oficialmente; pero los textos sumerios, y buena parte de sus leyendas, son las que incomodan a la arqueología tradicional, ya que estos escritos hablan de dioses longevos que reinaron en el planeta hace ya 450.000 añosaproximadamente (Pleistoceno medio).

Pues bien, y siguiendo con el tema de los Anunakis (o Annunakis), claramente están referenciados en los textos sumerios y descritos como los que vinieron del cielo, también los podemos encontrar en otras partes del mundo como los Ananakus  y chitauri en Africa, eran representados como hombres altos o gigantes y además de aspecto blanco, en ocaciones como aves y como animales terrestres, en áfrica se los representaba como lagartos, en china como dragones (amaru) y en la india como serpientes (naghas).

Por las inmediaciones de la selva ecuatoriana, existen los Shuaras, tribu indigena antigua que vive en la inmediaciones de la famosa “cueva de los Tayos”, este grupo de indígenas también habla de los dioses celestes y relata el caso del dios Sunki conocido por su simbologia del dios de las aguas o de las fuentes de aguas y que era hijo de An (¿el mismoAn sumerio?), y a este supuesto sistema de deidades los llamaban los Ananakus. De éstos últimos no puede encontrar mayor referencia, sin embargo resulta de interés que el dios Sumerio Enki sea conocido como la misma simbología en Ecuador como Sunki; aparte de esta similitud, Sunki, al igual que Enki castigó al mundo con un diluvio, aunque como ya sabemos de la mitología Sumeria, Enki “salvó” a un grupo del desastre del diluvio.

Y Jehová pasó a decir: “Mira que el hombre ha llegado a ser como uno de nosotros, conocedor del bien y del mal. No vaya a ser ahora que tienda la mano del árbol de la vida y comiendo de él viva para siempre”. Jehová lo echó del jardín del Edén, para que cultivara el suelo del que había sido tomado. Expulsó al hombre del Jardín del Edén y puso delante de él dos querubines blandiendo flameante espada para guardar el camino al árbol de la vida”. (Génesis 3, 24)

Ya se comentó antes el rol de Enki en la creación de los humanos, según las escrituras sumerias, pero algunos autores y estudiosos de las antiguas civilizaciones han ido más allá y propuesto algunas teorías mucho más controversiales. Los textos sumerios hablan de la necesidad de crear trabajadores en la Tierra para los yacimientos de oro (mineral que se supone necesitaban los Annunakis) “dándoles la imagen de los dioses” (¿a tu imagen y semejanza bíblico?) y suficiente inteligencia para utilizar herramientas. Se supone que tras varios intentos fallidos, consiguieron dar con un espécimen apto para el trabajo de las minas. Lo llamaron Lu.Lu (Lulu Amelu), o “uno que ha sido mezclado”. A estos grupos de “obreros primitivos” los llamaron Adamu (“el de la tierra”).

La mezcla entre divinos y “humanos” da lugar a la “humanidad”. Una humanidad en la que hallamos razas mixtas, mezcladas, más o menos puras. Entendemos que esta es una cuestión muy delicada y no se pretende establecer como definitiva una idea sin tener fundamento firme, pero hemos de tener en cuenta que los textos sumerios son, además de históricos, los textos más antiguos de la humanidad, por lo que hemos de concederles un estimable valor. Esta cuestión tratada por las tablillas sumerias podría ser una explicación de la radical diferencia existente entre las diferentes razas humanas. Producto de la mezcla entre elementos divinos y humanos, hallamos espíritus divinos, razas celestes, encarnados en trozos de barro (materia demiúrgica): “ángeles caídos”, etc. y todas estas historias (derivadas de las Sumerias) se repiten a lo largo de textos en todo el mundo, como en Egipto, el judaísmo, cristianismo, hinduismo, y un largo etc. ¿Mera casualidad, o una fantasía masiva?

Entrevista a David Parcerisa sobre los dioses de Sumeria, junto a Miguel Celades, Carlos Garde y José Miguel Cruz

 

En un artículo publicado en 1973 por Francis Crick en conjunto con Leslie Orgepara la revista Icaro, en el que argumentan que el ADN encapsulado dentro de pequeños granos pudo ser disparado en todas direcciones por “alguna avanzada civilización” para diseminar la vida en el universo; cito:

Parece ahora improbable que los organismos vivos extraterrestres pudieran haber alcanzado la Tierra ya sea como esporas conducidas por la presión de la radiación de otra estrella o como organismos vivos incrustados en un meteorito. Como alternativa a estos mecanismos del siglo diecinueve, hemos considerado la Panspermia Dirigida, la teoría de que los organismos fueron deliberadamente transmitidos a la Tierra por seres inteligentes de otro planeta. Concluimos que es posible que la vida alcanzara la Tierra de esta manera, pero que la evidencia científica es inadecuada actualmente como para decir algo acerca de esa probabilidad. Prestamos atención a los tipos de evidencia que pudieran arrojar una luz adicional sobre este tema”

Permítanme recordar, y de forma tajante, que Francis Crick no era ningún pendejo! él, junto con James D. Watsonfueron los descubridores del ADN. Así que la hipótesis de una “mezcla” de ADN para constituir  a un ser humano, como hacen referencia los textos Sumerios, por descabellado que parezca NO es improbable.

Según Frederick Hoyle, refrendar el papel de las bacterias como probable eslabón perdido y resolver su supervivencia en el espacio es sencillo, ya que estos microorganismos parecen resistirlo todo. De hecho, el ser humano lleva sobre la Tierra 1 millón de años (en teoría), mientras las bacterias llevan 4.000 millones. Así que aquí tampoco sería descabellado pensar que en efecto pudieron existir otras civilizaciones mucho más antiguas, como las que hacen referencia algunos eruditos: La Atlántida y Lemuria; y que los Sumerios, de alguna forma, son descendientes de ellos. Invito a leer nuestro artículo de Atlántida y Lemuria.

En relación al párrafo anterior, aclaremos algo para evitar confusiones. En términos relativamente oficiales, hace unos 40 millones de años aparecieron los monos llamados antropoides, hace unos 35 millones de años un grupo de primates se desarrolló para formar otra familia, la hominoidea; después aparecerían los póngidos (orangutanes, gorilas, chimpancés, etc.) hace unos 25 millones de años. El humano (los primeros homínidos-homo erectus que caminaban sobre 2 patas) llevan sobre la tierra unos 4 millones de años (Australopiteco: género extinto de primates homínidos que vivió en el sur de África), aunque algunos autores hablan de solo 2 millones de años. Hace al rededor de 700.000 años estos de dividían en dos ramas, los neandertales (que habitaron en Europa) y el Cromagnon (los primeros hombres “modernos” de Europa). El crogmanon evolucionó hace unos 40.000 años a lo que podríamos considerar hoy como el hombre moderno. Con esto podemos decir que el hombre con “algo de inteligencia” (neandertales y antecesores del crogmanon) lleva en la tierra unos 2 millones de años. Los neandertales se extinguieron hace unos 25.000 años y el Homo floresiensis (conocido como hobbit) hace unos 12.000 años. Nosotros, el Homo sapiens somos la única especie conocida del género Homo que aún perdura.

Teniendo estos datos en cuenta, llegamos al punto de hablar de la evolución o salto evolutivo del mono al hombre, el famoso eslabón perdido. Algunos autores afirman que el Australopiteco cumple con ese rol. Sin embargo, el salto evolutivo de un homínido (más animal que otra cosa) a un homo-sapiens con inteligencia, con conocimientos de agricultura, construcción, astronomía, matemáticas, etc….ese es el verdadero eslabón perdido, porque definitivamente es UN GRAN SALTO.

Según Sitchin y otros investigadores, el ya mencionado anteriormente Adamu bien podría ser el eslabón perdido, una mezcla de homínido con ADN anunnaki, del cual provendría el actual ser humano.

Sitchin nos cuenta que los Anunnaki se establecieron primero en la zona del actual Golfo Pérsico, en donde comenzarían sus “trabajos” en la extracción de oro y quizás otros minerales; posteriormente irían al África Central y África del Sur. También tendrían una especie de centro de control en Egipto y otra en el planeta Marte. De acuerdo a la historia, los trabajadores de Nibiru se rebelaron por la pesadas condiciones de trabajo, y argumentaron que las especies vivas del planeta (primates…?) bien podrían realizar la tarea. Si los Anunnakis llegaron a la tierra hace 450.000 años, estamos hablando de una época geológica que hoy conocemos como Pleistoceno medio, que va desde 781.00-126.000 años aproximadamente. En esta época existían animales como el Mamut y el oso polar, y la especia más evolucionada estaba entre los mamíferos y los primates. Podemos entonces concluir que en nuestro planeta ya existía vida, estos solo nos dieron el salto evolutivo que nos trajo hasta lo que somos hoy. Queda, por supuesto, la pregunta de quien dio vida a las especies que ya existían en el planeta…si estos supuestos seres de Nibiru tenían la capacidad de realizar cruces genéticos entre especies, ¿tendrían también la capacidad de crear vida desde un laboratorio?. De acuerdo a Sitchin en la primer colisión que tuvo Nibiru con Tiamat, habrían quedado en la tierra “semillas de vida” esparcidas en el este de África a causa de esta colisión celeste, en donde se “formaría” de manera natural el primer hombre-mono del planeta.

Los Anunnakis requerían que estos primates fueran su fuerza física, pero por no ser evolucionados, no eran capaces de recibir órdenes. Es aquí cuando entra en juego el papel principal del ya mencionado dios Enki en la creación de un primate más evolucionado. Pero este “primate evolucionado” dio sus problemas, ya que en algún punto de la historia, era difícil de controlar, y por otro lado, el proceso de ingeniería genética (para crear más primates) se hacía muy laborioso, parte del proceso involucraba a las hembras Anunnakis quienes tenían que hacer as veces de madres. Es cuando se le da la capacidad de procrearse a este ya evolucionado primate.

Siguiendo con lo relatado por Sitchin, esta nueva especie conviviría con los dioses (Anunnakis) y las demás especies del planeta, seguirían siendo los esclavos de sus amos y creadores. Con el tiempo se habrán reproducido y habrán poblado otras zonas del planeta. Los Adamus pudieron continuar con su proceso natural evolutivo, que llevaría a dividir a esta especie en 2 grupos, los que se quedaron al lado de sus dioses y los que partieron a otras partes.

En los últimos párrafos hemos podido ver algo de la evolución, y cada quien podrá tener su opinión…Sitchin nos dice que el comparte la teoría de la evolución pero solo para animales y plantas, pero que no cree que la raza humana haya evolucionado ni de Neandertales ni de Cromañones. La teoría de la evolución de las especies (Darwin), tiene como ancestro más antiguo a Lucy, un homínido hembra de 3,2 millones de años; ella presenta características óseas muy similares a las del hombre moderno, por lo tanto, los evolucionistas apoyan sus teorías aquí. Para Sitchin, Lucy es parte del proceso evolutivo y natural del hombre primitivo, pero la evolución del hombre moderno no se pudo haber dado sin “intervención avanzada”. Si tomamos en cuenta el rápido crecimiento cultural-intelectual y tecnológico del homo-sapiens, y que tanto Neandertales como Cromañones ya se han extinguido…tenemos enfrente una realidad: solo algunas especies de animales y el hombre moderno han podido sobrevivir al paso del tiempo y las calamidades que han azotado al planeta, esto dice mucho (desde mi punto de vista).

Si el Homo floresiensis (15.000-12.000 años) fue la última especie primitiva en extinguirse, en nuestro planeta solo quedaban los Adamus, y de acuerdo a Sitchin, estos construyeron Göbekli Tepe, mantuvieron y crearon asentamientos en toda la antigua Mesopotamia (posibles antepasados de los Sumerios y base principal de operaciones), pintaron las cuevas de Lascaux, llegaron a América Latina (posibles antepasados de los Olmecas) y a la India, por supuesto lo hicieron junto a los Anunnakis.

Para los años 10.000 y 4.000 AEC, Sitchin nos dice que fue cuando los Anunnakis comenzaron a aparearse y procrearse con las mujeres de los hombres y que de aquí vienen los ya mencionados gigantes de la antigüedad, los semi-dioses. En la literatura antigua podemos encontrar casos como el de Alejandro Magno (quien siempre creyó que era hijo de los dioses), Hércules y Aquiles, quienes eran hijos de un dios y un mortal, considerados semi-dioses. Casos como estos hay muchos en toda la historia conocida.

Si estos “seres” que según las tablillas sumerias llegaron de algún otro planeta con tecnología muy avanzada, fueron los primeros pobladores de la tierra, ¿porque se fueron dejándonos aquí, dónde están las pruebas, construcciones, restos arqueológicos…o algo similar?

Las respuestas a estas preguntas resultan polémicas y claro está, muy especulativas, aunque desde mi punto de vista evidencias hay y a montones. Para tener una idea un poco más clara y ver el profundo y gran contexto de este tema tenemos que hacer un recorrido por la historia y revisar las antiguas escrituras de las diferentes culturas que han poblado el planeta en sus diferentes épocas. Es por esa razón que se hizo mención unos párrafos anteriores deAtlántida y Lemuria.

Estos dos continentes hoy desaparecidos, pudieron ser (y esto es una opinión muy personal) antiguas civilizaciones quizás conformadas por los Anunnakis en sus primeros inicios en el planeta mencionados en las tablillas sumerias (Nefilim en la biblia). Recordemos que según las traducciones de Sitchin, estos pobladores estuvieron aquí desde hace 450.000 años aproximadamente. Bien pudieron ser partícipes de tempranas civilizaciones en la tierra, o quizás conformaban su propia civilización que por causas no conocidas se extinguieron; aunque como apuntan las traducciones sumerias, estas antiguas civilizaciones pudieron haber tenido guerras devastadoras entre ellas. Pero esto es solo una teoría especulativa de mi parte.

Como dato curioso, vale decir que según los relatos de la Atlántida, uno de sus primeros habitantes fue Evenor, “el hombre nacido de la tierra”, quien convivía con su mujer Leucipe y su única hija Clito. Lo relevante de esto es el parecido a las historias tanto sumerias como bíblicas, “el hombre nacido/creado de la tierra/barro/arcilla”.

Ya hablaremos más de la Atlántida y Lemuria dedicándole un artículo completo.

Sin querer iniciar otra polémica más, pero hay que hacer mención de otro punto característico que ha embriagado al mundo desde hace mucho, siempre, y por diversas razones, se trata de “ocultar” o cambiar hechos para beneficio de algunos,  lo podemos ver evidenciado a lo largo de la historia en sus diferentes capítulos, como los inicios de Iglesia católica, su institución y la biblia, llenos hasta el techo de incongruencias, aquí también podríamos mencionar la misteriosa masacre a los Templarios por parte de la iglesia; la quema de la biblioteca de Alejandría donde se hallaba guardado el conocimiento del hombre, la historia y la prehistoria de la humanidad; la invasión de China al Tíbet buscando y destruyendo los textos sagrados de relatos antiguos; la invasión y destrucción de los códices Mayas por parte de los Españoles, la iglesia y la inquisición; y así podremos seguir haciendo mención de relatos macabros si se quiere para tratar de silenciar o tapar versiones distintas a las impartidas, en el mayor de los casos por las grandes instituciones religiosas y gubernamentales.

Y como otro dato curioso haciendo alusión al párrafo anterior, para el 2006 se estaba preparando una filmación para la película Annunakis, se esperaba que fuera una trilogía en donde se mostraba toda la historia sumeria y la visita de estos “seres que vienen del cielo”. El director y productor era Jon Gress, la historia hablaba de la llegada de los Annunakis a la tierra hace más de 400.000 años y su partida del planeta en 550 AEC.

 

 

 

Aparte de toda la información histórica y arqueológica de Sumeria, el Film estaba inspirado en el trabajo de Zecharia Sitchin, sin embargo, ya han pasado 7 años y no ha habido más información sobre esta película ni se sabe nada al respecto.

En su blog, no hay actividad desde el 2006, el Website de la película desapareció, lo poco que se puede encontrar es el poster, un corto video en donde se ve la filmación de algunas escenas, este otro videoeste artículo en el New York Times, de resto nada más. Esta película hubiera dado mucho que pensar a la gente y habrían empezado a profundizar en el tema llegando a muchas de las mismas conclusiones que hemos llegado los que por aquí andamos.

En una entrevista a Jon Gress en julio del 2006 el decía:

Esta es la primera película de larga duración en donde objetivamente se demostrará cómo los sumerios fueron influenciados y convertidos de repente en la civilización más avanzada del mundo. Muchas personas todavía no saben que existieron máquinas voladoras sobre la Tierra antes de que los egipcios alcanzaron su auge.

La escritura cuneiforme de repente apareció en muchos lugares del mundo. Conocimientos avanzados sobre las estrellas, agricultura, ganadería e incluso la estructura sociale fue introducida a la humanidad por las civilizaciones avanzadas. Esta película muestra la forma en que se hizo, de tal manera que reescribirá la historia de la forma en que debería haber sido escrito en primer lugar.”

 

 

 

Otro dato más del cine: en el 2012 se estrenó la película Prometheus de Ridley Scott. Si bien es una película de ciencia ficción, su argumento podría estar inspirado en las investigaciones de Zecharia Sitchin. El argumento base es que una raza de extraterrestres sembraron la vida en la tierra a través de componentes genéticos, luego estos seres abandonan el planeta. “En el año 2093, un grupo de arqueólogos terrestres basándose en algunas representaciones artísticas de las culturas antiguas logran descifrar hacia que constelación espacial y sistema planetario podrían haber ido estos seres y deciden ir a buscarlos“.

En una de las escenas, se puede apreciar a la protagonista-arqueóloga Elizabeth Shaw hablando del mapa estelar que se encuentra representado de forma artística en diferentes culturas de la antigüedad, en una de las imágenes que la protagonista le enseña a la tripulación de la nave Prometheus, se lee “Asentamiento temprano sumerio, Eridu bajo” y si han leído el artículo, sabrán que Eridu es una de las ciudades más antiguas del mundo, construida al rededor del 5.400 AEC al sur de Mesopotamia:

En palabras de Ridley Scott:

“La NASA y el Vaticano están de acuerdo en que es casi matemáticamente imposible que estemos dónde estamos ahora sin haber recibido una pequeña ayuda en el camino. Eso es lo que contemplamos en la película, contemplamos algunas de las ideas de Erich Von Daniken sobre nuestros orígenes…Uno de sus libros más famosos fue “Carros de los dioses”. Todos pensaban que estaba loco porque afirmaba que la humanidad era la creación de los dioses. Si te remontas al siglo XIX, al tiempo de Darwin, y si contemplas las ideas de Darwin, la tesis darwiniana, que parece muy lógica… Luego puedes ir más allá y mirar más matemáticamente a la viabilidad de que estemos sentados aquí, te estoy hablando y tengo esta cosa (levanta su celular) que parece salida de “Viaje a las estrellas”. Hace treinta años no hubieras imaginado que esta cosa podría existir.

A pesar de que la película se centra en ser al pre-cuela de “Alien el octavo pasajero” y que a mi (como película) no me termina de convencer, sigue siendo interesante ver argumentos reales dentro del film, menciones a los Mayas, Sumerios y otras culturas antiguas de Mesopotamia.

¿Cuáles son las posibilidades de que un tornado que pase por un lote de basura que tiene todas las partes de un avión, accidentalmente se junten y creen otro avión listo para despegar? Las posibilidades son tan remotas e insignificantes incluso si un tornado pasara por todos los lotes de basura del universo. O es tan improbable que una proteína de hemoglobina, con sus 141 aminoácidos, sea formada de una sola vez por selección como el que un huracán que arrasara un desguace de chatarra ensamblara un avión Boeing 747. Esto significa que no es posible que la célula pase a existir por medio de coincidencias, y por lo tanto, de modo definido, tiene que haber sido “creada“. Sir Frederick Hoyle. Este astrónomo y matemático se refería al origen de la vida; y por tanto del hombre.

CONCLUSIONES

Resulta muy difícil escribir en tan poco tiempo y en tan poco espacio una larga historia como es la de Sumeria. En estos párrafos solo he tratado de reflejar de forma un tanto superficial lo que hemos heredado de esa cultura, que si bien resulta poco categórico decir que solamente hablamos de una cultura, cuando la verdad es que estamos hablando dela primera cultura o civilización de nuestros antepasados,  que como ya hemos evidenciado, es la primera “aceptada” de forma oficial, pero nos deja una larga, misteriosa y controversial historia de antepasados, eventos y hechos que desde aquellos días nos han marcado, dejándonos un cúmulo de conocimiento heredado y que muy poco hemos sabido apreciar.

El origen de la vida es una cuestión primordial para entender quiénes somos, ya que de aquí se derivan un conjunto de valores sociales que estructuran la manera como una civilización funciona. Hemos dado por sentado que la Teoría de la Evolución de Darwin, de la evolución de las especies, de la supervivencia del más fuerte, es la “verdadera teoría”. No nos hemos parado a pensar la cantidad de agujeros que tiene tal teoría, y por tanto, las grandes consecuencias que tiene de no ser acertada para nuestra civilización, y su funcionamiento.

Se podría investigar mucho más a fondo todo el asunto de los Sumerios, pero como bien sabemos hay muchos intereses de por medio (políticos, económicos, religiosos, territoriales, etc.) que por norma general, son una barrera que en muchos casos impide el avance de nuevas investigaciones, que arrojen resultados tan devastadores que podrían tumbar los cimientos de nuestra civilización; obligando de esta forma a científicos, astrónomos, religiones, arqueólogos, a cambiar radicalmente sus teorías sobre los inicios de la humanidad, y seamos honestos: somos demasiado arrogantes como para admitir que estamos equivocados.

Así lo demuestra el caso de Iraq, entre el 10 y 14 de abril del 2003 con la Invasión de USA a este territorio (buscando armas de destrucción masiva que nunca encontraron).  Pues bien, el ejército de USA saqueó el museo de antigüedades de Bagdad, pero ¿porqué, con qué motivo? Pues en este museo se encontraba la mayor colección de tablillas, tesoros y figuras de los Sumerios, objetos de valor incalculable para la humanidad. El 80% de más de 170.000 objetos fueron robados y quemados incluyendo la biblioteca nacional de Bagdad. Hablemos claro: esto da mucho que pensar, lejos de sonar conspiranóico, es simple análisis, ¿Buscaban armas de destrucción dentro de un museo? ¿Era realmente necesario saquear, robar y destruir todo? Para mi la respuesta es sencilla: destrucción de evidencia, porque seguimos siendo esclavos.

Recomiendo a todos aquellos interesados en hacerlo, buscar más información de la que humildemente he expuesto aquí. Existen cantidad de documentales y libros al respecto, tales como “La Historia empieza en Sumer” de Samuel Noah Kramer, libro que puede ser leído Online descargado. Este libro nos habla de la cultura o de la primera cultura “organizada” del planeta, que nos da a tratar todos los aportes culturales, históricos, científicos, geográficos, etc. que la cultura nos dejo como bases. Otro libro de interés es ”Los dioses del edén” de William Bramley.

También podemos consultar otros estudios, como La teoría de la panspermia, nos habla del origen de la vida en la Tierra, que ha generado en las ciencias de la naturaleza un campo de estudio especializado cuyo objetivo es elucidar cómo y cuando surgió. En este punto quiero hacer referencia a un meteorito encontrado en Australia al que llamaronMurchison, cayó el 28 de septiembre de 1969  y al cual se le hizo un meticuloso análisis, se hallaron 74 aminoácidos distintos, 250 tipos de hidrocarburos y las cinco bases que forman el ADN y al ARN (adenina, guanina, citosina, timina y uracilo).

La formación de una célula viva a partir de una sopa química inanimada es tan probable como el ensamblado de un 747 por un torbellino que pasa a través de un depósito de chatarra.” Sir Frederick Hoyle

 

Hemos sido creados por extraterrestres, y el origen de la vida en la tierra viene del exterior. Francis Crick. Descubridor del ADN

 

Estos videos son muy interesantes

 

 

 

 

La Isla De Pascua:

 

Según la tradición oral rapanui, los primeros habitantes de la isla Rapa nui (isla de Pascua) llegaron huyendo del hundimiento de un mítico continente o isla llamado Hiva (aún sin identificar); siendo Hotu Matu’a su primer Ariki Henua (rey) aproximadamente hacia elsiglo VI.

Cuando los europeos llegaron a la isla de Pascua, encontraron un lugar erosionado y pobre donde los moais, aquellas gigantescas cabezas erigidas por los lugareños a lo largo de la costa, suponían todo un reto a la lógica y a lo que cabría esperar de una población primitiva emparentada con los polinesios, que había vivido aparentemente aislada en aquel remoto punto perdido del Pacífico. Pero no fue lo único que les llamó la atención. Con el tiempo, la llegada de sucesivos colonizadores y misioneros, se fueron descubriendo evidencias de una historia turbulenta y que se perdía en el origen de los tiempos, y que daba una idea diferente de lo que había sido Pascua, también conocida como Rapa Nui.

Los moais no son el único enigma que rodea a la isla de Pascua

La escritura rongo rongo según Thor Heyerdahl

Aunque algunos investigadores muestran dudas sobre esto, criticando que únicamente se base en similitudes no contrastadas, lo cierto es que es un dato sorprendente, que hace dispararse la imaginación y aumentar la fascinación por la isla y la historia de sus habitantes.
Uno se pregunta cómo es que aquel lugar remoto, el último al que supuestamente llegaron los polinesios en sus barcas, sea precisamente el que alberga una sofisticación mayor en materia de técnica, y, quizá, de civilización. ¿Cómo es que el lenguaje hallado en las tablillas, esa escritura presuntamente emparentada con la del Valle del Indo, sólo haya sido encontrada en la isla de Pascua, y no haya ni rastro de ella en el resto de la Polinesia? ¿De dónde procedía todo el conocimiento que permitió levantar los moáis? ¿Por qué otros polinesios, supuestamente emparentados con los pascuenses, no tuvieron esa necesidad?
Es una pena que no haya una Piedra Roseta para el lenguaje Rongorongo. Su hallazgo supondría poder descifrar las tablillas, y quizá, con un poco de suerte, dar respuesta a estos y otros misterios

El “alfabeto” de la isla de Pascua, constituido por una serie de líneas rizadas y de dibujos sobre tablillas de madera, es un ejemplo notable de lenguaje escrito que desapareció a consecuencia de la decadencia de una cultura. Debido a la despoblación y a la conquista, los descendientes del pueblo que las escribió sabían que estaban escritas, pero no podían leerlas.Estas tablillas no han sido aún traducidas y tal vez no lo serán hasta que se encuentre una clave o alguna referencia que pueda traducirse. No obstante, la escritura de la Isla de Pascua muestra un sorprendente parecido con la del valle de Indo, utilizada en las grandes ciudades deMohenjo Daro y Harappa, en el actual Paquistán, hace más de 5000 años.

Al compararlas se obtiene una evidencia visual bastante convincente en cuanto a que están relacionadas, pero, puesto que la del valle del Indo tampoco ha sido descifrada, el misterio de su relación y significado sigue siendo tan profundo como siempre. Comparación de muestras de escritura del valle del Indo y de la isla de Pascua, que revelan una extraordinaria similitud, aunque los lugares en que fueron utilizadas estaban separados por miles de kilómetros……

 

Se conoce con el nombre de rongorongo a un sistema de escritura descubierto en la isla de Pascua en el s. XIX, tallado primordialmente con puntas de obsidiana y elaborado a partir de dientes de tiburón, en su mayoría sobre tablillas de madera.

Los habitantes nativos de la isla de Pascua la llamaron también kohau rongorongo. La traducción corriente del término kohau es madera que sirve a fabricar el casco de las canoas, y rongorongo es ‘gran mensaje’ o ‘gran estudio’. También fue traducido como ‘líneas de recitación’ o ‘báculos recitadores’.

Hay autores que dicen que esta forma de escritura es la única escritura estructurada en toda Oceanía,

 

Y para Acabar otro misterio:

Por que se extingio el Hombre de Neanderthal, precisamente hace 12.500 años?

Los exterminarón los annunakis? quizas eran más inteligentes, y dificiles de dominar, para sus fines?

Por que el ser Más adaptado al medio, desaparecio de la noche a la mañana, y aun no sabemos las causas?

 

Bien, con todo esto llegamos a la conclusión, de que el mundo hace unos 12.500 años, cambio radicalmente, como hemos visto, una serie de cataclismos, asolaron la tierra, el impacto de un cometa, el fin de la ultima glaciación, la desviación del eje terrestre,……grandes  diluvios, inundaciones, cambios bruscos del clima, terremotos, el caso es que todas las evidencias apuntan a la existencia de una supercivilización, que practicamente desaparecio de la faz de la tierra, sin dejar huella aparente.

Eran Los atlantes…….era a su vez estos,  descendientes de los dioses Sumerios, y egipcios, y de todos los pueblos de la Tierra que tuvieron un subito adelanto…..al pasar de la pura prehistoria, a ser los mejores constructores, Astronomos, Matematicos, etc de la noche a la mañana……de toda la historia de la Humanidad ?

O bien, simplemente dieron el salto evolutuvo, con la ayuda de los Annunaki, y los Nephilim, que manipulando la genetica de los Hombres hace 15.000 años, como afirman las tablas Sumerias?

Quizas esto explicara la extinción del Hombre de Neanderthal?

No tenemos pruebas de la existencia de estos Anunakis, nephilin y Atlantes, simplemente por que las eliminaron, borraron todo vestigio de ello, o practicamente, ya que los monumentos, siguen ahi…..y quizas sea por algo……..Deliberado, y que esta por revelarse?

La ciencia hoy en dia, empieza a arrojar algun resultado, si libera la mente y hace caso a las nuevas evidencias, y permite que arqueologos, e historiadores hagan su trabajo bien hecho, ya que es una verguenza que en pleno año 2013, sigamos sin conocer nuestros verdaderos origenes e Historia..

O tambien esta ocultación sigue un patrón establecido, me temo que si, pero ojala me equivoque, y algun dia salga a la luz la verdadera historia de nuestra especie, y de nuestro Planeta………

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Publicado septiembre 9, 2013 por astroblogspain en Uncategorized

Deja tu comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: