Archivo para noviembre 2012

El Acantilado de Kuiper…..   Leave a comment

En los confines del Sistema Solar,

El acantilado de Kuiper es el nombre que le dan los científicos a la parte más alejada del cinturón de Kuiper. Es una incógnita que ha dado quebraderos de cabeza durante años. La densidad de objetos en el cinturón de Kuiper decrece drásticamente, de ahí su nombre de acantilado.

La explicación más lógica sería la existencia de un planeta con una masa suficientemente grande como para atraer con su gravedad a todos los objetos de su órbita. Ese supuesto planeta recibe el nombre de Planeta X . Ya hablamos aqui de la existencia del Planeta X, que todavia la NASA, no confirma contundentemente, pero vamos a connocer un poco las partes remotas del sistema Solar:

El cinturón de Kuiper (pronunciado /ˈkaɪpɚ/) es un conjunto de cuerpos de cometa que orbitan alrededor del Sol a una distancia de entre 30 y 100 ua. El cinturón de Kuiper recibe su nombre en honor a Gerard Kuiper, que predijo su existencia en los años 1960, 30 años antes de las primeras observaciones de estos cuerpos. Pertenecen al grupo de los llamados objetos transneptunianos (TNO, Transneptunian Objects). Los objetos descubiertos hasta ahora poseen tamaños de entre 100 y 1000 kilómetros de diámetro. Se cree que este cinturón es la fuente de los cometas de cortoperiodo.

El cinturón de Kuiper es llamado en ocasiones cinturón de Edgeworth o cinturón de Edgeworth-Kuiper. Hay astrónomos que utilizan nombres más largos todavía, como cinturón de Leonard-Edgeworth-Kuiper. La denominación de “objetos transneptunianos” es recomendada por varios grupos de astrónomos, ya que evita las controversias entre los nombres más personales. “Objeto transneptuniano” no es sinónimo de “objetos del cinturón de Kuiper”, ya que los primeros engloban también a otros objetos en el exterior del Sistema Solar.

Más de 800 objetos del cinturón de Kuiper (KBOs de las siglas anglosajonas Kuiper Belt Objects) han sido observados hasta el momento. Durante mucho tiempo los astrónomos han considerado a Plutón y Caronte como los objetos mayores de este grupo.

Sin embargo el 4 de junio de 2002 se descubrió 50000 Quaoar, un objeto de tamaño inusual. Este cuerpo resultó ser la mitad de grande que Plutón. Al ser también mayor que la luna Caronte pasó a convertirse durante un tiempo en el segundo objeto más grande del cinturón de Kuiper. Otros objetos menores del cinturón de Kuiper se fueron descubriendo desde entonces.

Pero el 13 de noviembre de 2003 se anunció el descubrimiento de un cuerpo de grandes dimensiones mucho más alejado que Plutón al que denominaron Sedna. El objeto 90337 Sedna destronó a Quaoar del puesto de segundo objeto transneptuniano más grande. Su pertenencia al cinturón de Kuiper está cuestionada por algunos astrónomos que lo consideran un cuerpo demasidado lejano, representante quizás del límite inferior de la nube de Oort. En tal caso, 2000 CR105 pertenecería también a esta clase.

La sorpresa llegó el 29 de julio de 2005 cuando se anuncia el descubrimiento de tres nuevos objetos: Eris, Makemake y Haumea, ordenados de mayor a menor. Eris revela ser incluso mayor que el propio Plutón por lo que se le ha apodado como el décimo planeta llegándose a considerarlo como el legendario Planeta X. Estrictamente hablando, Eris no pertenece al cinturón de Kuiper. Es miembro del disco disperso pues su distancia media al Sol es de 67 ua.

La clasificación exacta de todos estos objetos no es clara dado que las observaciones ofrecen muy pocos datos sobre su composición o superficies. Incluso las estimaciones sobre su tamaño son dudosas dado que en muchos casos se basan, tan solo, en datos indirectos sobre su albedo comparada con la de otros cuerpos semejantes como Plutón.

Los KBOs (Kuiper Belt Objects) son objetos con órbitas situadas entre unas 30 y 50 ua del Sol. Orbitan sobre el plano de la eclíptica, aunque sus inclinaciones pueden ser bastante elevadas.

Algunos KBOs están en resonancia orbital con Neptuno: sus periodos orbitales son fracciones enteras del periodo orbital de Neptuno. Los objetos en resonancia 1:2 y 2:3 se denominan plutinos.

Los orígenes y estructura actual del cinturón de Kuiper todavía no han sido aclarados, mientras los astrónomos esperan al telescopio Pan-STARRS, con el que se deberían localizar muchos más KBOs, para alumbrar nuevas teorías. Diferentes simulaciones por ordenador de las interacciones gravitatorias del periodo de formación del Sistema Solar indican que los objetos del cinturón de Kuiper pudieron crearse más hacia el interior del Sistema Solar y haber sido desplazados hasta sus posiciones actuales entre 30 y 50 UA por las interacciones con Neptuno al desplazarse lentamente este planeta desde su posición de formación hacia el exterior hasta su actual órbita. Estas simulaciones indican que podría haber algunos objetos de masa significativa en el cinturón, quizás del tamaño de Marte.

https://i0.wp.com/upload.wikimedia.org/wikipedia/commons/0/0f/Lhborbits.png

En la actualidad se desarrollan numerosos programas de búsqueda de KBOs. La sonda espacial New Horizons, la primera misión dedicada a la exploración del cinturón de Kuiper, fue lanzada el 16 de enero de 2006. Está prevista su llegada a Plutón el 14 de julio de 2015. Una vez pasado Plutón está previsto que explore uno o varios KBOs. Todavía no se ha determinado cúales serán los KBOs concretos a explorar, pero deberán tener entre 40 y 90 km. de diámetro e, idealmente, ser blancos o grises para contrastar con el color rojizo de Plutón

Disco disperso

El disco disperso (también conocido como disco difuso) es una región del Sistema Solar cuya parte más interna se solapa con el cinturón de Kuiper (a 30 UA del Sol) hasta una distancia desconocida que podría ser de unos cuantos centenares de UA y también a otras inclinaciones por encima y por debajo de la eclíptica. Esta poblada por un número incierto de cuerpos celestes (de momento se han descubierto unos 90) conocidos con el nombre de objetos dispersos, o simplemente objetos del disco disperso (en inglés scattered-disk objects o SDO), y que forman parte de la familia de los objetos transneptunianos. Son cuerpos helados, algunos de más de 1000 km de diámetro, el primero de los cuales fue descubierto el año 1995. El miembro más grande del grupo es el planeta enano Eris, descubierto en 2005.

Eris (cuya denominación provisional fue 2003 UB313) es el más masivo de los planetas enanos conocidos, que se encuentra en el disco disperso del Cinturón de Kuiper, por lo que se clasifica como un SDO (Scattered disk objects) y un plutoide. Pertenece a una clase de cuerpos que han sido arrastrados a una órbita más lejana de lo habitual por interacciones gravitatorias con Neptuno en las etapas iniciales de la formación del Sistema Solar. Cuenta con un satélite natural al que se le ha dado el nombre de Disnomia.

Tras su descubrimiento, durante algo más de un año este objeto fue considerado como el décimo planeta del Sistema Solar por sus descubridores y los medios de comunicación; pero el 24 de agosto de 2006, la Unión Astronómica Internacional (UAI) determinó que Eris y Plutón eran planetas enanos del Sistema Solar, pero no planetas. Según determinó la UAI en su asamblea de junio de 2008, Eris además de planeta enano es un plutoides, nueva categoría creada en dicha sesión.Son miembros de esta categoría, además de Eris, Plutón, Makemake y Haumea.

File:Eris and Dysnomia art.png

Eris

Las últimas observaciones por los telescopios La Silla/TRAPPIST y San Pedro/Harlingten estiman el diámetro de Eris en 2326 km (± 12 km);1 con una masa de 1,66×1022kg, muy similar a Plutón, cuyo diámetro y masa son: D=2302 km , m=1,305×1022kg.

Eris tiene un período orbital de unos 557 años y actualmente se encuentra casi a la máxima distancia posible del Sol (afelio), a unas 95,7 unidades astronómicas de la Tierra (14.316 millones de kilómetros).1 Igual que Plutón, su órbita es muy excéntrica y llega a unas 35 AU del Sol durante el perihelio (la distancia de Plutón al Sol varía entre 29 y 49,5 AU, mientras que Neptuno orbita a unas 30 AU). Al contrario que los planetas telúricos y los gigantes de gas, cuyas órbitas están aproximadamente en el mismo plano que el de la Tierra, la órbita de 2003 UB313 está muy inclinada, unos 44° respecto a la eclíptica.

La inclinación de su órbita es responsable de que no haya sido descubierto hasta ahora, ya que la mayoría de las búsquedas de objetos grandes en las áreas más alejadas del Sistema Solar se concentran en el plano de la eclíptica, en el cual se encuentra la mayoría de la materia del Sistema Solar.

Eris es uno de los cuerpos de mayor albedo (que más radiación refleja) en todo el sistema solar pv = 0,96 (+0,09 -0,04), lo que podría explicarse por el metano helado que cubre su superficie.

El objeto es lo bastante brillante, con una magnitud aparente de 19, para ser captado con una cámara CCD a través de un telescopio relativamente modesto.

Impresión artística de una vista hacia el Sol desde las cercanías de Eris.

El equipo descubridor continuó el estudio tras la identificación de Eris a través de métodos espectroscópicos realizados en el telescopio Gemini North en Hawái. La luz infrarroja del objeto reveló presencia de metano helado, lo que indica que la superficie de Eris es bastante similar a la de Plutón. Es uno de los tres únicos objetos del Cinturón de Kuiper que ha revelado la presencia de metano, aparte de Plutón y su satélite Caronte. El satélite de Neptuno, Tritón, está relacionado con el Cinturón de Kuiper con toda probabilidad y también presenta metano en la superficie. El metano es muy volátil y su presencia en Eris muestra que siempre ha estado en el extremo exterior del Sistema Solar en el que hace suficiente frío para conservar el metano helado. Otros estudios realizados por el grupo del Dr. Licandro a partir del espectro visible de Eris, muestran que además de hielo de metano puro, podemos encontrar metano diluido en nitrógeno en la superficie de Eris y moléculas orgánicas complejas, producidas por la irradiación del metano puro, que otorgan a la superficie de Eris un color rojizo.

File:Orbit of 2003 UB313 on 30 July 2005.gif

Eris, o Éride (ambas formas son correctas en castellano) es la deidad griega equivalente a la latina Discordia, que según la mitología inició con sus acciones los acontecimientos que llevarían a la guerra de Troya. El nombre resulta especialmente adecuado ya que el descubrimiento de Eris supuso el inicio del proceso de redefinición de Plutón a planeta enano y una nueva clasificación de los cuerpos del sistema solar. Disnomia, hija de Eris y la divinidad de la Anarquía, el nombre de su satélite, no se queda atrás, pues es un guiño al nombre extraoficial de Eris: la actriz que daba vida a Xena era Lucy Lawless, cuyo apellido significa en inglés “sin ley, en estado de anarquía”.

El descubrimiento del disco disperso es todavía tan reciente que no se sabe con seguridad cuál fue su origen, pero la teoría más aceptada por los astrónomos explica que los objetos dispersos se formaron en el cinturón de Kuiper y después fueron dispersados por la interacción gravitatoria con alguno de los planetas exteriores, principalmente Neptuno, hacia órbitas con grandes excentricidades e inclinaciones, mientras el cinturón de Kuiper recuerda de hecho una corona circular relativamente plana, que se extiende de 30 a 44 UA del Sol y alberga objetos en órbita circular (cubewanos) o ligeramente excéntrica (plutinos y twotinos), el disco difuso presenta objetos con parámetros orbitales heterogéneos que, frecuentemente, como en el caso de Eris, poseen inclinaciones también mayores de 45° respecto a la eclíptica. Se piensa que muchas de estas órbitas sean inestables, y que los objetos del disco difuso sean generalmente destinados a alejarse progresivamente del centro del sistema solar y a pertenecer a la nube de Oort o al espacio interestelar…

Seguimos con El Disco Disperso:

En órbitas interiores al cinturón de Kuiper pero tan inclinadas y excéntricas como las de los SDO, se encuentran unos objetos conocidos con el nombre de centauros. Algunos astrónomos creen que los centauros y los SDO tienen un origen común en el cinturón de Kuiper: mientras que los primeros son objetos que fueron expulsados hacia el interior del sistema solar, los segundos fueron hacia el exterior. Además, objetos en órbitas intermedias como (29981) 1999 TD10 hacen la clasificación todavía más borrosa y, de hecho, el Minor Planet Center lista los centauros y los SDO juntos. En reconocimiento a esta borrosa clasificación, algunos científicos utilizan el término objeto disperso del Cinturón de Kuiper (en inglés scattered Kuiper belt object o SKBO) para clasificar tanto los centauros como los objetos del disco disperso.

Si bien Sedna es oficialmente considerado un objeto del disco difuso, su descubridor, Michael Brown, ha sugerido que la elevada distancia del cuerpo (76 UA en su perihelio) haga improbable cualquier forma de interacción gravitacional significativa con los planetas conocidos, y que el objeto debería por tanto ser considerado un miembro de la nube de Oort interna. Según esta línea de investigación, se haría necesario encontrar una línea de demarcación entre Sedna y objetos más internos, como Eris, en posesión de todos los requisitos necesarios como integrante del disco difuso. Como Sedna, también 2000 CR105 (descubierto anteriormente) y otros cuerpos localizados en los años sucesivos parecen eludir la definición tradicional de objetos del disco difuso, y podrían pertenecer a la parte más interna de la nube de Oort.

El primer objeto del disco difuso en ser descubierto fue (15874) 1996 TL66, encontrado en 1996 por Mauna Kea; posteriormente se ha incluido en la categoría incluso (48639) 1995 TL8, conocido desde 1995, y descubierto en el ámbito del proyecto Spacewatch.

El diagrama adjunto representa las órbitas de todos los objetos del disco difuso hasta 100 unidades astronómicas, en oposición con las órbitas de los objetos del cinturón de Kuiper (en gris) y de los cuerpos en resonancia orbital con los gigantes gaseosos del Sistema Solar interno (en verde). La excentricidad de las órbitas se representa mediante líneas que se extienden desde el perihelio al afelio; la inclinación orbital se representa en el eje de las ordenadas.

File:TheKuiperBelt 100AU SDO.svg

Los cuerpos del disco difuso no presentan nunca perihelio inferiores al las 35 UA, y se sitúan por tanto bien alejadas de la zona de influencia gravitacional directa de Neptuno (líneas rojas). Los plutinos (en gris, Plutón y Orcus) y los objetos en resonancia orbital 2:5 (en verde) pueden alcanzar distancias menores de Neptuno sólo porque sus órbitas son menos estables por los fenómenos de resonancia.

Características peculiares

Los objetos del disco difuso presentan parámetros orbitales que varían entre las enormes anomalías y la clamorosa regularidad. Algunos casos emblemáticos, representados en amarillo, son:

  • 1999 TD10, cuya elevadísima excentricidad orbital (cercana a 0,9) lleva su perihelio muy cerca de la órbita de Saturno, convirtiéndolo en un miembro potencial de la familia de los centauros;
  • 2002 XU93, caracterizado por poseer la mayor inclinación orbital observada (cerca de 78° sobre la eclíptica);
  • 2004 XR190, caracterizado por una órbita circular muy inclinada.

Resonancias orbitales

Los objetos en resonancia orbital con otros cuerpos (mostrados en verde) no son considerados miembros del disco difuso. Algunas simulaciones sugieren que numerosos objetos podrían estar sujetos a resonancias orbitales particularmente débiles, aquellos 6:11, 4:9, 3:7, 5:12, 3:8, 2:7, 1:4. Es posible que diversos cuerpos ya observados recaigan finalmente dentro de esta categoría.

File:TheKuiperBelt 100AU SDO stats.svg

Los gráficos contenidos en el diagrama mostrado confrontan la excentricidad y las inclinaciones orbitales de los objetos del disco difuso con las de algunos cubewanos; cada rectángulo rojo representa las bandas de incertidumbre sobre dos parámetros. El número relativo de objetos contenidos en cada recuadro se representa según las convenciones pictóricas características de la cartografía, donde los picos están próximos al marrón y los valles aparecen verdes. Como se puede observar, se trata de dos poblaciones extremadamente divergentes; cerca de un tercio de los cubewanos recorren órbitas casi circulares y poco inclinadas, caracterizadas por una excentricidad máxima de 0,25. Los objetos del disco difuso, por el contrario, presentan excentricidades generalmente comprendidas entre 0,25 y 0,55 e inclinaciones de 15-20°, o también excentricidades comprendidas entre 0,50 y 0,55 e inclinaciones inferiores a 10°, sin embargo muchos de éstos no pertenecen a estas dos agrupaciones convencionales. Aparte de 2004 XR190, no se ha descubierto todavía ningún objeto del disco difuso que presente excentricidades inferiores a 0,3.

Generalmente, se considera objetos dispersos aquellos cuerpos celestes con semiejes mayores de más de 50 UA, ya que ésta es la distancia aproximada del límite exterior del cinturón de Kuiper y da una imagen simplificada del disco disperso como una región en forma de rosquilla que “envuelve” los KBO. No obstante, el Minor Planet Center clasifica también como objetos dispersos aquellos cuerpos con semiejes mayores entre las 30 y las 50 UA y perihelios de menos de 25 UA. Estos cuerpos, que por su semieje mayor parecerían objetos del cinturón de Kuiper, poseen excentricidades altas, cosa que los diferencia de la mayoría de KBO. El resto de SDO, los de semieje mayor de más de 50 UA, también suelen tener excentricidades altas, de manera que sus afelios se extienden hasta centenares de UA del Sol. Además, muchos SDO tienen también inclinaciones altas, llegando hasta los 78º respecto a la eclíptica, y dando al disco disperso una forma que no se parece en nada a la de un disco.

El gráfico de la derecha reproduce una vista polar y una vista ecuatorial de las órbitas de los objetos del disco difuso (en negro), confrontadas con aquellas de los cubewanos (en azul) y de los objetos en resonancia 1:5 (en verde); los objetos todavía sin clasificar situados a distancias comprendidas entre 50 y 100 UA del Sol están indicados en gris.

EL anillo azul se debe a la superposición de centenares de órbitas de objetos de tipo clásico. La circunferencia roja constituye el mínimo perihelio anteriormente mencionado, válido sólo para los objetos del disco difuso; la circunferencia amarilla constituye la órbita de Neptuno.

El primer objeto del disco disperso que fue descubierto fue (48639) 1995 TL8, el año 1995, entonces todavía no se clasificó como tal. Un año después, (15984) 1996 TL66 fue el primer objeto transneptuniano clasificado como un SDO.

Actualmente se han descubierto cerca de 90 objetos del disco disperso y la lista continúa creciendo. De éstos, el más grande es Eris que, con un diámetro de 2.400 km, es el planeta enano más grande, siendo incluso mayor que Plutón. Otro SDO notable es 2004 XR190 que destaca por su órbita extremadamente circular (de baja excentricidad).

Disco difuso extendido

Objetos del disco difuso y del disco difuso extendido.

El descubrimiento del planetoide 2000 CR105, caracterizado por un perihelio demasiado lejano de la órbita de Neptuno para sufrir su influencia gravitacional de manera significativa, ha dado origen a una discusión en la comunidad científica relativa a la oportunidad de introducir el concepto de disco difuso extendido, o destacado (detached), para usar el término elegido por David Jewitt, que recientemente ha incluido también a Sedna en esta categoría.

El diagrama de la derecha representa numerosos objetos del disco difuso y del disco extendido, así como algunos de los cuerpos más representativos del cinturón de Kuiper. Las elevadas excentricidades orbitales de Sedna y de (87269) 2000 OO67 son mostradas a través de líneas rojas que terminan casi en el límite derecho del diagrama (cerca de 900 UA y 1020 UA respectivamente).

File:TheKuiperBelt 550AU ESDO.svg

Y Más Alla……

La nube de Oort (también llamada nube de Öpik-Oort) es una nube esférica de cometas y asteroides hipotética (es decir, no observada directamente) que se encuentra en los límites del Sistema Solar, casi a un año luz del Sol, y aproximadamente a un cuarto de la distancia a Próxima Centauri, la estrella más cercana a nuestro sistema solar. Las otras dos acumulaciones conocidas de objetos transneptunianos, el cinturón de Kuiper y el disco disperso, están situadas unas cien veces más cerca del Sol que la nube de Oort. Según algunas estimaciones estadísticas, la nube podría albergar entre uno y cien billones (1012 – 1014) de cometas, siendo su masa unas cinco veces la de la Tierra.

La nube de Oort, que recibe su nombre gracias al astrónomo holandés Jan Oort, presenta dos regiones diferenciadas: la nube de Oort exterior, de forma esférica, y la nube de Oort interior, también llamada “nube de Hills“, en forma de disco. Los objetos de la nube están formados por compuestos como hielo, metano y amoníaco, entre otros, y se formaron muy cerca del Sol cuando el Sistema Solar todavía estaba en sus primeras etapas de formación. Una vez formados, llegaron a su posición actual en la nube de Oort a causa de los efectos gravitatorios de los planetas gigantes.

A pesar de que la Nube de Oort, como se ha dicho, no se ha observado directamente (un cometa en esas distancias es imposible de detectar hasta en rayos X), los astrónomos creen que es la fuente de todos los cometas de período largo y de tipo Halley, y de algunos Centauros y cometas de Júpiter. Los cometas de la nube de Oort exterior se encuentran muy poco ligados gravitacionalmente al Sol, y esto hace que otras estrellas, e incluso la propia Vía Láctea, puedan afectar a los cometas y provocar que salgan despedidos hacia el Sistema Solar interior.1 La mayoría de los cometas de período corto se originaron en el disco disperso, pero se cree que, aún así, existe un gran número de ellos que tienen su origen en la nube de Oort.1 2 A pesar de que tanto el cinturón de Kuiper como el disco disperso se han observado, estudiado, y también clasificado muchos de sus componentes, sólo tenemos evidencia en la nube de Oort de cuatro posibles miembros: (90377) Sedna, 2000 CR105, 2006 SQ372, y 2008 KV42, todos ellos en la nube de Oort interior

Se cree Que Tyche, una más que probable Enana Marron, compañera del Sol, se halla en la nube de Oort, internandose en su perihelio, hasta el Acantilado de Kuiper.

Tyche es el apodo dado a un hipotético planeta gaseoso situado en la nube de Oort en los límites exteriores del Sistema Solar, fue propuesto por primera vez en 1999 por el astrónomo John Matese de la Universidad de Luisiana en Lafayette. Matese y su compañero Daniel Whitmire sostienen que las pruebas de la existencia de Tyche se pueden ver en el supuesto de origen de los cometas de largo período. Señalaron que Tyche, de existir, debe ser detectable en el archivo de datos que se recogió por el telescopio Wide-field Infrared Survey Explorer (WISE) de la NASA. Sin embargo, varios astrónomos han expresado su escepticismo sobre la existencia de este objeto.El análisis durante los próximos años serán necesarios para determinar si WISE realmente ha detectado o no un mundo.

Matese propuso por primera vez la existencia de este planeta en 1999, basado en sus observaciones de las órbitas de los cometas de período largo. La mayoría de los astrónomos coinciden en que cometas de período largo (aquellos con órbitas de miles de años) tienen una distribución isotrópica, es decir, que llegan al azar de cada punto en el cielo. Debido a que los cometas son volátil y se disipan con el tiempo, los astrónomos sospechan que se deben estar almacenados en una nube esférica de decenas de miles de UA (conocida como nube de Oort) para la mayor parte de su existencia. Sin embargo, Matese afirmó que en lugar de llegar a puntos al azar en el cielo como se piensa comúnmente, las órbitas de los cometas estaban, de hecho, agrupadas en una banda inclinada con respecto al plano de la órbita de los planetas. Esa agrupación podría explicarse si se vieran afectados por un objeto no visible, por lo menos tan grande como Júpiter, o posiblemente una enana marrón, situada en la parte exterior de la nube de Oort. También sugirió que tal objeto podría explicar también la peculiar órbita del objeto transneptuniano Sedna. Sin embargo, el tamaño de la muestra fue pequeño y los resultados no fueron concluyentes.

Whitmire y Matese especulan que la órbita de Tyche encuentra a aproximadamente 500 veces la distancia de Neptuno al Sol (15.000 UA), un poco menos de un cuarto de año luz. Esto sigue siendo así en la nube de Oort, cuya frontera se estima en más de 50.000 UA. Tendría un período orbital de aproximadamente 1.800.000 años. Los datos sugieren que un objeto de 5 masas de Júpiter tendría que tener que estar a una distancia superior a 10.000 UA. Este planeta podría orbitar en un plano diferente en la orientación de nuestras órbitas de los planetas actuales, y probablemente se formó en una órbita de objeto binario. Binarios de ancho se pueden formar a través de la captura durante la disolución de una estrella de cúmulo abierto.

Whitmire y Matese especulan con la hipótesis de que el planeta podría ser hasta cuatro veces más masivo que Júpiter y con una temperatura relativamente alta de aproximadamente 200 K (-73 °C), debido al calor residual de su formación y la calefacción de Kelvin-Helmholtz. sería lo suficientemente masiva para someterse a reacciones de fusión nuclear en su interior, un proceso que se produce en los objetos por encima de aproximadamente 13 masas de Júpiter. Aunque más masivo que Júpiter, Tyche rondaría el tamaño de Júpiter, lapresión hace que los gigantes masivos de gas aumentan sólo de densidad, no de tamaño, en relación a su masa.

Tyche (Τύχη, que significa “fortuna” o “suerte” en griego) fue el ls diosa griega de la fortuna y la prosperidad. El nombre fue elegido para evitar la confusión con una hipótesis similar anterior que el Sol tiene una compañera muerta llamada Nemesis, cuya gravedad provoca la afluencia de los cometas en el Sistema Solar interior, dando lugar a extinciones en masa de la Tierra. Tyche era el nombre de la “hermana buena” de Némesis. Este nombre fue utilizado por primera vez para un objeto nube de Oort exterior por Davy en Kirpatrick el Centro de Procesamiento y Análisis infrarrojo del Instituto de Tecnología de California.

El telescopio Wide-field Infrared Survey Explorer (WISE) de la NASA ha completado un estudio infrarrojo de todo el cielo, que incluye áreas en las que Whitmire y Matese anticipan que Tyche se pudiera encontrar.

A fecha de hace 9 meses las ultimas noticias eran estas, actualmente esperamos confirmacion…

El telescopio Wise de la NASA muestra un planeta gigante próximo al Sistema Solar. 13 de febrero 2011. La NASA confirma que rastreaban Hercolubus, de momento los científicos lo llaman Tyche. El telescopio de la NASA el Wide-field Infrared Survey Explorer (WISE) está mostrando un planeta gigante próximo al Sistema Solar. Tyche (Hercolubus) es 4 veces más grande que Júpiter y orbita en el borde exterior del sistema solar. Los científicos están analizando los datos recogidos por el telescopio espacial de la NASA de WISE, muestra un planeta gigante hasta cuatro veces la masa de Júpiter que acecha en el exterior de la Nube de Oort, la región más remota del sistema solar. La órbita de Tyche (Hercolubus) sería 15.000 veces más lejana del Sol que la Tierra, y 375 veces más lejana que Plutón.

El primer paquete de datos se publicará en abril, y los astrofísicos John Whitmire y Matese Daniel de la Universidad de Luisiana en Lafayette creo que van a revelar Tyche (Hercolubus) el plazo de dos años.

Seguimos con La Nube De Oort….

En 1932, el astrónomo estoniano Ernst Öpik postuló que los cometas de período largo se originaron en una nube que orbitaba en los confines del Sistema Solar. En 1950, el astrónomo holandés Jan Oort postuló la teoría de manera independiente para resolver una paradoja. Las órbitas de los cometas son muy inestables, siendo la dinámica la que dictamina si colisionarán con el Sol o con cualquier otro planeta, o si saldrán despedidos del Sistema Solar debido a las perturbaciones de los planetas. Además, al estar formados en su mayor parte por hielo y otros elementos volátiles, éstos se van desprendiendo gradualmente debido a la radiación electromagnética hasta que el cometa se divide o adquiere una corteza aislante que frena la desgasificación. De este modo, Oort razonó que los cometas no pudieron haberse formado en su órbita actual, y que debían de haber permanecido durante toda su existencia en un lejano depósito repleto de estos cuerpos celestes, cayendo con el tiempo hacia el Sistema Solar y convirtiéndose en cometas de período largo.

Existen dos tipos de cometas: los de período corto (también llamados cometas eclípticos), que presentan órbitas por debajo de las 10 UA, y los de período largo (cometas casi isótropos), que poseen órbitas de más de 1.000 UA. Oort investigó los cometas casi isótropos, y encontró que la mayoría de ellos poseían un afelio (su distancia más lejana al Sol) de aproximadamente 20.000 UA y parecían provenir de todas direcciones, lo cual fortalecía su hipótesis y sugería un depósito de forma esférica. Los escasos cometas que poseían afelios de 10.000 UA debieron haber pasado en algún momento muy cerca del Sistema Solar, siendo influidos por la gravedad de los planetas y por lo tanto haciendo más pequeña su órbita.

Se cree que la nube de Oort se extiende desde 2.000 o 5.000 UA hasta 50.000 UA1 del Sol, aunque algunas fuentes sitúan su límite entre 100.000 UA y 200.000 UA. La nube de Oort se puede dividir en dos regiones: la nube de Oort exterior (20.000-50.000 UA), de forma esférica, y la nube de Oort interior (2.000-20.000 UA), que tiene forma toroidal.

La nube exterior se encuentra muy poco ligada al Sol, y es la fuente de la mayor parte de los cometas de período largo. La nube interior también se conoce como nube de Hills, en honor a J. G. Hills, el astrónomo que propuso su existencia en 1981. Los modelos predicen que la nube interior debería poseer decenas o cientos de veces más cometas que la nube exterior; parece ser que la nube de Hills reabastece de cometas a la nube exterior a medida que se van agotando, y explica la existencia de la nube de Oort tras miles de millones de años.1

Se cree que la nube de Oort puede albergar varios billones de cometas de más de 1,3 kilómetros de diámetro y quinientos mil millones con una magnitud absoluta menor a +10,9 (cuanto menor es el valor, mayor es el brillo). A pesar del número tan elevado de cometas, cada uno de ellos estaría separado en promedio varias decenas de millones de kilómetros con respecto al cometa más cercano. La masa de la nube de Oort no se sabe con certeza, pero si se toma el cometa Halley como prototipo de cometa de la nube exterior, se estima que la masa sería de 3×1025 kilogramos, unas cinco veces la de la Tierra. Anteriormente se pensaba que su masa podría llegar a ser hasta 380 veces la masa terrestre, pero nuestra comprensión de la distribución de tamaños de los cometas de período largo ha reducido las estimaciones. Actualmente la masa de la nube de Oort interior continúa siendo desconocida.

Si los cometas que se han analizado conforman una estimación de los que se encuentran en la nube de Oort, la gran mayoría estarían formados por hielo, metano, etano, monóxido de carbono y ácido cianhídrico. Sin embargo, el descubrimiento del asteroide “1996 PW”, que posee una órbita más característica de un cometa de período largo, sugiere que la nube también alberga objetos rocosos. Los análisis de los isótopos de carbono y nitrógeno revelan que apenas existen diferencias entre los cometas de la nube de Oort y los cometas de Júpiter, a pesar de las enormes distancias que los separan. Este hecho sugiere que todos ellos se formaron en la nube protosolar, durante la formación del Sistema Solar. Estas conclusiones son también aceptadas por los estudios del tamaño granular en los cometas de la nube de Oort, así como también por el estudio de los impactos del cometa 9P/Tempel 1.20

File:Oort cloud Sedna orbit-es.svg

Todo indica que la nube de Oort se formó como remanente del disco protoplanetario que se formó alrededor del Sol hace 4,6 miles de millones de años. La hipótesis más aceptada es que los objetos de la nube de Oort se formaron muy cerca del Sol, en el mismo proceso en el que se crearon los planetas y los asteroides, pero las interacciones gravitatorias con los jóvenes planetas gaseosos como Júpiter y Saturno expulsaron estos objetos hacia largas órbitas elípticas o parabólicas. Se han realizado simulaciones de la evolución de la nube de Oort desde su formación hasta nuestros días, y éstas muestran que su máxima masa la adquirió 800 millones de años tras su formación.

Los modelos realizados por el astrónomo uruguayo Julio Ángel Fernández sugieren que el disco disperso, que es la principal fuente de cometas periódicos del Sistema Solar, podría ser también la principal fuente de los objetos de la nube de Oort. De acuerdo con sus modelos, la mitad de los objetos dispersados viaja hacia la nube de Oort, un cuarto queda atrapado orbitando a Júpiter, y otro cuarto sale expulsado en órbitas parabólicas. El disco disperso todavía podría seguir alimentando a la nube de Oort, proporcionándole nuevo material. Se ha calculado que, al cabo de 2,5 miles de millones de años, un tercio de los objetos del disco disperso acabarán en la nube de Oort.

Los modelos computacionales sugieren que las colisiones de los escombros de los cometas ocurridos durante el período de formación desempeñan un rol mucho más importante de lo que anteriormente se creía. De acuerdo con estos modelos, durante las fases más tempranas del Sistema Solar sucedieron tal cantidad de colisiones, que muchos cometas fueron destruidos antes de alcanzar la nube de Oort. Así pues, la masa acumulada en la actualidad en la nube de Oort es mucho menor de lo que se pensaba. Se calcula que la masa de la nube de Oort es sólo una pequeña parte de las 50-100 masas terrestres de material expulsado.

La interacción gravitatoria de otras estrellas y la marea galáctica modifica las órbitas de los cometas, haciéndolas más circulares. Esto podría explicar la forma esférica de la nube de Oort exterior.1 Por otro lado, la nube interior, que se encuentra más ligada gravitacionalmente al Sol, todavía no ha adquirido dicha forma. Estudios recientes muestran que la formación de la nube de Oort es compatible con la hipótesis de que el Sistema Solar se formó como parte de un cúmulo de entre 200 y 400 estrellas. Si la hipótesis es correcta, las primeras estrellas del cúmulo que se formaron podrían haber afectado en gran medida a la formación de la nube de Oort, dando lugar a frecuentes perturbaciones.

Se cree que los cometas se han originado en dos puntos bien diferenciados del Sistema Solar. Los cometas de período corto se generaron en su mayor parte en el cinturón de Kuiper o en el disco disperso, que comienzan a partir de la órbita de Plutón (38 UA del Sol) y se extienden hasta las 100 UA. Los de período largo, como el cometa Hale-Bopp, que tardan miles de años en completar una órbita, se originaron todos en la nube de Oort. El cinturón de Kuiper genera pocos cometas debido a su órbita estable, al contrario que el disco disperso, que es dinámicamente muy activo.7 Los cometas escapan del disco disperso y caen bajo los dominios gravitatorios de los planetas exteriores, convirtiéndose en lo que se conoce como centauros. Estos centauros, con el tiempo, son enviados más adentro del Sistema Solar y se convierten en cometas de período corto.

El Hale Boop….Que me acuerdo que se veia así al atardecer…una pasada…

File:Comet-Hale-Bopp-29-03-1997 hires adj.jpg

Impresionante con sus dos colas…..

El Halley……

File:Lspn comet halley.jpg

Según el tamaño en (km), los cometas se clasifican en:

  • Cometa Aquino: 0 – 1,5 km.
  • Cometa Pequeño: 1,5 – 3 km.
  • Cometa Mediano: 3-6 km.
  • Cometa Grande: 6-10 km.
  • Cometa Gigante: 10-50 km.
  • Cometa “Goliat”: >50 km.

Podríamos clasificar a cometas como Hartley como enanos, a 17P Holmes como mediano, a Hale-Bopp como gigante y a Encke como mediano.

Algunos de los cometas más famosos:

File:Comet animation.gif

Cometa Halley, es el prototipo de los cometas tipo Halley (período corto), que se cree que se originaron en la nube de Oort.

File:495296main epoxi-1-full full.jpg

Los cometas de período corto pueden dividirse en dos tipos: los de la familia Júpiter y los de la familia Halley (también llamados cometas tipo Halley). Su principal diferencia radica en el período; los primeros tardan menos de veinte años en completarlo y tienen semiejes mayores en torno a 5 UA, y los segundos tardan más de veinte años y su semieje mayor suele ser de más de 10 UA. También se puede utilizar el parámetro de Tisserand para diferenciarlos, siendo “{T_p} = 2” la frontera de separación entre ambos, aunque su efectividad está disputada. Además, los cometas de la familia Júpiter tienen inclinaciones orbitales bajas, unos 10º de media, mientras que los de tipo Halley tienen inclinaciones orbitales muy desiguales, aunque generalmente muy pronunciadas, de unos 41º de media. Todas estas diferencias tienen lugar debido a su origen: los cometas de la familia Júpiter se formaron en su mayor parte en el disco disperso, mientras que los de la familia Halley se originaron en la nube de Oort. Se cree que estos últimos fueron cometas de período largo que fueron capturados por la gravedad de los planetas gigantes y enviados al Sistema Solar interior.

Jan Oort se percató de que el número de cometas era menor que el predicho por su modelo, y todavía en la actualidad el problema está sin resolver. Las hipótesis apuntan a la destrucción de los cometas por impacto o a su disgregación por fuerzas de marea; también se sugiere la pérdida de todos los compuestos volátiles o la formación de una capa no volátil en su superficie, lo cual haría invisible al cometa. Se ha observado también que la incidencia de los cometas en los planetas exteriores es mucho mayor que en los interiores. Lo más probable es que se deba a la atracción gravitatoria de Júpiter, que actuaría a modo de barrera, atrapando los cometas y haciendo que colisionaran con él, del mismo modo que sucedió con el cometa Shoemaker-Levy 9 en 1994

Las fuerzas de marea se producen debido a que la gravedad que ejerce un cuerpo decrece con la distancia. El efecto más cotidiano son las mareas que la Luna provoca sobre los océanos terrestres, causando que éstos suban o bajen según su cercanía al satélite. Del mismo modo, la Vía Láctea ejerce estas fuerzas de marea sobre la nube de Oort, deformándola ligeramente hacia el centro de la galaxia (por lo que la nube de Oort no es una esfera perfecta). En el Sistema Solar interior esta marea galáctica es ínfima, ya que la gravedad solar predomina, pero cuanto mayor es la lejanía al Sol aquélla se vuelve cada vez más perceptible. Esta pequeña fuerza es suficiente para perturbar el movimiento de algunos miembros de la nube, y una parte de ellos son enviados hacia el Sol.

Algunos expertos creen que la marea galáctica pudo haber aumentado los perihelios (distancia más cercana al Sol) de algunos planetesimales con grandes afelios, contribuyendo así a la formación de la nube de Oort. Los efectos de la marea galáctica son muy complejos, y dependen en gran medida del comportamiento de cada uno de los objetos del sistema planetario. Por el contrario, a nivel global los efectos son más que evidentes: se cree que cerca de un 90% de los cometas que expulsa la nube de Oort se deben a ella. Los modelos estadísticos basados en las órbitas de los cometas de período largo apoyan esta idea.

Ciclos de extinción

Al estudiar las extinciones en la Tierra los científicos advirtieron un patrón que se repite cada cierto tiempo. Observaron que aproximadamente cada 26 millones de años en nuestro planeta desaparece un porcentaje de especies considerable, aunque todavía no se sabe con certeza qué lo causa.

La marea galáctica podría explicar estos ciclos de extinciones. El Sol gira alrededor del centro de la Vía Láctea, y en su órbita en torno a él pasa por el plano galáctico con cierta regularidad. Cuando nuestro astro está situado fuera del plano galáctico la fuerza de marea provocada por la galaxia es más débil; del mismo modo, cuando cruza el plano galáctico la intensidad de esta fuerza llega a su máximo, resultando en un incremento de la perturbación de la nube de Oort, y por tanto del envío de cometas hacia el Sistema Solar interior hasta un factor de cuatro. Se calcula que el Sol pasa a través del plano galáctico cada 20-25 millones de años. Sin embargo, algunos astrónomos creen que el paso del Sol por el plano galáctico no puede explicar por sí solo el aumento del envío de cometas, argumentando que actualmente el Sol está situado muy cerca del plano galáctico y sin embargo el último evento de extinción sucedió hace apenas 15 millones de años. En lugar de ello proponen como causa el paso del Sol por los brazos espirales de la galaxia, los cuales, aparte de albergar a multitud de nubes moleculares que perturban la nube de Oort, también acogen a numerosas gigantes azules, cuyo tiempo de vida es muy corto al consumir más rápidamente su combustible nuclear y en cuestión de unos pocos millones de años explosionan violentamente originando supernovas.

Aparte de la marea galáctica, existen otros mecanismos capaces de enviar cometas hacia el Sistema Solar interior, como los campos gravitatorios de las estrellas cercanas o de las grandes nubes moleculares. En ocasiones, durante la órbita que sigue el Sol a través de la galaxia se aproxima a otros sistemas estelares. Por ejemplo, se ha calculado que durante los próximos 10 millones de años la estrella conocida con mayores posibilidades de afectar a la nube de Oort es Gliese 710 (de hecho, se calcula que dentro de unos 1,4 millones de años transitará por la nube de Oort, aumentando hasta en un 50% la tasa de expulsión de cometas). Este proceso también dispersa los objetos fuera del plano eclíptico, explicando la distribución esférica de la nube

Dejando a un lado los cometas de período largo, sólo se conocen cuatro objetos que se cree que pertenecen a la nube de Oort; se trata de 90377 Sedna, (148209) 2000 CR15, 2006 SQ372 y 2008 KV. A causa de su lejanía, el perihelio de los dos primeros, a diferencia de los objetos del disco disperso, no llega a verse afectado por la gravedad de Neptuno, por lo que sus órbitas no pueden explicarse desde las perturbaciones de los planetas gigantes. Si se hubieran formado en sus actuales posiciones, sus órbitas deberían ser circulares; además, la acreción queda descartada, pues la enorme velocidad con la que se movían los planetesimales habría resultado demasiado perjudicial.

Hay varias hipótesis que podrían explicar sus excéntricas órbitas: podrían haber sido afectados por la gravedad de una estrella cercana cuando el Sol todavía se encontraba dentro del cúmulo estelar que dio lugar a su formación. En caso de que así fuera, podrían también haber sido perturbados por la mencionada Enana Marron Tyche que se encontrara dentro de la nube de Oort, podría deberse también a una dispersión ejercida por Neptuno durante un período de gran excentricidad o por la gravedad de un lejano disco transneptuniano primitivo, o incluso haber sido capturadas por pequeñas estrellas que pasaban esporádicamente cerca del Sol. De todas ellas, la perturbación de otras estrellas parece ser hasta ahora lo más plausible. Algunos astrónomos prefieren incluir tanto a Sedna como a 2000 CR105 en lo que denominan “disco disperso extendido”, en lugar de en la nube de Oort interna

File:Planetoid 90377 sedna animation location.gif

Orbita de Sedna.

Una enana marrón es un objeto de masa subestelar, incapaz, por tanto, de mantener reacciones nucleares continuas de fusión del hidrógeno en su núcleo. Sin embargo, apenas tiene diferenciación química según la profundidad, ya que ha sufrido en algún momento de su vida convección desde la superficie hasta su centro a causa de débiles reacciones de fusión de isótopos residuales. El límite superior de masas es relativamente bien conocido, estando comprendido entre las 75 y las 80 masas jovianas (M_J), según el grado de metalicidad. Por lo que respecta al límite inferior que las separaría de los gigantes gaseosos más masivos, éste sería el de unas 13 M_J, momento a partir del cual el objeto es capaz de fusionar todo su deuterio. A partir de 65 M_J, además de deuterio también queman el litio

La quema del deuterio se produce en su juventud y es posible debido a su baja temperatura de fusión, unos 100.00000 K. Dado que el deuterio es un combustible minoritario que desaparece rápidamente, dicha reacción no puede sostener el colapso. Las enanas marrones siguen brillando por un tiempo debido al calor residual de las reacciones y a la lenta contracción de la materia que las forma. Las enanas marrones continuarán contrayéndose y enfriándose hasta llegar al equilibrio. Se cree que las enanas marrones son estrellas «fallidas», ya que contienen los mismos materiales que una estrella como el Sol, pero con muy poca masa para brillar. Son muy parecidas a los planetas gaseosos; no son del todo planetas pero no son del todo estrellas. Tyche puede ser una de estas Estrellas.

El litio es un elemento especialmente interesante para diferenciar estos objetos de las estrellas de baja masa, ya que es destruido rápidamente en las reacciones de fusión del hidrógeno (en concreto en las cadenas PPII) debido a que reacciona con el hidrógeno a tan solo 1.000.000 K. Las estrellas poco masivas (< 0,1MS) son enteramente convectivas, por lo que sus interiores están bien mezclados y el litio se quema junto con el hidrógeno en pocos millones de años. En cambio, las estrellas de masas similares o mayores que la del Sol sí que mantienen litio en sus atmósferas, ya que la convección no logra penetrar hasta el núcleo. En una enana marrón, debido a su baja masa, el hidrógeno no llega a alcanzar las temperaturas y presiones necesarias para desencadenar su fusión y el litio no es destruido, permaneciendo en la enana marrón durante toda su existencia. Este litio puede ser detectado a través de sus espectros de emisión característicos, constituyendo esta prueba el modo clásico de identificación de enanas marrones. La prueba fue usada por primera vez por el grupo del IAC capitaneado por Rafael Rebolo. La prueba no es perfecta, ya que puede haber estrellas muy poco masivas en las que la quema del litio aún no haya concluido debido a su lentitud en las reacciones. También se barajó la posibilidad de medir la ausencia de deuterio para comprobar si se trata de una enana marrón o no, pero este dato se reveló más difícil de medir, ya que las líneas espectrales del hidrógeno y el deuterio son muy parecidas.

La emisión de poca energía por parte de estos astros lleva a que sea muy difícil observarlos de una manera directa desde grandes distancias. A pesar de esto, varios centenares de enanas marrones han sido identificadas, con temperaturas superficiales que varían entre 800 y 2000 grados Celsius. La temperatura superficial es una función creciente con la masa y decreciente con la edad del objeto.

Debido a su baja masa, intermedia entre los planetas gigantes y las estrellas de poca masa, las enanas marrones constituyen un vínculo único entre ambos tipos de cuerpos. En particular, se desconoce la formación de las enanas marrones, no pudiéndose saber por el momento si se forman como planetas en el interior de un disco circunestelar a partir de un núcleo de material sólido, o como estrellas a partir de la fragmentación y colapso gravitacional de una nube molecular. En 2003 se detectó en la constelación de Orión un grupo de objetos de tipo enana marrón con masas tan pequeñas como 5 masas jovianas,  a la espera de saber el tipo que es Tyche.

Para ello La Nasa tiene una misión en curso….

La misión New Horizons (Nuevos Horizontes) es una misión espacial no tripulada de la agencia espacial estadounidense (NASA) destinada a explorar Plutón, sus satélites y probablemente el Cinturón de Kuiper. La sonda fue lanzada desde Cabo Cañaveral el 19 de enero de 2006 tras posponerse por mal tiempo la fecha original de lanzamiento. New Horizons viajó primero hacia Júpiter adonde llegó en febrero-marzo de 2007. A su paso por Júpiter aprovechó la asistencia gravitatoria del planeta para incrementar su velocidad relativa unos 4023,36 m/s (14 484 km/h). Llegará a Plutón en julio de 2015. Tras dejar atrás Plutón, la sonda probablemente sobrevuele uno o dos objetos del Cinturón de Kuiper.

Es la sonda con mayor velocidad de lanzamiento desde la Tierra hasta el momento, alcanzando respecto al Sol una velocidad máxima de 17 193 m/s.

nuevos horizontes, sonda espacial, nasa, investigación

Momento del despegue en 2006:

la New Horizons al ser lanzada al espacio a bordo de un potente cohete Atlas V

Esta sonda es la primera misión del proyecto de Nuevas Fronteras de la NASA; el costo total de la misión es del orden de 650 millones de dólares en un periodo de 15 años (2001 a 2016). La sonda que iba a realizar ese trabajo iba a ser la Pluto Express, pero fue cancelada en 2000 por problemas presupuestarios.

La sonda fue construida por el Instituto de Desarrollo Southwest (SwRI) y por el Laboratorio Johns Hopkins. Además de sus instrumentos científicos, la sonda lleva una colección de 434 738 nombres recopilados por el sitio web de la misión y guardados en un disco compacto, una pieza de la SpaceShipOne y una bandera de Estados Unidos, así como una moneda de 25 centavos de Florida y cenizas del descubridor de Plutón, el astrónomo Clyde Tombaugh

La nave fue construida de aluminio con forma de triángulo con 76 cm de ancho y 2,1 m de largo, y pesaba en el lanzamiento 478 kg, 77 kg de los cuales corresponden al combustible. Cuando llegue a Plutón pesará sólo 445 kg. Posee una antena parabólica de alta ganancia de 2,1 m de diámetro que fue montada en la parte superior del triángulo. El triángulo contiene los equipos electrónicos, cableado y los sistemas de propulsión. En el centro del triángulo está un adaptador de separación. En la punta del mismo, está montado el generador termoeléctrico de radioisótopos (RTG, por sus siglas en inglés) para reducir la interferencia con los equipos. No hay baterías a bordo, por lo que toda la electricidad es producida por el RTG con pastillas de plutonio-238, recubiertas con iridio y envueltas en grafito. Los RTG generan 240 W de 30 V en el lanzamiento, y se reducirá a 200 W a la llegada a Plutón. El control de temperatura se consigue con pintura negra térmica, mantas térmicas, el calor que produce la RTG, radiadores, persianas y calentadores eléctricos. Las comunicaciones son en banda X, a una velocidad de 1.000 bits/s en la órbita de Plutón (38 Kb/s en la de Júpiter). La nave usa 2 transmisores y 2 receptores, también se usan 2 amplificadores de 12 W. La nave usa la antena parabólica de 2,1 m de diámetro de 48 dB y una antena de baja ganancia para comunicaciones de emergencia. Actualmente la nave está en modo “hibernación” para el ahorro de los gastos de la misión y se activará cada 50 días para comprobar la nave y el trayecto.

La nave es de 3 ejes estabilizado, usando como propulsión un tanque de hidracina hecho de titanio con 77 kg de propelente montado en el centro del triángulo que la impulsa a una velocidad de 290 m/s (1044 km/h). El tanque impulsa 16 motores de hidracina: 4 de 4,4 N de empuje para correcciones de trayectoria y doce de 0,9 N, usados para correcciones de actitud y otras maniobras. En cuanto a la navegación y la orientación de la sonda, la actitud se determina usando 2 cámaras de seguimiento de estrellas (Star Trackers) con sensores CCD y un catálogo de estrellas. También se usa una doble unidad de medición inercial (MIMU) conteniendo cada una 3 giroscopios y 3 acelerómetros que mantienen estable el vehículo espacial. La nave es controlada mediante 4 ordenadores: un sistema de comandos, gestión de datos, orientación, y el procesador. El procesador es un Mongoose-V de 12 MHz (un versión mejorada y preparada para soportar la radiación del MIPS R3000). También se usan relojes de tiempo, además de un software. Estos equipos se mantienen puestos en un IEM (Integrated Electronics Module), hay dos de ellos. Los datos se registran en 2 grabadoras de estado sólido de baja potencia con capacidad de 8 Gb cada uno.

Los objetivos principales de la misión son la caracterización de la geología global y morfología del planeta enano Plutón y sus satélites, el estudio de la composición superficial de dichos cuerpos y la caracterización de la atmósfera de Plutón. Otros objetivos incluyen el estudio de la variabilidad en el tiempo de la superficie y atmósfera de Plutón, obtener imágenes de Plutón y Caronte en alta resolución, buscar satélites y anillos adicionales alrededor de Plutón, y posiblemente caracterizar uno o dos objetos del Cinturón de Kuiper, Asi como probar la existencia de tyche, y otros objetos .

Hace un par de meses, estaba aqui:

File:New Horizons Position 2012-09-01-00-00-00.jpg

Las primeras imágenes de Plutón hechas por la sonda fueron tomadas entre el 21 al 24 de septiembre de 2006, para probar el instrumento de Reconocimiento de Imágenes de Largo Alcance (LORRI) y fueron dadas a conocer por la NASA en noviembre de 2006. fueron tomadas a una distancia de 4200 millones de kilómetros de distancia; con esto quedó probado con éxito la habilidad de la sonda para rastrear objetos a una gran distancia.

New Horizons deberá pasar a menos de 10 000 km cuando llegue a Plutón; actualmente tiene una velocidad relativa de 13,78 km/s y deberá acercarse a 27 000 km al encontrarse a Caronte.

Fechas clave

  • 11 de enero de 2006: comienzan las labores de prelanzamiento en Cabo Cañaveral. Lanzamiento retrasado para realizar más pruebas.
  • 16 de enero de 2006: montaje del cohete Atlas V en la torre de lanzamiento.
  • 17 de enero de 2006: retrasado el primer lanzamiento debido a las malas condiciones atmosféricas.
  • 18 de enero de 2006: retrasado el segundo intento de lanzamiento por una pérdida de electricidad en los laboratorios de Física Aplicada de la Universidad Johns Hopkins.
  • 19 de enero de 2006: lanzamiento exitoso a las 14:00 (hora local, 19:00 UTC) tras un breve retraso debido a la nubosidad presente.
  • 19 de enero de 2006: tras solo nueve horas de viaje, la nave traspasa la órbita de la Luna y adquiere su primer impulso orbital que lo encamina hacia Júpiter al cual debe llegar un año después.
  • 7 de abril de 2006: La sonda atraviesa la órbita de Marte.

Secuencia de imágenes tomadas por la sonda New Horizons donde se observa la nube de dióxido de azufre volcánica producida por el volcán Tvashtar en la luna Ío de Júpiter, alcanzando los 330 km de altura.

  • 8 de enero de 2007: inicio del acercamiento a Júpiter.
  • 10 de enero de 2007: observaciones de la luna joviana Calírroe.
  • 28 de febrero de 2007: sobrevuelo de Júpiter, ocurrido hacia las 05:43:40 UTC a 2 305 000 km de distancia, con el objeto de alcanzar la velocidad de 21,219 km/s (76 388 km/h).
  • 5 de marzo de 2007: finaliza la fase de encuentro con Júpiter.
  • 8 de junio de 2008: en estado de hibernación electrónica, la nave llegó a una distancia de 10,06 unidades astronómicas (aproximadamente 1500 millones de kilómetros) del Sol, cruzando la órbita de Saturno, después del último paso, hace casi 27 años, realizado por la Voyager 2.
  • 25 de febrero de 2010: New Horizons atravesó el punto medio de distancia en su camino entre la Tierra y Plutón.
  • 17 de octubre de 2010: la nave llega a la mitad de su tiempo de vuelo a Plutón.
  • 18 de marzo de 2011: New Horizons cruzó la órbita de Urano.
  • 24 de agosto de 2014: New Horizons cruzará la órbita de Neptuno; exactamente 25 años después de que la Voyager 2 sobrevolara a este gigante gaseoso.
  • 15 de julio de 2015, miércoles, a las 7:49 am hora del este de los Estados Unidos: Máxima aproximación a 12 450 kilómetros de Plutón y posterior sobrevuelo de Caronte.
  • 2015-2020: Posibles sobrevuelos de uno o más objetos del cinturón de Kuiper.

Para el sobrevuelo de Plutón, las observaciones iniciales comenzarán unos 4 meses antes de la fecha de máxima aproximación.

Ultimas noticias:

Grave amenaza le espera a la sonda New Horizons en Plutón

Martes, 20 de Noviembre de 2012 17:02

La New Horizons lleva volando casi 7 años atravesando el sistema solar para explorar Plutón y sus  satélites al que llegará en enero de 2015. El encuentro con Plutón culminará con su sobrevuelo el 14 de julio de ese año y con la primera exploración de un miniplaneta en el cinturón de Kuiper.

Lo preocupante del periplo de la sonda, es que los científicos de la NASA se han dado cuenta –quizá demasiado tarde- de la posibilidad de que haya “escombros rocosos” orbitando al sistema de Plutón, lo que pondría en peligro a la nave y a la costosa misión.

Son ya cinco los satélites de Plutón: Caronte, Nix, Hidra, P4 y el recientemente descubierto S/2012 o P5 y, tal como se han percatado Alan Stern, del Instituto de Investigación del Sudoeste en San Antonio de Texas y otros científicos, esas “lunas”, actúan como generadores de escombros, llenando el sistema de Plutón con fragmentos liberados en colisiones entre esas lunas y pequeños objetos del cinturón de Kuiper.

Como la nave viaja a una velocidad de 50.000 kilómetros por hora, una sola colisión con una piedra, o incluso con un grano de tamaño milimétrico, podría causarle averías o incluso destruirla.

El equipo de científicos del Laboratorio de Física Aplicada de la Universidad Johns Hopkins en Baltimore, Maryland, ya está utilizando sofisticadas simulaciones informáticas de la estabilidad de los residuos que orbitan a Plutón.

El equipo también está considerando desviar la nave hacia trayectorias más alejadas del sistema plutoniano para proteger gran parte de la misión y evitar las colisiones si el actual plan de vuelo se vuelve demasiado peligroso.

Esperaremos acontecimientos….

Publicado noviembre 29, 2012 por astroblogspain en Uncategorized

Que Ha Encontrado El Rover Curiosity En Marte??   Leave a comment

 

 

John Grotzinger, investigador principal de la misión MSL Curiosity, dio a la radio pública estadounidense NPR. Los habituales de la información planetaria se tomaban su afirmación de que el descubrimiento (pendiente de confirmación) que Curiosity habría hecho en Marte podría “reescribir los libros de historia

Las herramientas de análisis de Curiosity, conocidas como SAM, le permiten al robot identificar los distintos compuestos que forman una muestra. John Grotzinger, el principal investigador de la misión, todavía no ha dado declaraciones sobre qué se cree que ha encontrado Curiosity en Marte por el simple hecho de que todavía no pueden confirmar la naturaleza del hallazgo.

Obviamente lo que muchos creen es que Curiosity tiene evidencia de que existe vida fuera de la Tierra, pero también están quienes opinan que se trata de algo mucho más gordo.

Según ha adelantado Grotzinger, el próximo 3 de diciembre habrá un encuentro informativo en el que se presentarán los resultados, antes de la reunión anual de la American Geophysicial Union en San Francisco, prevista durante la segunda semana de diciembre.

Un portavoz del JPL (Jet Propulsion Laboratory), el laboratorio que coordina la misión, ha declarado este jueves que los científicos analizan las muestras de suelo estudiadas por el SAM, un instrumento de análisis químico de muestras de la superficie marciana, diseñado para la detección de moléculas orgánicas claves para la vida. Pero, según el portavoz del JPL, aún no se está en condiciones de realizar una presentación.

Las moléculas orgánicas son la base para la vida tal como la conocemos, y nunca antes se habían descubierto en la superficie del planeta rojo.”Soy químico orgánico y para mí la detección de compuestos orgánicos en Marte haría temblar la tierra. Pero sólo un hallazgo de materia orgánica por sí solo no significa que descubrimos la vida”, ha explicado Guy Webster, portavoz del JPL.

 

20121120-191640.jpg

 

Por ahora coge fuerza la hipótesis de los compuestos orgánicos. El hallazgo proviene de una muestra del terreno analizada por el SAM, este instrumento no está concebido para encontrar ninguna forma de vida, su finalidad es la de analizar cada uno de los componentes que le llegan.

Datos calificados como para ”salir en los libros de historia” y que producirán un ”terremoto” científico cuando salgan a la luz no pueden ser cualquiera. El máximo objetivo era encontrar un ambiente propicio para la vida en Gale, y el descubrimiento de compuestos orgánicos sería una gran noticia.

El hecho de que existieran estos compuestos no quiere decir que haya vida presente o pasada. Una molécula orgánica es una sustancia química que contiene carbono, formando enlaces carbono-carbono y carbono-hidrógeno. Su facilidad para crear enlaces con otros elementos como el oxígeno, nitrógeno, azufre,… y su capacidad de liberar energía cuando se oxidan los hacen imprescindibles para la vida en la tierra. Pero no podemos asegurar que allá donde lo encontremos exista vida.

 

Sea lo que sea ha salido de uno de estos cinco “mordiscos” que el rover ha dado a la superficie de Marte.

 

Material perteneciente a la tercera excavación hecha por el rover. Las dos primeras fueron desechadas por si contenían algún contaminante traido desde la Tierra. Las muestras a las que se puede referir el hallazgo provienen de la tercera, cuarta o quinta toma (o de las tres).

 

Tambien puede ser que haya detectado Ruinas, de una antigua civilización, o algun fosil, de algun organismo…

Hace unos dias el rover descubrio una agradable sorpresa:

Las últimas mediciones del rover Curiosity nos dejan una  sorpresa. La medición de radiación recibida en superficie no es tan alta como se estimaba.

20121117-013528.jpg

El gráfico muestra las variaciones diarias de radiación y presión atmosférica. Claramente se ve la disminución de las dosis de radiación (línea roja) cuando aumenta la presión (línea azul). Cuando la atmósfera es más gruesa ofrece una mayor protección.

Marte solo posee el equivalente a un 1% de la atmósfera total terrestre. Eso unido al hecho de no tener un campo magnético como el terrestre, hacía temer que las dosis de radiación acumulada durante una misión a marte no fueran asumibles para la tripulación.

Los datos del Curiosity son una buena noticia al respecto. Las dosis no serían mucho mayores que las que reciben los inquilinos de la Estación Espacial.

Queda por resolver las dosis a las que estarían expuestos durante el largo viaje interplanetario, que se sumarían a las de la estancia en el planeta rojo. Recordemos que los efectos nocivos de la radiactividad son de tipo acumulativo, es decir, se van sumando según se está expuesto a la radiación, algo que habrá que tener muy en cuenta a la hora de planificar el viaje.

20121102-021102.jpg

20121102-021216.jpg

 
Bueno el dia tres saldremos de dudas…o sembraran más….

 

Otra Noticia que parece de cienci ficcion en pleno siglo xxI

 

La Isla Sandy cerca de Australia aparece en todos los

mapas pero en realidad no existe…

La Isla Sandy es una pequeña isla ubicada en el pacífico sur, al oeste de New Caledonia y 1.200 kilómetros al este de Australia. Y esta isla no tendría nada de particular, excepto porque en realidad no existe aún cuando aparece en todos los mapas.

 

En pleno siglo XXI, pocas son las zonas del planeta que aún no han sido exploradas máxime cuando contamos con un amplio número de medios y satélites para tomar fotografías desde el aire o cartografiar el terreno. Si bien servicios de mapas como Google Maps u OpenStreetMap están actualizando y ampliando sus datos constantemente, en términos generales “el mapa del Mundo” permanece invariante; sin embargo, sorprende que con la capacidad técnica que tenemos llevemos viendo en las mapas, durante más de 10 años, una isla que según equipo de expertos de Australia no existe.

 

Isla Sandy

 

La isla en cuestión es la Isla Sandy (que para el que tenga curiosidad podemos buscar en Google Maps), una pequeña porción de terreno situada cerca del Archipiélago de Nueva Caledonia (un territorio dependiente de Francia situado al noereste de Australia). ¿Y cuál es el problema? Que a pesar de salir en los mapas nadie había sido capaz de poner un pie en la isla y, de hecho, tras organizar una expedición lo que se han encontrado es la inmensidad del océano.

Maria Seton, una de las investigadoras de la Universidad de Sidney que formaba parte de la fallida expedición que estuvo trabajando durante 25 días, comentó que al situarse en las coordenadas marcadas en los mapas se sorprendieron al ver que con lo único que se habían encontrado fue el océano y una profundidad de 1.400 metros.

Queríamos comprobarlo porque las cartas de navegación del barco lo único que nos mostraban era una profundidad de 1.400 metros en la zona. […] Son muchos los mapas, como Google Earth, que muestran esta isla así que fuimos para comprobarlo y no había ninguna isla. Es todo muy raro.

La gran pregunta que se hacen los miembros de esta peculiar investigación es ¿cómo es posible que los mapas arrastren este error? ¿Cómo es posible que los mapas recojan una isla que no existe? La respuesta a estas preguntas, por ahora, no es nada sencilla pero el equipo de investigación se ha propuesto, por un lado, corregir los mapas y, por otra parte, averiguar cómo se pudo insertar esto en los mapas.

Según parece, los mapas cartográficos oficiales de Francia (puesto que la supuesta isla pertenecería a Nueva Caledonia) no recogen la Isla Sandy y, según ha comentado el Servicio Hidrográfico de Australia (que es la autoridad que se encarga de las cartas de navegación) algunos mapas científicos y Google Maps son los que presentan este fallo que podría corresponderse con datos falsos que se habrían insertado en el mapa como indicador de que éste se habría copiado de un tercero (algo así como una medida para la protección de copyright) pero aún no está clara la fuente del error.

Google, por su parte, ha comentado que sus mapas son el resultado del uso de múltiples fuentes que se utilizan para contrastar la información aunque, claro está, el mundo está cambiando constantemente y mantener toda la información actualizada es un reto que no tiene fin. Es decir, que seguramente, actualizarán este singular error en alguna de sus actualizaciones.

Un curioso caso el de la inexistente Isla Sandy.

 

Extraño….

 

Publicado noviembre 26, 2012 por astroblogspain en Uncategorized

El manuscrito Voynich   2 comments

El manuscrito Voynich. El misterioso texto custodiado

en la Universidad de Yale.

 

 

Desde la más remota antigüedad han existido textos (papiros, tablillas, inscripciones) que hablan de los secretos de la naturaleza y de las fuentes de saber desconocido. Muchos fueron destruidos en incendios como el de la Biblioteca de Alejandría. Otros están guardados en bibliotecas secretas, solo accesibles a muy pocas personas.  Otros libros,  desaparecieron sin dejar el más mínimo rastro, no es el caso del misterioso libro que trataremos a continuacion, este post se lo dedico a Ana Rosco, Que esperemos que le guste.

 

En este artículo nos centramos en relatar lo que ya se sabe sobre el llamado papiro o, manuscrito Voynich.

El manuscrito Voynich es un misterioso libro ilustrado, de contenidos desconocidos, escrito hace unos 500 años por un autor anónimo en un alfabeto no identificado y un idioma incomprensible, el denominado voynichés.

A lo largo de su existencia constatada, el manuscrito ha sido objeto de intensos estudios por numerosos criptógrafos profesionales y aficionados, incluyendo destacados especialistas estadounidenses y británicos en descifrados de la Segunda Guerra Mundial. Ninguno consiguió descifrar una sola palabra. Esta sucesión de fracasos ha convertido al manuscrito en el Santo Grial de la criptografía histórica.

Este texto cumple la ley de Zipf, según la cual en todas las lenguas conocidas la longitud de las palabras es inversamente proporcional a su frecuencia de aparición (cuantas más veces aparece una palabra en un idioma, más corta es), hace pensar que se trata no sólo de un texto redactado en un lenguaje concreto, sino también que este lenguaje está basado en alguna lengua natural, ya que lenguajes artificiales como los élficos de Tolkien o el klingon de Star Trek no cumplen esta regla. Esto es debido a que la explicación a esta ley se basa en la economía lingüística: las palabras que más utilizamos son más cortas y así requieren menos energía, por ello es el uso de una lengua el que acaba por imponer esta ley. Es prácticamente imposible que el autor del manuscrito Voynich conociera la ley de Zipf, enunciada muchos siglos después, y por tanto que la aplicase a una lengua inventada por él.

El nombre del manuscrito se debe al especialista en libros antiguos Wilfrid M. Voynich, quien lo adquirió en 1912. Actualmente está catalogado como el ítem MS 408 en la Biblioteca Beinecke de libros raros y manuscritos de la Universidad de Yale.

En 2009, investigaciones de la Universidad de Arizona (EE.UU.) demostraron, mediante la prueba del carbono 14, y con una fiabilidad del 95%, que el pergamino del manuscrito podía datarse entre 1404 y 1438. Por otra parte, el McCrone Research Institute de Chicago demostró que la tinta fue aplicada no mucho después, confirmando así que el manuscrito es un auténtico documento medieval.

Sobre el lugar en que pudo haberse escrito, tan solo se dispone de una posible pista. En una de sus ilustraciones aparece una ciudad amurallada, y son sus almenas dibujadas las que aportan una orientación. Su forma es la de las almenas llamadas de cola de golondrina, un estilo estético que más tarde, en el renacimiento, se popularizó por toda Europa, pero que en el momento en que supuestamente se elaboró el manuscrito, según los últimos estudios de la Universidad de Arizona, solo se podía encontrar en el norte de Italia. Quizá en la amplia región que transcurre entre Milán y Venecia.

El libro tiene alrededor de 240 páginas de pergamino, con vacíos en la numeración de las mismas (la cual es aparentemente posterior al texto, quizás del siglo XVI), lo que sugiere que varias páginas se habían extraviado ya antes de su compra por Voynich. Para evitar extravíos posteriores el padre Theodore C. Petersen lo fotocopió en 1931, repartiendo dichas copias entre varios investigadores interesados en su estudio e intento de traducción. Se utilizó pluma de ave para escribir el texto y dibujar las figuras con pintura de colores; según se puede apreciar, el texto es posterior a las figuras, ya que en numerosas ocasiones el texto aparece tocando el borde de las imágenes, algo que no ocurriría si éstas hubiesen sido añadidas posteriormente.

Las ilustraciones del manuscrito no aclaran los contenidos del texto pero denotan que el libro consta de seis “secciones”, con diferente materia y estilo. Exceptuando la última sección, que contiene únicamente texto, casi la totalidad de las páginas contienen al menos una ilustración. Las secciones y sus nombres convencionales son:

  • Herbario: cada página muestra una planta (en ocasiones dos) y algunos párrafos de texto, un formato típico de herbarios europeos de la época. Algunas partes de estas ilustraciones son copias en mayor escala y detalle de bocetos vistos en la sección farmacéutica (debajo).

Astronómica: Contiene diagramas circulares, algunos de ellos con soles, lunas y estrellas, lo que sugiere que trata de astronomía o astrología. Una serie de 12 diagramas muestra símbolos convencionales para constelaciones zodiacales (dos peces para Piscis, un toro para Tauro, un soldado con un arco para Sagitario, etc.). Cada símbolo está rodeado por exactamente 30 figuras de mujeres en miniatura, la mayoría de ellas desnudas, cada una sosteniendo una estrella. Las dos últimas páginas de esta sección (Acuario y Capricornio) se extraviaron, mientras que Aries y Tauro están separados en cuatro diagramas con 15 estrellas cada uno. Algunos de estos diagramas se encuentran en páginas desplegables.

Biológica: Un texto denso y continuo con figuras de pequeñas mujeres desnudas tomando baños en balnearios públicos o tinas interconectadas por una elaborada red de tuberías, algunas de ellas claramente en forma de órganos del cuerpo. Algunas de las mujeres llevan coronas. Posiblemente sean ninfas.

                     

Cosmológica: Más diagramas circulares, pero de naturaleza desconocida. Esta sección también posee páginas desplegables, una de ellas de seis páginas de largo, que contiene una especie de mapa o diagrama con seis “islas” conectadas por calzadas, castillos y posiblemente un volcán.

Farmacéutica: Varios dibujos con leyendas de partes de plantas aisladas (raíces, hojas, etc.); objetos similares a jarras farmacéuticas (albarelos) a lo largo de los márgenes y algunos párrafos de texto.

Recetas: Muchos párrafos cortos, cada uno marcado con una “viñeta” en forma de flor (o estrella) que hacen pensar en una serie de órdenes, pasos o instrucciones para elaborar algo (presumiblemente un producto químico o alquímico).

 

El texto (llamado voynichés) fue claramente escrito de izquierda a derecha, con un margen derecho desigual. Las secciones más largas se encuentran partidas en párrafos, a menudo con “viñetas” en el margen izquierdo. No hay evidencia de signos de puntuación.

El texto es fluido, como si el escriba entendiera lo que estaba escribiendo mientras lo hacía; el manuscrito no da la impresión de que cada carácter haya tenido que ser calculado antes de ser escrito en la página.

El texto consiste de más de 170.000 glifos, normalmente separados unos de otros por pequeños espacios. La mayoría de los glifos están escritos con uno o dos trazos simples. Considerando que existen disputas sobre si ciertos glifos son distintos o no, se calcula que el alfabeto entero consta de entre 20 y 30 glifos totales para casi todo el texto, con raras excepciones de algunas docenas de caracteres “extraños”, encontrados una o dos veces en todo el texto.

Los espacios más anchos dividen el texto en alrededor de 35.000 “palabras” de longitud variada. Estas parecen seguir una cierta fonética o reglas ortográficas de cierto tipo; por ejemplo, algunos caracteres deben aparecer en cada palabra (como las vocales en el castellano), algunos caracteres nunca siguen a otros, algunos pueden ser dobles pero otros no.

El análisis estadístico del texto reveló patrones similares a los de lenguas naturales. Por ejemplo, la frecuencia de palabras sigue la Ley de Zipf y la entropía (alrededor de 10 bits por palabra) es similar a aquella de textos en latín. Algunas palabras aparecen exclusivamente en ciertas secciones, o sólo en algunas páginas; otras son frecuentes en todo el manuscrito. Existen muy pocas repeticiones entre las miles de “leyendas” adjuntas a las ilustraciones. En la sección herbario, la primera palabra de cada página aparece solamente en esa página, pudiendo representar el nombre de la planta.

Por otro lado, el “idioma” del manuscrito Voynich, el voynichés, es distinto de los idiomas europeos en varios aspectos. En particular no existen palabras con más de 10 “letras”. Además, la distribución de letras dentro de una palabra es algo peculiar: algunos caracteres aparecen solamente al principio de una palabra, otros solamente al final y algunos siempre en el medio, esta característica es muy particular en lenguas como la árabe, donde la misma letra se representa de diferentes formas, dependiendo de donde esté ubicada en la palabra, de esta manera se escribe diferente al inicio, en el centro o al final, lo que presume que podríamos estar frente a un alfabeto más reducido, en el entendido de que estamos mirando como un símbolo distinto lo que podría ser el mismo.

El texto parece ser más repetitivo que los típicos idiomas europeos; existen secuencias en las cuales la misma palabra común aparece hasta tres veces consecutivas.

Dado que el alfabeto del manuscrito Voynich no se asemeja a ningún tipo de escritura conocida, y que el texto continúa sin ser descifrado, la única evidencia práctica de la edad y origen del libro son sus ilustraciones. En especial los atuendos y peinados de las figuras humanas y algunos castillos vistos en los diagramas. Todo es característicamente europeo y, basándose en esta evidencia, la mayoría de los expertos fechan el libro entre los años 1450 y 1520. Esta estimación es apoyada por otras pistas secundarias.

Se atribuye a los primeros propietarios reales del manuscrito la creencia de que su autor fue Roger Bacon (1214-1294). El manuscrito presenta notables parecidos con una obra del autor inglés Anthony Ascham, “A Little Herbal” (Un pequeño herbario), publicada en 1550.

Roger Bacon es considerado por algunos como el autor del Manuscrito Voynich, debido a sus estudios en los campos de la Alquimia, Astrología y lenguas. A Bacon también se le atribuye el manual de Alquimia Speculum Alchemiae.

Los primeros propietarios teóricos del manuscrito habrían sido Rodolfo II de Bohemia (1552-1612) (nieto de Carlos I de España) y Jacobus Horcicky de Tepenecz (que lo habría poseído entre 1612 y 1622), quien a su vez se lo habría pasado a Georgius Barschius (quien en teoría lo habría tenido entre 1622-1665). De este último personaje no se tienen noticias más que por unas cartas que posiblemente escribió Johannes Marcus Marci (poseedor del libro en 1665), dirigidas a Athanasius Kircher. Quizá emulando al orientalista Andreas Mueller, que había conseguido estafar a Kircher con un texto fraudulento, y con la colaboración de Raphael Missowsky, habría escrito el manuscrito y creado toda la representación anterior.

Permanecería en manos de Athanasius Kircher desde 1665 hasta 1680, sin que pudiera descifrarlo, pasando a la biblioteca del Collegio Romano (actualmente la Universidad Pontificia Gregoriana) hasta 1912, momento en el que lo compraría Wilfrid M. Voynich (entre 1912 y 1930) para pasar posteriormente a su viuda, Ethel Boole Voynich (entre 1930 y 1961), a Hans Peter Kraus (entre 1961 y 1969), el cual lo cedió a la Universidad de Yale.

El primer dueño confirmado del manuscrito fue un cierto Georgius Barschius, un oscuro alquimista que vivió en Praga a comienzos del siglo XVII. Aparentemente Barschius se encontraba tan confundido con respecto al libro como nos encontramos en la actualidad. Tras enterarse de que Athanasius Kircher, un erudito jesuita del Collegio Romano, había publicado un diccionario de copto (etíope) y “descifrado” los jeroglíficos egipcios, envió una muestra del manuscrito Voynich a Kircher en dos ocasiones, pidiéndole pistas. Su carta a Kircher en 1639, recientemente hallada por René Zandbergen, es la mención más antigua del manuscrito hallada hasta la fecha.

Se desconoce si Kircher respondió al pedido, pero aparentemente se encontraba lo suficientemente interesado como para intentar adquirir el libro, que Barschius rehusó vender. Tras la muerte de Barschius el manuscrito pasó a manos de su amigo Johannes Marcus Marci, en aquel entonces rector de la Universidad Carolina de Praga, quien rápidamente envió el libro a Kircher, su amigo corresponsal. La carta de Marci (1665) se encuentra aún adjunta al manuscrito. En esta carta le ofrece el manuscrito para su descifrado y menciona que fue adquirido por el emperador Rodolfo II de Bohemia (1552-1612) por 600 ducados de oro. La carta menciona luego que en la corte de Rodolfo II se creía que el autor del manuscrito era Roger Bacon (el fraile franciscano que vivió entre 1214 y 1294).

No se encuentran menciones del libro en los dos siglos siguientes, aunque muy probablemente lo conservaron, junto con la correspondencia de Kircher, en la biblioteca del Collegio Romano (actualmente la Universidad Pontificia Gregoriana). Allí permaneció probablemente hasta que las tropas de Víctor Manuel II de Italia conquistaron la ciudad en 1870, anexionando los Estados Pontificios al nuevo Estado italiano. El nuevo Gobierno italiano decidió confiscar muchas de las propiedades de la Iglesia, incluida la biblioteca del Collegio. De acuerdo con las investigaciones de Xavier Ceccaldi y otros, justo después de este acontecimiento se transfirieron precipitadamente muchos de los libros de la biblioteca de la universidad a las bibliotecas personales de su facultad, donde quedaban a salvo de la confiscación. La correspondencia de Kircher, incluyendo el manuscrito, se encontraba entre estos libros.

Parece ser que alrededor del año 1912 el Collegio Romano se encontraba en una situación económica precaria y decidió vender, discretamente, algunas de sus propiedades. Así fue cómo Wilfrid Voynich adquirió 30 manuscritos, entre ellos el que nos ocupa. Treinta años después de la muerte de Voynich, en el año 1961, su viuda vendió el libro a otro marchante de libros antiguos, llamado H. P. Kraus. Como no pudo encontrar un comprador, Kraus donó el manuscrito a la Universidad de Yale en 1969.

La hipótesis de la autoría de Roger Bacon condujo a Voynich a concluir que la única persona que pudo vender el manuscrito a Rodolfo fue John Dee, un matemático y astrólogo de la Corte de Isabel I de Inglaterra, y conocido por ser propietario de una gran colección de manuscritos de Bacon. Dee y su scrier (ayudante “medium”) Edward Kelley vivieron varios años en Bohemia, donde habían esperado ofrecer sus servicios al Emperador. Sin embargo, los minuciosos diarios de Dee no mencionan esta venta, lo que la hace bastante improbable. De todas formas, si el autor no fuera Bacon, la relación de Dee con el manuscrito simplemente desaparece. Por otra parte, el propio Dee lo podría haber escrito, y luego propagó el rumor de que era una obra original de Bacon, con la esperanza de venderlo posteriormente.

File:Enochian alphabet.png

El alfabeto “enoquiano”, de acuerdo a los diarios de John Dee.

El compañero de Dee en Praga, Edward Kelly, o Kelley, era un extravagante alquimista, que presumía de poder transmutar el cobre en oro gracias a un polvo secreto que había extraído de la tumba de un obispo en Gales. Como scrier de Dee, también afirmaba ser capaz de invocar a los ángeles con una bola de cristal, y mantener largas conversaciones con ellos, que Dee anotaba escrupulosamente. Al lenguaje de los ángeles lo llamaba “enoquiano”, derivado de Enoc, el padre de Matusalén; según el apócrifo “Libro de Enoc”, Enoc fue llevado a visitar el Cielo en un carro tirado por ángeles, y luego escribió un libro acerca de lo que allí vio. Algunos han sugerido que, igual que Kelley inventó el “enoquiano” para engañar a Dee, podría haber creado el manuscrito Voynich para estafar al Emperador (quien además pagaba a Kelley por sus presuntos conocimientos alquímicos). Sin embargo, si Roger Bacon no es el autor del manuscrito, la relación de Kelley con el mismo es tan improbable como la de Dee.

Se ha sospechado en muchas ocasiones que el propio Voynich elaboró el manuscrito. Como anticuario de libros, seguramente tenía los conocimientos y medios necesarios, y un “libro perdido” de Roger Bacon habría valido una fortuna. Sin embargo, el reciente descubrimiento de la carta de Baresh (Georgius Barschius) a Kircher ha eliminado completamente esta posibilidad, salvo que Voynich hubiese “quitado” la carta del libro original que la contenía y hubiese falsificado un libro nuevo basándose en el contenido de dicha carta.

Una reproducción fotostática de la primera página del manuscrito Voynich, hecha por Voynich en algún momento anterior a 1921, mostraba el rastro débil de unas palabras que habían sido borradas. Con la ayuda de algunos productos químicos, se pudo leer que el texto decía “Jacobj `a Tepenece”: es decir, Jakub Horcicky de Tepenec, en latín Jacobus Sinapius, un especialista en hierbas medicinales, médico personal de Rodolfo II y encargado de sus jardines botánicos. Voynich, y muchos otros después, dedujeron de esta “firma” que Jacobus poseía el manuscrito Voynich antes que Baresh, y vio en ello una confirmación de la historia de Raphael. Otros han sugerido que el propio Jacobus pudo ser el autor.

Sin embargo, la caligrafía de las palabras difuminadas no coincide con la de la firma de Jacobus, que aparece en un documento recientemente localizado por Jan Hurich. Por ello es posible que la escritura de la primera página fuera añadida posteriormente por un dueño o librero, y sería sólo la hipótesis de esta persona acerca del autor del manuscrito. En los libros de historia de los jesuitas de los que disponía Kircher, Jacobus era el único alquimista o médico de la corte de Rodolfo que merece una entrada de una página completa mientras que, por ejemplo, apenas si mencionan a Tycho Brahe. Además los productos químicos aplicados por Voynich han deteriorado tanto el pergamino que actualmente apenas si se puede ver rastro de la escritura, así que también existe la sospecha de que la firma fuera falsificada por Voynich para contribuir al fortalecimiento de la hipótesis de la autoría de Roger Bacon.

Johannes Marcus Marci conoció a Kircher cuando encabezaba una delegación de la Universidad Carolina de Praga a Roma en 1638, y en los 27 años siguientes los dos eruditos intercambiaron correspondencia sobre una gran variedad de disciplinas científicas. La misión de Marci formaba parte de la lucha continua de la facción secularista de la Universidad para mantener su independencia respecto a los jesuitas, quienes dirigían el Colegio Clementinum de Praga, rival de la Universidad. A pesar de esos esfuerzos, las dos universidades se fusionaron en 1654 bajo control de los jesuitas. Por tanto, se ha especulado que la animosidad política contra los jesuitas llevó a Marci a “fabricar” la carta de Baresch, y más tarde el manuscrito Voynich, en un intento de desacreditar a su “estrella” Kircher.

La personalidad y conocimientos de Marci parecen adecuados para llevar a cabo esta tarea, y Kircher, un “Doctor Sabelotodo”, era una presa fácil, pues se le recuerda más por sus errores espectaculares que por logros genuinos. Incluso la carta de Baresch guarda cierto parecido con un fraude que el orientalista Andreas Mueller hizo al propio Kircher: Mueller elaboró un manuscrito ininteligible y se lo envió a Kircher, con una nota adjunta que explicaba que procedía de Egipto. Pidió a Kircher una traducción, y se sabe que Kircher hizo una inmediatamente.

Merece la pena señalar que las únicas pruebas de la existencia de Georg Baresch son tres cartas enviadas a Kircher: una remitida por Baresch (1639) y dos por Marci (como un año después). También es curioso que la correspondencia entre Marci y Kircher acaba en 1665, precisamente con la carta adjunta al manuscrito Voynich. Sin embargo, el resentimiento secreto de Marci contra los jesuitas es pura conjetura: era un católico devoto, él mismo había estudiado para hacerse jesuita, y poco después de su muerte en 1667 le fue concedida la pertenencia honorífica a la Orden.

 

Raphael Missowsky, amigo de Marci al que se atribuye la historia de Bacon, era criptógrafo entre otras muchas cosas, y parece que inventó un cifrado presuntamente indescifrable. Esto ha llevado a la hipótesis de que elaboró el manuscrito Voynich como una demostración práctica de dicho cifrado, y convirtió al pobre Baresh en un involuntario conejillo de Indias. La hipótesis sigue con que después de que Kircher publicase su libro sobre el copto, Raphael pensó que engañar a éste sería un trofeo mucho más jugoso que engañar a Baresch, y convenció al alquimista para que pidiera ayuda al jesuita. Habría inventado la historia de Roger Bacon para motivar más a Barech. El hecho de que se abstuviera de dar su opinión en la carta adjunta al manuscrito Voynich puede significar que Marci sospechaba que era una mentira. Sin embargo, no hay pruebas definitivas de esta teoría.

El doctor Leonell Strong, investigador del cáncer y criptógrafo aficionado, intentó descifrar el manuscrito Voynich. Strong dijo que la solución era “un peculiar sistema doble de progresiones aritméticas de un alfabeto múltiple”. Strong defendía que el texto revelaba que el autor del manuscrito Voynich era el autor inglés del siglo XVI Anthony Ascham, cuya obra incluía A Little Herbal (“Un pequeño herbario”), publicado en 1550. Aunque el manuscrito Voynich contiene secciones parecidas al herbario, el principal argumento contra esta hipótesis es que se desconoce dónde habría obtenido este autor los conocimientos literarios y criptográficos necesarios.

Antonio Averlino a mediados del siglo XV se trasladó a Milán, llamado por el propio Francesco Sforza, para el cual construyó el Ospedale Maggiore (alrededor de 1456). Las teorías a favor de Filarete como autor del código Voynich (o implicado en su redacción) se basan en varios detalles. A saber: que en una parte del Manuscrito se representa lo que podría ser el sistema de circulación de agua basado en cañerías de terracota, utilizado por Filarete en el Ospedale Maggiore; que la fortaleza que aparece en su representación de una ciudad circular coincide con el castillo Sforza, en cuya ampliación también estuvo implicado (aparte de ser autor de un tratado sobre un modelo de ciudad ideal) y, por último, que el propio Filarete era aficionado a los códigos, llegando a incluir en ocasiones anagramas en los textos que escribía. Además, se apunta a que Filarete, tras perder el favor de los Sforza, se encontraba en una situación complicada para continuar desarrollando su profesión. Unido a la relación de amistad que tenía con otros hombres de ciencia que trabajaban para el Imperio Otomano (potencia rival de Milán en el Mediterráneo), el Manuscrito Voynich podría ser una forma de llevarse sus secretos (algunos de los cuales suponían la muerte si las autoridades lo descubrían).

 

Teorías acerca de su autoría y propósito

 

La impresión general que proporcionan las páginas que nos han llegado del manuscrito sugieren que su propósito era servir como una farmacopea o desarrollar temas comunes en la medicina medieval o renacentista. Sin embargo, los detalles intrigantes de las ilustraciones han alimentado muchas teorías acerca del origen del libro, su contenido, y los fines para los que fue concebido. Nuevas corrientes de estudio han relacionado algunas de las ilustraciones con secretos de los gremios de artesanos de Milán (farmacopea de venenos, producción de cristal, etc…), los cuales estaban protegidos tradicionalmente hasta el punto de que su transmisión a potencias extranjeras suponía graves castigos.

Herbario

La primera sección del libro es casi seguro un herbario, pero han fracasado completamente todos los intentos para identificar las plantas, ya sea con especies existentes o con los dibujos estilizados de los herbarios contemporáneos. Sólo se pueden identificar con alguna certidumbre un par de plantas, entre las que se incluyen el pensamiento silvestre y el helecho “culantrillo” o “cabello de Venus”. Los dibujos del herbario que se asemejan a los bocetos “farmacológicos” parecen ser “copias en limpio” de éstos, salvo que se completaron las partes que faltaban con detalles inverosímiles. De hecho, muchas de las plantas parecen ser compuestas (jocosamente se les ha llamado “frankenplantas”): se juntan las raíces de una especie con las hojas de otra y las flores de una tercera; en ocasiones las raíces han sido adornadas con “ojos”, zarpas o incluso garras: se desconoce qué significan estos adornos (salvo que fuesen claves o pistas visuales de algún tipo).

Girasoles

Brumbaugh cree que una ilustración representa un girasol del Nuevo Mundo, lo que ayudaría a fechar el manuscrito y abriría posibilidades intrigantes acerca de su origen. Sin embargo, la semejanza es escasa, sobre todo si se la compara con la especie silvestre original; y puesto que se desconoce la escala del dibujo, la planta podría representar un ejemplar de una amplia familia botánica, compuesta por muchas especies (margarita, camomila,…) y extendida por todo el mundo.

Ricinus communis

Otra de las posibles especies que se distinguiría en las hojas y en los frutos es la planta Ricinus communis.

Alquimia

Los recipientes y tubos de la sección “biológica” podrían indicar una relación con la alquimia, lo que sería relevante si el libro contuviera instrucciones para la preparación de compuestos médicos. Sin embargo los libros alquímicos del periodo comparten un lenguaje visual común, en el que se representan los procesos e ingredientes por medio de imágenes específicas (el águila, el sapo, un hombre en una tumba, una pareja en la cama, el sol, etc.) o símbolos textuales convencionales (un círculo con una cruz, etc.); no se identifica ninguno de ellos en el manuscrito.

Herbario alquímico

Sergio Toresella, experto en herbarios antiguos, señaló que el manuscrito Voynich podría ser un herbario alquímico, que de hecho no tiene nada que ver con la alquimia. Se trata de un herbario ficticio con dibujos inventados, con el que los curanderos cargaban para impresionar a sus clientes. Parece que existió una pequeña industria doméstica de tales libros en alguna parte de Italia Septentrional, justo en esa época. Sin embargo, esos libros eran muy diferentes del manuscrito Voynich en estilo y diseño, y siempre estaban escritos en lenguaje normal.

Herbario astrológico

Las consideraciones astrológicas siempre tuvieron un papel importante en la recolección de hierbas medicinales, sangrías y otros procedimientos médicos comunes en la época más probable de elaboración del manuscrito (ver, por ejemplo, los libros de Nicholas Culpeper). Sin embargo, aparte de los obvios signos zodiacales, y un diagrama que parece mostrar los planetas clásicos, nadie ha sido capaz de interpretar las ilustraciones dentro de las tradiciones astrológicas conocidas (sean europeas o de otros lugares).

Microscopios y telescopios

Un dibujo circular en la sección “astronómica” (folio 68 vuelto, sección 3) representa un objeto de forma irregular con ocho brazos curvados y estrellas amarillas y azules en su interior; algunos lo han interpretado como el dibujo de una galaxia, que sólo se puede observar con un telescopio e incluso se ha insinuado que el propio Roger Bacon pudo fabricar uno con un espejo cóncavo: sin embargo incluso con los mayores telescopios actuales ninguna galaxia presenta ese aspecto salvo que se utilice la fotografía; la Galaxia de Andrómeda aparece bastante de canto y no de frente como la que se aprecia en el manuscrito.
El parecido es muy discutible: en una inspección ocular el centro de la “galaxia” se asemeja más bien a un estanque de agua mientras que los presuntos brazos son líneas espirales con texto, no con estrellas amarillas o azules.

Se han interpretado otros dibujos como células vistas a través del microscopio: ello implicaría un origen moderno del manuscrito (siglo XVII), más que medieval.

Energía nuclear

Jacques Bergier, en su obra Les livres maudits (editorial J’ ai Lu, París, 1971), traducida al español como Los libros condenados (Plaza & Janés, 1973), propone una interesante y casi horripilante hipótesis: el autor del Manuscrito Voynich poseía conocimientos extraordinariamente avanzados y demasiado peligrosos para el mundo moderno, por ejemplo el secreto de las estrellas novas, por lo cual los ocultó para evitar nuestra propia autodestrucción.

No hay pruebas de tales conocimientos avanzadísimos en el manuscrito, salvo algunos diseños “astronómicos” (por ejemplo estrellas que parecen “explotar” en los folios 68 anverso y 69 reverso, aunque pueden representar cualquier otra cosa): de todos modos es altamente improbable que Voynich en 1912, por no mencionar al dúo mágico-alquimista Dee-Kelley (hacia 1585) o incluso el propio Roger Bacon supiese qué es la energía nuclear, cómo manipularla o liberarla de modo artificial.5 6 7

Autores múltiples

Prescott Currier, un criptógrafo de la Marina de los Estados Unidos, que trabajó con el manuscrito en los 70, observó que se podían separar las páginas de la sección “herbario” en dos conjuntos, las manos A y B, con propiedades estadísticas distintas y caligrafías diversas. Concluyó que el manuscrito Voynich era la obra de dos o más autores con diferentes dialectos y convenciones ortográficas. Sin embargo, estudios recientes han puesto en duda esta conclusión. Un experto en caligrafía que examinó el libro opinó que una sola mano había redactado el manuscrito entero. Además, cuando se examinan todas las secciones, se ve una transición más gradual, con el herbario A y el herbario B en los extremos opuestos. Así, las observaciones de Prescott podrían ser tan sólo la consecuencia de que las secciones del herbario hubieran sido escritas en dos épocas muy separadas en el tiempo; también cabe la posibilidad de que el manuscrito actual haya sido cosido a partir de secciones que, originalmente, tenían otra disposición.

Teorías acerca de la lengua

Se han propuesto muchas hipótesis acerca de la naturaleza de la lengua del manuscrito Voynich. Sigue una lista no exhaustiva:

Cifrado de letras

Según esta teoría, el manuscrito Voynich contiene texto con significado en alguna lengua europea, que se hizo oscuro a propósito convirtiendo las letras mediante algún sistema de cifrado: un algoritmo que operaba sobre letras individuales. Al parecer, se han reconocido algunos símbolos que apuntarían a que el código utilizado coincidiría con la clave de cifrado de la cancillería Milanesa en el siglo XV.

Ha sido la hipótesis de trabajo en la mayoría de los intentos de desciframiento durante el siglo XX, incluido un equipo de criptógrafos de la NSA (Agencia de Seguridad Nacional de EE. UU.) dirigido por William F. Friedman, a principios de los años cincuenta. Primero agrupó el First Study Group (1944-1946) y luego el Second Study Group. Se descartaron los cifrados de sustitución simple, porque son muy fáciles de descifrar. Por eso los esfuerzos se han dirigido en general hacia los cifrados polialfabéticos, inventados por León Alberti hacia 1460. Este tipo incluye el popular cifrado de Vigenère, tal vez reforzado por el uso de símbolos vacíos o equivalentes, reordenación de letras, rupturas falsas de palabras, etc. Algunos autores suponen que se eliminaron las vocales antes del cifrado. Algunos han pretendido el éxito en el desciframiento siguiendo estos supuestos; pero ninguno ha logrado amplia aceptación, principalmente porque los algoritmos de desciframiento propuestos dependen de tantas suposiciones por parte del lector, que se podría obtener un texto con significado de cualquier serie aleatoria de símbolos.

El principal argumento para esta teoría es que el uso de un alfabeto extraño por parte de un autor europeo no es muy explicable, salvo como un intento de ocultar información. Lo cierto es que Roger Bacon sabía de cifrados, y la fecha estimada para el manuscrito apenas coincide con el nacimiento de la criptografía como disciplina sistemática. Contra esta teoría está el argumento de que un cifrado polialfabético normalmente destruiría las características estadísticas “naturales” que se observan en el manuscrito, tales como la Ley de Zipf. Además, aunque los cifrados polialfabéticos se inventaron hacia 1467, las variantes sólo se hicieron populares en el siglo XVI, un poco tarde para la fecha estimada del manuscrito.

Cifrado con libro de códigos

Según esta teoría, las “palabras” del manuscrito Voynich en realidad serían códigos para consultar en un diccionario o libro de códigos. La prueba principal de este aserto sería que la estructura interna y la distribución de la longitud de esas palabras son similares a las de los números romanos (en ese tiempo habría sido un código natural que elegir). Sin embargo, los cifrados basados en libros de códigos sólo son viables en textos cortos, pues son muy engorrosos de leer y escribir.

Cifrado visual

James Finn propuso en su libro Pandora’s hope (La esperanza de Pandora, 2004) que el manuscrito Voynich es en realidad hebreo codificado visualmente. Una vez que se han trascrito correctamente las letras, usando como guía el E.V.A., se pueden leer muchas de las palabras del manuscrito en hebreo, y se repiten con diversas deformaciones para confundir al lector. Por ejemplo, la palabra AIN del manuscrito significa “ojo” en hebreo, y también aparece con formas distorsionadas como “AIIN” o “AIIIN” para hacerlas parecer palabras diferentes cuando en realidad son la misma. También se utilizan otros métodos de criptografía visual. Esto explicaría el fracaso que los demás investigadores han tenido al descifrar el manuscrito, porque se basan más en una metodología matemática. El principal argumento en contra es que tal codificación cualitativa constituye un obstáculo formidable para el talento del descifrador individual, dada la multiplicidad de posibles interpretaciones visuales alternativas del mismo texto. Sería difícil separar cuánta interpretación es del texto genuino, y cuánta refleja simplemente la subjetividad del intérprete.

Esteganografía

Esta teoría mantiene que el texto del manuscrito Voynich carece en su mayor parte de significado, pero contiene la información oculta en detalles discretos: por ejemplo, la segunda letra de cada palabra, o el número de letras en cada línea. Esta técnica, llamada esteganografía (en griego, “escritura encubierta”) es muy antigua, y la describió, entre otros, el abad Johannes Tritemius en 1499. Se ha sugerido que el texto traducido ha de ser obtenido mediante una rejilla de Cardano de algún tipo. Esta teoría es difícil de probar o rechazar, puesto que los textos esteganográficos pueden ser arbitrariamente difíciles de transcribir. Un argumento en contra es que usar un texto que aparenta estar cifrado va en contra del principal objetivo de la esteganografía, que es ocultar la propia “existencia” del mensaje secreto.

Algunos han sugerido que el texto con significado podría estar codificado en la longitud o forma de ciertos rasgos de la escritura. Hay ejemplos de esteganografía de aproximadamente esa época, que usan el tipo de letra (por ejemplo regular frente a cursiva) para ocultar información. Sin embargo, cuando se examina con un gran aumento, los rasgos de escritura del manuscrito Voynich tienen un aspecto natural y aparecen afectados principalmente por la superficie rugosa del pergamino.

Lenguaje natural exótico

El lingüista Jaques Guy ha sugerido que el texto del manuscrito Voynich podría estar expresado en una lengua natural exótica, aunque escrito con un alfabeto inventado. Ciertamente, la estructura de palabras es similar a la de muchas familias lingüísticas de Asia Oriental y Central, principalmente la sino-tibetana (chino, tibetano y birmano), la austroasiática (vietnamita, jemer,…) y tal vez la tai (tailandés, lao,… ). En muchas de estas lenguas, las “palabras” (es decir, las unidades lingüísticas más pequeñas con un significado definido) constan de una sola sílaba; y esas sílabas tienen una estructura bastante rica, incluidos patrones tonales.

Esta teoría goza de cierta plausibilidad histórica. Aunque esas lenguas disponen en general de sistemas de escritura propios, éstos suelen ser notablemente difíciles para los visitantes occidentales, lo que motivó la invención de varios alfabetos fonéticos, habitualmente usando letras latinas, pero a veces se emplearon letras inventadas. Aunque los ejemplos conocidos son muy posteriores al manuscrito Voynich, la historia registra cientos de exploradores y misioneros que lo podrían haber hecho (incluso antes del famoso viaje de Marco Polo en el siglo XIII), pero especialmente después de que Vasco de Gama descubriese la vía marítima a Extremo Oriente en 1499. El autor del manuscrito Voynich podría ser también un nativo del Lejano Oriente que vívía en Europa, o bien se educó en una misión europea.

El principal argumento a favor de esta teoría es que es consistente con todas las propiedades estadísticas del texto del manuscrito Voynich que han sido comprobadas a la fecha, incluyendo las palabras dobladas y triplicadas que aparecen en los textos escritos en chino y vietnamita con la misma frecuencia aproximada que en el manuscrito. También explica la aparente falta de números y de características sintácticas occidentales (tales como artículos y cópulas), y la inescrutabilidad general de las ilustraciones. Otra posible pista la constituyen dos grandes símbolos rojos en la primera página, que han sido comparados con el título de un libro de estilo chino, dado la vuelta y pobremente reproducido. Además, la aparente división del año en 360 grados (en lugar de 365 días), en grupos de 15 y comenzando en Piscis, son rasgos propios del calendario agrícola chino (jie q’i). El principal argumento en contra de esta teoría es que nadie (incluidos los eruditos de la Academia de Ciencias de Pekín) ha podido encontrar ningún ejemplo claro de simbolismo oriental o de ciencia asiática en las ilustraciones.

A finales de 2003, el polaco Zbigniew Banasik propuso que el manuscrito es texto redactado en idioma manchú, y dio una traducción incompleta de la primera página del manuscrito.

Lengua políglota

En el libro Solution of the Voynich Manuscript: A liturgical Manual for the Endura Rite of the Cathari Heresy, the Cult of Isis (“La solución al manuscrito Voynich: un manual litúrgico del rito de Endura en la herejía cátara, el culto a Isis“, 1987), Leo Levitov afirmó que el manuscrito era una transcripción sencilla de una “lengua oral políglota”, que definió como “una lengua literaria comprensible para aquellos que no entendieran el latín, a quienes se les podría leer en esta lengua”. Propuso un desciframiento parcial en una mezcla de lengua flamenca medieval con muchos préstamos lingüísticos del francés antiguo y antiguo alto alemán.

Según Levitov, el rito de Endura no era sino un ritual de suicidio asistido, asociado con la fe cátara (aunque la historicidad de este ritual está puesta en duda). Explica que las plantas quiméricas no están destinadas a representar ninguna especie botánica, sino que son símbolos secretos de la fe. Las mujeres en las tinas junto a la red de tuberías representan el propio suicidio ritual, que incluiría la venesección: cortarse las venas para que la sangre se derramase en un bañera con agua caliente. Las constelaciones sin análogo celestial representan las estrellas del manto de Isis.

Se cuestiona esta hipótesis en varios frentes. Uno es que se sabe muy bien que la fe cátara era un gnosticismo cristiano, y no se asociaba de ninguna forma con Isis. Otro es que esta teoría sitúa el origen del libro en los siglos XII o XIII, con lo que sería considerablemente más antiguo que lo que incluso los partidarios de la teoría de Roger Bacon defienden. Levitov no ofreció ninguna defensa frente a este argumento, más allá de su traducción.

Lengua artificial

La peculiar estructura interna de las “palabras” del manuscrito Voynich ha llevado a William F. Friedman y John Tiltman a postular por separado que el texto podría ser simplemente una lengua artificial, y más específicamente, una lengua filosófica. Las lenguas de este tipo tienen un vocabulario organizado según un sistema de categorías, por lo que se puede deducir el significado general de una palabra por la secuencia de las letras que la componen. Por ejemplo, en la lengua artificial moderna Ro, bojo es la categoría de los colores, y cualquier palabra que comience con esas letras sería el nombre de un color: así rojo es bofoc, y amarillo es bofof (es, pues, una versión extrema de la Clasificación Decimal Universal que se usa en las bibliotecas).

Este concepto es bastante antiguo, como lo prueba el libro Philosophical Language (“Lengua Filosófica”) de John Wilkins. En los ejemplos más conocidos, las categorías se subdividen añadiendo sufijos; como resultado, un texto sobre una materia concreta tendría muchas palabras con prefijos similares. Por ejemplo, todos los nombres de plantas empezarían con letras similares, y análogamente con todas las enfermedades, etc. Esta característica podría entonces explicar la naturaleza repetitiva del texto Voynich.

 

Dos Lenguas a la vez?

Pero todavía podemos hacer más conjeturas. Los pergaminos en ocasiones son lavados y reutilizados. Esta es una manera utilizada por los falsificadores modernos para crear un documento que burle la datación por radiocarbono. Pero al hacerlo deja huellas químicas. Sabemos que el manuscrito Voynich fue la primera aplicación de la tinta de su pergamino. Y parece poco probable que el pergamino hubiese estado sin escribir por décadas o siglos esperando que alguien lo utilizase para realizar una falsificación. Combinado con el hecho de que no tenemos ninguna razón para dudar de la historia de la propiedad del libro tal como se indica en la carta de Marci, podemos estar bastante seguros de que el libro fue escrito casi al mismo tiempo que se hizo el pergamino. Así que echemos un vistazo a otras propiedades del libro para ver lo que podemos aprender.
Esto es importante. No hay correcciones en el libro. Asimismo, no hay lugares donde el texto se ha comprimido para que quepa en la página. Esto sería muy improbable si se tratara de un manuscrito original, en el que con seguridad se habrían esperado ese tipo de errores de menor importancia, al menos en una primera edición. Entonces, ¿cómo se explica esto? Hay una serie de posibles explicaciones, pero dos de ellas son las más probables.
La primera es que el libro sea una copia, tal vez de algo escrito por Roger Bacon. Si un escriba tiene un original para trabajar, puede ver cuántas palabras contiene y planificar la escritura para que quepan en la página. Y si copia con cuidado no necesitará correcciones. La teoría de la copia es también compatible con otras características, como que parece haber sido escrito solo por una o dos personas. Pero si se trata de una copia, nos deja con más dudas sobre su contenido. Por qué alguien querría tomarse la molestia de hacer un buen ejemplar de un libro que no dice nada.
La segunda teoría que explica el aspecto aseado del libro es quizás más reveladora. El texto podría ser una completa tontería, escrito por el escriba tal como está. No habría necesidad de correcciones. No habría necesidad de comprimir la escritura porque se quedase sin espacio.
La teoría de que se trate de un “completo disparate” también tiene pegas. Si no tiene sentido, es una tontería muy buena. Es casi demasiado buena como para que se trate del trabajo de un aficionado. Se han realizado exhaustivos análisis por ordenador del texto por muchos investigadores diferentes, usando diferentes técnicas. No solo para tratar de traducirlo (todos los intentos fracasaron), sino también para comparar su lenguaje con los idiomas actuales. La frecuencia de las letras, las longitudes de la palabras y su frecuencia son muy similares a las de las lenguas reales. Pero no se ajusta exactamente con los de ninguna otra lengua real. Es especulación, pero podría ser que un monje o profesional hubiese escrito el libro teniendo en mente todas estas consideraciones, dándole un aspecto realista, pero parece menos probable que un aficionado o un profesional de un campo diferente pudiera escribir un galimatías tan bueno.
Pero las pistas que indican que hay un significado en el texto no terminan aquí. Los patrones sobre el uso de las palabras y su interrelación también se diferencian en cada una de las 6 secciones del libro, como si las secciones tratasen en realidad acerca de temas diferentes. Las páginas de cada sección son más similares entre sí de lo que lo son con páginas de otras secciones.
Un análisis más amplio de esto lleva a otro punto interesante. Un conocido análisis hecho en la década de los 70 por la Marina de los EE.UU. (en concreto por el criptógrafo Prescott Currier) encontró que el manuscrito Voynich está escrito en dos idiomas distintos. Él usó el término lenguajes, pero también advirtió que su observación podría estar relacionada con que la temática fuese completamente distinta, que se hubiesen utilizado dos esquemas de encriptación diferentes, o que se tratase de dos dialectos de un mismo idioma. Él los llamó Voynich-A y Voynich-B. Curiosamente, Voynich-A y Voynich-B son dos estilos diferentes de escritura, aunque ambos usan el mismo alfabeto. Cada página del libro está escrito íntegramente en A o B. Las secciones de biología y de las estrella del libro están escritos en Voynich-B, los otros están escritos en Voynich-A. La excepción es la sección primera y más grande, la de botánica, que contiene una combinación de los dos. Pero no están mezcladas. El libro está encuadernado en bifolios, que son grupos de páginas dobladas, que se apilan una encima de la otra para formar un libreto. Cada bifolio en el manuscrito Voynich está escrito íntegramente en un idioma u otro.

Terminaremos con la teoría que quizás es la que está más fundamentada en todo el conocimiento que tenemos sobre el libro. A principios del siglo XV, quizá un profesional (un médico, astrólogo o alquimista), quiso crear algo de material con aspecto de contener sabiduría que demostrase que el propietario tenía conocimientos genuinos de Oriente. Quizá contrató a un monje o escriba para producir un libro lleno de extraordinarias y curiosas ilustraciones de múltiples ciencias, escrito con un texto que nadie pudiese  leer, de tal manera que que él podría decir a sus clientes que era la fuente de la gran sabiduría oriental que atesoraba. El monje con la ayuda de otro  colega idearon un alfabeto y utilizaron su conocimiento de varios idiomas para elaborar un texto convincente pero sin sentido. Lo hicieron  tan bien que su propietario podría incluso haberlo utilizarlo para impresionar a sus colegas. Así, este profesional anónimo terminó con un material de marketing  impresionante, que era conceptualmente equivalente a la bata usada por un naturópata, el diagrama de energía en la pared de un gurú de yoga, o el doctorado  comprado en internet por quien todos sabemos.

Quizá algún día alguien encuentre algún significado en este manuscrito, pero hoy por hoy esta es la mejor de las teorías.

 

Sin embargo, nadie ha podido asignar un significado plausible a cualquier prefijo o sufijo del manuscrito, además de que todos los ejemplos conocidos de lenguas filosóficas son bastante tardíos (siglo XVII).

Actualmente el manuscrito Voynich se encuentra en la Biblioteca Beinecke de libros raros y manuscritos de la Universidad de Yale, catalogado como el ítem MS408.

Aqui os dejo el enlace para descargar el manuscrito completo, y el y Codex Seraphinianus, de regalo..

ENLACE:

http://letitbit.net/download/66472.6…iteia_.7z.html

Formato: PDF
240 páginas. Manuscrito Voynich

360 páginas. Codex Seraphinianus

Todas las páginas tienen ilustraciones.

A ver si teneis suerte y lo descifrais….

El Codex Seraphinianus es un libro escrito e ilustrado por el artista italiano, arquitecto y diseñador industrial Luigi Serafini durante treinta meses, entre 1976 y 1978. El libro es de aproximadamente 360 páginas (según la edición), y parece ser una enciclopedia visual de un mundo desconocido, escrito en una de sus lenguas, una escritura alfabética que tiene el propósito de parecer un sinsentido.

El Codex se divide en once capítulos, divididos en dos secciones. En la primera sección parece describir el mundo natural, que trata de la flora, la fauna, y la física. La segunda se refiere a las humanidades, los diversos aspectos de la vida humana: la historia, la ropa, la cocina, la arquitectura y así sucesivamente. Aparentemente cada capítulo está dedicado a un tema enciclopéLas ilustraciones son a menudo parodias surrealista de las cosas en nuestro mundo: una fruta sangrado, una planta que crece en aproximadamente la forma de una silla, una pareja que hace el amor y se transforma en un caimán, etc Otras son más extrañas; máquinas aparentemente sin sentido, a menudo con una apariencia delicada, que se mantienen unidas por pequeños filamentos. También hay ilustraciones fácilmente reconocibles, como mapas o rostros humanos. Por otro lado, sobre todo en el capítulo de la “física”, muchas imágenes se ven casi totalmente en abstracto. Prácticamente todas las figuras son de colores brillantes y ricas en detalles.dico general.

 

El idioma del códice ha desafiado análisis completo por los lingüistas desde hace décadas. El sistema numérico utilizado para la numeración de las páginas, sin embargo, se ha descifrado (aparentemente de forma independiente) por Allan C. Wechsler y el búlgaro Ivan lingüista Derzhanski,entre otros. Es una variación de la base 21. En una charla en la Sociedad de Bibliófilos de la Universidad de Oxford celebrada el 12 de mayo de 2009, Serafini declaró que no hay significado oculto detrás de la escritura del Codex, que su propia experiencia en la escritura era muy similar a la escritura automática, y que lo que él quería que su alfabeto para transmitir al “lector” es la sensación que tienen los niños al sentarse en frente de un libro que todavía no pueden entender, a pesar de que ven que su escritura tiene sentido para los adultos.

 

 

Rarito es un rato el codex….

Bueno que teneis tarea….

 

 

Publicado noviembre 22, 2012 por astroblogspain en Uncategorized

Se acabara el Mundo el 22 de Diciembre de 2012 ??   Leave a comment

 

A mediados de 1994, la periodista italiana, Enza Massa, descubrió en la Biblioteca Nacional de Italia, un extraño manuscrito fechado en 1629. En su interior el documento tenía una serie de dibujos hechos con acuarela aparentemente mensajes simbólicos y sin ningún significado claro.

Sin embargo, grande fue su sorpresa cuando notó que el citado códice tenía como título: Nostradamus Vaticinia Codx, y era firmado nada menos que por el propio Michel de Nostradamus. Como era de esperar, tal hallazgo puso inmediatamente en alerta a numerosos investigadores de todo el mundo.

En cuanto al manuscrito se sabe que cuenta con ochenta acuarelas supuestamente pintadas a mano por el propio Nostradamus. Según análisis de datación, el documento provendría del siglo XVII descartando así toda posibilidad de que sea una falsificación, además, las ilustraciones estaban acompañadas de dos cartas, una introductoria y otra a modo de conclusión en las que se puede leer que el vidente francés legó el manuscrito a su hijo César.

Al parecer, por órdenes expresas de Nostradamus el manuscrito debía caer en manos del cardenal Maffeo Barberini, quien años después se convertiría en el Papa Urbano VIII el mismo que obligó al científico Galileo a que se retractara de su teoría heliocéntrica.

Según los investigadores que han tenido la oportunidad de ver las imágenes, el códice mostraría representaciones de importantes hechos desde el futuro de la Iglesia Católica hasta temas como el atentado de 11 de septiembre e incluso, la fecha exacta del fin del mundo.

 

 

Michel de Nôtre-Dame (en occitano: Miquèl de Nostradama) (14 de diciembre o 21 de Diciembre de 1503  Hay controversia acerca de la fecha exacta de su nacimiento….– 2 de julio de 1566), fue un médico y consultor astrológico provenzal de origen judío, considerado uno de los más renombrados autores de profecías y eventos futuros. Su obra profética Las verdaderas centurias astrológicas y profecías fue publicada por primera vez en 1555.

En su análisis del libro de Nostradamus, el escritor Michael Rathford sostiene en su trabajo The Nostradamus Code: World War III, que estamos ya inmersos en un tiempo de tribulación que iniciado en el 2008 y que durará hasta el 2012, coincidiendo justamente con la fecha señalada en las profecías Maya, en donde vaticinan que al mundo ingresará en un período de gran cambio el 21 de diciembre del 2012.

Estos hechos se encontrarían en las últimas siete páginas del códice parecieran ser el relato exacto de cuándo y cómo podría ocurrir el Fin del Mundo. Los investigadores señalan que la imagen 66 (la primera de la serie) en donde el sol está prominente resaltando la fecha del acontecimiento que cambiará la tierra, el 67 señala que la constelación de Ofiuco u Ophiuchus, supuesto 13 signo zodiacal hallado entre escorpio y sagitario que jugará un papel primordial en estos acontecimientos pues se encuentra justo en el centro de la Vía Láctea.

La siguiente imagen muestra al árbol de la vida siendo atacado por un monstruo además de la estrella de ocho puntas y la rueda de ocho línea que para muchos demostraría una alineación estelar que sólo ocurre una vez cada 13 mil años, la última vez que ocurrió esto fue 11 mil antes de Cristo. Por último se encuentra la imagen que nos daría la hora exacta del Apocalipsis, en la parte superior se observan tres eclipses conectados con un eclipse de Luna, si buscamos tres eclipses solares vinculados con eclipses de Luna nos encontramos con un período de 20 años entre 1992 hasta el 2012, coincidiendo así con las profecías mayas.

 

 

 

El ‘Oráculo de Shambhala’,:

 

Durará unas dos semanas, aunque los humanos seguirán percibiendo sus consecuencias durante varios meses, predice el lama

Llegará la oscuridad

Según informan varios medios de comunicación, que citan al oráculo, ese día a las 6.00 GMT casi todo el planeta estará sumido en una completa oscuridad y silencio. No habrá ni luz, ni electricidad, ni comunicaciones, ni sonido: la Tierra en este momento estará atravesando la “línea cero” de nuestra galaxia.

De acuerdo al lama, los animales del planeta presentirán “la llegada de la oscuridad” e intentarán ocultarse en madrigueras. “Se trata del estado de espacio, donde no se difunde ningún tipo de energía, donde todos los objetos carecen de campos electromagnéticos”, explica el oráculo, agregando que habrá quienes tengan la impresión de que los muertos se hayan levantado de sus ataúdes, muchos se volverán locos, alrededor del 10% de la Humanidad morirá. Tal oscuridad, según sostiene, durará entre tres y cuatro días y estará acompañada por destellos espaciales y llamaradas ilusorias de la luz, tras lo cual el Sol volverá a aparecer.

Consejos para los humanos

Según se informa en su mensaje el oráculo incluso dio múltiples consejos prácticos a los seres humanos para recibir dignamente el fin del calendario maya:

1. Es necesario prepararse para este cambio de ciclos, al completar todos los asuntos importantes en 2012, sin dejar nada serio para el año próximo ni enredarse en las deudas.
2. El día anterior al apocalipsis, es decir, el 20 de diciembre, la gente debería irse de las ciudades a las casas rurales junto con sus familiares, con una reserva de alimentos para al menos dos meses, ya que las redes energéticas tardarán en ser restauradas.
3. No hay que olvidar reservar agua, leña y velas suficientes para la iluminación y calefacción, ya que a partir del 21 de diciembre del 2012 no habrá electricidad.
4. Durante los “días oscuros” es necesario tapar las ventanas con tela espesa, no mirar en su dirección, no salir.
5. Con el regreso de la luz, es aconsejable esperar para volver a las ciudades y quedarse en el campo por lo menos hasta la primavera. De acuerdo al oráculo, el apocalipsis tendrá una duración de dos semanas. No obstante, según afirma, la Humandidad seguirá percibiendo las consecuencias del ‘fin del mundo’ durante varios meses. Sólo a finales de marzo, sostiene el lama, el planeta se recuperará completamente.

El 21 Dic. 2012 ocurrirá una rara alineación Astronómica. Este evento es único en el ciclo de la Precesión de los Equinoccios: la Tierra estará en el Ecuador Galáctico. Al ocurrir en el amanecer del Solsticio del 21 Dic. 2012 se llama: “Alineación Galáctica del Solsticio de Invierno”.

Dado que las Constelaciones se mueven al Oeste, la Alineación ocurrirá de nuevo al término del próximo Ciclo de 26,000 años

 

Desde el principio del Tiempo, los seres humanos, desde más primitivo al más sofisticado culturalmente, han seguido y han grabado los ritmos naturales y ciclos de la Tierra.

 

El baile intrincado entre la Tierra y los otros cuerpos celestes ha sido siempre fuente de maravilla y asombro, dando lugar a innumerables historias y mitos por el mundo. Muchos de estos cuentos todavía son contados hoy.

Las personas antiguas de la Tierra se preocupaban por estos ritmos naturales y ciclos, porque sus vidas y su sustento dependían de ellos. En ciertos tiempos del año, la comida año era abundante en ciertas regiones y no lo era en otras. En ciertos momentos vendrían las lluvias, en otros, podrían esperar calor y sequedad. Ellos también observaron que la fertilidad estaba, de alguna manera, vinculada con los ciclos de la Luna.

De acuerdo con estos variados ciclos de la Naturaleza, las personas empezaron a reconocer un Cosmos de complejidad creciente – modelos repetitivos y ciclos envueltos dentro de ciclos aun más grandes de orden. Los movimientos cíclicos del Sol, la Luna, los Planetas y las Estrellas indicaron un Orden Natural a la Realidad, que les proporcionó a nuestros antepasados el significado y la certeza de la continuidad.

El cielo y la Naturaleza tocaron cada aspecto de sus vidas. No es sólo que sus observaciones astronómicas indicaban cuándo plantar sus cosechas y cuándo segar la mies, sino también dónde localizar sus templos, cómo diseñar sus casas e incluso cómo orientar sus ciudades. Estas personas ocuparon un Universo inteligente y viviente que gobernaba sus vidas. La supervivencia y el éxito, entonces, dependía de cuan bien uno podría leer las señales celestiales.

Como breve revisión de lo más básico de estos ciclos naturales, nosotros empezaremos con la rotación de la Tierra en su eje. Porque la Tierra rota una revolución completa cada 24 horas, nosotros observamos los períodos recurrentes del día y la noche.

Lamentablemente, hay números sorprendentemente grandes de personas hoy que todavía no entienden que este ciclo diario es causado por el movimiento de la Tierra, y no por algo el Sol está haciendo. Esto podría explicarse un poco por el hecho que nuestras costumbres lingüísticas están siglos detrás de nuestra comprensión científica, y continuamos hablando en términos de la salida del sol y sus ocasos.

Sea como sea, el próximo ciclo que veremos no está basado en el movimiento de la Tierra, sino de la Luna. La Luna rota alrededor de la Tierra cada 29.5 días, dándonos el concepto del mes, al aparecer en sus diferentes fases, desde la Luna Nueva a la Luna Llena, y una vez, de regreso a Luna Nueva.

Luego está el ciclo observable del año, cuando la Tierra baila alrededor del Sol en una órbita elíptica, tomándole 365.25 días para completar una revolución.

Cuando las personas continuaron observando los cuerpos celestes, comenzaron también a notar que algunas de las luces luminosas en el cielo se movían mientras otras se quedaban relativamente estacionarias. Estos cuerpos errantes que hemos venido a conocer como los planetas, y varias personas alrededor del mundo mostraron un interés especial en sus ciclos y movimientos particulares, tejiendo un gran número de historias, mitos y leyendas.

Esos astrónomos tempranos que guardaron archivos del movimiento del Sol, Luna y Planetas, uno de los más grandes misterios que ellos observaron fue el hecho de que todos los años, ellos esperarían que el Sol apareciera en el Equinoccio de la Primavera o en el Solsticio del Invierno en un lugar específico en el horizonte, señalizando el Nuevo Año.

Con el tiempo, ellos se desanimaron de encontrar que el Sol ya no aparecía en el mismo lugar que lo hacía solo 70 años antes, sino que se había movido un grado completo (el equivalente al diámetro del Sol – por dos). Este movimiento lento, llamado Precesión del Equinoccio, causa que el Sol del Equinoccio parezca resbalarse hacia atrás contra el telón de las estrellas.

Los astrónomos han logrado deducir ahora que la Tierra no es una esfera perfecta. Realmente es un poco chata en los polos, y tiene una protuberancia en el ecuador. Como resultado, los tirones gravitatorios de la Luna y el Sol ejercen una influencia desigual en la Tierra. Sus fuerzas gravitatorias intentan tirar la protuberancia ecuatorial hacia ellos.

 

Porque la Tierra está girando, estas fuerzas hacen que se tabalee el eje del de la Tierra, cambiando siempre muy despacio. Gradualmente el eje polar que una vez estuvo alineado con una estrella en particular, empieza a cambiar hasta alinearse con otra estrella.

Ahora mismo, el eje de la Tierra al Polo Norte apunta a la estrella Polaris – la cual nosotros apropiadamente llamamos la Estrella Polar. Pero hace 5,000 años, el polo norte celestial se alineaba a la estrella llamada Alfa Draconis.

 

Ocho mil años en el futuro la estrella del polo será Vega.

Este movimiento Precesional es, entonces, el mismo movimiento responsable para el cambio de ubicación de los Equinoccios y los Solsticios.

 

Los antiguos astrónomos descubrieron el movimiento Precesional de término largo del Sol a través del fondo de las constelaciones y se calcula la longitud de este Ciclo a alrededor de 25,600 a 26,000 años.

Esto significa que el Sol que marca el Equinoccio de Primavera, que ahora aparece adelante del fondo de estrellas en la constelación de Piscis, en aproximadamente 500 años subirá a la constelación de Acuario. Continuará cambiando al revés a través de las varias constelaciones de Capricornio, Sagitario, etc., hasta que en aproximadamente 26,000 años llegará de regreso al mismo punto exacto en Piscis.

La comprensión de esta Precesión del Equinoccio, entonces, dio lugar a muchos mitos y leyendas de las diferentes Edades Mundiales. Cuando el movimiento Precesional continuó cambiando el Equinoccio a una nueva constelación, las diferentes culturas percibieron esto como una Nueva Edad o Nuevo Mundo. Como el Sol de Equinoccio de Primavera aparecía surgir en la constelación de Tauro, las personas percibieron esto como la Edad del Toro; la Edad del Carnero cuando subió a la constelación de Aries; la Edad del Pez al subir en Piscis, y así sucesivamente.

En un tiempo, muchas civilizaciones en la Tierra eran conscientes de este ciclo natural de la Tierra y lo incorporaron en sus cosmologías y conceptos del Tiempo de varias maneras.

 

Cada uno reflejando una interpretación y significado ligeramente diferente, pero de diferentes maneras diferentes, todos sostuvieron el Ciclo Precesional como involucrando nada menos que el proceso Cósmico de la evolución de la Vida, influyendo sutilmente en todas las Formas de Vida de la Tierra a moverse a niveles más altos de organización y complejidad. Vino a simbolizar el Proceso Espiritual de Desplegar la Conciencia en nuestro planeta.

Lo que es importante aquí es que esta creencia estaba realmente basada en un notable ciclo astronómico: cada 72 años, el Solsticio y el Equinoccio del Sol parecían moverse un grado hacia atrás, a través de las constelaciones – como la mano de un reloj, indicando las horas del día.

 

Sin embargo, en este Reloj Cósmico la mano, o marcador, en el movimiento es la ubicación específica del Equinoccio o Salida del sol del Solsticio, mientras la cara del reloj es representada por las constelaciones relativamente estacionarias de las estrellas.

Con esto en perspectiva, entonces, nosotros volveremos nuestra atención ahora a cómo este Ciclo Precessional fue incorporado en la Cosmología maya y cómo se relaciona a su calendario de la cuenta larga, y específicamente al año 2012.

Quizás más que cualquier antigua cultura de la que estamos conscientes a estas alturas, los Mayas estaban obsesionados con la Astronomía. No sólo eran capaces de proyectar sus cálculos astronómicos miles de años adelante y atrás en el Tiempo, sino que desarrollaron un calendario reciclable de Venus que era exacto a un día en 500 años, y una mesa de eclipses que todavía funciona hoy.

 

Ellos también calcularon exactamente el año solar hasta con cuatro cifras decimales. Para lograr estos impresionantes cómputos, ellos crearon un sistema sofisticado de matemáticas que utiliza el valor del lugar y el concepto del cero. Y todos esto mientras Europa todavía estaba vagabundeando en las Edades Oscuras.

En una cultura compleja como la maya, y considerando el lapso de un período de casi mil años, es importante recordar que eso levantó diferentes sistemas de creencia en tiempos diferentes, algunos de los cuales coexistían en el mismo lugar. Justo como si tomáramos la demografía de, digamos, la moderna ciudad de Nueva York, nosotros encontraríamos a judíos viviendo allí, además de Musulmanes, protestantes y católicos – todos, muy entretenidos en diferentes sistemas de creencia.

Y así, es apropiado aquí limitar nuestras consideraciones de la cultura maya a sólo esas creencias que prestan significado e importancia a la auspiciosa fecha indicada en su calendario de cuenta larga – Dec. 21, 2012.

Al enfocarnos en esta fecha, encontramos que uno de los indicadores a su probable importancia es que específicamente designa el Solsticio de Invierno. Como este es nuestro punto de partida en nuestro análisis, echemos una mirada más cercana acerca de lo que esto podría significar.

En primer lugar, es bueno ser consciente que alrededor del mundo en varias culturas del pasado, cada uno designó un tiempo específico para marcar el principio de su Nuevo Año.

  • En Sumeria antigua y Babilonia, el Nuevo Año empezaba con el Equinoccio de la Primavera
  • En Israel el Nuevo Año se cambió gradualmente al Equinoccio en el Otoño
  • En el Norte de Europa, el Nuevo Año era celebrado en el tiempo del Solsticio de Invierno
  • Nosotros todavía observamos esta tradición del Nuevo Año en particular, pero agregando unos días extras para que ahora nuestro Nuevo Año empiece el 1 de enero

Entonces, en el contexto de esta tradición el Solsticio de Invierno el 21 de diciembre era celebrado como el cumpleaños del Sol.

 

Es la noche más larga del año y por consiguiente, el día más corto del año. Representó el último poder de las fuerzas oscuras de la Naturaleza: la larga noche invernal, cuando las cosas parecían estar muertas y quietas. Y fuera de las profundidades de esta noche más larga, nació el nuevo Sol. Desde este punto en, el poder de la luz crece despacio en fuerza y los días empiezan poco a poco a hacerse más largos.

El Solsticio de Invierno, entonces, inauguró el nacimiento de un nuevo año solar. El Sol parecía regresar de su viaje anual al Sur y empieza su lento retorno a las Latitudes del Norte. La salida del sol, el 21 de diciembre, se creía que era como la primera salida del sol, y el comienzo del Nuevo Año era, de hecho, una celebración del principio del Tiempo.

Con este contexto particular en la mente, estamos ahora preparados para examinar más estrechamente las razones por qué el Solsticio de Invierno en el año 2012 es tan importante. En el calendario maya de la cuenta larga, un ciclo de 5,200 años finaliza en esta fecha, y también apunta a una rara alineación astronómica.

 

De hecho, esta alineación sólo pasa una vez cada 26,000 años.

El auspicioso año de 2012 indicado en el calendario de la cuenta larga, ilumina el hecho que el movimiento Precesional del Sol del Solsticio de Invierno gradualmente llevará su posición a alinearse con el mismo centro de nuestra Galaxia.

Para los mayas, esto es como el último golpe de Medianoche en Nochevieja, sólo que en el 2012 el Nuevo Año es el Nuevo Año Galáctico de 26,000 años solares.

 

El Reloj Galáctico estará en el punto cNuestra cultura científica ha venido finalmente a comprender que nuestro planeta, el Sol, y el sistema solar entero tuvieron sus orígenes en el centro de la Galaxia de la Vía Láctea. Nosotros también hemos encontrado recientemente que nuestra Galaxia es de 70,000 años de luz de diámetro, con la mayoría de sus 400 mil millones estrellas concentrados en la gran protuberancia central.

Equipado con instrumentos ultravioleta, radiografías y rayos gamma, mas telescopios infrarrojos, la mayoría de los astrónomos están ahora convencidos que en el centro de nuestra Galaxia hay un masivo agujero negro de un tamaño inimaginable de millones de veces más grande que nuestro sol. Esto es donde la Ciencia y la Mitología verdaderamente se encuentran. Para lo que el centro de nuestra Galaxia pueda representar en términos de energía y propiedades tiempo/espacio, nadie tiene una pista.

Pero para los antiguos mayas, la Galaxia de la Vía Láctea representó a la Gran Madre Cósmica de donde nació toda Vida. Ellos vieron a nuestra Madre Galáctica estirándose a través del cielo nocturno y de alguna manera reconocer el lugar desde donde todos nosotros habíamos venido. Y a la gran protuberancia central a Su centro, ellos la percibieron como el Útero Cósmico.

 

Dentro de la protuberancia central está lo que parece un corredor oscuro, conocido como la grieta oscura (dark rift). Los mayas se referían a esto con muchos nombres, pero el más pertinente aquí es su referencia a esta área como el “paso del nacimiento”.

 

¿Estaremos empezando a conseguir aquí un cuadro de esto?

Considerando entonces la importancia de la fecha 2012 en el calendario maya, se ha descubierto que ese año específicamente apunta a un periodo de tiempo cuando el Sol del Solsticio de diciembre se alinea con y surge fuera del telón de la grieta oscura, el “Canal Galáctico de Nacimiento” en la protuberancia central.

 

Es como si el Sol realmente estuviera naciendo nuevamente del Útero Galáctico.

La Cosmología maya no fue escrita en un libro, sino en las mismas estrellas sobre sus cabezas.

 

El significado de esta historia no fue revelado a través del estudio de oscuras interpretaciones, sino que a través de correspondencia de asociaciones asignada a las partes individuales en la historia.

 

Todos lo que necesitamos hacer es reconocer esas asociaciones originales y la historia se despliega sola. Así como en nuestra cultura, nosotros hemos construido asociaciones entre el Solsticio de Invierno, el Nuevo Año y el nacimiento de Jesús Cristo, “ el Hijo de Dios” quien entró en este mundo como “un salvador de la humanidad “.

Con los mayas hemos descubierto otra historia asociada con el Solsticio de Invierno, el Nuevo Año y el destino de las personas en la Tierra. La alineación astronómica del Ciclo Precesional del Solsticio de Invierno y el Centro Galáctico representa el “Punto Cero” en el Reloj Cósmico, marcando así el principio de la Nueva Era en nuestra jornada evolutiva en la conciencia. Nos dice que nace un Nuevo Sol, que un Nuevo Año ha amanecido, que un Nuevo Ciclo Galáctico ha empezado, y la transformación de nuestro Mundo está en camino.

El gran secreto en esta historia particular es que nosotros no necesitamos esperar el Solsticio de Invierno del año 2012 para reconocer que estamos entrando en este tiempo de profunda transición. Ya que según los más recientes cálculos astronómicos, el Solsticio Meridiano realmente es el que más precisamente coincide con el Ecuador Galáctico entre 1998 y 1999.

Así como el ecuador de la Tierra divide el planeta en dos hemisferios de Norte y Sur, el Ecuador Galáctico es el término astronómico para la línea divisoria de la Vía Láctea, separando la Galaxia en dos mitades. Similar al tiempo del Equinoccio, cuando el Sol parece cruzar el Ecuador de la Tierra y entra así en un nuevo hemisferio, así también en 1998 el Sol del Solsticio de Invierno comenzó a atravesar el Ecuador Galáctico.

 

Considerando que el Sol es tan grande (aproximadamente uno y medio grados de ancho) y el movimiento es tan lento, nuestro Sol no estará completamente por el Ecuador y totalmente en el nuevo Hemisferio Galáctico hasta el año 2018.

Así que nosotros necesitamos entender entonces que la fecha maya de 2012 simplemente es un indicador a este periodo del 20 años de transición – el proceso de nacimiento de la Nueva Era (o Edad), y el punto del principio del Nuevo Ciclo Precesional de 26,000 años.

Yo lo encuentro casi la altura de ironía que los descendientes de esos blancos europeos que vinieron al “Nuevo Mundo” para llevar iluminación y salvación a la población indígena, ahora encontrarían enterrado aquí, en alguna selva remota, un calendario/reloj de piedra marcándoles el Tiempo/hora que es.

 

Un calendario o reloj no muy extraño a su propio fondo cultural, pero uno que realmente incorpora y cumple su más expansiva visión del Tiempo cíclico, el Ciclo Precesional.

 

Este “Gran Año” era conocido hace mucho tiempo por los sumerios, babilónicos, egipcios y los antiguos griegos, pero carecía del punto en el que empezaba o acababa. De algún modo, a través de las Edades, el conocimiento había estado perdido.

Quizás el regalo más grande que la cultura maya ha dado a nuestro mundo es el Punto Cero al Ciclo Precessional de 26,000 años. A través de la fecha 2012 en su calendario, ellos indicaron la importancia del Ecuador Galáctico y su relevancia al Ciclo Precesional, dándonos así la habilidad de apuntar ahora con precisión el Tiempo exacto en nuestro Reloj Galáctico.

 

Nube interestelar de gas:

 

 

 

El 14 de julio de 2010, nos enteramos que nuestro Sol está pasando por una nube de energía interestelar que excita/energiza al sol.

La NASA, junto con la Academia Nacional de Ciencias y otros científicos de renombre mundial están tan preocupados por esto y por el venidero máximo solar a finales de 2012, del cual, ya el 10 de marzo de 2006 la NASA emitió una alerta de tormenta solar para el 2012.

Lo que la NASA omite en su advertencia de tormenta solar para 2006 es qué es lo que condujo a la NASA, en primer lugar, a emitir una advertencia de tormenta solar 2012, cuatro años antes.

Luego, en 2010, la NASA advierte de nuevo la población en general de una tormenta solar, diciendo a la población que se prepare para una tormenta solar de una sola vez en la vida. A pesar de que las agencias de noticias y sitios web como éste están empezando a cubrir esta noticia en desarrollo, ningún alto funcionario del gobierno tiene todavía que sacar el cuello para hacer un anuncio oficial acerca de las catastróficas consecuencias como para que la población mundial se comience a preparar.

Los siguientes datos científicos revelados por Alexei Dmitriev apoyan aún más la advertencia original de la NASA sobre la tormenta solar de 2012 emitida en marzo de 2006.


NOTICIAS

El astrofísico Alexei Dmitriev dice que tanto los satélites de la Voyager 1 como de la Voyager 2 revelan que nuestro sol, así como todo nuestro sistema solar, se está moviendo hacia una nube de energía interestelar.

Opher, un investigador de Heliofísica de la Universidad George Mason invitado de la NASA, dice que esta nube de energía interestelar es turbulenta.

Dmitriev explica que esta nube de energía está estimulando la atmósfera de nuestro planeta y en especial nuestro sol. Como esta nube interestelar de energía continúa estimulando/cargando el sol, causa que el sol se vuelva más activo, lo que resulta en una mayor eyección solar. Es decir. Tormentas solares más frecuentes y más grandes CME (Eyección de Masa Coronal) resultando en el efecto Carrington.


Esta nube interestelar de energía eléctrica también es absorbida por la Tierra, y los científicos han encontrado que esto resulta en más terremotos más, afectando a la vez dramáticamente nuestro clima aquí en la tierra.

Cuando se le preguntó cuánto tiempo le tomará a nuestro sol pasar a través de esta nube de energía interestelar, el Dr. Dmitriev respondió:

“No lo sé. Pero si tuviera que adivinar, diría que en alguna parte entre dos mil a tres mil años.”

Esta nube interestelar es una tenue banda de partículas cargadas a través de la cual se está moviendo lentamente nuestro sistema solar.

 

Cuando se le preguntó al Dr. Dmitriev cuáles son las implicaciones de todo esto para la tierra, él respondió:

“¡Catástrofe global! No en decenas de años a partir de ahora, sino en pocos años”,

…en que esta catástrofe global está, básicamente, a la vuelta de la esquina preparando el escenario para la última alerta de tormenta solar de la NASA 2012-2013.

El Dr. Dmitriev está hablando del efecto Carrington, que puede golpear la alimentación eléctrica y todas las formas modernas de comunicaciones en todo el mundo durante meses, incluso años.

Cuando eso suceda, la anarquía global y saqueos en masa muy pronto comenzarán, al paralizarse la cadena alimentaria en los países modernos, mientras que la escasez de agua se convertirá rápidamente en una amenaza para nuestra propia supervivencia, ya que la electricidad es lo que hace funcionar las bombas que lleva el agua a nuestro hogares y oficinas.

Si no están preparados o dispuestos a ser auto eficientes durante uno o dos años, entonces usted y su familia estarán en riesgo de deshidratación e inanición durante un tiempo en donde el agua potable, los alimentos y el papel higiénico serán más valiosos que el dinero mismo.

 

Si la tierra, de hecho, recibe un impacto directo de una tormenta solar produciendo llamaradas solares de clase X, (eyección de masa coronal o CME)… esto podría paralizar el mundo de más formas de las que pudiéramos imaginar, ya que esto haría que casi todos los dispositivos electrónicos ya no funcionen hasta que se arregle. Imagine que ya no haya más teléfonos celulares que funcionen, ni automóviles, ni camiones, ni aviones, ni barcos, ni computadoras, ni sistemas de navegación, ni TV, ni radio, ni iPods, o máquinas de juego, y mucho menos sin los servicios médicos más avanzados.

Es lo más probable que no habrá energía eléctrica en casi todo el mundo durante muchos meses, no habrá sistema bancario moderno en su lugar, ni Bolsa de Nueva York, las tarjetas de crédito no tendrán ningún valor y cualquier efectivo, plata y oro que tenga será el rey. Las tiendas de alimentos pronto serán saqueadas en nombre de la supervivencia, la mayoría de las estaciones de servicio no podrán bombear gas para los coches y camiones que aún podría estar funcionando.


Manchas solares activas, 10 de Octubre 2012

Región de manchas solares a punto de girar a la vista de la extremidad sureste produjo una llamarada solar clase M1.7 solar a 23:31 UTC el 09 de octubre 2012 .

ABC, publicaba recientemente….

 

Una llamarada solar muy potente alcanza la Tierra

Los efectos del estallido se han hecho notar en la atmósfera de parte de Asia y han cortado comunicaciones de radio en altas latitudes

abc.esabc_ciencia / madrid
Día 24/10/2012 – 13.48h
Una llamarada solar muy potente alcanza la Tierra
La llamarada solar del 23 de octubre provocada por la mancha solar AR 1598
Una llamarada solar muy potente alcanza la Tierra

La mancha AR 1598 (izda.)

Hacía tiempo que el Sol no daba sorpresas, pero ha vuelto a demostrar que no está precisamente dormido. El Observatorio de Dinámica Solar (SDO) de la NASA, una sonda lanzada hace dos años para estudiar el comportamiento del Astro rey, ha detectado una llamarada solar de clase X 1.8, potentísima, lanzada durante esta madrugada y cuyos efectos ya se han hecho notar en la atmósfera de parte del planeta.

Las llamaradas solares pueden ser de clase A, B, C, M y X, de menor a mayor intensidad, seguidas de un número que va del 1 al 9, así que la de esta mañana es una de las mayores. La explosión fue provocada por la mancha solar AR 1598 y alcanzó su máximo a las 5.17 (hora peninsular española). La radiación del estallido produj, en cuestión de pocos minutos, ondas de ionización en la atmósfera superior sobre el lado diurno de la Tierra en ese momento, desde la India a Australia y parte de China, y fuertes bloqueos de radio en altas latitudes.

La llamarada no ha enviado al espacio una eyección de masa coronal (CME), una nube ardiente de partículas y radiación que puede afectar a las operaciones de los satélites y a las redes eléctricas. Los científicos de la SDO esperan que la actividad solar continúe los próximos días.

Países como EE.UU., Reino Unido, Portugal, Alemania, Holanda o Francia se toman muy en serio los posibles efectos de una tormenta solar. Ya ha creado comisiones parlamentarias de investigación al respecto y oficinas de atención al ciudadano especializadas. En España, el Congreso de los Diputados reconoció el pasado 24 de septiembre la necesidad de adoptar con normalidad protocolos y medidas específicas de prevención de la red eléctrica europea y de protección civil ante este tipo de fenómenos.

 

Y Sigo…..

  • Los paises elaboran planes de emergencia
    Alerta por la ‘tormenta solar del siglo’
     GUILLERMO CID
    ABC.
    La serie de tormentas que se darán Al finañ de 2012 y en 2013 pueden dejar sin funcionamiento los sistemas eléctricos de todo el mundo.

     

    El Congreso de los Estados Unidos acaba de hacer un curioso llamamiento a los ciudadanos para que desarrollen un plan de emergencias que les permita estar preparados para “la tormenta solar del siglo”, que ocurriría en 2013, y pidió a las comunidades locales que se doten de recursos necesarios para abastecer a la población de energía, alimento y agua.

  • Estos preparativos responden a la alerta lanzada por la NASA, que advirtió que en 2013, el Sol llegará a uno de sus periodos de máxima actividad. Durante este tiempo, se espera que fenómenos como las llamaradas y tormentas solares sean frecuentes -incluso dos veces por semana-.

    Según los expertos, el riesgo se extenderá los próximos seis años, y si cumple con los pronósticos, el 10% de las tormentas que se den causarán daños graves o extremos en nuestra forma de vida. La dependencia tecnológica actual, es la razón principal por la que este fenómeno tenga unas consecuancias tan graves.

    Existen antecedentes que muestran la fuerza y el peligro de estas tormentas. La más potente de la historia, se produjo en 1859, aunque sus efectos fueron limitados dado que la energía eléctrica estaba en pañales. No obstante, las auroras boreales que provocó se divisaron desde todos los rincones del planeta.

    Otras más leves, pero más cercanas en el tiempo, mostraron su peligro para los servicios móviles, los GPS o las redes eléctricas. En 1994, una tormenta solar apagó dos satélites de comunicaciones durante horas, en 1989, otra tormenta, dejó fuera de funcionamiento durante más de nueve horas la planta hidroeléctrica de Quebec (Canadá), causando pérdidas de cientos de millones.

    Una posible catástrofe

    Los informes encargados por la NASA, el Ejército de EEUU, el Parlamento británico y la Unión Europea, creen que tras cinco días de apagón, se viviría un verdadero ‘Armageddon’.

    Para empezar, los accidentes aéreos y de tráfico se multiplicarían por fallos en los sistemas de rutas, de aterrizaje, semáforos y señalizaciones.

    Los sistemas eléctricos sufrirían un derrumbe total, dejando a las casas, las industrias, las refinerías o las plantas químicas, sin energía. De no existir protocolos de actuación, las consecuencias de este colapso serían dramáticas.

    Como quedó de manifiesto en 1859, pueden desencadenarse además grandes incendios eléctricos. El suministro de agua dejaría de funcionar más allá del nivel del suelo, pues los sistemas de bombeo no funcionarían.

    Los sistemas de comunicación serían los más afectados. Teléfonos móviles, ordenadores, radios y televisiones fallarían en cadena, dejando a la población aislada y sin información de cómo actuar.

    A pesar de todo, El doctor Alex Young, físico de la NASA preguntado por The New York Times, dijo que: “No creo que haya que preocuparse , queremos que el público esté advertido, pero al mismo tiempo que no se intranquilice.”

    Alerta en España

    El Parlamento español tramita hace meses una resolución para prevenir las consecuencias de una tormenta solar extrema.

    Desde el Observatorio del Clima Espacial de Madrid, aseguran que lo que se busca es potenciar unas buenas prácticas preventivas entre el público, así como definir la amenaza. De este modo, los ciudadanos “pueden estar preparados”.

    No es el único país en tomar medidas pues, como informa el Observatorio, Alemania, Francia, Reino Unido y otras naciones europeas están tomando “importantes medidas en la misma línea preventiva”.
    Aqui vemos que la amenaza es real….muy real….ya paso no hace mucho, ya lo publique en un post, pero refresco la memoria.

     

    La tormenta solar de 1859 es considerada la tormenta solar más potente registrada en la historia. En el año 1859 se produjo una gran eyección de masa coronal o fulguración solar.1 A partir del 28 de agosto, se observaron auroras que llegaban al sur hasta el Caribe.2 El pico de intensidad fue el 1 y 2 de septiembre, y provocó el fallo de los sistemas de telégrafo en toda Europa y América del Norte. Los primeros indicios de este incidente se detectaron a partir del 28 de agosto de 1859 cuando por toda Norte América se vieron auroras boreales. Se vieron intensas cortinas de luz, desde Maine hasta Florida. Incluso en Cuba los capitanes de barco registraron en los cuadernos de bitácora la aparición de luces cobrizas cerca del cenit. En aquella época los cables del telégrafo, invento que había empezado a funcionar en 1843 en los Estados Unidos, sufrieron cortes y cortocircuitos que provocaron numerosos incendios, tanto en Europa como en Norteamérica. Se observaron auroras en zonas de baja latitud, como Roma, Madrid, La Habana y las islas Hawái, entre otras.

    En las Islas Baleares encontramos una referencia en el Diario de Menorca.

    Anteayer a hora avanzada de la noche vio una persona fidedigna dos auroras boreales, que si bien eran más diminutas que la que vimos años atrás no dejaron de causar un efecto maravilloso.—J. Hospitaler, ‘Diario de Menorca’ – Año 2 Número 237 (04/09/1859)3

    Fue la interacción más violenta que nunca se ha registrado entre la actividad solar y la Tierra. La acción del viento solar sobre la Tierra el año 1859 fue, con diferencia, la más intensa de la que se tiene constancia. El día 28 de agosto aparecieron numerosas manchas solares, y entre los días 28 de agosto y 2 de septiembre se declararon numerosas áreas con fulguraciones.

    El 1 de septiembre el Sol emitió una inmensa llamarada, con un área de fulguración asociada que durante un minuto emitió el doble de energía de la que es habitual. Sólo diecisiete horas y cuarenta minutos después, la eyección llegó a la Tierra con partículas de carga magnética muy intensa. El campo magnético terrestre se deformó completamente y esto permitió la entrada de partículas solares hasta la alta atmósfera, dónde provocaron extensas auroras boreales e interrupciones en las redes de telégrafo, que entonces estaba todavía muy poco desarrollado.

    a gran tormenta de 1859 fue precedida de la aparición, en el Sol, de un grupo numeroso de manchas solares cercanas al ecuador solar, casi en el momento de máxima actividad del ciclo solar, de una magnitud tan grande que se podían ver a simple vista, con una protección adecuada. En el momento de la eyección de masa coronal el grupo de manchas estaba frente a la Tierra, aunque no parece que sea necesaria tanta puntería, cuando la materia coronal llega a la órbita terrestre abarca una extensión de 50 millones de kilómetros, milesde veces la dimensión de la Tierra.

    La intensa fulguración de 1859 liberó dos eyecciones de materia coronal: la primera tardó entre 40 y 60 horas para llegar a la Tierra (tiempo habitual) mientras la segunda, liberada por el Sol antes de que se llenase el vacío dejado por la primera, solamente tardó unas 17 horas para llegar a la Tierra. La primera eyección iba acompañada de un intenso campo magnético helicoidal, según los datos de los magnetómetros de la época. Esta primera etapa quedó registrada en los magnetómetros de superficie como un inicio brusco de actividad, pero no tuvo otros efectos. Al principio apuntaba al norte, pero después de 15 h en lugar de reforzar el campo terrestre se oponía al campo mencionado. Esta oposición liberó gran cantidad de energía, que comenzó a interrumpir las comunicaciones telegráficas y formar auroras boreales, hasta pasados uno o dos días, en que, una vez que el plasma pasó más allá de la Tierra, dejó que el campo magnético de la Tierra volviese a la normalidad.

    La fulguración de Carrington del primero de septiembre debió tener temperaturas de 50 megakelvin, por lo que es probable que no sólo emitiera radiación visible, sino también radiación gamma y rayos X. No hay noticia de la observación de una fulguración solar más brillante. La radiación solar sólo tarda unos 8 minutos y medio en llegar a la Tierra y si hubiera habido aparatos de radio y de onda corta en ese tiempo deberían de haber quedado inutilizados. La energía de los rayos X calentaron la atmósfera alta de la Tierra, lo que produjo su expansión entre decenas y cientos de kilómetros.

    Como ya se ha mencionado se produjo una segunda ráfaga de viento solar. En el momento del impacto con la Tierra de esta segunda fulguración el campo magnético del plasma apuntaba hacia el sur, con lo que el caos geomagnético no tardó en manifestarse: la magnetosfera terrestre que suele estar a unos 60.000 km de la Tierra fue comprimido hasta llegar a unos 7.000, hasta alcanzar, quizá, la estratosfera. Cuando el cinturón de radiación de Van Allen desapareció temporalmente gran cantidad de protones y electrones se descargaron hacia la atmósfera, lo que podría haber sido la causa de las auroras boreales observadas.

    La fulguración solar y la fuerte eyección de materia coronal aceleraron los protones hasta energías de 30 millones de electronvoltios si no aun mayores, lo que hizo que estas partículas entrasen, en el ártico, hasta unos 50 kilómetros de la superficie terrestre y que estas partículas depositasen una cantidad extra de energía en la ionosfera que, según Brian C. Thomas de la Universidad de Washburn desencadenó una reducción del ozono estratosférico de un 5%, y que tardó unos 4 años para recuperar lo que se había perdido. Una gran “lluvia” de neutrones pudo abarcar la superficie de la Tierra, pero, debido a que en aquel tiempo no había detectores, no se pudo registrar, y parece no tuvo consecuencias para la salud.

    Mientras las auroras se extendían desde las latitudes altas, que les son propias, hasta otras más bajas, las corrientes eléctricas de la ionosfera y de las mismas auroras indujeron corrientes intensas a través de los continentes, y que entraron en los circuitos de telégrafo y que llegaron a quemar algunas estaciones y produjeron electrocuciones.

    Una tormenta solar de esta magnitud tendría graves consecuencias para la civilización actual. Los rayos cósmicos erosionan los paneles solares de los satélites artificiales y reducen su capacidad para generar electricidad. Muchos satélites de comunicaciones, por ejemplo la ANIK E1 y la E2 en 1994 y Telstar 401 de 1997 han resultado dañados por este motivo. Un caso un poco diferente se debe a la expansión de la atmósfera por los rayos X que produjo daños al Asko japonés el 14 de julio de 2000.

    Los satélites artificiales han sido diseñados específicamente para evitar las calamidades del clima espacial, pero las redes eléctricas son incluso más frágiles. Los grandes transformadores están conectados a tierra y, por tanto, pueden ser susceptibles de ser dañados por las corrientes continuas inducidas por las perturbaciones geomagnéticas y aunque los transformadores evitasen la destrucción de los núcleos magnéticos se podrían cargar durante la mitad del ciclo de corriente alterna, lo que distorsionaría la forma de las ondas de 50 o 60 Hertz.

    En el año 1859, el invento del telégrafo se había producido 15 años atrás y la infraestructura eléctrica estaba realmente en su infancia. La tormenta solar de 1994 causó errores en dos satélites de comunicaciones, afectando a los periódicos, las redes de televisión y el servicio de radio en Canadá. Otras tormentas han afectado sistemas desde servicios móviles y señales de TV hasta sistemas GPS y redes de electricidad. En marzo de 1989, una tormenta solar mucho menos intensa que la perfecta tormenta espacial de 1859, provocó que la planta hidroeléctrica de Quebec (Canadá) se detuviera durante más de nueve horas; los daños y la pérdida de ingresos resultante se estiman en cientos de millones de dólares.

     

    He aquí una idea vale la pena considerar:

    Hace miles de años la humanidad alcanzó un alto nivel de progreso tecnológico. Ellos entendieron las leyes de la naturaleza que nosotros hoy en día aún desconocemos. Exploraron la Antártida y cartografiaron el mundo entero. Hicieron monumentos de los que nosotros tendríamos dificultades de recrear con nuestras técnicas y equipos modernos…

    Entonces ocurrió una tragedia en forma de un cataclismo global. No se lo esperaban.

    El desastre fue tan terrible que la mayoría de los seres humanos perecieron y muchas especies animales se extinguieron. Los seres humanos que sobrevivieron se vieron obligados a vivir como animales, mientras la Tierra se recuperaba. Las memorias se desvanecieron y desapareció el conocimiento. La sociedad comenzó de nuevo desde cero, volviendo a las creencias paganas y a las vidas simplistas.

    Pero hubo algunos que sobrevivieron, que lograron recordar su pasado, que conservaron algunas de las técnicas avanzadas y otras ideas que otros habían olvidado – y tuvieron la visión y dedicación para advertir a las futuras generaciones del próximo cataclismo.

    A sabiendas de que transcurrirían más de 10.000 años antes del cataclismo se repitiera, tenían que darle cabida a ciertas posibilidades: que en el año 2012 podríamos estar hablando de una lengua completamente nueva, seguida de impredecibles religiones y utilizando cualquier tipo de sistema de numeración.

    Si ellos nos iban a dejar pistas que nos ayudaran a sobrevivir, esas pistas necesitarían ser grandes y lo suficientemente sólidas para durar 10.000 años, y codificadas de tal manera como para ser inequívocas – independientemente de la cultura que las interpreta. Algunos seres humanos modernos, de diferentes orígenes y disciplinas, están trabajando para descifrar lo que nos han dejado.

    Estamos al borde de la clonación de seres humanos, de imitar a Dios. Independientemente de la ética y las leyes, va a pasar – ya que cuando los científicos han tenido la habilidad de hacer algo, no han sido capaces de resistir – está dentro de su naturaleza.

    En el otro lado de la moneda, cuando no hay suficientes indicios para resolver un enigma, cuando ninguno de sus predecesores han podido lograr la calidad, se han inventado las respuestas y han pasado a algo más fácil. Estos misterios sin resolver son típicamente de carácter histórico – nuestros científicos no han podido observar los procesos en tiempo real, y han optado por no hacer conjeturas.

    Estas tareas tienen por defecto haber sido dadas a los investigadores independientes, la pseudo-científicos no capacitados, los hombres y mujeres con imaginación, entusiasmo y audacia. Los rebeldes.

    Este libro reúne una serie de estos misterios. Todos ellos se refieren a la posibilidad de un cataclismo global que pueda estar a la vuelta de la esquina.


    La mayoría de los temas son muy debatidos, con los radicales y el establecimiento tomando puntos de vista opuestos.

    • ¿La Esfinge tiene 5.000 o 12.000 años?
    • ¿El diluvio bíblico realmente a sucedió?
    • Y si sucedió, ¿fue regional o mundial?
    • ¿El hombre moderno vivió alguna vez en el océano?
    • ¿Cómo fue que sociedades antiguas separadas todas tenían la capacidad de cambiar bloques gigantes y por qué todos construyeron pirámides y cámaras subterráneas?
    • ¿Está una raza de “misteriosos ancianos” implicada en nuestro ADN, y nuestro destino?

    Vamos a ver las ideas que han sido respaldadas por los grandes pensadores, y que sin embargo son ignoradas por los estimados eruditos de hoy. La idea de un cambio de polos con la conformidad de Einstein, la existencia de la Atlántida fue descrita por Platón; cataclismos globales fueron insinuados por Darwin.

    Y vamos a ver evidencia de que la ciencia ortodoxa ha optado por ignorar, evidencia de que no se ajusta a sus preciosos paradigmas.

    Los artefactos que muestran a las civilizaciones humanas existiendo desde hace 100.000 o incluso millones de años atrás son pruebas de un cataclísmico cambio de polos hace 12.000 años. Y evidencia que está extrañamente ausente, tales como los eslabones perdidos de la evolución.

    Ayudando a juntar y a vincular estos tópicos voy a presentar alguna nueva información acerca de criaturas míticas y rayos cósmicos. Y voy a explicar cómo una red mundial de monumentos fue creada para un propósito común – para advertirnos de nuestra potencial extinción.

    Esperemos que el debate de estas ideas enciendan la suficiente chispa suficiente para que el que las cosas atesoramos, y la especie que somos, continuemos durante mucho, mucho tiempo.

    El Calendario Maya de la Cuenta Larga:

     

    La civilización Maya, habitó de una región que abarca el sur de México, Guatemala, El Salvador, Belice y el occidente de Honduras, y floreció entre los siglos tres y diez de nuestra era, pero por 1200 AD su sociedad había colapsado por razones que sólo podemos adivinar.

    Cuando los conquistadores españoles llegaron, los descendientes aún ocupaban la zona, y todavía hablaban la lengua maya, pero no eran conscientes de las ciudades que sus antepasados habían creado.

    No fue hasta finales del siglo 18 que algunos exploradores investigaron por vez primera la densa selva guatemalteca y se encontraron con plazas, monolitos, templos y pirámides, cada una decorada con dibujos y jeroglíficos. Los antiguos Mayas habían estado manteniendo registros históricos – usando una escritura que mezclaba elementos ideográficos y fonéticos.

    Algunos de sus escritos aún existen en estelas (monumentos de piedra) que relatan acontecimientos civiles y registran sus conocimientos calendáricos y astronómicos.

    Diego de Landa fue un cura español que visitó México en una misión de caridad, se convirtió en el franciscano de la provincia de Yucatán en 1561 y es tristemente célebre por su destrucción de documentos y artefactos mayas de incalculable valor.

    Aunque Landa estaba muy interesado en la cultura maya, aborrecía determinados aspectos de sus prácticas, en particular la del sacrificio humano. En julio de 1562, cuando fue encontrada evidencia de sacrificio humano en una cueva que contiene estatuas sagradas mayas, un encuentro de autosuficientes religiosos vio a Landa dar la orden de destruir cinco mil ídolos.

    Decidió que sus libros eran también obras del diablo y se encargó de que fueran quemados, con sólo tres libros sobreviviendo. En consecuencia, la mayoría del conocimiento maya y la historia se perdió.

    Sin embargo, a pesar de sus acciones, también estamos en deuda con Landa por su aguda e inteligente obra sobre la vida y la religión maya, Relación de las Cosas de Yucatán (1566), que sigue siendo el texto clásico sobre la civilización maya. Este libro, que no se imprimió hasta 1864, suministró de un alfabeto fonético que permitió descifrar aproximadamente una tercera parte de los jeroglíficos mayas,.

    El más importante de los libros supervivientes fue lo que ahora se llama el Códice de Dresden, el nombre de la ciudad donde estaba guardado. Es un libro extraño, inscritos con jeroglíficos, que nadie entendía hasta 1880.

    En ese momento Ernst Förstemann, un erudito alemán que trabajaba en la misma biblioteca de Dresden, logró descifrar el código del calendario maya haciendo posible que otros académicos tradujeran las muchas inscripciones fechadas encontradas en los edificios, estelas y otros antiguos objetos mayas.

    Descubrió que el Codex contenía detalladas tablas astrológicas, que calculaban que el año tenía 365.2420 días, más exacto que el calendario juliano que usamos hoy en día. Las tablas eran utilizadas exclusivamente por los astrónomos mayas para predecir los solsticios y equinoccios, la trayectoria de los planetas de nuestro sistema solar, los ciclos de Venus y Marte, y otros fenómenos celestes.

    Otra información que tenemos hoy ha sido recogida en el Popol Vuh y el Chilam Balam – libros escritos inmediatamente después de la llegada de los españoles.

    El conocimiento encontrado en estos libros y códices, combinado con el descubrimiento de las misteriosas pirámides, demuestran que los mayas tenían conocimientos para rivalizar con los griegos y los egipcios.

     

    La vida de los maya giraba en torno al concepto del tiempo.

    Los sacerdotes eran consultados sobre los asuntos civiles, agrícolas y religiosos, y su opinión podría ser derivada de las lecturas de los calendarios sagrados. El tiempo era de tal importancia que los niños fueron nombrados honrando la fecha en la que nacieron.

    Las matemáticas Maya usaban sólo tres símbolos – un glifo con forma de concha para el cero, un punto para el uno y una barra para cinco, para representar unidades desde el cero al 19.

    Por ejemplo, el número 13 estuvo representado como tres puntos y dos barras.

    Cero era un concepto avanzado en esos días, algo que lo que los romanos no estaban conscientes.

    Sin embargo, los mayas estaban lo suficientemente cómodos con él para usar una concha como su símbolo, un objeto tangible representando un concepto abstracto. Los maya también utilizaban cálculos métricos y numeración de lugares, lo cual era muy astuto para una cultura que no utilizó la rueda.

    Aunque tenían muchos calendarios, marcaban el paso del tiempo con tres ciclos que funcionaban en paralelo.

    El primero es el calendario sagrado conocido como el Tzolkin. Combina los números del 1 al 13, con una secuencia de 20 nombres de días. Funciona de manera similar a nuestros nombres para los días de la semana, y sus fechas dentro de cada mes.

    Así que es posible tener 5-Chikchan (como nuestro domingo 5), seguidos por 6-Kimi (como nosotros tendríamos un lunes 6). Después de 260 días, la misma combinación de números/ nombres se producirá de nuevo, y el calendario comienza nuevamente. Su uso del sistema de base numérica vigesimal (base 20) se relaciona probablemente con los dedos de manos y los pies, mientras que el 13 se adapta muy bien la fase de crecimiento de la luna, la cual no es visible cuando es nueva y aparece completa durante dos días enteros, pareciendo así tener un ciclo de crecimiento de 13 días.

    Alternativamente, la duración del Tzolkin pudiera estar relacionada con el período de gestación humana de nueve meses (273 días). Ha sido sugerido que los 260 días es el tiempo que pasa una mujer sospechando su embarazo (que no menstrúa) y cuando da a luz.

    El segundo es el calendario agrícola conocido como el Haab, o año vago. Consta de 18 meses, cada uno de 20 días.

    Una adición de un mes de cinco días (un período de aprehensión y mala suerte llamado Uayeb) nos da 365 días, una aproximación de un año. El principal propósito de este calendario era realizar un seguimiento de las estaciones, ya que los eventos de estaciones y solares ocurrirían aproximadamente en el mismo día de cada año. Los mayas eran conscientes de la discrepancia del cuarto día anual, pero no se sabe si alguna vez hicieron algo al respecto.

    Estos dos calendarios que corrían de forma independiente cada uno empieza de nuevo cada 260 y 360+5 días.

    Sin embargo, cada 52 años, éstos coincidían:

    “El Tzolkin y Haab corrían de forma simultánea, como ruedas dentadas entrelazadas, y para regresar a cualquier fecha determinada, tendrían que pasar 52 años, o 18,980 días, (porque tanto 365 x 52 y 260 x 73 = 18.980). En otras palabras, el Tzolkin haría 73 revoluciones y el Haab de 52, de modo que cada año 52 del calendario de 365 días, uno podría regrear a la misma fecha.

     

    Una fecha completa en este ciclo de 52 años podría ser, por ejemplo, 2 0 1k 0 Pop ( 2 1k siendo la posición del día en el Tzolkin, 0 Pop, la posición en el Haab). Cincuenta y dos años pasarían antes de que regresara otra fecha 2 1k 0 Pop.

    Se esperaba que el mundo se acabaría en la terminación de un ciclo de 52 años. En este tiempo, entre los mexicas en el Valle de México, todos los fuegos fueron extinguidos, las mujeres embarazadas fueron encerradas por miedo a que se convirtieran en animales salvajes, los niños eran pellizcados para mantenerlos despiertos para que no se convirtieran en ratones, y la cerámica fue rota en preparación para el fin del mundo.

    En el caso de que los dioses decidieran conceder al hombre otrios 52 años de vida en la tierra, sin embargo, una ceremonia nocturna tenía lugar en la cual la población seguía a los sacerdotes a través de la oscuridad sobre una calzada hacia la parte superior de un antiguo volcán extinto que se eleva abruptamente del suelo en la cuenca de México, conocida hoy como el Cerro de la Estrella, la colina que está encima de Ixtapalapa.

    Allí, con todos los ojos en las estrellas, ellos esperaban el paso de las Pléyades a través del centro de los cielos, que anunciaría la continuación del mundo por otros 52 años. Cuando llegaba el momento preciso, una víctima era sacrificada con rapidez haciendo una incisión única en el pecho y la extraían el corazón aún palpitante.

    En la cavidad sangrienta, los sacerdotes, con un soplador de fuego, encendían una nueva llama que era rápidamente llevada con antorchas por el lago hasta el templo de Tenochtitlan, y de allí a todos los templos y pueblos alrededor del lago.

     

    Esto era conocido como la Nueva Ceremonia del Fuego Nuevo los mexicanos, y de alguna manera esta misma conclusión y renovación de cada ciclo de 52 años fue reconocida por todos los mesoamericanos.”[I]

    [I] Weaver, Porter Muriel. Los aztecas, los mayas y sus antecesores. (1972) Imprenta de Seminario, Pág.103-4
    Esto no es diferente a cómo pudieran haber sentido el fin del milenio pasado muchos cristianos o seguidores culto del del fin del mundo.

    Nuestro calendario occidental moderno fue introducido por primera vez en Europa en 1582.

     

    Tenía su base en el calendario gregoriano, que calculaba que la órbita de la Tierra tenía en 365,25 días. Esto fue 0,0003 de día de más por año, pero aún excepcionalmente preciso para los científicos que vivieron hace más de 400 años.

    Los calendarios maya eran derivados de aquellos de sus predecesores, los Olmecas, cuya cultura se remonta por lo menos a 3.000 años atrás. Sin los instrumentos del siglo 16 de Europa, estos nativos de América Central lograron calcular un año solar de 365.2420 días, sólo 0,0002 de un día más corto. Más preciso que los europeos, y mucho antes.

    No se sabe si los olmecas crearon el calendario de la Cuenta Larga, o si lo recibieron de una civilización incluso anterior …

    La Cuenta Larga
    Una fecha maya utiliza tres calendarios. El tercer calendario, conocido como la “cuenta larga”, es un registro continuo de días que comienza de nuevo cada 5000 años aproximadamente. La actual Cuenta Larga se inició en el año 3114 antes de Cristo. Y va a terminar muy pronto.

    Una fecha típica maya se ve de esta manera:

    12.18.16.2.6, 3 Cimi 4 Zotz

    • 4 Zotz es la fecha Haab
    • 3 Cimi es la fecha Tzolkin
    • 12.18.16.2.6 es la fecha de la Cuenta Larga

    La unidad básica es el kin (día), que es el último componente de la Cuenta Larga.

    De derecha a izquierda los demás componentes son:

    • unial……..1 unial = 20 kin = 20 días
    • tun……….1 tun = 18 unial = 360 días = aprox. 1 año
    • katun…….1 katun = 20 tun = 7,200 días = aprox. 20 años
    • baktun…..1 baktun = 20 katun = 144,000 días = aprox. 394 años

    Los kin, tun, y katun están numerados del 0 al 19.
    Los unial están numerados del 0 al 17.
    Los baktun están numerados del 1 al 13.

    La Cuenta Larga es un gran ciclo de 13 baktunes (aproximadamente 5.126 años), donde el uso del 13 pudiera nuevamente representar el crecimiento de la luna, de luna nueva a luna llena. El ciclo actual comenzó en 13.0.0.0.0 4 Ahau 8 Cumku que se correlaciona con el 13 de agosto de 3114 A.C..

    En la mitología maya, cada ciclo de la Cuenta Larga es una edad del mundo en la que los dioses intentan de crear criaturas piadosas y sumisas.

    La Primera Edad se inició con la creación de la Tierra, y había en ella vegetación y seres vivos. Desafortunadamente, debido a que carecían de expresión, los pájaros y los animales no pudieron rendir homenaje a los dioses y fueron destruidos. En la Segunda y Tercera Edad los dioses crearon a los humanos de barro y luego de madera, pero también fallaron en complacerlos y fueron aniquilados.

    Actualmente estamos en la cuarta y última edad, la edad de los humanos modernos, humanos completamente funcionales.

    • ¿Es posible que estas edades se refieran a un cambio evolutivo?
    • Si lo hicieran, entonces, ¿qué podría ocurrir cuando finalice la época actual, el 21 de diciembre de 2012?

     

    Nota sobre masivos lapsos de Tiempo
    Aunque no son parte de la Cuenta Larga, los mayas habían calculado grandes lapsos de tiempo, algunos tan largos que sólo los científicos de hoy en día los utilizarían, y sugiriendo que tal vez los antiguos mayas eran conscientes de algo que todavía tenemos que descubrir por nosotros mismos.

    1 pictun = 20 baktun = 2,880,000 días = aprox. 7885 años

    1 calabtun = 20 pictun = 57,600,000 días = aprox. 158,000 años

    1 kinchiltun = 20 calabtun = 1,152,000,000 días = aprox. 3 millón de años

    1 alautun = 20 kinchiltun = 23,040,000,000 días = aprox. 63 millones de años


    Nota sobre la Correlación
    Este libro utiliza una correlación entre los calendarios gregoriano y maya conocido como la correlación Goodman-Martínez-Thompson (GMT), que sitúa el katún de la cuenta larga terminando el 11.16.0.0.0 13 Ahau 8 Xul el 14 de noviembre de 1539 (gregoriano).

    Otra correlación menos popular de la Cuenta Larga terminando dos días más tarde, el 23 de diciembre de 2012, y para nuestros propósitos marcando una diferencia insignificante. Otros 50 o más diversas correlaciones han sido calculadas, algunas por no-académicos, generalmente basadas en discutir qué acontecimientos astronómicos similares ocurrieron en cuales años.

    El GMT es generalmente aceptado por los académicos, porque ha sido demostrado con la datación del carbono, y porque todavía está en uso por los modernos Quiché-Maya.

     

    https://i0.wp.com/www.bibliotecapleyades.net/tzolkinmaya/images/tzolkinmaya19_03.jpg    


    https://i0.wp.com/www.bibliotecapleyades.net/tzolkinmaya/images/tzolkinmaya19_02.jpg

     

     

     

     

     

     

     

     

    El Cinturon De Fotones:

     

     

    Por medio de instrumentación de satélite, los astrónomos descubrieron, en 1961, lo que parecía ser una nebulosa inusual. Normalmente entendemos el fenómeno de la nebulosa como una inmensa masa con apariencia de nube de gas o polvo. Esta, sin embargo, parecía tener propiedades anómalas y fue llamada Nebulosa Dorada.

     

    La atención del público no fue atraída hasta mucho después de esta extraña revelación, probablemente cuando se comprendió que la ubicación de esta nebulosa era coincidente con la órbita proyectada de nuestro sistema solar.

    Alrededor de los tempranos 1980s, se hizo un anuncio por la radio en los EE.UU. (escuchado por el autor), que nuestro sistema solar estaba, de hecho, en camino a colisionar con una ‘nube electromagnética’, en un futuro no muy distante. Esta increíblemente importante  declaración de importancia astronómica e histórica fue expresada en la usual manera, casual e indiferente, como si fuese de pocas consecuencias – así como fue, aproximadamente por ese tiempo, el anuncio que el FDIC (seguro de depositantes-de banco) estaba sin dinero!

     

    Datos del seguimiento fueron entonces suprimidos y se ideó otro encubrimiento gubernamental, con el típico propósito de hacer explotar los posibles eventos naturales para disfrazar caos ideados.

    ¿Que es esta nube electromagnética, esta nebulosa dorada, llamada, a veces, nebulosa radiante, 

     

    Su designación más universal es ‘cinturón de fotones‘ o ‘banda de fotones’

    Permítanos perfilar las mecánicas de este anticipado encuentro de nuestro sistema solar con el cinturón de fotones.

    Nuestro planeta Tierra orbita al Sol una vez al año, pero nuestro sistema solar también atraviesa una órbita en esta sección de la galaxia, con un período de aproximadamente 24,000 años. Hay muchos otros sistemas solares (estrellas) en este movimiento cíclico (así como hay numerosos planetas girando alrededor del Sol).

     

    Las Pléyades que está cercada por el cinturón de fotones está aproximadamente a 400 años de luz de nosotros, y es parte de este sistema, y, de hecho, nuestro sistema solar gira alrededor del sol central de las Pléyades, Alción. El cinturón consiste de muchas bandas de fotones, emanando del centro de la galaxia, y asociados con los brazos espirales de la galaxia.

    Por ejemplo nuestro sistema solar, y por consiguiente el Planeta Tierra, tarda unos 24,000 años para regresar a su mismo punto en esta órbita particular. Imagínese varios sistemas estelares en una órbita masiva, pero visualice por todos lados una nube en forma de dona cortando a través de estos sistemas estelares en órbita.

    También es descrita como una nube en forma de ameba de partículas, pero la mayor parte de sus frecuencias son invisibles. Éste es el cinturón de fotones, o banda de fotones. Esto significa que nuestro sistema solar atraviesa dos veces por el cinturón en cada ciclo de 24,000 años (es decir, en cada medio ciclo).

    El espesor de la nube de fotones es tal, que técnicamente, toma aproximadamente 2000 años para que nuestro sistema solar lo atraviese, y por consiguiente, aproximadamente 10,000 años entre cada encuentro con este cinturón (2 x 10,000 más 2 x 2000 = 24,000 años).

     

    2012 – Juicio Final??

     

    Que el ciclo del Planeta en Expansión es dualista de naturaleza, mostrando un crecimiento constante, continua y pulsos periódicos de crecimiento muy rápido (y desde el punto de vista del habitante, violento).


    La idea es que el Sol, operando en el reloj del ciclo de precesión enviaría ondas gigantes de energía quizás para unos cien años o más (esto se alargaría a medida el sol mismo crece – también forma parte de la teoría) en los puntos de ‘oposición’ ( estos se ven afectados por nuestra relación con el plano galáctico) en el ciclo.

    Las ondas de energía suben y llegan a su pico, para luego disminuir a una constante salida constante, como vemos qué sucede con otras fuentes de energía en el universo.

    El “pulso” (desde el punto de vista humano) de las ondas de energía al final de cada ciclo de precesión haría que el crecimiento del planeta fuera relativamente rápido, y violento. Entonces, como efectos secundario de los pulsos golpeando al planeta, dos efectos serían de esperar, la magnetosfera podría recargarse debido a que el núcleo de plasma está más estimulado (efectos de esto son niveles magnéticos mucho más altos, que tenderían a resistir o a moderar futuras entradas del sol, y el adelgazamiento de la “piel” de la tierra en su conjunto.

    Estos pulsos parecerían ser EL componente energético necesario para hacer que funcione todo el proceso.

    Es decir que el brote constante de energía desde el Sol, incluso absorbida en el núcleo de plasma de la Tierra, donde en cierto nivel es convertido en materia, no es probable que sea la causa de la primera ruptura de la corteza en las placas continentales que vemos hoy. Sí, el brote constante es la causa del continuo crecimiento (y la difusión continental) visto aquí en la tierra, y podría esperarse que eventualmente produzca la presión suficiente para romper la corteza, pero el comportamiento del sistema solar sugeriría que no.

    Por el contrario, ya que podemos observar que el Sol es variable y los períodos de exhibición de gran auto-estimulación como en estos últimos años, y ya que aún hay bolsones remanentes de evidencia de brotes extremos de energía saliendo del Sol, podemos postular que el crecimiento de los planetas (y presuntamente estrellas) es de naturaleza dual, consistiendo en breves y violentas explosiones, y largos períodos estables de actividad continua.

    Este postulado se podría utilizar para explicar por qué la corteza planetaria se rompería de la forma en que es observada aquí en la tierra, así como explicar por qué tenemos este tipo de catástrofes violentas como el tsunami de Banda Ache (Sumatra).

     

    De hecho, la naturaleza dual de crecimiento rápido y violento abriéndose camino desde el núcleo del planeta se ajusta a nuestras observaciones y predicciones de lo que debe ocurrir. Es lógico que si la esfera de la tierra está cubierta por una corteza rígida, que la corteza debe agrietarse a medida que se expande la esfera.

    El tsunami de Banda Ache fue causado por el agrietamiento del fondo marino con gran rapidez en la punta norte de la Cordillera Este 90º (Ninety East Ridge). Esta cordillera es uno de los muchos puntos de expansión en el suelo oceánico del planeta.

    Efectos que cabe esperar si el modelo del Planeta en Expansión es correcto, incluyen una órbita más o menos continuamente en alargamiento. Algunos de los escasos registros de algunos sobrevivientes humanos muestran que el aumento más reciente fue de un período de 360 ​​días hasta nuestros actuales 365,24 días al ralentizarse la tierra debido a estar abultándose.

    También tenga en cuenta que incluso el punto de vista académico de la órbita de la Tierra es que gradualmente se alarga, aunque ellos lo atribuyen a un “efecto de desaceleración”, como si una fricción del espacio fuera la causa. Además, la expansión también tendrán un impacto al disminuir nuestra rotación, así como la órbita. Aunque curiosamente, es de esperarse que el núcleo de plasma girará más rápido, al ser constantemente inundado con la energía del sol.

    Si bien consumirá algo de los giros adicionales en la creación de nueva materia (el «núcleo» de la experiencia del planeta en expansión), puede esperarse para mantener una mayor tasa de giro con el tiempo, incluso a medida que crece debido a la estimulación adicional proveniente del Sol durante estas próximas décadas.

    Patrones de Crecimiento

    Todas las cadenas montañosas se estarán originando como estructuras de norte a sur, que son luego torcidas por el movimiento de la placa continental sobre la que se apoyan.

    Así que esas cadenas de montañas que no son de norte a sur son indicaciones de cambio. Aquellos que están de norte a el sur pueden ser sitios de futuros agrietamientos, ya que no han sido movidos fuera de las costuras que alimentaron su crecimiento. Las cordilleras son creadas rasgones en la tierra debajo de la corteza, que luego tienen un aumento de nueva materia debajo de que, por lo tanto ‘arrugando’ la corteza y formando rangos de montaña.

    Si examinamos la historia del planeta, podemos concluir que no se han formado nuevas cordilleras desde la separación de los continentes, con excepción de aquellas montañas individuales creadas por fuerzas volcánicas. Esto tiene sentido.

    Lo que probablemente ocurre es que el planeta crea la materia a partir de la energía en el núcleo de plasma, que luego es expulsada hacia arriba, presionando las cortezas, y en algún punto, aparecen pequeñas rupturas pequeñas debajo de la corteza, y el material resultante de la presión, forzado a través de las grietas, creó las cordilleras.

     

    Cada creación de cordillera fue probablemente el resultado de un episodio de expansión. Luego, ya que cada cordillera fue creada, le quitó presión a la corteza planetaria. Esto probablemente ocurrió repetidamente durante la primera parte de la historia terrestre, cuando la tierra reaccionó a cada episodio de inundación de energía solar con una sierra nueva.

    Esta reacción trabajó hasta que el nivel de plasma del núcleo fue superado en un episodio de expansión.

    Esta “falla” de respuesta de formación de cordilleras montañosas a la tormenta de radiación solar fue probablemente debido a una combinación del crecimiento del núcleo de plasma en sí lo que aumentó la cantidad de materia nueva siendo producida en el núcleo era más grande y por lo tanto podría procesar más de la radiación solar para convertirla en materia, así como la corteza del planeta está siendo “reforzada” por las cordilleras hasta el punto de que ya no podía llevarse a cabo ninguna otra expansión hacia arriba de la corteza, y que necesariamente tenía que partirse y adelgazarse para poder acomodar el más reciente episodio de expansión.

    Esta ruptura de los continentes también era probable que fuera un resultado directo de la inundación de radiación solar durante uno de estos periódicos episodios de expansión relacionados con la precesión, en lugar de la acumulación de una continua creación de materia. Por lo tanto el período de formación de montañas de la tierra ha terminado.

     

    Estas áreas como el Lago Titicaca en los Andes, en la que encontramos un puerto de agua salada y anteriormente también era un lago de agua salada a la gran altura de 11.000+ pies, se debe probablemente a la existencia de océanos poco profundos sobre el área antes de la creación de la Cordillera de los Andes.

    También la ciudad cerca del puerto en el lago fue muy probablemente creada después de que el lago fue elevado a esa altura. Recientes pruebas de su trazado y orientación hacen esto ahora más evidente. Por lo tanto, la muerte de aproximadamente la mitad de sus habitantes hace 11.800 años, probablemente fue el resultado de los terremotos en ese tiempo, que eran el resultado de ese evento de expansión.

    Pero probablemente no estaban vinculados a la elevación del lago a esa altura.

    Este parecería estar apoyado por los actuales niveles de actividad en esa región, a medida que nos acercamos a este próximo episodio de expansión.


    Observaciones

    La Tierra se expande en el medio, al igual que los seres humanos. El rasgado tiene lugar en los polos. El polo norte es más estable (en este período en particular) debido a la masa continental más grande, aunque en algún ciclo futuro, cuando esta masa se agriete…

    Sin embargo, la protuberancia ecuatorial está causando mayores rasgaduras, y una mayor profundidad, y una mayor longitud de las rasgaduras cerca del ecuador. Aquí es también donde vemos los valles más grandes de brechas en el planeta. Como era de esperar con un modelo de Planeta en Expansión, los continentes que abarcan la protuberancia ecuatorial deberán mostrar los mayores ejemplos de desgarro.

    Eso es justo lo que se ve con el Gran Valle del Rift en África, donde la línea ecuatorial atraviesa el continente, así como en la ubicación del río Amazonas y sus valles asociados en América del Sur. Otras áreas geo-activas incluyen a Indonesia, que también tiene sus islas más grandes asentadas en la parte superior de la protuberancia ecuatorial. Al carecer de la estabilidad que tiene África y América del Sur por sus masas, la región de Indonesia es probablemente muy proclive a experimentar terremotos y volcanes a medida que avanzamos en esta próxima década.

    La estructura de las cordilleras más importantes del planeta, los Himalayas, los Andes, las Rocallosas, y otras, son visualmente similares a las crestas en crecimiento en los océanos cerca de las montañas.

    Esto es evidenciado por la naturaleza paralela de la cordillera de las rocallosas en el ángulo del talud continental de América del Norte. La prueba más llamativa en la compleja formación de la cordillera del Himalaya, que es repetida en el fondo del océano. Las mismas fuerzas que crearon ambas.

    Dado el modelo del Planeta en Expansión, es poco probable que el agua pudiera ser un problema real a nivel de un diluvio global. Si bien es probable que los niveles de agua inicialmente sean muy variables, basados en tierra levantándose por debajo, estos episodios no deberían ser demasiado violentos y transitorios.

     

    Los niveles de agua, podrían incluso bajar enormemente si se abriera gran desgarro, y por lo tanto un drenaje del agua… como en África y su nuevo mar en desarrollo.

    Esto reduciría los niveles de agua a nivel mundial, y causaría estragos en las corrientes oceánicas. Pudiera incluso alterar el clima si las aguas de las inundaciones alcanzaran el magma fundido. Otras observaciones del agua del modelo del Planeta en Expansión no es compatible con la idea de una inundación mundial en la tierra como lo es ahora. A medida que la tierra crece, lo hace por medio de la expansión, debido al nuevo material de lo más profundo en el núcleo, así como por el empuje de las placas continentales existentes.

    Así, en ausencia de una nueva abertura de visura que drenaría una importante porción de la masa oceánica, el modelo del Planeta en Expansión sugiere que cada período de expansión aumenta los niveles de agua por difusión por todo el planeta al llenarse las cuencas oceánicas desde abajo por el nuevo material rocoso, por lo general en forma de magma.

    Básicamente muchos volcanes escupiendo enormes grandes cantidades de magma mientras el planeta se adapta al flujo de energía del Sol desplazará el agua y elevará así los niveles de agua a nivel mundial a través del tiempo. Además, todos los volcanes debajo de los océanos incrementarán la temperatura del agua y causarán algún pequeño nivel de expansión del agua.

    Si bien es probable que gran parte de la nueva materia siendo creada *será* de una construcción molecular más simple, como el hidrógeno y el oxígeno, por lo que el planeta pudiera proporcionar más agua como parte de su proceso de crecimiento. No es probable la creación de suficiente agua nueva durante cualquier futuro evento de expansión como para alterar significativamente la proporción de los océanos a la tierra en un período/evento de expansión individual, sin embargo con el tiempo, el crecimiento del volumen de agua podría ser considerable.

    Dicho por claridad, dado el modelo del Planeta en Expansión como explicación por el trauma planetario observable aquí en la tierra, no es posible que tengamos un cambio en la corteza en el 2012. Si bien vamos a tener un cambio del polo magnético, con sus problemas acompañantes, y también experimentaremos un evento de expansión solar, no tendremos los océanos del planeta saliendo de sus cuencas para verterse sobre los continentes.

    Sin embargo, es previsible que varios efectos solares (tales como los que se han producido en los últimos años) impactarán a los seres humanos como especie en múltiples niveles de mutaciones a través de mayores problemas de infraestructura pudieran incluir en presas o plantas nucleares defectuosas.

    Hay algunos puntos de evidencia de que la mitad de todo el crecimiento ha sido en el último tercio de la vida planetaria. O al menos eso parece.

    El más reciente patrón de diseño de crecimiento explicaría mucho, tanto en la historia planetaria como en la historia humana. Machu Picchu, que muestra un período de reconstrucción una vez que fue tomado por locales más modernos es indicativo de la supervivencia cíclica de los megalitos. Primero, en un ciclo anterior (antes de hace 11.800 años) alguna cultura creó megalitos, luego fue barrida en uno de los picos cíclicos.

    Transcurre algún tiempo. Los seres humanos modernos se levantan después del último pico cíclico (hace 11.800 años) y reconociendo algo bueno al verlo, se dedican a reparar los daños de terremotos en Machu Picchu y otros sitios. Estamos construyendo sobre la cima de la evidencia de ciclos anteriores.

    Es innegable que algunos procesos impactan la vida aquí en la tierra periódicamente, que bota la civilización de regreso a un nuevo al punto de partida. Hemos asociado este proceso a la precesión de los equinoccios, pero pudiera haber un juicio erróneo acerca de lo que le pudiera suceder a nuestra civilización. Pero no podemos saber con certeza, debido al trauma que nos ha causado tener que “empezar de nuevo” en esta última mitad del ciclo de precesión actual.

    Si uno examina los artefactos fuera de lugar, y lo que se conoce como ‘arqueología prohibida’, se encontrará evidencia que apoya que los seres humanos han estado en la tierra durante millones de años, sin embargo no tenemos una civilización de millones de años. De hecho, nuestra civilización no se remonta ni a medio período de precesión. Además, dada la evidencia de otras civilizaciones del pasado, parecería que estamos de hecho, como especie, sometidos a periódicas catástrofes que nos hace recomenzar nuestra civilización desde el nivel casi tribal.

    Es inquietante para nosotros los seres humanos vivos ahora, que pareciera que el restablecimiento de la civilización sucede de una manera rápida, y que estamos ahora en él. Esto quiere decir que la aceleración de los cambios terrestres y los cambios del sistema solar estos últimos años son claramente el argumento de que se acerca o ya está en marcha un pico cíclico.

    La expansión de la tierra parece haber sido en la cuenca del Pacífico, sobre todo haciendo que el océano crezca en este lado del planeta a través de rupturas y repentinos rasgones en el fondo del mar (piense en el terremoto y tsunami en Banda Ache).

    Si bien a lo largo del otro lado del anillo de fuego ,del evento producirá un empuje hacia arriba a lo largo de la costa oeste de los Estados Unidos debido a la expansión a lo largo del talud continental, la Fosa Mesoamericana, y la fosa del Perú. La expansión a lo largo de la zanja de Perú es probablemente el motivo de la reciente escalada de grandes terremotos y daños a lo largo de la costa occidental de América del Sur.

    Puede esperarse que esto continúe. Así como también la actividad volcánica. Así como los sumideros y los deslizamientos de tierra.

    De hecho, también se espera que escalen los deslizamientos de tierra a ‘deslizamientos de tierra de gran alcance’ que pudieran mover los suelos de montaña decenas de kilómetros en cuestión de minutos en una especie de versión seca de un lahar, o flujo de barro.

    Además postulamos que la inestabilidad del sol es mayor cada ciclo, al igual que la tierra. Esto es debido al tamaño en incremento de los planetas, teniendo un mayor impacto en el Sol al alterar la rotación solar su momento angular. Podemos incluso hipotizar de que un sistema solar temprano, con planetas proporcionalmente más pequeños habría tenido un período más largo entre los eventos de expansión.

    Esto es debido al largo tiempo que le toma al impulso angular de los planetas orbitantes afectar las tensiones solares tirando el ecuador solar alrededor más rápido que el polo solar. Luego con el tiempo, al ir creciendo los planetas, los períodos involucran disminución. Esto se debe al impacto progresivo de masa planetaria en el impulso angular recolectado. Esto permitiría que los períodos de los eventos de expansión sean irregulares, disminuyendo en longitud con el tiempo.

    Además, este mismo mecanismo de aumento de tamaño del planeta causando una distorsión cada vez mayor en la rotación solar a través de un mayor impulso angular en el sistema solar también puede explicar por qué la evidencia pareciera sugerir que los recientes acontecimientos de expansión han tenido un mayor impacto en los seres humanos. De hecho, el evento anterior estuvo a punto de extinguir a los seres humanos.

    Esto significa, entonces, que cada subsiguiente expansión del crecimiento planetario es más grande que la última, a pesar de que la tierra sea más grande, y en teoría capaz de resistir cada vez más el cambio.

    La evidencia que encontramos por todo el planeta está apoyando la idea de un creciente efecto de expansión cada vez mayor, y un impacto cada vez más perturbador en el orden social humano.

    Esta teoría, por tanto, apoyan la idea de que la Atlántida y Mu pudieran haber sido capaz de florecer debido a la longitud de tiempo entre las catástrofes y debido a que al valor de “intensidad” de la catástrofe, siendo menor que la que le precedió, remontándose en la historia de la tierra. Entonces, los planetas abultados y el impulso angular se pusieron a la altura de ellos. No, los continentes no se hundieron debajo del océano, sino que su civilización pudiera muy bien haber sido inundada, como se inundan las grandes llanuras costeras, y esas ciudades se perdieron en el mar, tanto en el Atlántico como en el Pacífico.

    Además, habiéndose perdido los reportes de la Atlántida debajo de los océanos, podría también interpretarse como perdidos debajo del hielo. Es mi opinión que la Atlántida es lo que ahora llamamos Antarctica.

    Dejando a un lado la Atlántida y los mitos por un momento, podemos ver que la teoría de planetas crecientes causando creciente malestar en el Sol debido a un creciente impulso angular en el ecuador del Sol, necesariamente implicaría que el pico del ciclo de precesión 2012 será peor del que experimentaron nuestros ancestros.

    Hmmmmm… no es una buena señal para la vida aquí en la tierra.

    Aunque no necesariamente ninguna inundación planetaria o tal. Sin embargo, recibiremos impactos en la tierra, como lo estamos viendo ahora, y como irá en escalada hasta un probable infierno volcánico y de terremotos, incluyendo inundaciones a nivel local… pero no grandes inundaciones de 800 metros.

    La evidencia para este tipo de inundaciones en Alaska y Noruega fue local sólo debido a roturas en los suelos marinos árticos locales. No fue un efecto general. Un examen del suelo del océano Ártico muestra el por qué tanto Alaska como Escandinavia (sobre todo de Noruega y Finlandia) recibieron las grandes ‘olas de lavado’ que llegó a más de 800 metros hacia los fiordos, depositando todo tipo de cadáveres de animales al lavar el agua las zonas limpias que había sido anteriormente las llanuras costeras de Noruega.

    Esto también ocurrió en Alaska, pero la evidencia allí está distribuida a través de un área más amplia de terrenos planos debajo del permafrost. En ambos casos, la misma causa próxima parecería ser la rápida extensión de la Cordillera Oceánica del Ártico Medio y su posterior separación en secciones 3/3 por un evento de expansión en el pasado que movió las 2/2 secciones primarias casi 600 kilómetros.

    Si el fondo del océano cerca de Noruega (como ejemplo) es examinado, las características tales como la meseta de Vøring en el Mar de Noruega sugieren que la reacción local de la costa escandinava durante el último evento de expansión pudiera haber sido muy violenta. Los fiordos mismos son quizás el mejor ejemplo, ya que son verdaderos ‘desgarres’ en los bordes continentales.

    Las características vistas en los fiordos noruegos son idénticas a los fiordos en otras masas de tierra que rodean el océano Ártico, y más recientemente vistas en la nueva grieta (desgarro) en África, excepto que ésta todavía no tiene mar en ella todavía, y está desnuda de árboles, pero los patrones de subyacente disposición en la tierra son los mismos que los fiordos en el extremo norte o sur.

    Por supuesto, tenemos que tener en cuenta también que ese desgarro en la tierra se ve claramente cuando el fondo de los océanos del planeta son vistos en una esfera.

    La Dorsal de Gakkel en medio del Océano Ártico, claramente era parte de la Cordillera del Atlántico Medio en un momento en el pasado distante de la tierra. Eventos de expansión han desplazado masas continentales durante milenios dejando evidencia del ‘flujo’ de crecimiento planetario de la misma forma en que los árboles (y toda la vida para el caso) registran de los patrones de sus vidas en los anillos de crecimiento.

    Quedándonos con la región del Océano Ártico a modo de ejemplo, podemos postular que la Dorsal del Océano Ártico Medio se rompió en dos pedazos grandes, y un pequeño pedazo en un pasado evento de expansión.

     

    Esto fueron probablemente muchos eventos en el pasado. La grieta de la cordillera oceánica central en la Zona Nansen de Fractura fue probablemente bastante violento, y probablemente también ha sido repetido recientemente en la fractura de la placa Indo-Australiana durante el terremoto y el tsunami de Sumatra.

    Al igual que con ese incidente, cuando se produjo la fractura de Nansen, es muy probable que envió un poderoso tsunami dirigido directamente a Noruega. Este tsunami cruzó rápidamente el mar, y movió grandes cantidades de vida marina en una ola llena de escombros que luego se barrió en las regiones costeras de Noruega. Debido a los escarpados ángulos de la tierra, tanto por encima como por debajo de las aguas oceánicas, estas olas fueron capaces de correr hacia los fiordos varios cientos de metros, acarrando los cuerpos de todo tipo de criaturas hacia lo alto de las colinas circundantes.

    Dada la experiencia de las ondas de tsunami en los últimos años, podemos observar que el principal factor controlador de la altura de las olas es la manera en la forma de la tierra dirige la presión de las olas. En áreas como Banda Ache, India, Sri Lanka, los contornos submarinos, así como una menor altura de las superficies terrestres por encima del agua sólo pudieron soportar olas de menos de 100 pies de altura.

    Esta es una buena noticia, dependiendo del lugar donde uno pudiera vivir.

    Si los patrones de diseño aparentemente emergentes son correctos, entonces los eventos de expansión no causan más acción marina que el tipo de tsunami que ya hemos visto en Banda Ache, excepto en el caso cuando las islas, volcanes, o montañas se deslizan al mar y crean ondas de desplazamiento.

     

    Las ondas de desplazamiento no son como otros eventos de tsunami, ya que es un complejo desplazamiento de masas de agua en vez de una forma de onda de energía corriendo a través del agua. En el caso de los tsunamis, la altura real de la ola en la tierra está determinada por los contornos de la tierra durante la carrera de la ola de cara.

    Las olas de desplazamiento no son tan limitadas y pueden subir excesivamente por encima de las limitaciones ‘normales’ en la altura de las olas de tsunami, ya que son una “masa apilada” de agua. Sin embargo, a diferencia de los tsunamis, las olas de desplazamiento carecen de la fuerza de propulsión continua detrás de ellas.

     

    Y en ambos casos hay un límite finito en la altura de ola que, al variar localmente, no tendrá ‘olas autónomas’ mucho mayores que 180 pies.

    Algunos de las más grandes “olas autónomas” jamás registradas ocurrió en mar abierto frente a las Filipinas durante la erupción/explosión del Krakatoa en 1883. Oficiales de la marina estadounidense en servicio de encuesta, tanto en tierra como a bordo de buques en la costa norte de Filipinas registró alturas de olas autónomas de 176 pies en el océano abierto.

    Tenga en cuenta que esta altura de las olas, al llegar a tierra están también limitadas por la misma altura física, al igual que las olas ‘normales’ de tsunami y no van a subir mucho más alto que su altura máxima en el mar, más la altura de la elevación de la tierra a través de la cual viajan.

    Por supuesto que una ola de esa altura es muy rara vez capaz incluso de cruzar la plataforma continental, ya que se ‘rompen’ debido al primer impacto del aumento de altura, ya que el “pie” del fenómeno de la ola se encuentra con el salto hacia arriba.

    El peligro de radiación, como con la mayoría de los desastres, tampoco tiene un efecto global, en el sentido de una distribución uniforme. Con esto quiero decir que la radiación sólo afectará aquellas partes de la tierra que están directamente expuestas a ella. Hay muchos temas involucrados. Primero el estado de la magnetosfera. Teniendo en cuenta que la magnetosfera se crea (en mi opinión) por el efecto dínamo del plasma en el centro de la tierra. Así, no desaparecerá totalmente.

    Será abrumado por partículas sur/negativas golpeando el polo sur del planeta, pero no desaparecerán instantáneamente en todas partes. Observe que actualmente está bajo estrés constante, y en las últimas 2+ décadas ha tenido perpetuos “agujeros” en ella. Pero todavía persiste.

    Sí ovejas y cabras y aves de la Patagonia son cegados y mueren durante un evento solar menor, cuando el agujero está sobre su área, pero el resto de la vida de la superficie del planeta es relativamente indemne.

    Hay problemas de absorción de la radiación, y la duración del propio evento de expansión del sol (para la tercera parte) a considerar, así como el hecho de que la rotación de la tierra nos llevará a todos ‘debajo del sol’ por así decirlo, en el lapso de ese período, pero de nuevo, los efectos no se sentirán en todas partes y tampoco de manera uniforme en todo el planeta.

    • En primer lugar se puede razonar que a medida que el planeta se inclina al sur, hacia el sol, que el hemisferio sur tendrá la peor parte. Ya hay evidencia de este punto en la rampa, profundidad y ubicación de los terremotos desde 1996.
    • Segundo, la magnetosfera estará continuamente tratando de reconstruirse a sí misma incluso cuando el núcleo de plasma esté siendo abrumado y probablemente pulsando y moviéndose desde la punta hacia el interior de las partículas cargadas del sol.
    • Aparte, recuerde que Hollywood, el “personal mágico” de la élite del poder ya ha insinuado, que tales, neutrinos son la causa del deslizamiento de la corteza en la película “2012”.

    Sin embargo, poniendo de lado las imágenes, el núcleo va a reaccionar y cambiar, pero debido a los procesos involucrados, seguirá generando campos magnéticos.

    La cuestión es que los campos magnéticos mismos pudieran ser irregulares más allá de nuestra comprensión. Sin embargo, la magnetosfera, agujereada, y desgarrada, todavía existirá y estará tratando de reconstituirse como resultado de las fuerzas de la física,.

    Así que esto es bueno para los seres humanos y para los amantes del pastel de todas las especies.

    Otras consideraciones son que el Sol estará expandiendo rápidamente hacia el exterior, y la radiación estará directamente relacionada con los factores que impulsan la expansión solar. Estos incuirán el estado de desorden magnético en el sol, así como la alineación de los planetas. Ahora, malo para nosotros, los humanos (al menos aquellos en este planeta), parece que la Tierra tendrá gigantes de gas en el otro lado de ella en relación con el sol el 21 de diciembre de 2012.

    El baricentro del sistema solar está cerca de completar su ciclo de 12 años (video abajo – Hmmmm, ¿relacionado con el ciclo de manchas solares?) y que parece estar en una posición (todavía estoy buscando un software más exacto del sistema solar para graficar esto) de estar más cerca de la tierra, y lo más importante, siendo arrastrado por la masa de la alineación planetaria en la dirección de la tierra.

     

    Además el baricentro del sistema de la Luna de la Tierra también estará contribuyendo, ya que parece que estará también en alineación con el sol y la alineación planetaria de ese día.

    La forma, dónde, y cómo de la intensidad de la fisuración/expansión que nos golpea aquí en la tierra está directamente relacionado con la combinación del baricentro del sistema Tierra-Luna, ya que participa en la formación del baricentro del sistema solar. No sólo el sol nos explosionará, sino que otras fuerzas tirarán de la tierra al sincronizarse los baricentros.

    Ah, y “coincidentemente” la rotación baricentro del sistema solar se encuentra en un ciclo de “casi 12 años”, que concuerda con el ciclo de las manchas solares. Hmmmm. Que es también lo que Patrick Geryl (y Maurice Cotterell) han decodificado de los artefactos mayas.

    Y también se espera que la ubicación del baricentro cambie con el tiempo a medida que crece la tierra. Pero, ¿lo hará? ¿O las fuerzas que controlan la luna lo ajustarán hacia el exterior para compensar el crecimiento de la tierra?

    En caso de que hayan grandes expulsiones de material del Sol en 2012, como pareciera ahora ser el caso (especialmente teniendo en cuenta el enorme nivel de incremento de la actividad solar hasta la fecha en 2011), podemos esperar que la posición del baricentro del sistema Tierra-Luna , así como el baricentro del sistema solar en su conjunto no ayudarán a la tierra.

    Las observaciones también incluyen la idea de que una Tierra de un tamaño variante y otros planetas recorrerán un largo camino hacia la explicación de la evidencia hacia los ciclos variantes, tales como las órbitas, e incluso las variaciones en la precesión de los equinoccios. Además, estas variaciones en la duración de la precesión se esperaría que se acorten con el tiempo, incluso al alargarse la órbita y los días en los planetas se alarguen.

     

    También, naturalmente, se deduce que los planetas de tamaño variante, a medida que crecen en masa a lo largo de muchos milenios, reduzcan el plazo entre las expansiones, así como incrementen la intensidad de cada episodio.

    Esto es debido al aumento de la masa en la eclíptica del Sol causa distorsiones más rápidas, y más violentas en el ciclo de manchas solares por orbitar el plano ecuatorial solar cada vez más rápido con el paso del tiempo. Esto explica por qué la mayor parte del crecimiento del planeta se ha producido en tiempos más recientes, más que antes en su historia.

    Así, las especies más antiguas como los dinosaurios (y, presumiblemente, las civilizaciones antiguas) tuvieron más tiempo entre la catástrofe provocada por el sol aquí en la tierra, y así fueron capaces de proporcionar muchos registros fósiles. Esto explica también la evidencia de muchos períodos de una tierra muy estable, al parecer bastante persistentes por cientos de miles de años.

    Esto es opuesto a nuestra experiencia más reciente con la tierra, donde trece mil años, más o menos, pareciera que se acerca al límite entre los episodios de inestabilidad de la corteza planetaria.

    ¿Y la estabilidad del clima? Olvídelo… los seres humanos recientes, o modernos sólo piensan que han tenido ‘estabilidad de clima’, ya que pudimos medir ‘períodos cálidos’ en múltiples generaciones humanas.

    Desafortunadamente para todos nosotros aquí ahora, este último período cálido es probablemente el último por un tiempo. La Cuenta Larga Maya en curso no es un calendario en sí, sino que es simplemente la cuenta de los días desde que comenzó, hace 5114 años. Cuando se termine el próximo año, la cuenta larga se habrá extendido 5,115 años que es un quinto armónico del ciclo de precesión actual.

    Si examinamos las condiciones en la tierra cuando se inició la Cuenta Larga, observamos que fue un tiempo de fantásticos niveles de agitación climática. Un previo largo período de estabilidad climática (más o menos) terminó tan abruptamente que la agricultura y otras fuentes de alimentos se vieron afectados a nivel mundial provocando muchas migraciones de las poblaciones.

    Y… adivine qué…  Todo indica que nuestro actual sistema agrícola también está fallando debido a cambios terrestres. También casualmente justo en el límite de la Cuenta Larga.

    La estabilidad del clima aquí en la tierra está obviamente bajo un control solar directo. La evidencia parece sugerir que los mayas estaban utilizando un quinto armónico del ciclo de precesión de 26.000 años con buena razón. Si bien aún no se puede entender por qué la quinta armónica es la más activa, aún hay evidencia climática de que, al menos en este último ciclo de precesión, el clima ha atravesado muchísimos , grandes y dramáticos cambios que corresponden a la Cuenta Larga Maya de 5115 años.

    Esto explicaría entonces el pensamiento maya en lapsos de Grandes Edades de tiempo, así como tomando en cuenta sus tradiciones orales de cinco grandes edades, cada una terminando en diversas especies de cataclismos relacionados con el clima.

    Tampoco está claro todavía en cuanto a lo que hizo que los antiguos mayas creyeran que esta edad, la Quinta era el “fin de los días (el tiempo deja de ser)”.

    Puede ser todos los humanos vivos en diciembre de 2012 averiguarán lo que ha sido escondido de nosotros. O pudiera ser que nuestro sistema solar pase a través de un evento de expansión que alterará dramáticamente la vida aquí en la tierra, debido a los impactos sobre el clima y la forma del planeta por debajo de nuestros pies.

    ¿Cómo se va a sentir un Planeta en Expansión aquí en la tierra?

    Bueno… probablemente, en un sentido general, podríamos esperar:

    • incremento de terremotos
    • incremento de la magnitud de los terremotos
    • disminución de la profundidad de los terremotos (parte peligrosa como sismos superficiales causan daños a las características de la superficie, incluyendo infraestructura humana)
    • incremento de la actividad volcánica
    • más volcanes creándose en lugares nuevos
    • nuevas formas de erupciones que son causados por volcanes dividiéndose y abriéndose desde grietas
    • grandes grietas o nuevas fisuras en el suelo… algunos deben ser espectacularmente grandes y profundos y ofreciendo magma
    • nuevos orificios de vapor, y otros fenómenos relacionados con el magma
    • nuevas corrientes oceánicas debido al calentamiento del océano, y la formación de nueva tierra bajo el océano, así como nuevos volcanes y fisuras y grietas (fracturas)
    • otra miríada de problemas oceánicos tales como:
      • nuevos volcanes y montes submarinos manifestándose, causando nuevos contornos y alteración de hábitats
      • material nuevo empujándose a sí mismo hacia la superficie en todas las roturas alrededor del planeta bajo los océanos. Esto podría causar problemas locales químicos en el océano que, si bien se disipa con el tiempo, causará muchos problemas a los diversos ecosistemas marinos.

    Especulación salvaje


    Parecería lógico que los eventos de expansión son diferentes en cada mitad del ciclo de precesión. En 2012, el ciclo de precesión culminará con una alineación con la grieta oscura de la Vía Láctea el 21 de diciembre.

    Como los solsticios de diciembre tienen al polo sur del planeta inclinado hacia el Sol, sería lógico esperar que la región polar sur obtendría la mayor parte de la actividad de expansión. Hasta ahora, en el proceso, por lo menos como soy capaz de observar, hay más incidentes en las regiones del extremo sur que en el norte, y estos eventos tienen una mayor intensidad que aquellos vistos al norte del ecuador.

    Durante la culminación del ciclo de precesión de 11,900 años a partir de ahora, el evento tendrá lugar en el solsticio de junio y por lo tanto el hemisferio norte será más directamente afectado.

    Por supuesto, tomamos nota de que CUALQUIER evento de expansión en cualquier parte del mundo afecta en todas partes en la tierra, pero habiendo dicho esto, todavía parece lógico que la propagación de la intensidad de la expansión se irradie hacia fuera de las regiones del extremo sur a partir de 2012.

    Una vez más, señalando una desviación cada vez mayor tanto en número como en intensidad entre los hemisferios norte y sur en lo que puede denominarse como ‘síntomas de eventos de expansión’, la especulación salvaje es que el hemisferio sur experimentará un crecimiento constante en intensidad y número a medida que el planeta se desplace más hacia el solsticio de diciembre 2012.

    El hemisferio norte también va a reaccionar, pero como el foco energético principal está en dirección al polo sur, los efectos que se presentarán al norte del ecuador serán de menor intensidad, aunque probablemente de mayor duración. Además, el hemisferio norte, lógicamente, continuará mostrando un comportamiento de rupturas y desgarros en las masas de tierra continental, sin embargo, lógicamente deben haber dos tipos distintos de desgarros.

    Estos deben ser capaces de separarse en largos desgarrón, tales como los que se ven en Pakistán y en el norte de África, y el profundo y repentino agrietamiento observado ahora en el extremo norte de América del Norte y en Siberia. Un ejemplo del ‘desgarre a largo plazo’ en los Estados Unidos sería la línea de falla de San Andrés.

    Además, si el agrietamiento en Pakistán, es examinado sobre un globo, se puede observar que una gran línea circular se une a estas grietas con la ampliación del desgarro en el norte de África. Luego, si llegara a extenderse esa gran línea circular, llegará hasta Siberia, donde se abre camino a través de la longitud del lago Baikal. Uno de los mayores lagos de agua dulce en la región, la geofísica de Rusia ha registrado el origen del lago como formándose debido a una fisura muy larga en la corteza, que causó el hundimiento en una zona muy grande, y previamente relativamente plana.

    El Lago Baikal es el punto de conexión para una fisura en torsión que se extiende desde cerca de Tiksi al norte del Círculo Polar Ártico, a través del lago Baikal y el rumbo hacia el suroeste, para terminar en la nueva ruptura en el norte de África.

    Esta fisura es probable que, en algún momento del futuro lejano, que forme la nueva línea costera de un continente de Eurasia dividido. La razón de que tanto Pakistán como África están exhibiendo grietas es debido a estar ubicados dentro del área de la protuberancia ecuatorial.

    Esta parte de la tierra es 13 millas más alta que los polos, y por lo tanto ha aumentado la complejidad de las tensiones subyacentes en la corteza. Es su ubicación en el lado sur de la protuberancia ecuatorial que da cuenta de grietas similares apareciendo en el Perú y Chile. Y, en ambos lugares, esto también explica la gran cantidad (y en aumento) de terremotos, así como la razón por la que son tan destructivos.

    El Golfo de California, otra vez tomando una gran ruta con vista de largo recorrido circular, lleva hasta la falla de San Andrés. Desde el extremo norte de la falla, una serie de líneas de fallas aún-no-conectados observables se extienden paralelas a la costa todo el camino hasta el río Columbia, que separa Oregon de Washington.

    Otras fallas menores continúan en el otro lado de la poderos Columbia (en sí misma a caballo en la depresión hecha por una grieta en la placa) al norte hasta el extremo más al sur de Puget Sound (donde está ubicado Halfpasthuman). Notamos que California y el Golfo del mismo, también se encuentran en la protuberancia ecuatorial, donde puede esperarse que los desgarres sean más activos y más dramáticamente separados.

    Es probable que el temor de los nativos de California de “El Grande” sea realista, dado que el proceso en cuestión es un desgarro de la corteza terrestre de tal manera que en algún momento, California será parte de una larga cadena de islas separadas de la cercana tierra firme, así como lo es ahora la isla de Vancouver. El temor de “El Grande” no puede estar fuera de lugar en estos días, ya que es bastante claro que los terremotos están escalando en número en todo el planeta, y lo han estado sido durante varios años. Además, las tendencias siguen apuntando a terremotos más grandes, así como más terremotos.

    El modelo de Planeta en Expansión explica bien este fenómeno global observable, y además también proporciona una idea de las probables ubicaciones de terremotos de gran escala, yendo hacia adelante hacia el actual proceso de expansión. Tales lugares, obviamente, incluyen a Pakistán, y California. Aunque, como nota marginal, California, si bien pudiera desprenderse de la parte continental, no se hundirá en los océanos. Será una isla muy grande.

    Sin embargo, California sigue caminando alrededor de un sucio acontecimiento de incumbencia de todos.

    Manteniéndonos en el tema de los terremotos por un momento, tenemos que examinar la idea de que una esfera como la tierra, sufriendo expansiones tanto continuas como en impulsos de crecimiento o expansión, se puede lógicamente esperar que en las zonas de desgarro o fractura, los terremotos aumentarían en frecuencia e intensidad. Además, y algo que inicialmente no fue evidente, es que los terremotos ‘escalarán’ hacia arriba, lo que es decir, se volverán más superficiales con el tiempo.

    Esto se debe a las fuerzas de expansión actuando sobre la tierra, inicialmente en el centro del planeta y luego abriéndose su camino a la superficie durante el evento. Esta tendencia deberá avanzar a un ritmo constante mientras la tierra continúa en fase su fase de expansión de “impulsos”.

    Los terremotos seguirán aumentando cada vez más a sismos superficiales, aunque desafortunadamente para nosotros, formas de vida aquí en la tierra, estos temblores probablemente también aumentarán en magnitud a medida que avanzan hacia arriba. El resultado probablemente sea mucho más daño de los terremotos a nivel global, y algunos terremotos más bien espectacularmente perjudiciales se producirán en los próximos años al impactar la fisura la habitación humana.

    En las regiones que apoyen el fenómeno, la licuefacción hará que grandes extensiones de tierra en realidad “se suavicen bajo sus pies”. Esto no es bueno para los edificios que dependen de ‘tierra firme’ como apoyo. Otras áreas, incluidas las regiones montañosas, sufrirán grandes, y repentinos hundimientos, que pudieran producir horribles deslizamientos de tierra .

    Cuando los hundimientos se encuentran cerca de los extremos terminales de un desgarre ‘activo’, cabe esperar que los terremotos también producen lo que se conoce como ‘deslizamientos de largo alcance’.

     

    Estos pueden ser devastadores, ya que los lados de las montañas son sacudidos con tanta violencia que los suelos se convierten en una suspensión coloidal de aire/agua/roca/grava que fluirá como un lahar y puede recorrer hacia abajo a un valle hasta el punto de correr a más de 40/cuarenta kilómetros si la forma de la tierra lo permite, o puede correr hacia arriba, por los lados opuestos de las montañas para alcanzar casi la altura con la que comenzó el deslizamiento.

    Otras preocupaciones para los seres humanos incluirá todo tipo de estructuras por debajo de tierra, e infraestructura como las tuberías a ser perturbados.

    Aunque no es omnipresente en todo el planeta, las regiones así tocadas probablemente se verán muy afectadas. Hay áreas en todo el planeta donde antiguos sistemas de riego, algunos espectacularmente largos, han sido “arrancados” en varios pedazos por el movimiento de tierra en el tiempo. En un ejemplo de lo que hoy es el oeste de China, el canal se ha roto casi en su punto medio de 13 kilómetros, y las dos mitades de la ruptura están separadas por 20/veinte kilómetros. De hecho, este canal de riego ahora incluso parece estar en dos valles distintos.

    Nuevas grietas en el Perú, y ahora importantes deslizamientos de tierra en Bolivia, grandes terremotos en la costa de Japón… todos tenemos que prestar atención, el cambio planetario está sobre nosotros.

    En los meses por venir, la progresión del ciclo solar nos permitirá saber si y cómo estos nuevos niveles de radiación solar afectarán la vida humana aquí en la tierra. Podemos esperar que más terremotos también estén asociados con una mayor actividad volcánica.

    Esto podría ser muy malo. Puede ser que tengamos todo tipo de ceniza volcánica en el aire, afectando los viajes aéreos, las plantas y la respiración … todas las cosas vitales … pero entonces, ¿adivinen qué, la ceniza volcánica en suspensión en el aire es casi tan buena como una magnetosfera para mudar la radiación.

    Es previsible que grandes extensiones de mar abierto se produzcan mientras el planeta se expande, y teniendo mucho menos masa que los continentes, también es previsible que el fondo del océano desarrollara agujeros en la corteza submarina, donde el nuevo material puede elevarse. Esto es necesario para igualar la masa planetaria debido a las fuerzas centrífugas afectando al planeta cuando giramos, y orbitamos (dentro de un complejo de baricentros).

    Es una necesidad que la tierra tenga nuevas tierras en medio de la placa del Pacífico, o tendríamos la redistribución del agua del planeta tratando de equilibrar la masa durante nuestra rotación diaria.

     

    Esto, previsiblemente conduce hacia la idea de que Hawai pudiera ver una cantidad desproporcionada de la actividad durante los eventos de expansión ahora y en el futuro, debido a su posición. Ya el agujero en la corteza está creando nuevas islas para romper la superficie del océano que está, no obstante, empujando las islas de Hawai existentes hacia el noroeste.

    Además es predecible que la Antártida se partirá al crecer el planeta. Dado que el continente será levantado en sus bordes por la expansión del planeta, es de esperar que los glaciares se agrietarán primero (ángulo más agudo involucrado), proporcionando pistas sobre las tensiones que afectan la roca subyacente.

    Una vez más, ya que las fuerzas que afectan al continente han de ser las fuerzas de elevación en los bordes de la plataforma continental, también podría seguir que algunos movimientos de algunos glaciares pudieran cesar, o incluso invertirse. También parece lógico que las fisuras se desarrollarán tanto dentro de los glaciares, como en la superficie en cantidades tales que se asemejan a “grietas” en la cerámica.

    Es de esperarse que se producirá niveles muy grandes de perturbación glaciar, incluyendo el movimiento de mucho más hielo flotante de lo que ha sido habitual durante el último siglo. Esto pudiera incluir cantidades extraordinarias de nuevos glaciares flotantes de proporciones asombrosas. A medida que estos entran en los océanos, las olas se extienden y afectan a las comunidades costeras de todo el planeta.

    Sin embargo, tenga en cuenta que serán olas, y no un aumento de los niveles de agua… al menos no de los glaciares y no por algún tiempo. Se ha estimado que puede tardar hasta 20/veinte años para que las grandes masas de hielo aumenten los niveles globales del océano. Esto se debe a las mismas fuerzas que crean y sostienen las aguas en el abultamiento ecuatorial.

    Además la masa del hielo entrando en el agua empuja el agua fuera, en todas las direcciones posibles, al no estar limitada por tierra o por otro hielo. Así que los efectos de los deslizamientos glaciares son más un desastre en cámara lenta. Incluso si el nuevo hielo marino fuera a elevar el agua por varios cientos de metros a nivel mundial, el desplazamiento no es instantáneo, y será rastreado a lo largo de años, no días.

    También América del Norte se separa más lejos de América del Sur… probablemente no en el Canal de Panamá.

    Más bien, la separación será más probable que ocurra como resultado de un movimiento de «atracción» desde América del Sur al intentar el continente ajustar su posición en relación con el nuevo ecuador. Observe que a medida que crece la tierra, la posición del Ecuador se desplazará ligeramente, en relación con los continentes.

     

    Tanto en América del Sur como en África, el ecuador atraviesa los continentes, y por lo tanto están también dentro del “arco” a través de la protuberancia ecuatorial.

    El resultado de este posicionamiento serán grandes, profundas y violentas grietas al tratar esas partes de los continentes que están al norte del ecuador tratar de continuar desplazándose hacia el norte, mientras que esas partes al sur del pico de la protuberancia se niegan a ‘subir’ al norte . Se puede observar tanto desde la nuevo cisma en África, así como la forma y la posición del valle del río Amazonas, que ambos continentes ya están respondiendo a estas fuerzas de abultamiento ecuatorial.

    Es de esperarse que los efectos secundarios de aumentos muy grandes en volcanes y erupciones de todo tipo producirán problemas en la atmósfera. Estos se extienden desde las zonas de exclusión aérea, debido a grandes volúmenes de ceniza corrosiva, tal vez cerca de un alcance mundial, a veces, a niveles de gases peligrosos, produciendo ‘zonas de no respirar’ como más o menos fenómeno “local”. Además, se puede especular que el aumento significativo de actividad volcánica en un período relativamente corto aumentará la probabilidad de una nueva edad de hielo.

     

    En fin..Esperaremos acontecimientos….aunque en el ambiente se palpa un cambio…

     

     

     


     

     

     

 

 

Publicado noviembre 21, 2012 por astroblogspain en Uncategorized

Extraterrestres en la Antiguedad….?   2 comments

Son muchos los expertos que tras analizar las culturas milenarias que poblaron la Tierra, llegan a la conclusión de que en todas se ve la influencia de seres extraterrestres, o civilizaciones más avanzadas..

La llamada teoría de los antiguos astronautas supone que seres extraterrestres hayan visitado la Tierra, y este contacto esté conectado con el origen o el desarrollo de las culturas humanas, las tecnologías y las religiones. Una variante común de la idea es que la mayoría de las deidades, si no todas, en las religiones son en realidad extraterrestres, y sus tecnologías fueron tomadas como evidencia de su condición divina.

Estas propuestas se han popularizado, sobre todo en la segunda mitad del siglo XX, por los escritores Erich von Däniken, Zecharia Sitchin, Robert K. G. Temple, y David Icke. La teoría de los antiguos astronautas se ha utilizado ampliamente como una trama de la ciencia ficción, pero la idea de que realmente existieran no es tomada en serio por la mayoría de los académicos, y ha recibido una atención escasa o nula.

File:Ancientastronauts.jpg

Pinturas rupestres de Val Camonica, Italia se cree que representan deidades olvidadas, los defensores afirman que estas imágenes se asemejan a los astronautas de hoy en día a pesar de ser pintados en el 10 000 AC

Los defensores de las “teorías de los antiguos astronautas” a menudo sostienen que los seres humanos son descendientes o creaciones de seres extraterrestres que aterrizaron en la Tierra hace miles de años. Una idea asociada es que gran parte del conocimiento humano, la religión y la cultura vino de los visitantes extraterrestres en la antigüedad, en la que los astronautas antiguos actuaron como una “cultura madre”. Defensores de los “antiguos astronautas” también creen que los viajeros del espacio exterior conocidos como “astronautas” construyeron muchas de las estructuras en la tierra como la pirámides de Egipto y las cabezas Moái de piedra de la Isla de Pascua o ayudaron a los seres humanos en su construcción.

Los proponentes argumentan que la evidencia de los “antiguos astronautas” proviene de las lagunas en los registros históricos y arqueológicos, y también mantienen que las explicaciones incompletas de datos históricos o arqueológicos apuntan a la existencia de “antiguos astronautas”. Dicen que las pruebas incluyen artefactos arqueológicos que según ellos son anacrónicos o más allá de las capacidades técnicas de las culturas históricas con las que están asociados (algunas veces referido como “Oopart“), y obras de arte y leyendas que se interpretan como el contacto extraterrestre o con tecnologías extraterrestres.

Ciertos académicos han respondido que las lagunas en el conocimiento contemporáneo no tienen que demostrar que tales ideas especulativas de los antiguos astronautas son una conclusión necesaria. Francis Crick, el codescubridor de la estructura de doble hélice del ADN, sin embargo, creía firmemente en lo que él llamaba panspermia, el concepto de que la tierra fue “sembrada” con vida, probablemente en forma de algas verde azuladas, de especies extraterrestres inteligentes, con el propósito de garantizar la continuidad de la vida. Se cree que esto se pudo haber hecho en cualquier número de planetas de esta clase, posiblemente utilizando transbordadores tripulados.

Thomas Gold profesor de astronomía sugiere una “teoría de la basura” para el origen de la vida. Su hipótesis dice que la vida en la Tierra podría haberse propagado de una pila de residuos de los productos de dumping por accidente en la Tierra hace mucho tiempo por los extraterrestres

Kimberley al noroeste de Australia, es una zona remota, tan poco poblada como visitada, con grandes ríos y magníficos paisajes de tonos rojizos. Es esta zona fueron descubiertas en el año 1838, gran cantidad de pinturas rupestres un tanto especiales,  Los aborígenes los llaman “wandjinas”.

 Las pinturas descubiertas sobre las son unas figuras de gran tamaño, llegando a medir hasta seis metros, y con unos rostros blancos y sin boca. Sus cabezas están rodeadas por   semicírculos en forma de herradura  que parece irradiar una especie de energía.

Los aborígenes dan a estas figuras el nombre de “wandjinas”, y aseguran que no fueron realizadas por sus antepasados, sino que fueran hechas por los propios seres a los que representan cuando éstos descendieron a la Tierra en tiempos muy antiguos, unos seres que trajeron la civilización y la prosperidad y, al igual que otros dioses del resto del mundo antiguo, su símbolo era la serpiente emplumada.

En estas pinturas aparecen figuras de seres calzados con sandalias (cuando los aborígenes siempre han ido descalzos), variando el número de dedos de las manos y de los pies de 3 a 7.

De todas la figuras, destaca una que representa a un hombre, vestido desde los pies hasta la cabeza con una túnica de color rosa, con un circulo doble rodeando su cabeza, también de color rosa y oro, y sobre la zona de color rosa, una especie de inscripción con 6 letras o números escritos en un alfabeto totalmente desconocido.

El  orígen de estas figuras llama la atención por una de las leyendas aborígenes que cuenta que una vez se libró una terrible batalla en Uluru durante el Tiempo de los Sueños, cuando un pueblo conocido como Los Hombres Serpiente , atacó para dar muerte a los pueblos que habitaban la zona. Bulari  la Diosa madre de la Tierra, logró vencerlos con una nube de gases letales, y muchos de esos   Hombres Serpiente, permanecen encerrados en una prisión bajo el Uluru, el punto más sagrado de toda Australia, más conocido por el nombre de AYERS ROCK, una enorme colina de granito que cambia de color durante el día y asombra a cuantos la visitan, por constituir una de las maravillas del mundo mineral.

En  otros de los puntos sagrados de los aborígenes australianos, también se libraron duros combates entre el Dios del Sol, que llegó del cielo en una nave y el Dios de la Tierra. Los vestigios de estas luchas quedaron reflejados en los extraños monolitos y formas que se encuentran diseminados por toda Australia.

Otra leyenda habla de una raza de gigantes vivía en Australia, y su altura alcanzaba en algunos casos los 5 metros. En mayo de 1.970 fue descubierta una huella de un pie humano de 59 centímetros de largo por 18 de ancho. Una impresión en yeso se puede ver en el Mount York Natural History Museum en Mount  Victoria.

Hachas de mano, mazas, cuchillos y otras herramientas, cuyo peso oscila entre los 5 y 16 kilos han sido localizados en excavaciones en las Montañas Azules de Nueva Gales del Sur. Estas herramientas sólo pudieron ser fabricadas y utilizadas por gentes de estatura y fuerza descomunal, seres con una talla el doble de la de una normal.

La datación de estos útiles se fijó en torno a los 100.000 años de antigüedad.

Las Estatuillas Dogu

La civilización Jōmon-jidai
fue el primer pueblo ceramista y estos fueron los creadores de estas
estatuillas. Las estatuillas Dogu tienen entre 500 y 6000 mil años de
antigüedad. Muchos expertos han querido ver en los trajes de estas
estatuillas como si fueran trajes de astronautas de la antigüedad, de
hecho se han encontrado 30 puntos de coincidencias.

Estas estatuas estaban enterradas ritualmente, bajo túmulos que se encuentran
en la isla de Honshū, no tienen pies y estaban como concebidas para
estar colgando o flotando, lo que ha hecho que muchos especulen para
relacionarlas con figuras voladoras incluso con figuras del panteón
sintoista.

en Saqqara egipto es el hogar de la piramide del rey josed constuida hace mas de 4000 años es la mas antigua de la piramide egipto ,tambien es famosa por tener los mas antiguos cementerios de egipto lo que le dio el nombre de la ciudad de los muertos donde los arqueologos desenterraron una antigua tumba que contenia los restos de un ofilia del siglo tercero A.C , se encontro un pequeño artefacto de madera que parecia un ave junto con un papiro que decia QUIERO VOLAR el modelo paso desapercibido hasta 1969 hasta que un egiptologo noto algo muy distinto en el modelo de el ave,noto que las alas no son las de un ave , se ha planteado la idea de que representa una aeronave, despues de diversas prubebas se comprobo que era un excelente modelo de diseño de una aeronave que incluso actualmente se utilizan y que lo unco que impedian que volara era la falta de un timón o elevador estabilizador posterior , los modelos computarizados parecen comfirmar que el ave de madera es capaz de volar pero como podrian volar una aeronave en el antiguo egipto?

En lo que se conoce como irak ,se conoce como la cuna de la civilizacion entre los años 3500 y 1900 antes de cristo el area fertil entre el rio tigris y eufrates fue el lugar de los sumerios ,ellos fueron una de las primeras culturas que onstruyeron calles y una cuadricula casi como nueva york inventaron los adoquines,un sistema de cloacas e incluso inventarion la primera forma de escritura al usar escritura cunaiforme en tablas de arcilla,en el siglo 19 , arquologos que exploraban las antiguas ruinas de minibe hallaron 22000 tabletas con textos que al ser traducidos , describian muchas historias parecidas a las de la biblia judeo-cristiana,casi todas las historias como la la de genezis guardan todas tiene procedentes de los antiguos sumerios,en 1976 el autor Zecharia Sitchinpublico una serie de libros llamados cronicas de la tierra,segun sitchin las tabletas describen una rara raza alienigena llamada los annunaki segun sitchin el planeta natal de los antiguos astronautas necesitaban oro y el contenido en su planeta se agotaba por lo tanto vinieron a extraerlo en nuestro planeta, para los extraterrestres el oro debe ser un recurso importante si se parecen a nuestra sociedad hacen que necesiten energia electrica y el roo es un excelente conductor y su maleabilidad y su capacidad para formar alambre de oro y usarlo como nano particulas lo convertiria en un importante uso tegnologico para cualquier ser inteligente que alcanze ese nivel de uso

 

En las leyendas chinas se asegura que “los primeros hombres llegaron a la Tierra en huevos de oro rojo” y están plagadas de descripciones de aparatos aéreos ascendiendo y descendiendo estruendosamente y de combates aéreos entre dioses muy al estilo de las crónicas hindúes ( dos de las tradiciones más antiguas de la Tierra ).
Principalmente se encuentran detalladamente descriptas en el Feng-Shen-Yen-i, el Liu-Shi-Ch’un-Ch’iu, en “Ciencia Natural” y más recientemente ( año 2 ) en el Nuevo Libro de Los Tang.
La tribu adjanti, en África cree que los dioses enviaron desde los cielos siete humanos para poblar el mundo. Los Torut por su parte adoran un dios que tenía apariencia humana pero era alado y otro que poseía nueve pies que eran como rayos.

En Tibet se describe un “huevo cósmico” que “sin tener manos ni pies tenía la facultad del movimiento.Sin poseer alas, podía volar.
Cuando finalmente se rompió su cáscara, del huevo salió un hombre”.
Las leyendas japonesas contenidas en las crónicas Kojki, Nihongi y Kujiki narran el descenso de ocho dioses desde el cielo y su posterior regreso, en un aterrizaje acompañado de humo y ruidos producto del poder de su naturaleza divina. Relatan que durante un largo período los dioses que bajaron del cielo mantuvieron contacto con los emperadores humanos

Los esquimales poseen tradiciones que aluden a la presencia de seres primigenios de estatura muy superior a la de los hombres que volaban en sus “casas mágicas” que con su fuego “hacían arder instantáneamente la nieve”.

Una de las leyendas y tradiciones más intactas que se conoce es la de los indios Hopi, que actualmente sobreviven en Arizona, Estados Unidos.

Sus dioses celestes se llamaban KATCHINAS, y procedían de “un sistema de doce planetas”(sic) muy alejado de la Tierra que utilizaban “escudos voladores” con “forma de lentejas”, y que no necesitaban recargar gasolina, sinó que utilizaban algo que los indios describen como “una especie de fuerza magnética”

Las epopeyas hindúes son las más completas y abundantes: en el Mahabharata y el Ramayana hay explicaciones que rayan lo científico sobre las naves de guerra que utilizaban los dioses en sus enfrentamientos entre sí (“vimanas”) hasta tal punto que varias universidades hindúes están trabajando en proyectos aeronáuticos actuales tomando como referencia la información que ofrecen los textos sánscritos.

En Palenque, México, un hallazgo de solidez indestructible, debería ser prueba definitiva de la fascinante teoría de los antiguos astronautas: dentro de la pirámide de Palenque, se encuentra el sepulcro en el cual, según está explicado en la propia tumba, descansan los restos momificados del dios Kulkulkan ( lo confirman además sus suntuosos objetos fúnebres ), llamado también El Señor de Palenque o El Hombre de la Máscara de Jade.

La tapa de dicho sepulcro se encuentra esculpida con una imágen asombrosa: un hombre ( supuestamente el propio Kulkulkan ) sentado en el interior de una nave espacial indiscutible aún para el más necio, con sus palancas de comando claramente representadas e incluso el detalle de la expulsión de gases o fuego. El hallazgo superó absolutamente todas las pruebas de autenticidad, incluída la del carbono 14 que arrojó una antiguedad de por lo menos 10.000 años.

En Moscú, se llevó a cabo una investigación bajo la dirección del Dr.Valentín Fomenko ( miembro del Consejo Científico de la RIAP ) de la llamada “Esfera Negra” encontrada en Ucrania durante las excavaciones en una mina de arcilla, y que podría ser la primer muestra de antimateria de la historia ( tendría unos diez millones de años de antiguedad ).La esfera tiene una forma ovoide perfecta y está compuesta en su interior por un cristal oscuro

Al tomarle una radiografia, se comprobó que el núcleo, semejante a medio huevo, poseía una densidad menor que cero, es decir masa negativa, lo cual llevó a suponer que podría ser antimateria ( probablemente para utilizarla como combustible de propulsión en naves espaciales ).

Dioses del Tassili, Desierto del Sahara:

la Capilla Sixtina del Paleolítico

Tassili, macizo montañoso situado en el Sureste de Argelia, con una extensión de 800 kilómetros de largo por poco más 60 kilómetros de ancho, muy cerca de Libia, “tassili” significa meseta de los ríos en lengua tuareg o, meseta entre dos ríos, “tassili-n-azyer”. En tiempos remotos vivió un pueblo que pintó en las cuevas más de 5.000 dibujos (5.000 catalogados, aunque se supone que esta cifra se puede duplicar en áreas no exploradas todavía), convirtiendo este conjunto de pinturas en lo que para algunos expertos es “la Capilla Sixtina del paleolítico”.

En medio de uno de los desiertos más inhóspitos del mudo a partir, de una fecha que se estima en ocho milenios antes de Cristo, desconocidos pueblos prehistóricos que se sucedieron a través de largas épocas sin cronología, pintaron con estilo impecable miles de figuras en el interior de las grutas de la desolada meseta de Tasili-Ajjer, cercana del macizo de Ahaggar.
Las primeras noticias referentes a este maravilloso “museo” se conocieron en Europa en los años de la primera guerra, difundidas por asombrados oficiales de la Legión Extranjera que se habían aventurado hasta regiones situadas a más de 1400 kilómetros de Argel. Sin embargo, recién en 1933, los Arqueólogos y geógrafos franceses pudieron observar algunos apuntes de las pinturas, tomados por el Teniente Charles Brenans, a la sazón comandante del puesto de Djanet, quien al practicar un reconocimiento con su escuadrón de camelleros en la yerma meseta descubrió algunas cuevas cuyas paredes se hallaban cubiertas de pinturas. El entusiasmo se propagó de inmediato en ciertos centros científicos pues la existencia de antiguas poblaciones capaces de reflejar mediante diseño y el color, escenas de la vida material, espiritual y religiosa, constituían un indicio cierto de que e inhóspito Sahara no siempre había sido una inmensa extensión inhabitable. La hipótesis sostenida por varios estudiosos en el sentido de que el desierto fue hace 4.000 años una región fértil, poblada por numerosos grupos tribales hallaba así una sorpresiva confirmación.

EL INCANSABLE HENRI LHOTE

Luego de los primeros comentarios y especulaciones en torno del suceso, transcurrieron varios años hasta que un reducido grupo de especialistas en cuestiones saharianas efectuara una breve e incompleta recorrida por los peñascos del Tasili, verdadero reino de la desolación y del silencio opresivo. La guerra frustró cualquier intento serio de investigación y los exploradores retornaron a prestar servicios en las fuerzas Armadas francesas. Entre ellos se hallaba un personaje singular por su inquebrantable voluntad y su pasión por el desierto: el etnólogo Henri Lhote.

Huérfano desde niño comenzó a trabajar a los 14 años y luego de incontables esfuerzos un grave accidente malogró su carrera de aviador militar. A los 20 años buscó la manera de penetrar en el desierto y luego de varios intentos halló una insólita salida. El director de los territorios del sur le ofreció los 2.000 francos de la partida que poseía para combatir la langosta en el desierto. Con esta exigua suma, Lhote compró un camello, algunos libros sobre la langosta y tomó camino del desierto con un total desconocimiento de los peligros que podrían aguardarlo en ese océano de arena. Allí paso tres años completos alejado de la civilización. Recorrió el Sahara en varios sentidos en viajes que sumaron más de 80.000 kilómetros y trabó amistad con los tuaregs que pueblan la región de los ríos secos en el macizo del Ahaggar. Por su conocimiento del desierto y de los grupos sociales nativos, la sorbona lo premió con un doctorado. Estimulado por esta distinción y cuando se aprestaba a organizar una expedición para rescatar de la piedra la enigmática figura de los “dioses” del Tasili, estalló la segunda guerra.

Ya en servicio, una lesión en la columna vertebral redujo a Lhote a un lecho de inválido donde hubo de permanecer 10 años tendido de espaldas. El destino volvía a interponerse entre él y su sueño de trasladar al papel aquellos tesoros del arte arcaico que había admirado durante sus exploraciones en el corazón del Sahara.

A comienzos de 1956 luego de obtener la ayuda del gobierno francés y de diversas entidades científicas pudo al fin organizar la expedición. No sólo el viaje, sino también la permanencia en esas regiones de aridez implacable donde gran número de desfiladeros jamás habían sido hollados por el hombre, presagiaban toda clase de riesgos. Pero Henri Lhote había tenido que postergar varias veces su deseo, como para retroceder ante el peligro.

UN PAISAJE LUNAR EN MEDIO DEL SAHARA

En febrero el equipo Lhote se pone en marcha hacia lo desconocido. Treinta camellos , un guía tuareg, dos auxiliares y los especialistas:
George Le Poitevian (43 años), pintor apasionado por el mar y el Sahara .-Claude Guichard (23 años), minucioso fresquista .-Jaques Vilet (20 años), cumplidos en Tasili,
alumno de la Escuela de Artes Aplicadas .-Phillippe Letellier (20 años), fotógrafo y cineasta de lamisión .-Irene Montandon, diplomada en lengua beréber, que vivía entre
los tuaregs y que participaba durante tres meses en la expedición.

Las jornadas son agotadoras. Partiendo de Yanet comienzan los desfiladeros de montaña. Situada a más de 700 metros de altura la meseta del Tassili. Oigamos al propio Lhote cuando describe la dramática escalada: “Las bestias tienen cortado el aliento por el esfuerzo, la rampa es cada vez más empinada y la mole de pedruscos se va haciendo más imponente. Algunos camellos se desploman bajo la carga que cae rodando torrentera abajo; los hombres deben acudir a todas partes. En los guijarros se perciben huellas de sangre, pues sin excepción todos tienen despellejadas las patas y se han dañado las pezuñas en las aristas cortantes de las rocas. El animal que lleva las grandes cajas con los tableros de dibujo acaba de desplomarse bajo su carga que ha dado contra una peña y está claro que jamás podrá incorporarse. Mando sacar los tableros y tomo la decisión de que nos los carguemos al hombro. Cada uno recibe su parte y aquí comienza el calvario para todos, pues aún no se divisa la cima y el sendero se encrespa más y más bajo nuestros pies…”

Finalmente se cumple la hazaña y en plena meseta de arenisca cada día reserva sorpresas. Ciudadelas rocosas, cuevas acantilados, abrigos en las rocas. Gran parte del terreno donde están dispersas las cuevas

Semeja u un alucinante paisaje lunar “Lo deforme y lo fantástico de sus contornes finge graneros desfondados, castillos de ruinosos torreones, decapitados gigantes en actitud de súplica. Atraviesan ese dédalo y en él se entrecruzan desfiladeros de piso arenoso, angostos como callejas medievales. Quien allí se aventura cree hallarse en una ciudad de pesadilla”. Pero Lhote ha llegado a su meta y comienza el trabajo sistemático de calco y coloreado.

En cada vuelta del laberinto aparecen nuevas colecciones del arte parietal. En general son muy raras las pinturas planas. Las grandes escenas, los cazadores, los arqueros,
las gacelas diminutas o los dioses descomunales y amenazadores se encuentran en superficies cóncavas o convexas. Para calcarlas centímetro a centímetro, es preciso permanecer de rodillas o tendido de espaldas en angostas salientes de roca.

De esa manera se registran cientos de paredes. “Estábamos literalmente trastornados por la variedad de estilos y de temas superpuestos -escribe Lhote-, en suma, nos tocó enfrentarnos con el mayor museo de arte prehistórico existente en el mundo y con imágenes arcaicas de gran calidad, pertenecientes a una escuela desconocida hasta el presente”.

EL GRAN DIOS DE YABBAREN

Después de relevar la región de Tan-Zumaitak y la de Tamir, el equipo de Henri Lhote se dirigió al pequeño macizo de Yabbaren. “Cuando veas Yabbaren -le había dicho su viejo camarada Brenans- te quedarás estupefacto”. Y así fue en realidad. Yabbaren que el idioma de os tuaregs significa “los gigantes” se distingue por las presuntas representaciones humanas, gigantescas y desconcertantes. “Cuando nos encontramos entre las cúpulas de areniscas que se parecen a las aldeas negras de chozas redondas- dice Lhote- no pudimos reprimir un gesto de admiración hasta el punto el caos es salvaje e impresionante”. El conjunto constituye una verdadera ciudad, con sus callejas, sus encrucijadas, sus plazas; y todas las paredes están cubiertas con pinturas de los más diversos estilos, aunque sobresalen los “dioses de cabeza redonda”, frescos de gran tamaño pintados en los tiempos prehistóricos, tal vez entre los 7.500 y 8.000 años antes de Cristo. Estas figuras que no reflejan evidentemente a los seres que habitaron aquel macizo de arsenica, se asemejan a posibles cosmonautas remotos. Tal vez se representen a Seres sensibles superiores que en una época prácticamente atemporal, descendieron en la entonces hospitalaria meseta y ante el temor reverencial de los nativos recorrieron su callejas observando la convivencia de los primeros grupos humanos. El mismo Lhote luego de observar al gran dios de seis metros de alto pintado en el techo combado de un abrigo profundo, escribió: “Hay que retroceder un tanto para verlo en conjunto. El perfil es simple, y la cabeza redonda y sin más detalles que un doble óvalo en mitad de la cara, recuerda la imagen que comúnmente nos forjamos de un ser de otro planeta. ¡Los marcianos! Qué título para un reportaje y qué anticipación . Pues si seres extraterrestres pusieron alguna vez pie en el Sahara, hubo de ser hace muchísimos siglos ya que las pinturas de esos personajes de cabeza redonda del Tasili, cuentan, por lo que colegimos, entre las más antiguas. Los “marcianos” -prosigue- abundan en Yabbaren y hemos podido trasladar no pocos frescos espléndidos referentes a su estadía. Brenans había señalado algunos pero las mejores piezas le habían pasado por alto pues son prácticamente invisibles y para volverlas a la luz ha sido menester un buen lavado de las paredes con esponja”.

Entre estos descubrimientos aparece un gran fresco cuya figura central es el “dios astronauta” al que Lhote considera representante de un período algo anterior (cabezas redondas evolucionadas) al del “dios marciano” (cabezas redondas decadentes).

Henri Lhote clasificó en distintos grupos estos dibujos que, en algunos casos alcanzaban los 10.000 años de antigüedad y en los que se podían apreciar sorprendentes seres con escafandras, monos ceñidos, botas, extraños equipos e indumentarias, y en ocasiones, con un aspecto físico propio de los más imaginativos guionistas de películas de ciencia-ficción que ha dado Hollywood. En su estudio estableció los siguientes grupos:

A) Seres de cabeza redonda y cuernos de pequeño tamaño.
B) Diablillos.
C) Dibujos del Período Medio con hombres de cabeza redonda.
D) Hombres de cabeza redonda evolucionada.
E) Período decadente de las cabezas redondas.
F) Hombres de cabeza redonda muy evolucionada.
G) Período de los Jueces de Paz o terminal.
H) Hombres blancos longilíneos del período prebovidense.
I) Hombres cazadores con pinturas corporales del período bovidense antiguo.
J) Estilo bovidense.
K) Período de los carros.
L) Período de los caballos montados o de los hombres bitriangulares.

Del mismo modo, la aparición de algunos simbolos junto a los dibujos han hecho suponer a varios investigadores la posible existencia de una escritura de hace más de 5.000 años, un duro golpe para las tesis oficiales que siguen manteniendo a la región de Mesopotamia como la cuna de la escritura y de la civilización.

Sin embargo, los presuntos “extraterrestres” se repiten también en Azyefú, en Ti-n-Tazarif y en Sefar. En Ananguat, dentro de un fresco de estilos diversos se observa un extraño personaje a que con los brazos tendidos hacia delante sale de un curioso ovoide. Al respecto, Lhote ha escrito lo siguiente al describir el fresco. “Más abajo, otro hombre emerge de un ovoide con círculos concéntricos que recuerda un huevo, o más problemáticamente un caracol. Toda prudencia es poca para interpretar semejante escena, ya que nos hallamos ante unos temas pictóricos sin precedentes”.

Estas palabras del célebre explorador que rescató el patrimonio artístico de desconocidos hombres prehistóricos, señalan con exactitud los términos en que se halla planteado el enigma de muchos frescos del Tasili. Cualquier afirmación puede ser aventurada.

Los “dioses de cabeza redonda” constituyen una hipótesis fascinante que se refuerza con múltiples indicios provenientes de distintas partes del mundo referentes a la posible irrupción de seres espaciales en el remoto pasado. La incógnita persiste. Aún hoy – la inhóspita meseta sahariana el gran dios astronauta permanece indeleble en la pared de roca. Su silueta recortada con cerco rojo duplicado con cerco amarillo, es acaso un testimonio mudo de seres que llegaron de las estrellas; de inteligencias superiores provenientes de algún lugar remoto del cielo, inconcebible para nuestras mentes. Condicionadas para percibir sólo un fragmento de la totalidad.

Egipto:

INTRINCADA EXCAVACIÓN
En 1987 el egiptólogo francés Louis Caparat comenzó las negociaciones con el gobierno egipcio con la intención de llevar a cabo una serie de excavaciones en la Gran Pirámide de Keops. La razón era un tanto pedante: Caparat afirmaba que todavía no se habían descubierto las habitaciones más importantes de la pirámide. Solo él y sus tres ayudantes podrían excavar allí y acceder a los tesoros ocultos.
El ministro de educación y el canciller francés de aquel entonces exigieron algún tipo de prueba. Caparat llevó al estrado una serie de planos y manuscritos en donde se afirmaba -de cierto modo- que entre los sitios descubiertos desde principios de siglo hasta la década del 80 existían ciertas zonas en gris. Estos lugares no pudieron ser accesados por los anteriores arqueólogos. Así mismo, Caparat presentó una carta de una empresa norteamericana que ponía a disponibilidad una moderna máquina excavadora, lo cual ayudaría de sobremanera en el trabajo. El ministro pidió una semana de receso en las conversaciones.
En el invierno del 88, Caparat y sus asistentes excavaban ya en Keops. Se le concedió el plazo de cuatro meses con posibilidad de extender el tiempo si se llegaba a encontrar algún indicio. El trabajo fue preciso y llegó a agotar al arqueólogo. No obstante, la tajante persistencia fue su mejor consejero. Día a día avanzaban con rapidez. La excavadora americana funcionaba con increíble acierto. Llegó a trabarse en algunos tramos.
Al poco tiempo, uno de los ayudantes de Caparat – Ernest – comenzó a tener cierto malestar en el pecho. No podía ingerir alimento alguno. Vomitaba de forma extraña, no lograba conciliar el sueño y se quejaba cuando le tocaban. Una sugerente marca roja le rodeaba el cuello.
El arqueólogo le acompañó hasta el hospital más cercano. Para su mala suerte debieron internarle. Los médicos le examinaron. Al parecer sufría de un virus no identificado que atrofiaba los conductos internos de los pulmones. Las fosas nasales emanaban gran cantidad de flemas de un color rojizo.
Como precaución, el médico le pidió a Caparat que detuviese las excavaciones. Podría ser algún tipo de trampa creada y desarrollada por los egipcios antiguos.
El arqueólogo afrontó una seria decisión. O abandonar definitivamente la excavación, o continuar por su cuenta. Los otros ayudantes se negaron a prestarle servicios. Temían contagiarse.

EL DESCUBRIMIENTO
En la plenitud de la investigación, Caparat atravesó largos túneles y sobrevivió a cualquier inconveniencia tanto climática como física. Era común que la presión atmosférica fuese baja, lo cual le impedía respirar correctamente. Por esta razón trabajaba desde las 6 de la mañana hasta las 3 de la tarde. A posteriori se dedicaba a analizar los resultados y anotarlos en sus registros.
Una semana antes de que se venciese el lapso programado por el gobierno egipcio, Caparat halló lo que aparentaba ser el principio de una entrada. Marcó el borde superior con su instrumental, una pequeña escoba de mano le ayudó a limpiar el terreno. La tierra era espesa. No se dejaba manejar fácilmente. Caparat descubrió tres jeroglíficos entrelazados por lo que parecía ser un ramo de olivo. Tardó aproximadamente una hora en decodificarlos. Los signos hacían referencia al faraón Keops y a sus condescendientes. El arqueólogo -emocionado- se comunicó con el canciller francés. La excavación recibió apoyo directo del gobierno egipcio. El que antes era un simple soñador, era reconocido como un talentoso investigador. Aunque todavía quedaba mucho por descubrir, Keops asombraría nuevamente al mundo.

LA TUMBA DE CRISTAL
Una centena de hombres y 61 días fueron suficientes para librar de obstáculos la preciada entrada. La puerta yacía en buen estado. Mostraba una cantidad interesante de figuras, representadas en bajorrelieves de fino corte. Con la ayuda de un remolque externo se logró derribar las trabas que impedían abrirla. Los científicos cubrieron sus rostros con máscaras. Examinaron, con precaución, el lugar. Estaba completamente oscuro.
Caparat fue el primero en avanzar en tierra desconocida. Para su sorpresa, la recámara contaba con dos círculos de unos 20 centímetros (aproximadamente) ubicados en ambos extremos del sitio por los cuales ventilaba aire. La sorpresa no se hizo faltar. Caparat se topó con una gigantesca tumba de cristal macizo. Llamó a sus asistentes -que habían regresado a sus tareas luego de la buena nueva- y les pidió que alumbrasen el objeto a la brevedad. Para el horror de muchos, un cadáver yacía dentro de la tumba. Y no parecía ser humano.
El cuerpo fue depositado en una ambulancia especial y fue llevado a un centro de investigaciones donde se practicarían diversos exámenes. La tensión creció cuando Caparat halló entre las piernas del ser un papiro antiquísimo. Abandonó el lugar y se retiró a sus aposentos en un hotel. El ministro egipcio de relaciones exteriores se hizo presente en la excavación junto con la fuerza policial. Cercó la zona y prohibió el acceso.

EL PACTO DE KEOPS
Transcribió la traducción con severo cuidado a su cuaderno personal. Caparat se asombraba con cada nueva decodificación. Los jeroglíficos no poseían la construcción fonética normal. El estilo variaba por signo. Al parecer, el faraón Keops había firmado un tratado con un alienígena proveniente de un sistema estelar lejano. El ser le brindaba completa protección durante su vida a cambio de refugio.
Así mismo, le explicó el devenir de la historia del hombre. La posibilidad de viajes interplanetarios, de intercambiar personas de mundo a mundo. El faraón, maravillado, aceptó la oferta. Firmaron un pacto en donde se explicitaba que el alienígena podría residir en Egipto el tiempo que desease. La criatura vivió en paz el resto de su longeva vida. La tumba se construyó con un diseño que dibujó antes de morir.
Caparat recibió la visita de la policía en el hotel. Le quitaron el papiro y sus cuadernos. Se le obligó a regresar a Francia.

UNA PROEZA INADVERTIDA
Personalmente, es un tanto difícil de creer que la historia que relata Louis Caparat no esté llevada a la exageración. Me he comunicado con el investigador, quien precisó que ningún hecho descrito fue tergiversado. Volvió a afirmar cada uno de sus postulados. Una cosa es cierta; el ayudante enfermo de Caparat pereció. Consta el registro en el hospital. También es real la excavación. Lamentablemente el actual ministro de relaciones exteriores egipcio no ha querido contestar mis e-mails ni mis cartas. El asunto de la Tumba de Cristal de Keops parece fastidiar a algunos mandatarios. ¿Por qué les molesta hablar sobre algo que nunca existió?

31 diciembre, 2010:

encontrado enterrado en una antigua pirámide. Una misteriosa criatura de entre 150 y 160 centímetros fue hallado por un arqueólogo cerca de Lahun cuando exploraba una pequeña pirámide cercana a la de la doceaba Dinastía de Senusret II.

 
Sin embargo, éste hecho no trascendió inmediatamente. “La momia de lo que parece ser un extraterrestre, data de más de 2000 años y según parece se trataría de un humanoide” dijo una fuente del Departamento Egipcio de Antigüedades, que proporcionó los detalles y las fotografías del hallazgo pero lo hizo bajo condición del anonimato.”
 
 
Las inscripciones en la tumba de la momia demostraron que era un consejero del rey nombrado Osirunet, que significa estrella o enviado del cielo”.

 
El cuerpo momificado fue enterrado con gran respeto y cuidados, acompañado por un número de extraños objetos que hasta el momento los encargados del museo arqueológico no han podido identificar.
 
Según la fuente egipcia, la momia extraterrestre fue descubierta por el Dr. Viktor Lubek, ciudadano checoslovaco y profesor jubilado de la Universidad de Pennsylvania. El arqueólogo localizó el oculto compartimiento mientras realizaba una investigación dentro de una pequeña pirámide al sur de la pirámide principal; Senusret II, la cual contiene a la reina del faraón. En el lugar, además se encontraron algunas mezclas de oro y arcilla que cubría el cadáver, y vestigios de un paño de aspecto similar al lino, cubriendo la piel del enigmático ser.

Los objetos que contenía la tumba incluyen artefactos hechos de un material resistente de tipo sintético que nadie ha podido identificar. Nunca nadie ha encontrado elementos similares en otras tumbas egipcias, por lo que el descubrimiento, sería de gran importancia para la arqueología actual.
 
El mensajero anónimo del cual se ha obtenido la información, asegura además que el hallazgo ha causado una gran consternación entre los funcionarios egipcios, que desean mantenerlo oculto hasta encontrar una explicación plausible sobre la extraña momia.
 
El gobierno ha consultado a un número de respetados arqueólogos, pero hasta la fecha ninguno puede explicar el hallazgo en términos ordinarios.

“La verdad es, que todos los experto que ha visto la momia han concluido que no es de origen terrenal”, dijo la fuente. “Hay una sensación que éste es un extraterrestre quién terminó de alguna manera aconsejando a un rey egipcio”. Pero cada uno en el gobierno se están apartando de esa conclusión porque apoyaría las nuevas ideas de que los antiguos egipcios tenían la ayuda de extraterrestres en la construcción de su extraordinaria civilización. “Los egipcios rechazan creer que su herencia vino del espacio exterior”.
 
 
 
 

Los Dioses llegados de las estrellas

Egipto fue, es y será siempre fuente inagotable de sorpresas. Pero lo más asombroso es que sus conquistas intelectuales y sus logros tecnológicos no aparecieron por una evolución social, sino que de la noche a la mañana surgió de la nada una cultura sorprendente, en donde se desarrollaron técnicas tan asombrosas que posteriormente no pudieron igualarse. El conocimiento preciso de la astronomía, las obras de ingeniería para mover y colocar millones de grandes monolitos de piedra, los instrumentos de óptica y mensuración necesarias para ello y que nunca han aparecido, la forma de entender la farmacopea, la medicina y la biología, las herramientas para taladrar y cortar piedras de dureza extraordinaria… Todo ello se realizó en el Egipto temprano, por aquellos primeros colonos de las riberas del Nilo, con una precisión que luego fue olvidada. Parece que sus mayores logros tecnológicos provienen del periodo predinástico, como si la civilización faraónica fuese la heredera o bien de otra anterior cultura o bien de los argumentos recibidos por contacto directo con los mismos dioses. Y no unos dioses abstractos, sino de presencia tan evidente que no pueden obviarse a la hora de valorar los misterios de Egipto.

Los eslabones perdidos del Antiguo Egipto

A Herodoto le comentaron los sacerdotes que el tiempo transcurrido desde el comienzo de la civilización faraónica hasta aquellos días (490/431 a.C) era de, exactamente, 11.340 años. Estos once milenios son un periodo excesivamente largo como para ser admitido por los historiadores oficiales y nos sumerge en un momento oscuro de una Historia aún no reconocida ni escrita, en donde Egipto fue el escenario en donde, según afirma, habitaron los dioses. En su Historias, libro II, escribe: “…Aún no habían aparecido los dioses en el pasado de Egipto, pero el Sol se había levantado cuatro veces en el cielo desde puntos distintos del actual, y dos veces había salido por donde ahora se pone, y se había puesto por donde ahora sale…”

Techo de la tumba de Senenmut, donde aparece nuestro sistema solar, están cambiados el este con el oeste debido a un cambio de eje, un vuelco del planeta

Este texto de Herodoto nos indica varias cosas. En primer lugar el desconcertante conocimiento de los sacerdotes egipcios sobre la existencia de los cuatro grandes cataclismos que ha sufrido nuestro planeta en los últimos 600.000 años y que han sido refrendados por los estudios del investigador Juan Bonet, recogidos en su libro “El Vuelco de la Tierra”. El último de ellos, acontecido alrededor de hace 13000 años, produjo el fin de la Cuarta Glaciación y es el argumento que utilizan algunos autores para justificar el hundimiento de la Atlántida, la huída de sus últimos moradores y su nuevo establecimiento en el valle del Nilo en fechas aproximadas con el inicio de la cultura egipcia mencionada por los sacerdotes. Pero en segundo lugar Herodoto escribe que posteriormente a esos cataclismos, o sea, después de hace 12000 años, aparecen los dioses. Este relato ha despertado la curiosidad de muchos estudiosos que, simplificando, han tomado dos líneas de investigación para justificar de quién heredaron los egipcios su saber y parte de sus monumentos. Por un lado los seguidores de la teoría atlante y, por otro, los que promulgan la hipótesis de la llegada a nuestro planeta de seres provenientes del espacio. Estos últimos manifiestan que si la Atlántida hubiera tenido la tecnología suficiente, no tendrían que haber esperado 7000 años para que Egipto se desarrollara como conocemos. Por ello aseguran que la prácticamente instantánea aparición en Egipto de una cultura tecnológicamente anacrónica sólo pudo ser consecuencia de un contacto puntual con seres extraterrestres. Aunque, quizás, sólo considerando ambas hipótesis a la vez, podrían tener respuestas todas las preguntasplanteadas.

Adoración estelar, tempo de Abydos

El mestizaje cósmico-terrenal, recurrente en todos los textos sagrados de las principales religiones, tiene en Egipto toda suerte de connotaciones. Aparte de las leyendas y tradiciones, los monumentos que han quedado apuntan a una dirección del firmamento muy definida que señala el hipotético camino que recorrieron los viajeros extraterrestres en su venida.

Papiro con posiciones de estrellas y planetas. Museo de El Cairo

Como es arriba es abajo

El hecho diferenciador de la religión egipcia con otras religiones es que podemos definirla como la única que conoce el lugar de dónde provienen sus dioses, así como el destino interestelar al que irán sus almas después de la muerte. Este dato resulta altamente importante porque cuando Jesucristo asciende a los cielos no señala a qué planeta, sistema solar o constelación se dirige. Cuando se reza el padrenuestro se dice que el Padre está en el cielo, pero sin precisar en cual de las millones de galaxias que existen. En cambio los egipcios lo tenían muy claro: su más allá estaba en la Duat, la porción de firmamento donde se encuentran las constelaciones de El Cazador (Orión) y El Perro (Can Mayor).

Órbita de Sirio

Toda la cultura egipcia se basó en el principio de “como es arriba es abajo”, reflejado en el libro del dios Toth, foto Toht del que sólo quedan referencias, y que posiblemente, según algunos especialistas, fue la fuente de inspiración de La Tabla Esmeralda del mismo dios helenizado como Hermes Trimegistro. Pero este concepto no fue sólo virtual, sino que existen pistas suficientes como para considerar si todo lo desarrollado en el país del Nilo, incluso su propia orografía, serían la concreción en nuestro planeta de un diseño elaborado por aquellos dioses viajeros. Tanto las fotografías del África oriental, que pueden observarse en la página web de la NASA, así como los estudios de Andrew Tomas, permiten barajar la hipótesis de que el Nilo no es un río natural, sino que es un canal joven, realizado artificialmente para que el agua siguiera el curso actual. Dicha perturbación orográfica explicaría la desertización del Sahara, y las cuencas de los ríos que antaño recorrieron el centro del continente y que aparecen hoy completamente secos. Con esta obra de ingeniería habrían conseguido que el río reflejara en la tierra la vía láctea que recorre el cielo. Con este planteamiento, al quedar todas las estrellas que componen la Duat a un lado de la Vía Láctea, construyeron en la orilla occidental del Nilo las monumentales pirámides, que servirían para señalar en nuestro suelo la posición de las estrellas. Con ello las estrellas que componen la constelación de El Cazador quedaron representadas en Egipto, correspondiendo las tres estrellas del cinturón de Orión: Al Nitak, Al Nitam y Mintaka, con las tres grandes pirámides de la meseta de Giza, como desarrolló Robert Bauval en su conocida obra El Misterio de Orión.

Correlación de las pirámides de Giza con la constelación de Orión (Robert Bauval)

Las pirámides de los dioses

El reflejo no quedó únicamente valorado en la representación monumental de los astros, sino que desde entonces se consideró a la orilla occidental del Nilo como el lugar de los antepasados, de la vida del más allá; mientras que la orilla oriental quedó reservada a las ceremonias relacionadas con esta existencia.

La tecnología aplicada en la desviación de las aguas para crear el cauce del actual Nilo no resulta de mayor envergadura que otros restos arqueológicos distribuidos a lo largo de Egipto cuyo origen está en entredicho. De ser los visitantes del espacio los autores de obras como las pirámides de Giza, la Esfinge y su templo, el Osirión

Imposibles bloques de granito del Osirión de Abydos

o el Serapeum, los egipcios tan sólo serían los propietarios en usufructo de un legado remoto. Sólo así se entiende que la meseta de Giza, el balcón natural y majestuoso del delta, fuese respetada durante las tres primeras dinastías. Ninguna tumba, templo o pirámide fue elevada en el lugar más prominente del bajo Nilo, para que los faraones Keops, Kefrén y Micerinos se encontraran con esa milla de oro completamente virgen para edificar sus monumentos. ¿No será más cierto que las pirámides de Giza ya estaban edificadas muchos miles de años antes y que estos faraones sólo fueran usurpadores? No hay que olvidar que en la estela del inventario, del Museo de El Cairo, Keops afirma que la gran pirámide, el templo de Isis, era un monumento de sus antepasados.

Cortes con radial en la meseta de Giza

De ser esta hipótesis cierta en Egipto existirían dos tipos de pirámides, las anteriores a los faraones (usurpadas por la IV Dinastía) y las que construyeron los egipcios para intentar emular las construidas por los dioses. Imhotep, arquitecto del rey Zoser, construyó en Saqqara la primera pirámide “humana” siendo, como las otras 100 que se distribuyen a lo largo del bajo Egipto, una chapucera imitación de las primeras. Resulta que la evolución arquitectónica para construir pirámides no explica que 50 años antes de construir las pirámides de Giza los egipcios no sabían construir pirámides perfectas, y que 20 años después de la IV Dinastía se les olvidó, quedando los monumentos de Giza como una isla de anacrónica tecnología dentro de la cultura faraónica. A tal respecto conviene comparar las pirámides de la III Dinastía con las pirámides de V Dinastía, para comprobar que ambas tienen el mismo patrón de pirámides escalonadas, no ofreciendo problema de ingeniería alguno y correspondiéndose con las herramientas que encontramos del Imperio Antiguo en el Museo de El Cairo. Pero, ¿y las pirámides de Giza?. No existen en los museos máquinas que pudieran con la envergadura de su construcción. ¿Quién las construyó?

Pirámide escalonada en Abusyr, de la V Dinastía, similar a las construidas durante la III Dinastía, ¿dónde está la evolución?

La tecnología se enfrenta a la Historia

Aseguran los estudiosos del mapa de Piri Reis foto piri reis que el dibujo de las tierras que representa se corresponden con la observación de nuestro planeta desde una altura de 10.000 metros en la vertical de El Cairo. Tan raro sería admitir esta aseveración como plantearse que las pirámides de Giza, Dashur y Abu Roash configuran en el desierto un mapa galáctico donde cada pirámide señala la posición de una estrella. Y sin embargo es verdad. Catorce millones de metros cúbicos de piedra, colocados para desarrollar ese increíble mapa, son una buena

Seres observando un disco solar, tumba de Ramsés VI

pista a tener en cuenta para plantearse si unos seres provenientes del espacio tuvieran algo que ver con ello, porque, indudablemente, son muchos millones de bloques para una cultura de la Edad de Piedra que desconocían el hierro o la rueda. Esa visita y el contacto que tuvieron con los oriundos moradores de las riberas del Nilo, sirvió de trampolín para que una cultura de la Edad de Piedra se convirtiera de la noche a la mañana en la civilización más importante de la Antigüedad, cuyo conocimiento, heredado de esos dioses, todavía nos cuesta imaginar.

La Gran Esfinge de Giza

Un monumento controvertido que podría demostrar tanto la antigüedad de aquel período de contacto, como los artífices celestiales que la construyeron es la gran esfinge de Giza. Robert Cuando todos hemos contemplado este monumento hemos podido apreciar lo que tantas veces vimos en documentales o libros: un enorme cuerpo de león tumbado conuna cabeza humana. Indudablemente la cabeza, de proporciones más pequeñas que el cuerpo, corresponde al tallado posterior de la cabeza original. Pero lo más interesante es la pista seguida por Robert Temple para valorar si, efectivamente, el cuerpo es el de un león, como todos suponemos por la gran cantidad de veces que lo hemos oído. Temple se pregunta dónde está el prominente pecho que los egipcios esculpían en todas las estatuas de leones. Tampoco aparecen las elevaciones del animal en los cuartos traseros, cuyas piernas dobladas debían sobresalir del cuerpo. También echa de menos el penacho de pelo del final de la cola. Es decir, para Temple el animal representado en la esfinge no es un león sino un perro, y que se corresponde con la representación egipcia del dios Anubis, el dios apropiado para vigilar y proteger la meseta. Este asunto no es baladí, ya que este simple cambio de conceptos nos invita de lleno a conocer a los verdaderos artífices originales de la obra.

Tribu de los dogones, en Mali

La esfinge no es un monumento construido sino excavado. El terreno pétreo fue desalojado convenientemente para que al final emergiera el cuerpo del animal dentro del foso de la roca madre. En las paredes de este foso se aprecia la erosión acuática producida por la lluvia en un periodo húmedo anterior a que Egipto se desertizara, fecha que debe ser más antigua de los 10000 años. Y si la IV Dinastía no llega a los 5000 años de antigüedad, ¿quién la construyó?.

La tribu de los dogones de Mali y los antiguos egipcios hablaban de unos dioses procedentes del sistema de Sirio, y los asirios y babilonios afirmaban que provenía de los cielos. Tanto los dogones como los babilonios

Gran Esfinge de Giza

abundaban sus informaciones con la afirmación de que la naturaleza de los viajeros era anfibia. Con este dato Robert Temple formuló una teoría interesante sobre la relación entre la Esfinge de Giza y el medio acuático de dichos seres.

En el interior de la meseta de Giza existen grandes cantidades de agua. Algunas tumbas profundas, como la llamada tumba de Osiris, cerca de la calzada de Kefrén, están anegadas. Ya Herodoto mencionó, hablando sobre la tumba de Keops, que “…las cámaras subterráneas en la colina sobre la que se encuentran las pirámides, pretendía el faraón que fuesen sepulcros para él mismo, y las cincundó de agua, practicando un canal desde el Nilo”.

Temple baraja la posibilidad de que el promontorio formado por la

Ser con escafandra y tubo, tumba de Ramsés IX en el Valle de los Reyes

excavación de la Esfinge pudiera ser la colina de la que habla Herodoto, y que los huecos que se han descubierto bajo ella fuesen las cámaras subterráneas utilizadas por Keops para su descanso eterno. Actualmente, en obras para descubrir el malecón donde las barcas se estacionaban frente a la puerta del templo de la Esfinge, ha surgido agua, quedando dicho terreno inundado.  Con todo ello Temple afirma que el foso que rodea al monumento estuvo antiguamente

relleno de agua (lo que habría producido la erosión de la roca) así como las cámaras de su subsuelo, lo que configuraba un excelente habitáculo para seres anfibios y un terreno prohibido para los saqueadores de tumbas desprovistos de escafandras…

Los inmigrantes de Sirio

El astroarqueólogo ruso Vladimir Rubtsov afirmaba que la palabra con la

Foto ser gravitando en el espacio alrededor de un astro rojo: Sirio, tumba de Ramsés III

que los antiguos iraníes se referían a Sirio era Tistrya, palabra que proviene del sánscrito Tri-Stri, y que significa tres estrellas. Es decir, que el conocimiento de que Sirio es un sistema estelar triple fue ampliamente conocido por todas las culturas de nuestro más remoto pasado. Al no ser apreciable desde nuestro planeta, ¿quién difundió semejante información?  El Sol y Sirio salen por el mismo punto del horizonte, por lo que muchos templos están orientados a dicha dirección.  Como el orto  solar de Sirio se retrasaba cuatro días cada año, ambos astros

volvían a coincidir en el mismo punto 365 x 4 = 1460 años. Esto ocasionó la confección de un calendario paralelo, conocido como calendario sóthico que se remonta enel Antiguo Egipto para marcar acontecimientos que sucedieron 43 siglos s.C. ¿Cuándo, pues, hicieron ‚ éstos sus observaciones de Sirio para establecer su calendario? ¿Acaso fue este un conocimiento llegado por los mismos dioses de los Dogones y una nueva pista sobre su origen?

Salida del sol en el solsticio invierno por la avenida principal de Karnak

Las tradiciones culturales de las tribus que pueblan el valle del Niger, especialmente la tribu de los dogones de Mali, nos cuentan leyendas sobre astronautas que en el pasado remoto llegaron de Sirio. Su dato diferenciador es que incluidos en esos mitos se esconden asombrosos datos astronómicos de sorprendente veracidad. Los dogones, así como los egipcios, conocían que el Sirio era un sistema triple formado por tres estrellas, y que Sirio B orbita alrededor de Sirio A en un movimiento que dura 50 años. La precisión de esta afirmación, corroborada por la ciencia astronómica, no tiene explicación racional. Y sorprende más aún cuando los dogones afirman que ese conocimiento fue transmitido hacía miles de años por los dioses instructores que llegaron a nuestro planeta.

Fue en 1931 cuando el antropólogo francés Marcel Griaule visitó por primera vez a esta tribu, recogiendo y publicando todas las informaciones

Los dioses de los dogones de Mali

que le suministraron. Porque no sólo conocían, desde hace milenios, perfectamente el sistema de Sirio, sino que tenían constancia asimismo los anillos de Saturno o las cuatro lunas galileas de Júpiter, y todos ellos astros no visibles al ojo humano sin la utilización de telescopios. Por aquella época nuestra astronomía desconocía que Sirio fuese un sistema triple, ya que fue tan sólo en 1995 cuando los astrónomos franceses Daniel Benest y J.L. Duvent publicaron en la revista Astronomy and Astrophysics el descubrimiento de Sirio C por una perturbación observada en las órbitas de Sirio A y B.

Robert Temple un lingüista norteamericano miembro de la Royal Astronomical Society británica y afincado en Londres, publicó un osado libro que tituló El Misterio de Sirio, en el que aventuró que Nommo fue un extraterrestre que dejó en la Tierra, hace entre siete y diez mil años, toda clase de pistas sobre su origen estelar. “Cualquier otra interpretación de las citadas pruebas no tendría sentido, concluyó Temple

Este conocimiento se ampliaba a otras tribus vecinas como los Bambara, los Bozo de Segu y los Miniaka de Kutiala, que compartían iguales informaciones sobre  Sirio, que además conformaban la esencia de su cultura y que incorporaban a sus rituales religiosos más solemnes. En el año 1970 Cenevieve Calame-Griaule publicó en un libro titulado Génesis Negro, en donde ampliaba los datos que los dogones suministraron a su padre. Explicaba que los dogones creían en un dios creador del Universo al que llaman Amma, que envió a la Tierra a un dios menor conocido por el nombre de Nommo, provisto de semillas y todo el arsenal necesario para general vida. De sus acciones provienen los animales y las plantas, así como la primera pareja de humanos, que tuvieron 8 hijos que llegaron a tener edades increíbles.

Y los astronautas se convirtieron en dioses

El jeroglífico con que los egipcios representaban al dios Osiris era un ojo, lo que guarda una sorprendente similitud con el concepto que tenía los bozos de Mali con sirio B, a la que denominaban “la estrella del ojo”. Asimismo la misma tribu describen a Sirio A como “la estrella sentada”, cuando en Egipto el asiento o trono es el símbolo de la diosa Isis.

Foto representación de Orion (El Cazador) que lleva a Sirio en la mano (Museo de El Cairo.

Los antiguos egipcios tenían como columna vertebral de su cosmogonía el matrimonio sagrado en Isis y Osiris, quienes representaban las constelaciones de Sirio y de Orión, que se mueven conjuntas en el firmamento y conforman la Duat. De igual forma hacen corresponder a Isis con la estrella más brillante del firmamento, Sirio A. Y a la diosa Neftis con sirio B, “la oscura compañera que describía un círculo (órbita) alrededor de Isis.

Según Plutarco el dios Anubis nació de Neftis, aunque fue Isis la gran madre, diciendo: “Por Anubis entienden el círculo horizontal que separa la parte invisible del mundo, a la que llaman Neftis, de la visible, a la que denominan Isis, y como este círculo toca tanto los confines de la luz como los de la oscuridad, se puede considerar común a ambas; a partir de esta circunstancia surgió el parecido que imaginan entre Anubis y el Perro, habiendo observado de este animal que está vigilante tanto de día como de noche”. Es por ello por lo que Robert Temple, en su obra “El Misterio de Sirio”, afirma que Anubis pudiera detentar el concepto orbital de ambas estrellas, Sirio A y Sirio B. A Isis le correspondería la descripción de “los confines de la luz” y “lo visible”, mientras que su hermana Neftis sería “los confines de la oscuridad” y “lo invisible”, ya que Sirio B es oscura e invisible. Por ello Anubis es considerado por el autor como el círculo horizontal que las divide, la órbita de la estrella oscura alrededor de la estrella brillante. De esta relación surge el simbolismo con el perro, con el sistema de órbitas que conforman las estrellas de Sirio. Como el nombre de la constelación es Can Mayor, se conoció al dios con el nombre de “Canícula”.

El dios Anubis

Otra diosa del panteón Sothico (Sirio-Isis) es Anukis, quien navega en la misma nave celestial junto a Isis, Neftis y Satis (Sirio A, B y C) en los relieves y pinturas egipcios. una diosa compañera que, junto con la diosa Satis, navega en la misma nave celestial que Isis en las pinturas egipcias. Anukis es representada portando en sus brazos dos jarrones con los cuales vierte agua. Los antiguos egipcios situaban su “domicilio” en Aswán, en donde para ellos surgían las aguas del Nilo y se desbordaban hacia Nubia por un lado y hacia el Mediterráneo por otro. Efectivamente, los remolinos en las aguas producidos por los rápidos y las cataratas, parecían indicar el brote continuo de agua que asociaban a los cántaros de Anukis. Para Temple la diosa estaba relacionada con dos planetas que poseían agua y orbitaban alrededor de Sirio.

Seres estelares, Valle de los Reyes

La correlación fonético de los dioses también nos da una pista de su común origen. Anu es el dios del cielo en Sumeria. En idioma sánscrito anupa significa “un país acuoso”. Alexander Heidel escribe en The Babylonian Genesis que los dioses Enlil y Anu eran representados como chacales, cuando el símbolo egipcio de Anpu (Anubis) era el chacal y que Anu está relacionado con el sistema de Sirio. Anu, asimismo, es el dios mayor de las deidades guardianas conocidas como los Anunnakis. Resulta muy evidente la raíz sumeria Anu en las egipcias Anubis y Anukis, implicadas con los estrellas de Sirio.

En Sumeria el vocablo “an” se correspondía con el cielo, y Anu es el dios del cielo, que en Egipto tuvo su correlación con Nut. Wallis Budge declara: “Es sorprendente, por tanto, encontrar tanta similitud entre los dioses primigenios de Sumerio y los de Egipto. Es imposible suponer que los escribas de Asurbanipal copiaron el sistema de Egipto, o que los literatos de la época de Seti I tomaron las ideas de los hombres ilustrados de Babilonia o Asiria. Por tanto, eso nos conduce a la conclusión de que tanto los sumerios como los primeros egipcios adoptaron a sus dioses primigenios a partir de alguna fuente común pero sumamente antigua. Hay demasiada similitud entre ambos grupos de dioses para ser accidental”.

¿Extraterrestres en Egipto?

Admitir la teoría extraterrestre para explicar los anacrónicos logros de arquitectura e ingeniería que encontramos en Egipto obliga a pensar en los viajes interestelares. Para ello aquellos seres deberían dominar la tecnología criogénica, o alguna técnica similar para quedar en animación suspendida durante los largos periodos de viaje. Resulta muy sugerente comparar la operativa actual para efectuar una crionización a los rituales ejercitados por los antiguos egipcios en sus ceremonias de momificación. La extracción de órganos para dejarse depositados en recipientes externos (a diferencia de otro tipo de momificaciones realizadas por otras culturas), el dejar el cuerpo sin los fluidos fundamentales, la conservación de las partes blandas mediante las sales… Indudablemente el cuerpo de Ramsés II, acartonado en el Museo de El Cairo, nunca volverá a la vida, pero ¿su momificación no era la imitación de otras técnicas más efectivas y de las que tenían referencia por parte de los dioses?.

Momia de Ramsés II, Museo de El Cairo

Narran todas las culturas que los dioses llegados de las estrellas ascendieron a los cielos. Pero, en el caso de haber existido aquellos exploradores que llegaron a Egipto,  nadie puede afirmar que regresaran de nuevo a Sirio. Algunos investigadores, entre los que se encuentra Robert Temple, baraja la posibilidad, al dominar las técnicas de animación suspendida, foto cuerpos suspendidos pudieran haber quedado o bien en algún lugar de nuestro planeta (¿alguna cámara secreta aún no descubierta en la Gran Pirámide, según narran las leyendas árabes?) o bien en algún tipo de nave nodriza en nuestro propio sistema solar, dormidos o despertándose paulatinamente.

En las tradiciones de los dogones, recogemos el dato de que la nave que aterrizó en la Tierra y portaba a los nomos era ardiente y rugiente, pero que una nueva estrella pudo divisarse en el cielo mientras ellos estaban aquí, lo que nos lleva a pensar en esa nave nodriza. Los dogones la tienen representada en tres dibujos donde se aprecia de diferente tamaño, como si tuviera la facultad de contraerse o expandirse a voluntad. La llamaban “la estrella de la décima luna”. Robert Temple se fijó en un hecho singular: la décima luna principal de Saturno, llamada Febe, es anómala en el sistema solar y mantiene una órbita retrógrada alrededor del planeta, radicalmente opuesta a la de t

Febe, la décima luna

odas las demás lunas de Saturno.

Los dogones afirmaban que los nomos regresarían a nuestro planeta y que, cuando lo hagan, conmemorarán ese día como “el día del pez”. Aseguran asimismo que la primera pista que anuncia su regreso será la aparición en el firmamento de una nueva estrella, a la que llaman “estrella de la décima luna”.

¿Representan las 3 pirámides de Giza las 3 estrellas de Sirio?

 

Resulta sugerente la idea de que las tres pirámides de la meseta de Giza, aparte de representar las tres estrellas del cinturón de Orion (Osiris) representen asimismo las tres estrellas del sistema de Sirio (Isis). La pirámide atribuida al faraón Keops, la más grande, estaba relacionada con Isis, Sirio A, según podemos constatar en la llamada Estela del Inventario. La estrella Sirio A es blanca brillante, con una temperatura superficial de alrededor de 10.000 grados centígrados. Curiosamente la Gran Pirámide poseía un revestimiento muy pulido de fina caliza de la cantera de Tura. Se tiene constancia, por análisis efectuados por André Pochan y W.M. Flinders Petrie, que dicho revestimiento estuve pintado con una leve solución a base de óxido de hierro para potenciar su luminosidad ligeramente dorada. Por ello, al igual que la estrella Sirio A, la pirámide podía verse, cuando los rayos de sol incidían sobre ella, desde una distancia de 80 kilómetros, sirviendo de faro a las caravanas de peregrinos que se acercaban a ella para su adoración como templo solar.

Meseta de Giza

Sirio B es actualmente una enana blanca, aunque anteriormente debía de haber sido una gigante roja. En la meseta de Giza estaría representada en la pirámide atribuída a Kefrén, cuyo revestimiento superior era de color blanco, similar a la Gran Pirámide, pero que en la parte inferior está compuesto por bloques de granito rojo, por lo que la pirámide tenía dos colores, rojo y blanco, posiblemente para significar que la estrella cambió del rojo al blanco.

Los astrónomos Daniel Benest y J.L. Duvent, descubridores en 1995 de Sirio C, la definieron como enana roja o, incluso, una enana marrón. Sorprendentemente la pirámide de Micerinos, que podría representar a Sirio C, estuvo completamente revestida de granito rojo de Aswán.

De ser cierta esta hipótesis, si las tres pirámides de la meseta de Giza representan a las tres estrellas del sistema de Sirio, tendríamos que evaluar si las llamadas pirámides “satélites” se debieran corresponder con posibles planetas que giran alrededor de ellas. Sirio A tendría 3, Sirio B tendría 1 y Sirio C tendría 3. Obviamente nuestra tecnología astronómica no llega a evaluar los posibles planetas orbitales de las estrellas de Sirio, aunque tampoco, hasta hace muy pocos años, se conocían las propias estrellas de la constelación

Ya han pasado cuarenta años desde que Erich von Däniken publicara su polémico libro Recuerdos del futuro, donde mencionaba cientos de anomalías arqueológicas que contradecían la versión oficial de la historia. Su hipótesis para explicarlas era que, en tiempos remotos, astronautas de otros mundos habían visitado la Tierra e interactuado con las primeras civilizaciones, y que tales artefactos eran huellas de esos paleocontactos. El tema provocó un revuelo que ha durado décadas.

 Varios científicos intentaron demostrar la falsedad de esa teoría. Uno de ellos fue Josef Blumrich, un ingeniero galardonado de la NASA, especialista en diseño de naves espaciales. Tras estudiar el pasaje bíblico que, según Däniken, describía una nave espacial, Blumrich publicó The Spaceships of Ezequiel, donde no sólo apoyaba a Däniken, sino que mostraba el diseño de la nave descrita en la Biblia. Por si fuera poco, creó y patentó la rueda omnidireccional guiándose por la descripción del profeta bíblico. Esa rueda fue usada primero por la NASA en sus vehículos de exploración y hoy se emplea también en otros campos.

 
 

Con el tiempo, numerosos científicos e ingenieros se han sumado a las filas de quienes aseguran que algo anda mal en lo que nos han enseñado en la escuela. Y si no todos apoyan la hipótesis de los astronautas antiguos, al menos aseguran que hay mucho más en nuestro pasado de lo que pretende hacernos creer la arqueología tradicional. Los libros escritos por especialistas que apoyan la hipótesis de que nuestro pasado es muy diferente a la idea que teníamos sobre él ya se cuentan por centenares

Uno de ellos es Lost Technologies of Ancient Egypt: Advanced Engineering in the Temples of the Pharaohs(Tecnologías perdidas del Antiguo Egipto: ingeniería avanzada en los templos faraónicos), del ingeniero Christopher Dunn, quien ha trabajado en la industria aeroespacial, ha sido diseñador de instrumentos y herramientas, colaboró en el desarrollo de equipos de rayos láser de alta precisión usados en la fabricación y ensamblado de piezas para la aviación y motores de turbina, y ha sido jefe de proyectos en la industria metalúrgica.

Dunn parte de una premisa aplastante. A mediados del siglo XIX, se produjo la Segunda Revolución Industrial. Los trenes y barcos de vapor aumentaban su velocidad. Las computadoras ni siquiera eran un sueño. En apenas 150 años, la creatividad ha diseñado un mundo digital donde palabras e imágenes viajan casi instantáneamente al otro lado del planeta. Las herramientas de mano se han convertido en instrumentos robotizados. Nuestra civilización ha salido de la Edad Media, pasando por el Renacimiento hasta la conquista espacial en apenas 500 años. Sin embargo, se nos intenta hacer creer que en los más de 3.000 años que duró la civilización egipcia, las herramientas que usaron aquellos hombres nunca cambiaron; que quienes lograron obras de ingeniería que ni siquiera hoy podemos igualar, solo utilizaron martillos y cinceles de cobre y madera sin cambiar un ápice su diseño.

Durante 35 años, Dunn ha estudiando los monumentos egipcios, desde las pirámides hasta los templos de Karnak y Denderah, pasando por las gigantescas esculturas de Ramsés. Fotos de esas superficies, revisadas bajo microscopios electrónicos, e innumerables experimentos hechos con las herramientas supuestamente usadas por los constructores, han demostrado que ninguno de esos instrumentos de cobre y madera, pudo haber dejado esas marcas de precisión mecánica sobre las superficies perfectamente pulidas, redondeadas o anguladas con regularidades de centésimas de milímetros. El hecho de que solo se hayan recuperado unas pobres herramientas de cobre y madera en las cercanías de los monumentos, no quiere decir que no haya otras en espera de ser descubiertas.

Dunn muestra fotos y esquemas donde se aprecia que han debido existir equipos de alta precisión para lograr, por ejemplo, que todos los detalles del rostro en las estatuas de Ramsés contengan una correlación bilateral milimétrica. De hecho, hoy solo es posible conseguir semejante acabado utilizando el barrido por puntos de una computadora. Por supuesto, Dunn no infiere que los egipcios poseyeran computadoras, sino que la cultura que construyó tales monumentos tuvo acceso a una tecnología hoy perdida que quizás esté bajo las narices de los arqueólogos, quienes no se dan cuenta de su existencia porque no cuentan con el bagaje necesario para ello.

Usando lo que hoy se llama “reversal engineering” (ingeniería a la inversa o al revés), en la que a partir de un objeto los especialistas identifican cómo y con qué tipo de herramientas fue construido, Dunn propone la posibilidad de que se hayan usado mega-sierras o tornos verticales gigantes para cortar muchas de esas piedras monumentales. Existen varias hondonadas o trincheras que los arqueólogos llaman boat pits (pozos de barcos) debido a su forma. Los egiptólogos piensan que son símbolos del transporte que conducía a los faraones a la otra vida, debido a que en uno de ellos apareció un barco que hoy se encuentra en un museo. Pero Dunn ha hecho notar que otras trincheras, como la de Abu Roash, son demasiado estrechas y profundas, y que ni siquiera tienen forma de barco.

Como muestran sus esquemas, tales trincheras pudieron ser el sitio perfecto para acomodar ese sistema de mega-sierras que permitirían cortar bloques gigantes con la precisión requerida, con una eficacia que tendría mucho más sentido que  la propuesta por los arqueólogos. Pese a todos los intentos que se han realizado con las herramientas de madera y cobre halladas hasta ahora, ha sido imposible cortar un solo bloque o fragmento de estatuas con la misma precisión que aparece en los monumentos.

Son impresionantes las fotos donde se ven las marcas producidas por maquinarias modernas de alta precisión al compararlas con las que aparecen en los monumentos egipcios. No hay manera de que un martillo o un cincel manejados por manos humanas dejen esas marcas.

Dunn no descarta que una civilización terrestre,o extraterrestre  anterior a la egipcia, pudiera haber sido la responsable de muchos de los grandes monumentos que hoy se atribuyen a los súbditos de Keops. Y cita, por ejemplo, las conclusiones del geólogo Robert Schoch, de la Universidad de Boston, quien ha calculado que la erosión de la Esfinge (atribuida al agua) tuvo que ocurrir entre los años 5.000 y 7.000 a.C. Los arqueólogos han puesto el grito en el cielo porque, según ellos, en esa época, sólo había tribus de cazadores y recolectores sin recursos para tamaña obra de ingeniería. Sin embargo, la ciencia de los sedimentos y de la erosión ―que son la especialidad de un geólogo― parece decir otra cosa.

El libro de Dunn demuestra que existen muchos enigmas que los arqueólogos no lograrán desentrañar solos. Es necesaria la colaboración de ingenieros, arquitectos, geólogos y otros especialistas que los ayuden a evaluar mejor esos “imposibles” sobre los que prefieren guardar un molesto silencio, porque su existencia contradice la historia oficial.

Las pirámides de Egipto son algunas de las estructuras más antiguas, espectaculares y fascinantes jamás vistas en nuestro mundo. Sin embargo, el misterio acerca de su construcción persiste hasta el día de hoy, y los más destacados investigadores y arqueólogos han sido incapaces de descifrar el misterio de su construcción.

aún no estamos más cerca que antes de descubrir como se construyeron las pirámides de egipto. Seguramente han oído o visto muchas películas o documentales con miles de esclavos construyendo las pirámides en las que se enterrarían los faraones, pero nadie aún se pone de acuerdo en su verdadero propósito.

Este tema es sumamente controvertido en la comunidad académica, ya que existen numerosas teorías que apuntan a que las 3 pirámides y la esfinge de Guiza son mucho más antiguas de lo que se cree. La prueba esta en las marcas de erosión vertical que la esfinge presenta, las cuales solo pueden haber sido producidas por lluvias torrenciales dándole una antiguedad de al menos 5000 años, que supera con creces la primera dinastía de faraones egipcios.

Esta idea, a pesar de haber sido verificada en numerosas ocasiones y de manera independiente por varios investigadores es rechazada por resultar demasiado controvertida. No estoy sugiriendo en ningún momento que las pirámides fuesen construidas por extraterrestres ni otras explicaciones carentes de fundamento que han alcanzado cierta popularidad, sólo apunto a que todas las teorías “aceptadas” tienen inmensos huecos, y las opciones alternativas no son consideradas por contradecir un canon demasiado cerrado.

Cabe mencionar que el desgaste en las 3 pirámides de Guiza y la esfinge, da a entender que éstas son más antiguas que las pirámides posteriores y que los egipcios fueron perdiendo los conocimientos de cómo construirlas a medida que su sociedad y su cultura degeneraban. Esto explicaría por qué las famosas pirámides y la esfinge han resistido el paso del tiempo de una manera mucho mejor que las otras, muchas de las cuales han quedado reducidas a montones de piedras (se han encontrado hasta la fecha 138 pirámides en Egipto).

Con respecto a las pirámides en sí, se han sugerido varios métodos siendo el más aceptado el siguiente:

Previamente se procedía a aplanar el terreno rocoso, y excavar canales para inundarlos de agua y así poder marcar líneas de nivel con las que preparar una superficie horizontal. Después se rellenaban los surcos. A continuación se excavaba la cámara subterránea y se comenzaba la edificación.

La mayoría de los bloques de piedra eran cortados en canteras próximas al lugar de construcción. Se transportaban otros de las canteras del sur del país con ayuda de gigantescas barcazas. Los bloques se colocaban a continuación sobre trineos y se arrastraban hasta su emplazamiento definitivo.

El gran problema con esta teoría y todas las que la rodean son dos.

A efectos prácticos se han descubierto poca o ninguna evidencia que describa el proceso de construcción, algo que resulta harto curioso ya que los egipcios dejaban registro sobre todos los aspectos de su vida (sabemos hasta los nombres de los gatos de los faraones, pero no cómo se construyeron las pirámides).

Básicamente las ideas acerca de la construcción de las pirámides son especulaciones modernas que intentan racionalizar las capacidades de construcción de los egipcios de la época pero que al hacerlo no toman en cuenta la evidencia física, que deja enormes preguntas que aún no han podido ser respondidas.

Cada vez que vean un documental, cada vez que intenten mostrarles los huesos de los animales y de los esclavos que trabajaron en las pirámides, esperen un poco y vean si les muestran una prueba clara de como se construyeron. Hasta ahora no lo harán y la egiptología sigue dando vueltas al tema intentando ignorar la pregunta incómoda, que siglos de excavaciones no han logrado responder.

El museo de El Cairo.

 Este museo encierra algunos misterios, de los que no se cuenta nada en libros de historia, y que voy a comenzar a enumerar.

Junto a la sala de las momias, hay una vitrina en la que se expone un disco circular que se asemeja a la hélice de algún vehículo. Fue descubierta en la Mastaba de Sabu (100-3000 aC) , durante las excavaciones de Walter B. Emery en enero de 1936. Todo ello está al norte de Saqqara, a unos 1,7 kilómetros al norte del Paso de la Pirámide de Djoser.

Sabu fue un alto funcionario o administrador de una ciudad o una provincia, durante el reinado de la Dinastía I. El interior de la mastaba era una subestructura de siete habitaciones ubicadas en un hoyo a una profundidad de 2,55 metros en el sustrato de grava y roca caliza. Las habitaciones estaban separadas por paredes de ladrillo de barro negro.

En la primera sala se encontraron intactas paredes de barro con restos de yeso y un techo de planchas de madera. La sala se llenó con 96 navíos de cerámica, algunos de los cuales llevaban el nombre del rey Den y de Sabu.

En la segunda sala fueron encontrados huesos de buey y restos de cerámica. En la tercera sala había 71 naves sin impresiones. En la cuarta sala fue encontrada la habitación casi vacía; solo se encontraron fragmentos de vasos de piedra y cerámica. La quinta sala era la sala funeraria. Contenía los restos de Sabu, y ésta fue la primera vez que un noble de la Dinastía I se encontró en la posición que originariamente se había colocado en el momento del entierro. Lo malo es que su tumba fue saqueada en algún momento de su historia.

Los objetos que se encontraron eran de cobre, sílex, 77 barcos de cerámica, cajas de marfil, huesos, flechas, piedras y vasos. Fueron encontrados, además, 48 navíos de piedra en la cámara funeraria, aunque estaban rotos.

Sobre una de las barcas se encontró un disco, junto a los sellos del rey Anedjib. El disco o hélice tiene un diámetro de 61 centímetros y una altura de 10, según las mediciones de Emery, con un tubo de casi 10 centímetros de diámetro en el centro. Emery sugirió que el artefacto podría haber sido tallado como imitación de una parte del navío, con un agujero central que originalmente fue diseñado para encajar en un pedestal. Fue tallado en esquisto, un mineral tan fuerte como el cemento y que se usaba en la construcción.

William Kay sugirió que la hélice formaba parte de un ritual como lámpara de aceite con mechas. Curiosa interpretación. Dentro de la típica política de los arqueólogos y egiptólogos oficialistas, este objeto no es más que una bandeja o el pedestal de algún candelabro.

Ahora bien, si fue encontrado junto a un navío parecería lo que es, una hélice, o algún sistema de refrigeración de algo. ¿Pero de qué?

Las sorpresas no se acaban ahí. Uno de los sarcófagos, escondido en unos de los rincones del museo, muestra unos increíbles agujeros de 20 centímetros de diámetro, totalmente circulares y que traspasan de parte a parte los asideros del sepulcro de piedra. Uno se queda estupefacto pensando en si será cierto que los antiguos egipcios disponían de enormes taladros mecánicos. Es más, estos mismos agujeros de broca los volvimos a ver en el templo de Karnak, días más tarde, junto a unos cortes de sierra totalmente rectos, en algunos de los bloques del tabernáculo.

Vamos a ver posibles explicaciones racionales, que afirman este particular, basándonos en las explicaciones de los egiptólogos, pues dicen estos que los sarcófagos y obeliscos de diorita fueron modelados con herramientas de cobre. ¿Cómo pudieron los egipcios trabajar cantos como la diorita, cuya dureza está un punto por debajo de la del diamante?

La verdad es que existen dioritas relativamente blandas y otras más duras y ricas en cuarzo. Las dioritas, al igual que los granitos, son rocas volcánicas (magmáticas) y guardan un parecido con estos, encontrándose siempre su dureza por debajo del siete en la escala de Mohs (cabe recordar que en esta escala el siete es el cuarzo). Pues bien, el sarcófago del museo tampoco está compuesto por diorita, sino por granito.

Actualmente se manejan distintas escalas de dureza y cada una tiene su propio ensayo y definición (las de Brinell, Knoop y sobretodo las de Vicker y Rockwell), pero la más famosa es precisamente la peor y la que encima suele tratarse como única: la escala de Mohs, que compara 10 minerales de dureza creciente, pone al talco en el 1 y al diamante en el 10; dando la falsa impresión de que éste es sólo 10 veces más duro que el talco, cuando en realidad lo sería más de 36 veces.

Aun con todo, ¿cómo fue posible esculpir en materiales duros estatuas tan perfectas como las del antiguo Egipto con herramientas de cobre?

Rocas del tipo diorita-granito, junto con calizas como el mármol y otras, han sido elegidas desde la antigüedad para la realización de esculturas, por su belleza y por su facilidad para “saltar en pedazos”. La fragilidad de estas rocas puede ser una ventaja para un buen artista, que con maestría las modela sin que se desmoronen. Y un cincel de cobre es una herramienta perfectamente útil para este fin, aunque otros metales puedan resultar mejores. El cincel tiene como misión principal el comunicar el impacto a la roca, que producido en el lugar oportuno (sólo con las vibraciones no controladas se podría destruir por completo la roca más dura), hace que se desprendan los trozos que el escultor desea eliminar. No importa demasiado que el cincel sea blando, es hasta necesario si se quiere alisar una superficie, eliminando los salientes con cuidado y sin rayarla.

El proceso de elaboración en la piedra, parece ser que se realizaba de la siguiente forma. La primera fase se realizaba en la misma cantera, en ella se perfilaba la forma aproximada. Esta fase era quizá la más peligrosa, ya que al martillearlas algunas se quebraban y terminaban siendo abandonadas allí mismo. Después se refinaban a mazo y cincel. El trabajo más delicado de los detalles era elaborado mediante raspado, normalmente con una azuela, para terminar con el pulimentado con arena o polvo de rocas igual o más duras (la cuarcita por ejemplo), aplicado mediante frotamiento con cuero.

Al pulimentarla, por muy dura que sea una roca, siempre se puede obtener polvo de esa misma roca y utilizarlo. Además al aplicarlo, se obtiene más polvo y más fino, con lo que a medida que trabajaban, obtenían mucha más y mejor materia prima para proseguir con el pulimentado hasta dejarlo, como se suele decir, “a punto de espejo”.

Existían multitud de tipos de taladros, de innumerables formas y tamaños. Cierto, aunque parezca todo lo contrario, los egipcios conocían las brocas.

La herramienta era tan común y utilizada desde las primeras dinastías que hasta palabras como arte (hemet), artesanía, artesanos y muchas otras, estaban constituidas por el signo de la barrena (berbiquí o taladro). Algunas de estas formas están representadas en la escritura jeroglífica, en las palabras de los dioses. Es curioso que leyendo el libro “El enigma de la piedra”, un egiptólogo como Christian Jacq, asegure que hay ideogramas de los jeroglíficos que no sabe lo que simbolizan, y muestra como ejemplo un símbolo que parece un taladro.

Pues bien, había taladros para rocas, para agujerar cuentas de collares de perlas, para hacer fuego e incluso vasos de piedra u otras aplicaciones. Con los pequeños taladros se utilizaba una especie de arco para hacerlos girar a gran velocidad de forma cómoda.

Los taladros de cobre eran “impregnados” del agente abrasivo (por ejemplo polvo rico en cuarzo depositado sobre la roca a taladrar), y tanto éste, como la forma y tamaño finales, dependían del destino que se les diera. Para taladrar también se mojaban en aceite o grasas, lo cual facilitaba enormemente el trabajo.

¿Cómo puede penetrar el taladro tan rápido en una roca tan dura, a veces hasta 2 milímetros por vuelta, como aseguran algunos investigadores?

La respuesta es simple, no es cierto que penetraran hasta 2 milímetros por vuelta. En las pruebas recogidas hasta la fecha se muestra que las marcas no son totalmente paralelas, que empiezan y terminan de forma aleatoria, ya que el tamaño de los surcos depende sólo del tamaño de grano del abrasivo (normalmente polvo de cuarcita).

Cuando unos se rompían o desgastaban, entraban en acción otros (de ahí que los surcos tengan principio y fin, sean desiguales en tamaño y no sean realmente paralelos siempre). Lo que las penetraba era esencialmente el cuarzo contenido en cualquiera de las rocas trituradas empleadas como abrasivo. También se ha demostrado en los ensayos experimentales que esas marcas aumentan cuando se usan aceites o grasas a la vez; es decir, los taladros se lubricaban también. Sin lubricación las marcas son mucho más pequeñas, por tanto, más rozamiento trituraba el abrasivo y el agujero quedaba más suave, pero destruía más rápidamente el taladro.

Para muestra un botón, así que lo mejor será que el lector busque los ideogramas o jeroglíficos que representan a los taladros. Es más, existen representaciones de trabajadores egipcios usando taladros gigantes en las paredes de los templos. Vamos, que sí existieron los taladros y las brocas. Falta únicamente saber si estos se manejaban mediante algún ingenio manual o bien estaban conectados a alguna especie de batería rudimentaria.

La verdad es que, a medida que uno se adentra en el Egipto faraónico, la idea de algún tipo de electricidad primaria no parece tan descabellada. Larry Brian Radka, en su obra “The Electric Mirror of the Pharos Lighthouse” demuestra que la cantidad de combustible que se necesitaría para encender el famoso faro de la isla de Faros, o sea el Faro de Alejandría, no se hubiera conseguido ni reuniendo todo el carburante de Egipto. E importarlo habría resultado prohibitivo económicamente. Radka sostiene que el faro debía estar provisto de una lámpara con un arco entre electrodos de carbón, donde una simple chispa eléctrica saltaba entre los extremos afilados de unas barras cargadas con positivo y negativo, produciendo una luz intensa y cegadora. Radka asegura que la fuente debía ser una pila de líquido, conocida como pila de Lalande en el siglo XIX, realizada a base de vidrio, cobre, mercurio y lejía. Si se juntaban varias baterías de este tipo, en serie, bastaría para suministrar el voltaje adecuado y la corriente necesaria para alimentar un faro. Científicamente hablando, este tipo de pila no requiere fuentes energéticas externas, sino que basta con reemplazar componentes internos, cuando se gastan, para retomar su rendimiento.

En la obra “Edipo Egipcíaco” escrita por el padre jesuita Atasnasio Kirchner en el 1565, describe parte de un documento hindú con los pasos para construir una batería eléctrica. Aquí se lee lo siguiente: “Colocar una plancha de cobre bien limpia, una vasija de barro, cubrirlo con sulfato de cobre, y luego cubrirlo todo con serrín húmedo, para evitar la polarización. Después poner una capa de mercurio amalgamado con zinc encima del serrín húmedo. El contacto producirá una energía por el doble nombre de Mitra-Varuna. Se dice que una cadena de cien vasijas de este tipo proporciona una fuerza muy activa y eficaz”. También Plutarco observa en el Templo de Júpiter-Amón una “lampara perpetua” y así lo escribió en el Siglo I.

Podría parecer absurda esta teoría, si no fuera porque en Oriente Próximo se descubrió la llamada Pila de Bagdad, por parte del arqueólogo Wilhelm Koening, en 1938, en Khujut Rabu, a las afueras de Bagdad (de ahí el nombre heredado por el ingenio). La tinaja de loza que encontró estaba dotada de un tapón de asfalto, atravesado por una barra de hierro, con la sección inferior interna rodeada de un cilindro de cobre. Determinados zumos, hacían que esta pila generara voltaje. Incluso Arne Eggebrecht, un científico alemán, consiguió realizar galvanizaciones, al aplicar una pequeña corriente eléctrica, a partir de una pila de Lalande, para derretir y adherir una fina capa de algún metal, como el oro, sobre la superficie de otro, como la plata. Y ahora viene lo curioso: las joyas que se encontraron en la tumba de Tutankamon, y que vimos expuestas en una de las salas del Museo del Cairo. Lo extraño es que nadie se haya preguntado cómo es que hay un galvanizado electrolítico en las joyas de este faraón, cuando es imposible unir el oro y la plata, si no es con este método. Es más, algunas de las estatuas macizas de oro de esta época, se ha demostrado que en realidad sólo llevaban un baño de oro, lo que indica el uso de esta tecnología.

Que los antiguos egipcios conocían la electricidad y la aplicaban, no hay duda. La Pila de Bagdad parece ser la reminiscencia de un pasado remoto, en unos tiempos olvidados en la que la tecnología era mucho más avanzada. El Faro de Alejandría, curiosamente, tenía una altura de 280 codos reales del antiguo reino, la misma altura que la Gran Pirámide, construidas ambas con los mismos principios de geometría sagrada.

Los llamados “Textos de las Pirámides” mencionan constantemente “luces que nunca se apagan”. Christian Jacq, en una de sus obras, alude a ellas y apunta a que los egipcios desconocían cómo funcionaban estas lámparas, pues no se recargaban como los candiles. Los antiguos egipcios afirmaban, sin rubor, que las lámparas habían sido un regalo de los dioses.

Las lámparas, como no podía ser de otra manera, aparecen en el templo de Dendera. Nuestro grupo las vio en los subterráneos del templo, un lugar en el que apenas se puede respirar, y al que debes descender mediante unas escaleras de madera, totalmente precarias. También se podían apreciar en algunas marquesinas, en los techos. El mismo tejado, al que no pudimos subir, por estar protegido por vigilancia, cuenta con una serie de canales o pozos con restos de sustancias de los compuestos de las mencionadas pilas.

el ingeniero eléctrico Walter Gran, jefe de proyectos de una compañía austríaca construyó un modelo de la bombilla egipcia,

En los documentos de Deir El Medina, los que hacen referencia a la contabilidad diaria de todo el instrumental utilizado durante cada jornada de trabajo en la construcción y decoración de las tumba de los reyes, se hace especial hincapié en la necesidad de llevar a cabo una contabilidad estricta de las lámparas utilizadas diariamente en el trabajo. El sentido plural del término hace entender que eran varias las que se gastaban en un día y el balance exacto de las mismas, llevado a cabo por los escribas y los oficiales. Eso quiere decir que estas lámparas no eran candiles, y que se tenía mucho cuidado de las mismas.

El célebre templo de Dendera, consagrado a la diosa Hathor, como hemos dicho, conserva estas bombillas en sus paredes. Las imágenes esculpidas sobre la pared muestran dos individuos enfrentados. Cada uno de ellos carga con una especie de cristal de vidrio, en cuyo interior se observa una serpiente, que nace de una flor de loto. Uno de los tallos o cable va a dar a una caja o batería. En otro lugar del mismo templo de Dendera se repiten las bombillas, pero con la particularidad de que, en esta ocasión, son vigiladas por unos babuinos.

La flor de loto que aparece en la base de las “bombillas” es interpretada como luz. Desde el punto de vista simbólico, en el antiguo Egipto la flor de loto, seshen, debe ser entendida como una alegoría del sol y de la creación. La serpiente que aparece en el interior de estas bombillas pudiera ser el símbolo de la energía por antonomasia, aunque se sabe que la serpiente, Apofhis, era el símbolo del mal y que su ocupación habitual se centraba en hacer la vida imposible al dios sol Ra, para impedir que cada mañana lograra volver a iluminar la tierra de Egipto. Por lo tanto, su lugar de operaciones era la noche; las doce horas que tardaba el sol en aparecer otra vez sobre el horizonte. Uno de los integrante sdel equipo, César, me hace saber que la serpiente, en simbología esotérica, tiene la connotación de sabiduría, que también se requiere para minpular cargas eléctricas.

Lo que sí es seguro es que uno de los símbolos, que hay junto a la entrada a sala del zodíaco de Dendera, contiene dos de estas bombillas, y que una de ellas parece estar conectada a una jarra o tal vez a una de estas pilas. Cuando le pregunté por ello a un entendido, éste me respondió que era agua volcada desde una jarra. Ahora bien, es cierto que ese símbolo representa el agua, pero hay dos marcas quebradas en lugar de una, como si se tratara del positivo y el negativo de dos cables. Y también es cierto que ese símbolo significa “energía” para los antiguos egipcios.

¿Todas estas pruebas no bastan a los escépticos? ¿Todavía puede haber alguien que dude de algún tipo de electricidad básica en el Egipto faraónico? En el mismo Museo del Cairo se puede ver una barcaza o arca de la alianza, una de las muchas que usaron los egipcios, como si se tratara de pilas transportables. Tengo mi propia teoría sobre el arca de la alianza de los judíos, ya que Moisés, no olvidemos, fue egipcio. Quizás algún día me atreva a seguir investigando sobre ello para demostrar que el arca perdida no era otra cosa que una batería.

                                                               

En todo el mundo un solo artefacto sagrado conserva en forma clara y coherente el patrón completo de la Edad del Mundo.

Este es el Zodíaco de Dendera, un bajorrelieve del sur de Egipto, conservado en el Louvre. Densamente codificado con el mito y la alusión histórica, este artefacto conserva la sabiduría de los ancestros olvidados que vieron dentro de los secretos del tiempo.

Diseñado como un selector de exploración del tiempo que revela el patrón mítico de la experiencia de la humanidad más de 26 milenios.

Las Edades del zodíaco (Aries, Piscis, Acuario) están grabadas en el Zodíaco de Dendera, en imágenes que pueden ser vinculadas con los patrones estelares y a su vez con los períodos históricos. El resultado es una agenda integral, una perspectiva visionaria de desarrollo humano en el largo plazo.

Dendera demuestra el conocimiento iniciado del ciclo completo de 26.000 años de calendario astronómico (precesión), incluyendo la hora del punto de comienzo o la hora cero del ciclo completo. Tal precisión no es posible sin el conocimiento de la dirección hacia el centro galáctico y la alineación precesional con el centro, o fase de bloqueo, llegando en 2216 CE.

El Zodíaco de Dendera registra la fecha calendárica más antigua conocida, 4.241 antes de Cristo.

Sólo en esa cuenta, este artefacto es único en el mundo, pero también presenta varias características notables que no se encuentran en ninguna otra reliquia antigua. Muestra el marco general de todas las Edades del Mundo, con especial referencia a la época en la que estamos viviendo ahora, y los dos siglos venideros.

Los estudios basados en el apoyo de ese marco apoyan la correlación de los calendarios hindúes, egipcios, mayas y el calendario azteca, de una manera inteligible, para poder descomponer en factores la sincronización cósmica hasta la era inmediata

Esferas de piedra de Costa Rica:

File:Stone sphere.jpg

Las Esferas de piedra de Costa Rica son un grupo de más de quinientas petrosferas ubicadas principalmente en el sur de Costa Rica en la llanura aluvial del Delta del Diquís (confluencia del río Sierpe y el Río Grande de Térraba), en la Península de Osa y en la Isla del Caño.

Las esferas son conocidas localmente como “Las bolas de Costa Rica”. Como conjunto se consideran únicas en el mundo por su número, tamaño, perfección, formación de esquemas organizados y abstracción ajena a modelos naturales.

Las dimensiones de las esferas oscilan en un rango de los 10 centímetros hasta los 2,57 metros de diámetro y su peso llega a superar las 16 toneladas. La mayoría están hechas en piedras duras como granodiorita, gabros y algunas pocas en caliza. Los arqueólogos a través de la estratigrafía de su emplazamiento y de otros objetos encontrados en su cercanía, estiman que las piedras fueron ubicadas por los indígenas de la zona entre el siglo IV a. C.|300 a. C. y el 300 d. C., pero el trabajo escultórico aún no ha podido ser datado científicamente.

También se han encontrado junto a objetos del tipo “cerámica polícroma de Buenos Aires” (10001500 a. C.) y se ha establecido que la zona estuvo habitada al menos desde el 6000 a. C.. Han sido descubiertos 34 sitios arqueológicos, desde el delta del Diquís en el sur, la Isla del Caño a 17 kilómetros de la costa, llanuras atlánticas hasta en Papagayo, Golfo de Nicoya (a 300 km al norte del delta del río Diquís).

Hoy cientos de estas esferas pequeñas se encuentran en colecciones privadas y museos dispersos por el mundo

La primera incursión española en la zona data de 1516, cuando Hernán Ponce y Bartolomé Hurtado partieron de la Península de Azuero en Panamá hasta las costas del delta. Luego en 1522 Gil González Dávila junto a su piloto Andrés Niño, navegó desde el golfo de Chiriquí hasta el mismo delta del río Diquís. Con un grupo de exploradores, Gil González marchó por tierra hasta la zona conocida hoy con el nombre de Palmar, no sin antes tomar por asalto la villa del cacique Coto ubicada en las cercanías del río que hoy lleva su nombre. Ninguno informó como llamativo nada más que el abundante oro que usaban los «salvajes» de la zona.

En 1547, en Los anales sur-americanos, Francisco Pizarro ―el conquistador del Perú― declaró: «Escuché que los altos señores de este imperio [Perú] se reúnen cada cuatro años en el País de las Bolas, donde al parecer reciben consejos de grandes sabios». Es poco probable que cada cuatro años llegaran indígenas desde el Perú, pero en Costa Rica se han descubierto objetos e influencias artesanales tanto de mayas (de Guatemala), olmecas y aztecas (de México, muy lejos desde el norte) como de chibchas (de Colombia), quechuas e incas (desde Perú, muy lejos en el sur). Por ejemplo existió una escuela de sukías llamada Guayabo, ubicada en Turrialba de Cartago.

Cuando el conquistador español Juan Vázquez de Coronado en el año 1563 estuvo en el valle del Diquís, informó al rey Felipe ―con carta fechada el 2 de julio de ese año― en detalle todo lo que vio y «recolectó», pero no describió nada parecido a esferas de piedra.

Ahora conocemos las bolas de piedra por su descubrimiento en 1939, cuando la compañía bananera estadounidense Standard Fruit Company empezó a deforestar tales territorios para cultivar banano. Desde entonces se vieron como un misterio y los estadounidenses dinamitaron algunas de ellas, por la creencia de que en su interior podría haber oro.

La primera mención internacional fue un pequeño artículo arqueológico de Doris Stone publicado en 1943 en la revista American Antiquity, atrayendo la atención de Samuel Kirkland Lothrop (del Peabody Museum y la Universidad de Harvard), quien en 1948 estaba en Costa Rica. Contactó en San José a Doris Stone, quien le aportó información y contactos para investigar en zona más conocida donde estaban apareciendo las esferas de piedra. Finalmente Lothrop publicó sus investigaciones en su libro Archaeology of the Diquís Delta. Costa Rica, 1963.

Desde 1970 las autoridades del Gobierno protegen las esferas de piedra precolombinas y sus emplazamientos. Se han reensamblado algunas dinamitadas bajo el cuidado del Museo Nacional, quien con el apoyo de la ley está recuperando otras que habían sido trasladadas por particulares a empresas, residencias e instituciones públicas.

Los estudiantes y vecinos de Palmar Norte bloquearon las calles para impedir la salida de los camiones que intentaban robarlas

El Museo Nacional ―asociado a universidades nacionales e internacionles―, ha efectuado múltiples investigaciones arqueológicas. Actualmente en la Finca 6 de Palmar Sur (Cantón de Osa), se construye el parque Can Basat Roje (‘esferas de piedra’ en dialecto indígena) o “Parque de las Bolas de Piedra”, propuesto originalmente por el arquitecto Ibo Bonilla en 1979, para ubicar las esferas recuperadas, de las cuales no se conoce su locación original. Este parque es parte de un amplio proyecto arqueológico, bajo la guía del Museo Nacional de Costa Rica y el padrinazgo del reconocido escultor Jorge Jiménez Deredia.

Entre los ejemplares de esferas que se encuentran en el extranjero destacan las dos que se encuentran en las bodegas de Fairmount Park Asosociation de Filadelfia, Pensilvania y la otra en la Embajada de Costa Rica en Washington, las cuales fueron cedidas con la autorización del Museo Nacional de Costa Rica del 10 de febrero de 1971, gestionado por el estadounidense Samuel Adams Green, conocido coleccionista y curador de arte, que luego se dedicó a estudiar y proteger diferentes sitios sagrados del mundo, a través de Landmarks Foundation, organización creada en 1977 y por lo cual vino a Costa Rica en 1998 y colaboró efectivamente en lograr el retorno en 1999 de las primeras ocho esferas al Cantón de Osa, su lugar de origen.

En el año 2010 los investigadores John Hoopes (de la Universidad de Kansas), Nuria Sanz (del Centro de Patrimonio Mundial de la Humanidad), Helaine Silverman (del Consejo Internacional de Museos) y otras autoridades académicas, visitaron el sitio de las esferas de piedra para evaluar la elegibilidad y protección de la UNESCO como Patrimonio de la Humanidad.

Durante el 2011 las comunidades de la zona organizaron actividades, como el Festival de las Esferas, para promoverlas cultural y turísticamente. En el 2012 la Unión de Municipalidades de Osa acogió la iniciativa de Vicente Cassanya, conocido astrólogo y estudioso de sitios sagrados de la humanidad, para crear el “Proyecto Esferas” con el objetivo de consolidar el reconocimiento internacional del valor de las esferas de piedra, incentivar un turismo respetuoso de este patrimonio mundial para colaborar con el desarrollo sustentable de las comunidades de la región como herederas legítimas y principales encargadas de su protección. En octubre del 2012 el “Proyecto Esferas” organizó con gran suceso una serie de actividades como el Festival Internacional de Música Osastok, talleres, encuentros, recorridos y un ciclo de conferencias con estudiosos de las esferas y otros sitios megalíticos, entre ellos Ivar Zapp, Alberto Sibaja, Ibo Bonilla, Alfredo González, Vicente Cassanya, Abel Salazar y Miguel Blanco. Las actividades generaron una gran cobertura mediática y controvertidas opiniones de expertos, arqueólogos, antropólogos, políticos, artistas, arquitectos, comunicadores, líderes comunales e indígenas, funcionarios, etc. que involucraron a la sociedad en general y a la comunidad en particular.

Para noviembre del 2012 el país ya había entregado los documentos requeridos por la UNESCO para formalizar la denominación buscada

Han surgido muchos mitos e hipótesis alrededor de estas esferas, su significado, sus constructores, fines, técnicas constructivas y de transporte, fecha y canteras de las piedras: hechas por descendentes de la Atlántida, geomorfosis natural, pociones secretas para ablandar la piedra, que en el centro tienen una semilla de café, participación de extraterrestres, ejes energéticos complementarios a Nazca y Pascua, delimitación territorial, hitos conmemorativos, representación del eterno femenino, dispositivos navegacionales, símbolo perfecto de la divinidad, fuentes de energía y bienestar, dispositivos de equilibrio tectónico, puertas dimensionales. Enfoques esotéricos han sido tratados en múltiples libros como en los escritos por el escritor suizo de bestsellers Erich von Däniken y el escritor español Juan José Benítez.

En la cosmogonía bribri, compartida por cabécares y otras étnias ancestrales de América, las esferas de piedra son “balas de Tara” (Tara o Tlachque el Dios del trueno) que con una inmensa cerbatana las lanzaba a los Serkes (dioses de los vientos y los huracanes) para alejarlos de estas tierras.

Sumerios:

Los Sumerios, habitantes de Sumeria, antigua región del Oriente Medio que formaba la parte sur de la antigua Mesopotamia, entre las planicies aluviales de los ríos Éufrates Tigris. Mesopotamia, nombre griego que significa “Entre los ríos”, comprendía distintas regiones como Sumeria al sur, Acad en el centro, y Asiria, en el norte. En muchas ciudades de esta civilización, se han hallado muchos objetos y documentos antiguos que testimonian las huellas de un pasado remoto sorprendente. La civilización sumeria está considerada como la primera y más antigua civilización del mundo, aceptado así por la arqueología moderna y oficial. La procedencia de sus habitantes, los sumerios, es incierta y existen numerosas hipótesis. El término “sumerio” también se aplica a todos los hablantes de la lengua sumeria. En la lengua sumeria esta región era denominada Kengi (ki), equivalente al acadio mat Sumeri, esto es, la «tierra de Súmer».

El nombre “sumerio” fue dado por los semitas acadios quienes serían los sucesores en términos históricos de los Sumerios, pero aún se desconoce porque los Acadios llamaron a estas tierras Shumeru.  Los Sumerios se hacían llamar a sí mismos sag-giga que significa literalmente “el pueblo de cabezas negras”. De acuerdo al historiador babilonio Beroso, los sumerios fueron “extranjeros de caras negras”.

De acuerdo a las investigaciones, en la Baja Mesopotamia existieron asentamientos humanos desde el período Neolítico ((6700 a. C. – 6500 a. C) y Calcolítico ((5500 – 5000 a. C),  El Obeid (5000 – 4000 a. C.), Uruk (4000 – 3200 a. C.) y Yemdet Nasr (3200 – 3000 a. C.)

La lengua sumeria no tuvo parentesco con ninguna otra de su época, no ha habido ningún vocabulario en el mundo que se le pareciera. Era una lengua de tipo aglutinante (como el turco o finlandés), es decir, una palabra consta de una raíz que expresa un concepto y una partícula anexa que le da el significado. También se formaban palabras con dos raíces, lu=hombre, gal=grande, lugal=hombre grande=rey.

Con los sumerios apareció lo que llamamos Civilización, con ellos aparecieron los rasgos tanto positivos como negativos de nuestra especie en sociedad. Cerca del año 3.000 también aparecieron otras civilizaciones renombradas como la egipcia, la china o la cultura del Indo.

Toda la historia de Sumeria está embebida en el misterio, en este artículo trataremos de analizar la historia secreta de los sumerios haciendo un repaso a sus leyendas, mostrando coincidencias con las religiones y costumbres actuales, algunos videos y entrevistas, imágenes y demás material que puede servir como evidencia a hipótesis sobre el verdadero origen de la raza humana.

Nos encontramos unas primeras culturas preurbanas hacia el 7.000 a.C., que ya tenían artesanía y cerámica. El origen étnico de los sumerios es verdaderamente intrigante pues no corresponde con las tribus semitas que poblaban esas tierras. Las explicaciones más creíbles nos indican que seguramente fueran una evolución de las poblaciones autóctonas, otras teorías hablan que llegaron de la zona del mar Caspio y otros de la India.

Algunos estudios proponen que los sumerios provenían de la cultura que fundo la ciudad de Mohenjo-Daro. Esta antigua ciudad es considerada capital de la civilización del Indo. De acuerdo a la arqueología oficial, Mohenjo-Daro existió al rededor del 2600, sin embargo, nuevas investigaciones han llegado a los sorprendentes resultados de datación de unos 13.000 a.C años de antigüedad. Parte de las evidencias que apoyan esta hipótesis, son los restos de esqueletos encontrados en las excavaciones en 1960 que datan de 8.000 a 12.000 a.C años, pero lo que más impactó de este hallazgo fue que los esqueletos estaban radiactivos.

Estudios arqueológicos más resientes han demostrado que en toda esta zona de Mesopotamia existieron importantes migraciones, así que no sería ilógico pensar que por diferentes motivos, estos antiguos pueblos fundaron asentamientos en toda la región.

Tenemos la cultura llamada Obeid (hacia el 4.500 ), que se desarrolló en lo que se podría llamar el primer asentamiento urbano, Eridu, la cual se sabe por restos arqueológicos que tenía gobernante y templos, así como una gran cerámica, también construyeron canales.

Más tarde apareció la cultura de la ciudad de Uruk, auténtico precedente de la civilización sumeria. A Uruk se la puede considerar como la primera ciudad-estado ( 3.500-3.000), además es en donde se han encontrado los restos de escritura más antiguos, sin duda como respuesta a la complejidad de la organización urbana, estos primeros escritos están relacionados con la organización de los almacenes de los templos.

Así pues nos encontramos con el principio de una nueva cultura que sobrepasará a las anteriores y que ante esta nueva organización social pasará a llamarse Civilización.

Hacia el año 3500 antes de nuestra era, y sobre este vastísimo fondo de cultura antigua, común a todo el Próximo Oriente, en el sur de la Mesopotamia, y en las orillas del golfo Pérsico, surgen, de golpe, según parece, los sumerios. ¿Quiénes eran los sumerios? ¿De dónde venían? ¿Cómo llegaron? No se hapodido responder todavía a estas preguntas: las «pruebas» arqueológicas e históricas son, a menudo, difíciles de establecer y además muy delicadas. La luz es, de momento, tan endeble sobre estas cuestiones, que ciertos especialistas han juzgado inútil plantear estos problemas y están dispuestos a considerar a los sumerios como los primeros y más antiguos habitantes del país. Sin embargo, actualmente nos parece más probable que los sumerios hayan venido de otra parte, como conquistadores o como masa de emigrantes y es muy posible que hubieran adoptado y asimilado rápidamente la cultura de sus predecesores con los que seguramente se integraron más o menos profundamente hasta transformarla totalmente a la medida de su propio genio, pero su origen concreto, oficialmente es desconocido. Esto es lo que se ha venido denominando desde el siglo XX como el “problema sumerio.” En cualquier caso, es durante el período del Obeid cuando se producen avances que cristalizan en Uruk, y que sirven para considerar este momento como el inicio de la civilización sumeria.

Esta época de la instalación de los sumerios en la Baja Mesopotamia ha sido llamada por los arqueólogos época de Uruk.

La cultura de Uruk fue imponiéndose poco a poco, sin embargo no llegó a crearse un gran reino sino que era un país formado por varias ciudades-estado. Toda ciudad tenía un Zigurat (pirámide escalonada para observar los astros y hogar del Dios de la ciudad), un Palacio del rey, un Templo y asentamientos agrícolas en las afueras.

Existen indicios que demuestran que la Historia retrocede mucho más en el tiempo de lo que siempre se ha creído, en una época remota en la que todavía no existían ni los seres humanos. Pero sí habitaban y reinaban en la Tierra otros seres. Una época remota enterrada por la arena del paso del tiempo, pero de la que conservamos algunos recuerdos.

Hasta finales del siglo XVIII, las fuentes de la Historia Antigua del Próximo Oriente se limitaban a las noticias transmitidas por el Antiguo Testamento y la tradición clásica antigua. El paso decisivo para acceder a los documentos originales se dio en 1802 al descifrar Grotefend algunas inscripciones cuneiformes persas. Su interpretación no se terminó hasta 1857, pero su conclusión tuvo importantes consecuencias, pues en esas lenguas (llamada hoy acadia) esta redactada la mayor parte de los documentos orientales de la Antigüedad. Ya en 1821, Champollion en Egipto había descifrado también la escritura jeroglífica.

Desde mediados del siglo XIX el interés despertado por estas interpretaciones dio lugar a que casi todos los países cultos enviasen “misiones culturales” a Oriente para realizar prospecciones a fondo. En ellas, encontrarían textos escritos y restos de materiales de estas civilizaciones. Por ello, en su estudio, la arqueología ha tenido un papel importante sobre todo en los primeros periodos.

Hacia la segunda mitad del siglo XIX se excava Nínive y Khorsabad y descubren monumentales palacios, templos y sobre todo, la biblioteca de Asurbanipal, el último gran rey asirio, que había coleccionado todas las obras literarias y reliquias de babilonios, asirios y sumerios. Después se trabajar en las ruinas de Babilonia, y las ciudades sumerias de Ur, Uruk, Nippur, etc, así como Egipto. A comienzos del siglo XX son notables las excavaciones de Ur realizadas sacando a la luz la necrópolis real.

Como ya se comentó en párrafos anteriores, en la Baja Mesopotamia existían asentamientos humanos desde el 6700 a. C. – 6500 a. C. aproximadamente, sin embargo no existen registros escritos de esa etapa para conocer el origen del pueblo sumerio, y tampoco los cráneos hallados en los enterramientos aclaran el problema de su origen, debido a que están representadas tanto la dolicocefalia como la braquicefalia, con algunos testimonios del tipo armenoide.

Es interesante notar, que los cráneos hallados en las excavaciones, presentan estas “deformidades”; digo que es interesante porque estos cráneos también han sido hallados en otras partes del  mundo, en donde en algún momento reinaron otras civilizaciones.

Uruk, la “Erec” bíblica y la árabe “Warka“, es el escenario de descubrimientos fundamentales para la historia de la humanidad, al menos la hipótesis aceptada desde el punto de vista de la arqueología oficial, aquí aparece la rueda en torno al 3500 a. C., y la escritura en el 3300 a. C., siendo ésta la datación más antigua de tablillas de arcilla con escritura cuneiforme encontrada hasta la fecha. Estos registros escritos confirman que los sumerios no eran un pueblo indoeuropeo, ni camita, ni semita, ni tampoco elamo-drávida. Así lo demuestra su lengua de tipo aglutinante. Por tanto se especula, como se ha dicho, que los sumerios no fueron el primer pueblo en asentarse en la baja Mesopotamia, quizás los sumerios ¿eran descendientes de una cultura mucho más antigua?. Ya se hizo mención a Mohenjo-Daro, que quizás pudo haber sido la cultura antecesora de los Sumerios.

la Astronomía de los Sumerios

Para los sumerios, que observaban el cielo y conocían los ciclos de los eclipses lunares, sus dioses estaban allá arriba. Diferenciaban aquellos menores, los “igigi” o “vigilantes”, de los que se movían de forma distinta por la eclíptica (planetas). Así, la diosa Inanna, del amor y la guerra (Ishtar para los acadios), era Venus. Por su parte la Luna era Nannar, hijo de Enlil, y así sucesivamente con otros astros que habían comprendido eran “especiales”.

Habían dividido el firmamento en tres caminos. El inferior que llegaba hasta el suelo era dominio de Enki, de ahí que fuese el señor de la tierra. Como desde algunos lugares no se veía más que mar, los acadios lo llamaron Ea (“El que tiene su casa en el agua”). Los dioses sumerios, acadios y babilonios eran los mismos, a excepción del supremo de éstos últimos que era de nueva creación, se llamaba Marduk y era hijo de Ea/Enki. El camino central, por su parte, era el dominio de An. El superior, de Enlil, de ahí que fuese considerado el señor del aire o quizá más concretamente “de las alturas”.

Los babilonios, en un extraordinario compendio astronómino denominado “Mul.Apin” (“Estrella Arado”), asignaron estrellas y constelaciones a los distintos caminos. La estrella arado, cuya identificación no está del todo clara, ascendía en el mes de Ninsanu (del 15 de Marzo al 15 de Abril) en el equinoccio de primavera, señalizando el inicio del arado y la siembra. Era como Sirio para los egipcios.

Es de interés recalcar que tanto los Sumerios, como los Egipcios, los Mayas y otras culturas similares, hablaban de los Dioses del Cielo, y tenían un complejo sistema de estudio de la astronomía y un entendimiento claro de las constelaciones y planetas.

Según se entiende, los Sumerios descubrieron la relación de nuestro Sol con las Pléyades. Las Pleyades son un sistema de soles o estrellas que giran alrededor de una estrella central llamada Alción (Alcyon o Alcyone). El sol también forma parte de este conjunto, a nuestra galaxia entera (La Vía Láctea) le toma 25.900 años  completar una órbita alrededor de Alcion. Como se ve, los planetas giran al rededor de nuestro Sol, y nuestra galaxia gira al rededor de una galaxia mayor; todo parece ser un conjunto entero de galaxias. Es sorprendente que los Sumerios hayan podido saber esto, pero no es descabellado ya que los Mayas también hablaron en su momento de las Pléyades y la órbita que hace la Vía Láctea al rededor de Alción. ¿Coincidencia? Lo dudo.

El cúmulo de las Pléyades o “las Siete Hermanas”, se ha tomado como referencia en muchas culturas del pasado. Su nombre corresponde en la mitología griega a las siete hijas de Atlas y Pleione, colocadas por Zeus entre las estrellas. También en la Biblia aparece alguna referencia a la Pléyades (Job 38:31). Los antiguos aztecas de Méjico y América Central basaban su calendario en las Pléyades.

Pero aquí no acaba la cosa, otra de las constelaciones muy nombradas por civilizaciones antiguas como la Maya y la Egipcia es Orión.

Se cree que los sumerios eran gente temerosa de sus dioses y con un profundo sentido de la amistad. Compartían fraternalmente sus desgracias y creían que los dioses habían creado al hombre para que les sirvieran diligentemente. Su concepto del mundo era bastante agorero; la humanidad estaba predestinada a sufrir porque los dioses así lo habían decretado.

Por otro lado, el símbolo de Nannar, dios lunar, era una luna en creciente, símbolo del Islam que comparte también personajes con el judaísmo y por ende el catolicismo.

En 1880 el investigador alemán Julius Wellhausen publicó Prolegomena to the History of Israel. En él recogía evidencias de que Moisés no pudo escribir esos textos capitales (Pentateuco, los cinco primeros libros de la biblia judía). Wellhausen defendía incluso la hipótesis de que estos relatos que hablan de los Elohim o Seres Brillantes equivalentes a los Annunakis (de quienes hablaremos más alante), procedían de fuentes más antiguas, más tarde identificadas como Sumerias. Posterior a Wellhausen, los avances en la crítica textual han convencido a muchos expertos e historiadores de que estos textos, en la forma en que nosotros los conocemos actualmente, fueron tomados y adaptados de varias fuentes, ya sabemos que la fuente es Sumeria.

Para aclarar el término Elohim, es una palabra hebrea usada por judíos y eclesiásticos, es la forma en que se denominaba a “Dios”, pero Elohim sería su plural, es decir: dioses. En la biblia original, la hebrea, no se habla de un (1) dios sino de dioses….los Elohim. Fue tiempo después que se comenzó a usar en singular “Dios” cuando se “unificó” la religión monoteísta, es decir la que adora a un solo Dios.

El zodíaco también fue un invento de los sumerios. Originalmente disponía de 17  o 18 signos, cuestión aún poco clara, pero que contenían absolutamente todos los signos que hoy usamos. Posteriormente serían los babilonios, y no los griegos, los que les darían forma final reduciendo su número a 12.

Todo esto nos aclara expresamente cómo ha influido la cultura Sumeria en el hombre actual, puesto que nuestras creencias religiosas nacieron de la misma semilla, aunque actualmente están diseminadas y distorsionadas.

Podemos seguir evidenciando otras similitudes, que incluso ya han sido mencionadas en párrafos anteriores:

  • Existía una trinidad de dioses mayores (Enlil, Enki, Ea ).
  • También existían dioses y diosas patronos o protectores de una determinada ciudad
  • Nammu creó el cielo y la tierra (que se la dio a Ki y a An), Su hijo Enlil creó la atmósfera, el viento, la tormenta y separó el día de la noche. Enlil y Ki crearon los animales,  y las plantas. Los hombres fueron creados por Enki y Ki para servir a los dioses.
  • Ki creó con la costilla de Enki una diosa, Nin-ti, que significa mujer de la costilla. (La Eva bíblica)
  • Enki creó un lugar donde el hombre podía vivir sin miedo a los animales (serpientes, hienas, escorpiones o leones) un lugar sin terror, pero Enki descubrió un comportamiento inadecuado en los humanos y los expulsó. Es el paraíso bíblico…el jardín de Edén.
La biblia nos dice que el Edén (palabra de origén acadio, un pueblo de estirpe semita que significa “lugar puro y natural”) era un huerto o jardín que habría existido, indicando su existencia en una región que se hallaría en el Cercano Oriente. Se dice que de él salía un río que se dividía en cuatro, a saber: río Pisón (o Wadi Baton), rodeando la tierra de Habila; río Gihón (o Karun), rodeando la tierra de Etiopía; río Hidekel (río Tígris), al oriente de Asiria y el río Éufrates. Para más detalles de Edén, invito a leer el artículo Adán, Eva, el Paraíso y el Edén

Los sumerios, así como los mayas o los egipcios, eran grandes observadores del cielo. La regularidad del movimiento estelar era algo que todos registraban con respeto divino y estudiaban con curiosidad. Sin embargo, la formulación de teorías astronómicas sería algo propio de la ciencia moderna, a pesar de algunas excepciones. En general, la observación de los astros adquiría matices religiosos, o a veces sus anotaciones servían para la temporalización de la vida cotidiana.

Por eso no es de extrañar que los pueblos antiguos registraran muy bien los movimientos de objetos celestes como Júpiter o la Luna, pero que no desarrollaran la idea de que existían planetas rotando alrededor del Sol. Sólo observaban y usaban su sentido común, el cual les hablaba de una Tierra quieta, por cuyo cielo desfilaban estrellas de origen desconocido. Sin embargo, grabados en piedra que han sido encontrados nos dicen de una forma sorprendente que los sumerios conocían muy bien la rotación de planetas a través de sus órbitas al rededor del Sol.

¿Sería posible que los sumerios hayan desarrollado la teoría heliocéntrica y conocido todos los planetas de nuestro sistema solar? La respuesta es no. Más allá de las limitaciones epistemológicas, las observaciones astronómicas sumerias registraban a los planetas que sólo podemos observar con nuestro ojo, lente incapaz de captar las señales de NeptunoUrano, y Plutón. Si no podían, entonces ¿cómo obtuvieron éste conocimiento? o ¿desarrollaron los sumerios una tecnología avanzada de la que nosotros en la actualidad no sepamos?

Enuma Elish es un poema babilónico que narra el origen del mundo. Enuma Elish significa en acadio “cuando en lo alto“, y son las dos primeras palabras del poema. Está recogido en unas tablillas halladas en las ruinas de la biblioteca de Asurbanipal.

El Enuma Elish, hoy sabemos que es un compendio de leyendas más antiguas y de origen sumerio, como correspondería a toda buena creencia babilonia que se precie. En siete tablillas de arcilla está escrita, y en siete días se narra la creación en el Antiguo Testamento. Se narra la construcción de Babilum (“Pórtico de los dioses”, Babilonia), y su zigurat dedicado a Marduk, aunque originariamente lo era a Enlil; en la Biblia se nos habla de la “Torre de Babel”. Los ejemplos son innumerables. El caos, el abismo sobre las aguas o “Tehom”, se llama Ti-amat en el Enuma Elish, y era el monstruo que representaba el desorden.

La práctica totalidad de las historias y personajes bíblicos, además, están basados en historias de origen sumerio. Así, los diez primeros patriarcas bíblicos son los mismos que los reyes prediluvianos sumerios. Entre los diez reyes antediluvianos encontramos a Alulim, que fue “el que esparció la semilla” (Adán), a su hijo Alalgar (Set), y a otros como el pastor Dumuzid que fue asesinado (Abel), a Enmenduranna (que conocía los secretos de los cielos, Enoch), Enmengalanna (que sabía cómo conseguir la intercesión de los dioses, como Enós y sus oraciones), al mencionado Ziusudra (Noé) y al padre de éste Ubar-Tutu (Lámek). En Súmer fueron los dioses los que decidieron la destrucción del hombre a causa de su maldad, como en el Génesis, pero sólo uno de ellos (Enki) se apiadó de la humanidad y encomendó a un hombre construir un barco y llenarlo de animales.

Los Anunnaki: aquellos que vinieron del cielo a la tierra

El término Anunnaki, hace referencia a un grupo de deidades sumerias y acadias, conocidos también como los Anunna, los “50 grandes dioses” hijos de An. Hay quienes mencionan que los Anunnakis fueron un grupo de dioses abandonados por sus padres en un mundo que se estaba recuperando de una terrible calamidad, algo que devastó casi por completo el planeta.

De acuerdo a las traducciones de Zecharía Sitchin, estos dioses venían de un planeta (planeoide, enana marrón o algo similar) llamado Nibiru. Para los babilonios, era un cuerpo celeste asociado con el dios Marduk. Nibiru significa “lugar que cruza” o “lugar de transición”. En muchos textos babilonios se identifica con el planeta Júpiter, aunque en la tablilla 5 de la Enûma Elish se asocia con la Estrella Polar, que también se conocía como Thuban (estrella en la constelación del Dragón).

De acuerdo a Sitchin, Nibiru sería el planeta número 12 en nuestro sistema solar, y éste tendría una órbita elíptica al rededor de nuestro sol y un período orbital de unos 3600 a 3760 años. Sitchin le atribuye estos datos no solo a los sumerios, sino también a los astrónomos Mayas.

Sitchin explica que Nibiru colisionó con un planeta que existía en nuestro sistema solar llamado Tiamat entre Marte y Júpiter. De acuerdo a la mitología babilónica, Tiamat era una Diosa/Monstruo/Planeta primitivo mencionado en el poema épico Enûma Elish. A causa de esta colisión, se formarían la tierra y el actual cinturón de asteroides.

A parte de Sitchin, Burak Eldem y Marshall Masters apoyan estas teorías. A nibiru también se le conoce como Hercólubus/Hercóbulus.

En 2008, un equipo japonés anunció que según sus cálculos, debía existir un planeta no descubierto a una distancia de unas 100 UA (150 millones de kilómetros) con un tamaño de hasta dos tercios del de la Tierra.

La traducción de algunas tablillas (actualmente eliminadas de la existencia por el Poder Mundial), realizadas por lingüistas destacados como Samuel Noah Kramer y Zecharía Sitchin, muestran una civilización sumeria muy avanzada. Kramer afirma que “los sumerios, con la ayuda de sus dioses, especialmente Enlil, transformaron una tierra llana, árida y azotada por los vientos en un reino fértil y floreciente”.

Alan Alford, nos dice que toda la vida sumeria giraba en torno a sus dioses. Estos tenían cuerpo físico y a ojos de los sumerios eran los An.Unna.Ki (o Annunakis), literalmente “aquellos que vinieron del Cielo a la Tierra”, esta hipótesis también apoyada por Robert BauvalEstos dioses instruyeron al pueblo en la construcción de templos en lugares escogidos. Con el tiempo, se cree que se desarrollaron diversas confrontaciones bélicas entre o contra los dioses. En la Biblia y escritos judíos y cristianos se les conoce como Nefilim.

Los Nefilim (o Nephilim) eran un pueblo de gigantes (o titanes) hijos de los hijos de dios y las hijas del hombre, aquí aparece el apareamiento entre los dioses y los humanos, algo muy mencionado en textos antiguos como los sumerios y la biblia. Para los arameos, el término Nephila se refiere a la constelación de orión, y así los Nefilim serían descendientes divinos de esta constelación. Nuevamente se menciona a Orión, y “a los que vinieron de Orión“….¿casualidad?

“Y aconteció que cuando comenzaron los hombres a multiplicarse sobre la faz de la tierra y les nacieron hijas, al ver los hijos de Dios que las hijas de los hombres eran hermosas tomaron para sí mujeres, escogiendo entre todas. Entonces dijo Yahvé: «No contenderá para siempre mi espíritu en el hombre, porque ciertamente él es carne; y su vida no rebasará los ciento veinte años». Los nefilim se hallaban en la tierra en aquellos días, y también después, cuando los hijos del Dios [verdadero] continuaron teniendo relaciones con las hijas de los hombres y ellas les dieron a luz hijos, estos fueron los gigantes de la antigüedad, fueron los hombres famosos. Génesis, 6, 1-4″

Los escritos sumerios nos dicen que ellos conocían perfectamente nuestro sistema solar, sabían cuantos planetas existían, desde mercurio a plutón.  Este último descubierto a principios del siglo XX. Nos narran que de Nibiru venían sus dioses, y que estos fueron el génesis de la vida en la tierra y la causa de la rápida evolución del hombre (¿el eslabón perdido?)

Para los sumerios, sus dioses fueron de carne y hueso, seres que convivieron entre ellos y les enseñaron diferentes actividades y normas para convivir. Estos dioses crearon al hombre a su imagen y semejanza.

El autor Bob Frissell propone, al igual que Sitchin, que el ser humano es producto de un cruce genético entre 2 razas, pero a diferencia de Sitchin, Frissell dice que el cruce fue hecho entre una raza de Nibiru y la otra se Sirio

Un texto sumerio dice: “En la tierra cayó una calamidad, una desconocida para el hombre, una que no se había visto nunca antes… una gran tormenta del cielo… una tormenta que aniquiló toda la tierra… un viento diabólico como un torrente enfurecido… acompañada de un calor abrasador… durante el día robó a la tierra de su sol reluciente, por la noche las estrellas no brillaban… La gente aterrorizada, no podía apenas respirar… Las bocas se llenaron de sangre… hizo que las casas se abandonaran… los ríos de Sumeria afluían con aguas amargas… los pastos crecían con hierba marchita… Los dioses evacuaron Uruk, se escondieron en las montañas, escaparon más allá de las lejanas llanuras…”.

Extraña forma de relatar una calamidad, pero si leemos nuevamente el pasaje con “ojos modernos” lo primero que se me viene a la mente es una fuerte explosión, pero ¿ocasionada con qué? y ¿por qué motivo? ¿Pudo acaso ser algún meteorito? o ¿algún tipo de artefacto explosivo? También resulta interesante resaltar que este relato parece familiar, como los que podemos encontrar en el libro de las revelaciones de la biblia y a la parte referida a Sodoma y Gomorra de la Torá.

En todo caso, la revista científica Geology en su edición de Abril del 2000, mostraron resultados de análisis radiológicos y químicos de antiguas capas de polvo de aquel periodo, en varias zonas de Oriente Próximo, pero particularmente del fondo del golfo de Omán, y llegaron a la conclusión de que hubo un inusual cambio climático en las regiones adyacentes al Mar Muerto levantando grandes tormentas de polvo, y que este polvo fue transportado hacia el sur de Mesopotamia y más allá del Golfo Pérsico. (El mismo desarrollo del Viento maligno de Sumer). La conclusión del estudio fue que esta inusual precipitación de polvo se debió a “un extraño y dramático evento que tuvo lugar en torno al 2025 a.C.” coincidiendo así con los textos sumerios.

Por otro lado en la revista Science en su edición 27 de abril de 2001 dedicada al paleoclima mundial, en una sección dedicada a Mesopotamia, dice haber evidencias de que en la región de Irak, Kuwait y Siria “el abandono generalizado de la llanura aluvial entre los ríos Tigris y Eufrates se debió a unas tormentas del polvo que comenzaron hace 2025 años a.C.” eso sí, sin entrar en la causa de esas tormentas.

Busqué la citada revista para comprobar los resultados, me tomó un rato encontrarla pero efectivamente así es. Dejo el enlace al resumen del artículo en caso de que quiera ser visto (en ingles). En otro de los resultados de mi búsqueda encontré relación en un artículo de la Wikipedia con el Imperio Acadio, en donde hay mención del citado artículo (en ingles).

Comento los últimos párrafos porque existe una teoría, que aunque ya la había escuchado (por relatos de la India, otra época, otros factores; más concretamente de los Vimanas) sigue resultando muy controversial. Es la teoría o hipótesis de explosiones nucleares en la antiguedad. Si, leyó bien; se cree que en la Península del Sinaí ocurrieron. Las imágenes que pude encontrar a través de Goggle Maps nos muestran una gigantesca cavidad y una visible fractura de la superficie de la Tierra; y los estudios realizados como los que cité anteriormente, revelan “anomalías” en la zona. Lo cierto es que en la zona quedan esparcidas hoy en día restos de rocas quemadas y ennegrecidas, con una proporción extremadamente inusual de isótopos de uranio-235, lo cual indica según los expertos, la exposición de estas rocas a un inmenso calor repentino de origen nuclear. Dejo abierta las respuestas a las preguntas antes hechas: ¿fue acaso un meteorito o algún dispositivo explosivo/nuclear? Creo que todas las posibles respuestas solo generarían más preguntas!

Entonces la mujer de Lot miró atrás, a espaldas de él, y se volvió estatua de sal. GÉNESIS 19:26

Este relato biblico tiene su origen en las famosas ciudades de Sodoma y Gomorra…que fueron destruidas por los Dioses. Sin lugar a dudas esta es otro curioso relato bíblico que hace alusión a los efectos que tendría una explosión nuclear en una persona: la desintegra convirtiéndola en polvo (sal)

Según el historiador Kisari Mohan Ganguli, quien sostiene que los textos sagrados de la India están repletos de estas descripciones de un gran holocausto nuclear en la antigüedad, de proporciones claramente superiores a Hiroshima y Nagasaki, podemos extraer:

Una columna de humo incandescente y llama tan brillante como miles de soles en todo su explendor, una explosión perpendicular generando una enorme columna de humo que generaba círculos concéntricos de ondas que se extendían como parasoles gigantes.

Era una explosión desconocida como una gigantesca expansión de muerte, que redujo a cenizas la raza entera de los Vrishnis y los Andhakas. Tras unas horas la comida y los alimentos devastaron a aquellos que sobrevivieron a la explosión y los soldados intentaban lavar en vano su equipamiento y vestidos

los Sumerios tienen aproximadamente unos 6700 años a.C de antigüedad, esa estimación es aceptada oficialmente; pero los textos sumerios, y buena parte de sus leyendas, son las que incomodan a la arqueología tradicional, ya que estos escritos hablan de dioses longevos que reinaron en el planeta hace ya 450.000 añosaproximadamente; claro está que esta es una cifra escandalosa!

Pues bien, y siguiendo con el tema de los Anunakis (o Annunakis), claramente están referenciados en los textos sumerios y descritos como los que vinieron del cielo, también los podemos encontrar en otras partes del mundo como los Ananakus  y chitauri en Africa, eran representados como hombres altos o gigantes y además de aspecto blanco, en ocaciones como aves y como animales terrestres, en áfrica se los representaba como lagartos, en china como dragones (amaru) y en la india como serpientes (naghas).

Por las inmediaciones de la selva ecuatoriana, existen los Shuaras, tribu indigena antigua que vive en la inmediaciones de la famosa “cueva de los Tayos”, este grupo de indígenas también habla de los dioses celestes y relata el caso del dios Sunki conocido por su simbologia del dios de las aguas o de las fuentes de aguas y que era hijo de An (¿el mismo An sumerio?), y a este supuesto sistema de deidades los llamaban los Ananakus. De éstos últimos no puede encontrar mayor referencia, sin embargo resulta de interés que el dios Sumerio Enki sea conocido como la misma simbología en Ecuador como Sunki; aparte de esta similitud, Sunki, al igual que Enki castigó al mundo con un diluvio, aunque como ya sabemos de la mitología Sumeria, Enki “salvó” a un grupo del desastre del diluvio.

Y Jehová pasó a decir: “Mira que el hombre ha llegado a ser como uno de nosotros, conocedor del bien y del mal. No vaya a ser ahora que tienda la mano del árbol de la vida y comiendo de él viva para siempre”. Jehová lo echó del jardín del Edén, para que cultivara el suelo del que había sido tomado. Expulsó al hombre del Jardín del Edén y puso delante de él dos querubines blandiendo flameante espada para guardar el camino al árbol de la vida”. (Génesis 3, 24)

Ya se comentó antes el rol de Enki en la creación de los humanos, según las escrituras sumerias, pero algunos autores y estudiosos de las antiguas civilizaciones han ido más allá y propuesto algunas teorías mucho más controversiales. Los textos sumerios hablan de la necesidad de crear trabajadores en la Tierra para los yacimientos de oro (mineral que se supone necesitaban los Annunakis) “dándoles la imagen de los dioses” (¿a tu imagen y semejanza bíblico?) y suficiente inteligencia para utilizar herramientas. Se supone que tras varios intentos fallidos, consiguieron dar con un espécimen apto para el trabajo de las minas. Lo llamaron Lu.Lu, o “uno que ha sido mezclado”.

La mezcla entre divinos y “humanos” da lugar a la “humanidad”. Una humanidad en la que hallamos razas mixtas, mezcladas, más o menos puras. Entendemos que esta es una cuestión muy delicada y no se pretende establecer como definitiva una idea sin tener fundamento firme, pero hemos de tener en cuenta que los textos sumerios son, además de históricos, los textos más antiguos de la humanidad, por lo que hemos de concederles un estimable valor. Esta cuestión tratada por las tablillas sumerias podría ser una explicación de la radical diferencia existente entre las diferentes razas humanas. Producto de la mezcla entre elementos divinos y humanos, hallamos espíritus divinos, razas celestes, encarnados en trozos de barro (materia demiúrgica): “ángeles caídos”, etc. y todas estas historias (derivadas de las Sumerias) se repiten a lo largo de textos en todo el mundo, como en Egipto, el judaísmo, cristianismo, hinduismo, y un largo etc. ¿Mera casualidad, o una fantasía masiva?

En un artículo publicado en 1973 por Francis Crick en conjunto con Leslie Orge, para la revista Icaro, en el que argumentan que el ADN encapsulado dentro de pequeños granos pudo ser disparado en todas direcciones por “alguna avanzada civilización” para diseminar la vida en el universo; cito:

Parece ahora improbable que los organismos vivos extraterrestres pudieran haber alcanzado la Tierra ya sea como esporas conducidas por la presión de la radiación de otra estrella o como organismos vivos incrustados en un meteorito. Como alternativa a estos mecanismos del siglo diecinueve, hemos considerado la Panspermia Dirigida, la teoría de que los organismos fueron deliberadamente transmitidos a la Tierra por seres inteligentes de otro planeta. Concluimos que es posible que la vida alcanzara la Tierra de esta manera, pero que la evidencia científica es inadecuada actualmente como para decir algo acerca de esa probabilidad. Prestamos atención a los tipos de evidencia que pudieran arrojar una luz adicional sobre este tema”

Permítanme recordar, y de forma tajante, que Francis Crick no era ningún pendejo! él, junto con James D. Watson fueron los descubridores del ADN. Así que la hipótesis de una “mezcla” de ADN para constituir  a un ser humano, como hacen referencia los textos Sumerios, por descabellado que parezca NO es improbable.

Según Frederick Hoyle, refrendar el papel de las bacterias como probable eslabón perdido y resolver su supervivencia en el espacio es sencillo, ya que estos microorganismos parecen resistirlo todo. De hecho, el ser humano lleva sobre la Tierra un millón de años (en teoría), mientras las bacterias llevan 4.000 millones. Así que aquí tampoco sería descabellado pensar que en efecto pudieron existir otras civilizaciones mucho más antiguas, como las que hacen referencia algunos eruditos

El Mapa de Piri Reis:

1) Datación. El mapa lleva la fecha de 1.513, pero no se publicó hasta 1.523. La elaboración final debió de estar en un punto entre esas 2 fechas. Aquí en principio vamos a dar la fecha de 1.513 como buena, con la salvedad apuntada.

2) Fuentes. Piri Reis era un almirante experimentado. Estaba al tanto de la mayoría de los descubrimientos de su época y tenía buenas fuentes de información cartográfica. Para elaborar su mapa se basó principalmente en esas fuentes, sus contemporáneas, complementadas con mapas clásicos de la antigüedad.

3) Contexto histórico. El objetivo del mapa era mostrar al soberano otomano Selim I (1512-1520) el alcance de los descubrimientos de nuevas tierras por parte de españoles y portugueses en el Océano Atlántico. Los turcos no contaban con flota atlántica, y sus galeras mediterráneas de remeros no eran apropiadas para ese tipo de travesía, pero sí que estaban bastante preocupados por la reciente aparición de los portugueses en el Indico y por la posibilidad de que los castellanos llegaran a Asia navegando hacia el Oeste. En 1.517 Selim I extendió su imperio hacia el sur incorporando Egipto y la Meca, reforzando así un flanco que se había vuelto especialmente peligroso desde que en 1.514 los portugueses se asentaran en Ormuz y entraran en contacto con el imperio persa, tradicional adversario de los otomanos.

La súbita aparición de los portugueses en el Indico había sido ya bastante catastrófica para los intereses comerciales del imperio (eliminando su papel de intermediario en el comercio entre Europa y el lejano Oriente). Selim I necesitaba saber si los castellanos también estaban en condiciones de llegar a Asia siguiendo la nueva ruta occidental abierta por Colón. No estaba dispuesto a que le cogieran por sorpresa una segunda vez.

4) Importancia cartográfica del mapa. De cara a los historiadores lo más interesante del mapa es que una de sus fuentes es un mapa colombino requisado a un marinero español por la flota turca en 1.501. Se supone que para el trazado de América del Norte y las islas de Caribe Piri Reis siguió en buena medida ese mapa (original de Cristóbal Colón o de alguien que participara en sus primeras expediciones) , y reflejaría así la visión cosmográfica de Colón en la plenitud de su etapa descubridora. En ese sentido sí sería un mapa único (porque la fuente original, junto con el resto de los mapas colombinos, se ha perdido).

5) Alcance real de los descubrimientos realizados por los europeos en el Atlántico en 1.513, fecha del mapa de Piri Reis.

 

 

A la fecha no existen evidencias históricas que sustenten que la carta de Reis procede de “antiguas civilizaciones” o de culturas desconocidas. El mapa de Piri Reis se considera actualmente una extraordinaria y bella compilación de todo el conocimiento geográfico de la Europa medieval tardía.

 Aunque siempre queda la posibilidad Extraterrestre..

 La Tumba de Pacal:

Quién no ha oído hablar en alguna ocasión del Astronauta de Palenque?.

Nos referimos a la famosa representación que aparece sobre la lápida del sarcófago descubierto el 15 de junio de 1.952 por el arqueólogo mexicano Alberto Ruz Lhuiller en el interior del Templo de las Inscripciones de Palenque, en el Estado de Chiapas (México) – yacimiento arqueológico Maya, que toma el nombre de la gran cantidad de palos que a modo defensivo rodeaban este conjunto de templos sagrados o casa fortificadas, como creyeron identificar los Españoles a su llegada

Este templo asentado sobre una pirámide escalonada de ocho cuerpos con 16 metros de altura, debe su nombre a los tableros con inscripciones jeroglíficas (620 Glifos) que se hallan en el corredor de entrada, y que junto al resto de la construcción fue mandada erigir por el Rey Pacal (603-683 DC.), Rey Maya que gobernó durante el conocido como Período Clásico, al ascender al trono con la edad de 12 años y 125 días.

Es el único templo conocido de esta parte de América, en el que se ha encontrado en su interior una cripta con restos mortales, pues los mayas jamás levantaron templos en calidad de monumentos funerarios.

Templo de las Inscripciones sobre su pirámide escalonada. Originalmente el Templo estaba pintado de rojo, con algunos detalles en azul y amarillo.

Para llegar a la cripta, hay que descender por una escalera dividida en dos tramos a 1,50 metros bajo el nivel del suelo. En el momento del descubrimiento fueron encontrados en los seis últimos escalones junto a una antecámara los restos de cinco hombres y una mujer, con extrañas deformaciones en el cráneo y mutilación dental, rodeados de ofrendas funerarias.

El mausoleo donde se encuentra el sarcófago real tiene unos 4 metros de ancho por 8 de largo y 6 de altura. El sarcófago alcanza las 20 toneladas de peso con 3 metros de largo por 2 de ancho sobre el que reposa la lápida, está unido mediante unos contrafuertes a los muros de la cripta.

Dado que el sarcófago y la lápida son monolíticos y mucho mayores que la puerta de acceso a la cámara funeraria, se cree que primero se construyó la tumba, para seguidamente realizar la pirámide y el templo.

La lápida del sarcófago, un gran monolito con unas dimensiones de 3,79 metros de largo por 2,20 metros de ancho y 25 centímetros de espesor, unas 5 toneladas aproximadamente, nos representa siempre según la versión de los autodenomidados expertos en la materia, el descenso del Rey en su recorrido por el inframundo, y la creencia Maya de la existencia de los tres mundos: los cielos o el mundo de arriba, el mundo de los vivos en el nivel medio, y el mundo de los muertos o inframundo.

Pero en el año 1.966 los investigadores Guy Tarade y André Millou realizaron un artículo para la revista turinesa Clypeus en el que dieron la voz de alarma. Ellos no veían monstruos, ni árboles, y ni el más mínimo pelo del cabello del Dios de la lluvia, por muy estilizado que estuviera. Tan sólo veían a un hombre manejando lo que parecía ser algún tipo de maquinaria moderna, inclinándose preferentemente por el diseño de un avión, cohete o nave espacial.

Adaptación de la posición y los elementos representados en la lápida.

Pero a todo esto habría que añadir una incógnita más. Tanto las dataciones de los arqueólogos como los jeroglíficos descifrados por éstos, aseguran que el longevo Rey Maya hijo de la Reina ZAC KUC, falleció a los 80 años, después de 68 años de reinado. De ello cabría esperar haber encontrado unos restos óseos que encajasen con la descripción de un hombre anciano.

Por el contrario, los restos aparecidos en el sarcófago real tras el hallazgo del Dr. Alberto Ruz Lhuiller, corresponden anatómicamente a una persona de unos 40 ó 50 años de edad, además de tener una talla muy por encima de la media que alcanzan los Mayas, como han señalado distintos análisis llevados a cabo por diferentes antropólogos, resaltando todos ellos que, los restos del difunto Pacal, corresponden a un varón robusto y bien proporcionado. Desde luego nada que ver con un anciano Maya octogenario.

La antigüedad de la tumba también podría ser cuestionada, pues en el momento de su apertura la cripta se encontraba cubierta de estalactitas y estalagmitas. El proceso de formación de estos elementos geológicos es extremadamente lento, apenas unos pocos milímetros cada 1.000 años, por lo que cuesta imaginar su presencia en una cripta con una supuesta antigüedad de 1.300 años aproximadamente.

Existen leyendas de origen Maya Quichés, que aseguran que Palenque fue construido por el mismísimo Votán, otro de los nombres recibidos por el mítico Quetzalcoatl. La semejanza del nombre de Votán, con el de Wotan, en la mitología germana es el Dios ODÍN, resulta, al menos, muy curiosa.

Recordemos que las tradiciones Mesoamericanas nos describen físicamente a Kukulkan, Quetzalcoatl o Votán como un hombre blanco con barbas, y de gran altura, una apariencia más propia de un Europeo del norte, que de un indígena Americano, y que procedía del otro lado del océano.

Justo al otro lado de ese mismo océano, el famoso navegante Erik el Rojo fue a buscar en sentido inverso el paraíso terrenal de Wotan o Odín, es decir, rumbo a América.

No es difícil encontrar representaciones en Mesoamérica, que nos señalen una fuerte relación con el Astronauta de Palenque

 

Los Dropa, y sus discos:

Los Dropa también conocidos como Dropas, Drok-pa o Dzopa,  serían, según ciertos escritores polémicos, una supuesta raza de extraterrestres humanoides de baja estatura que habrían aterrizado cerca del Tíbet hace aproximadamente 12.000 años.

Supuestamente en 1938, Chi Pu Tei  un profesor de arqueología en la Universidad de Pekín, y sus estudiantes estaban en una expedición para explorar una serie de cuevas en las inaccesibles montañas de Bayan Kara Ula, cerca del Tíbet, las que supuestamente podrían haber sido talladas artificialmente en un sistema de túneles y despensas subterráneas.

Según esta supuesta historia, se dice que los exploradores habrían encontrado muchas tumbas con esqueletos de 1,38 m (4 pies 6 pulg) de largo enterrados dentro de ellas. Los esqueletos habrían tenido cabezas anormalmente grandes y cuerpos pequeños, delgados y frágiles. Supuestamente un miembro del equipo sugirió que estos pudieran ser los restos de una especie desconocida de gorila de montaña. También se dice que el catedrático Chi Pu Tei, respondió: “¿Quién alguna vez se enteró de monos enterrándose el uno al otro?”. No habría ningún epitafio en las tumbas, pero en cambio, habrían encontrado unos cientos de discos de 30 cm de ancho de piedra (“Piedras de Dropa”) con agujeros de 20 mm de ancho en sus centros. Sobre las paredes habrían sido descubiertos tallados, los cuadros del Sol naciente, la Luna, estrellas, la Tierra, montañas, y líneas de puntos que unen la tierra con el cielo. Los discos, y las pinturas rupestres se dice que datarían de aproximadamente 12.000 años.

Piedras de Dropa

Cada disco de piedra, según se informa, habría sido inscrito con dos surcos finos que se mueven en espiral del borde a un agujero en el centro del disco (quizás a diferencia del Disco de Festos). Se dice que etiquetaron los discos con otros hallazgos de la expedición y los mantuvieron en la Universidad de Pekín durante 20 años. Todos los intentos de descifrar los discos fueron inútiles.

Cuando los discos fueron examinados por el doctor Tsum Um Nui, en Pekín alrededor de 1958, a diferencia de los demás investigadores, habría logrado concluir que cada surco en realidad consistía en una serie de diminutos jeroglíficos de origen y diseño desconocidos. Las filas de jeroglíficos eran tan pequeñas que habría sido necesaria una lupa para verlos claramente. Muchos de los jeroglíficos habían sido desgastados por la erosión. Cuando el doctor Tsum habría descifrado supuestamente los símbolos, se habría revelado la historia de un aterrizaje forzoso de la nave espacial Dropa y la matanza de la mayor parte de los sobrevivientes por habitantes del lugar.

Según Tsum Um Nui, en una de las líneas de jeroglíficos se leería: “Los Dropa vinieron de las nubes en su nave. Nuestros hombres, mujeres y niños se escondieron en las cuevas diez veces antes del amanecer hasta que al fin entendieron las señas de los Dropa y se dieron cuenta que venían con intenciones de paz…” Otra sección expresa “pesar” de los habitantes de la montaña (tribu de los Ham) porque los alienígenas habían estrellado su nave y no podían construir otra para regresar a su planeta.

Presuntos descubrimientos Recientes

Durante el 2007, una de las descendientes del Doctor Tsum Um Nui, revelo a la prensa que este había dejado en su casa, aparentemente con la intención de estudiarlos, algunas muestras de uno de los esqueletos hallados.

Si bien los primeros análisis no arrojaron resultados concluyentes, estos habrían quedado entre las pertenencias del doctor, esperando a revelar sus secretos en algún momento.

Durante Octubre del 2007 se reveló a la prensa la existencia de estas muestras, con lo cual se enviaron para un análisis de ADN. Estos estudios trajeron a la luz más información de la que se esperaba, ya que se descubrió que no solo había descendientes híbridos en un remoto pueblo en China.

En 1965, finalmente habrían dado permiso al Profesor Chi Pu Tei y cuatro de sus colegas para revelar su teoría. Ellos la habrían revelado bajo el nombre de “The Grooved Script concerning Space-ships which, as recorded on the Discs, landed on Earth 12,000 years ago”.

Los registros —unos 716 discos acanalados más tarde descubiertos en las mismas cuevas— se dice que contarían una asombrosa historia de una sonda espacial enviada por los habitantes de otro planeta. Después del aterrizaje en las montañas Bayan Kara Ula, según dicen las escrituras, las pacíficas intenciones de los extraterrestres confundieron a los miembros de la tribu de los Ham, los habitantes de las cuevas vecinas, que persiguieron y mataron a los extraterrestres.

Investigación rusa

[editar] Las fotos de Wegerer

En 1974, Ernst Wegerer, un ingeniero austríaco, fotografió dos discos que coincidían con las descripciones de las Piedras de Dropa. Estaba en un viaje guiado en el Museo de Bampo en Xian, cuando vio los discos de piedra expuestos.[cita requerida] Dijo que vio un agujero en el centro de cada disco y jeroglíficos en surcos, en parte desmenuzados, parecidos a una espiral.[cita requerida]

Wegerer preguntó a los encargados del museo si le podían dar más información sobre las piezas en exhibición. La encargada no sabía nada sobre las piedras; sólo pudo contarle la historia completa de otros artefactos de arcilla. Lo único que sabía era que las piedras fueron “objetos de culto” sin importancia.

A Wegerer le habrían permitido tener uno de los discos en su mano. El ingeniero estimó que el disco pesaba 1 kg y medía 30 cm de diámetro. Los jeroglíficos no se apreciaban en sus fotografías porque el flash de la cámara no dejaba ver los detalles finos, como los surcos en espiral.

Unos pocos días después de la visita de Wegerer, se dice que la encargada fue despedida de su trabajo sin que se le explicaran las razones. Así, Ella y los dos discos habrían desaparecido, según el profesor Wang Zhijun, director del Museo de Bampo, en marzo de 1994.

Esqueleto Dropa:

El Enigma de Los Cráneos deformados :

Muchos antropólogos aún tratan de dilucidar los enigmas que han sido planteados desde el hallazgo de diferentes cráneos humanos peculiarmente deformados, que datan de varios miles de años, encontrados en yacimientos de distintos puntos de América.

Se plantea una seria dificultad a la hora de reconstruir el contexto cultural de los antiguos dueños de estos restos óseos, la cual radica en la carencia de información acerca de su antigüedad y origen. Esto parece incrementar aún más el halo de misterio creado en torno a dichos ejemplares.

 
Se cree que estas anomalías fueron creadas intencionalmente en su tiempo con motivos religiosos, estéticos o de prácticas de rituales, como se sabe que sucedía, por ejemplo, en la antigua Nubia (Egipto) y en otras culturas de Asia, África y Europa. Según la teoría, el mecanismo de deformación comenzaría desde la niñez de la persona, utilizando tablillas opresoras, cintas de cuero u otros artefactos que comprimían la caja craneana en un sentido determinado, forzándola a desarrollarse en una dirección no habitual, aunque sin modificaciones de su capacidad volumétrica.

 
 
 
 
Craneos alargados hallados en yacimientos arqueológicos. Según la explicación científica estos cráneos fueron alargados artificialmente, lo que ya no puede explicar la “ciencia oficial” es como esto se hizo, ya que no presentan ningún tipo de marca o indicio de que fuera un alargamiento inducido. Por lo tanto si no fue algo artificial, por fuerza es algo genético, heredado. Lo que nos lleva otra vez al relieve Tihuanaco, a la figura humanoide palmípeda y de cráneo alargado. ¿No sería más lógico pensar que la interacción genética produjo estos cráneos alargados? Hay que pensar que en todos los textos sagrados de la tierra (incluida la Biblia), se habla de interacción entre los Dioses venidos del cielo y de los humanos, así pues esta sería una prueba física de dicho cruce genético.

Más cráneos “anormales”, otros cráneos encontrado en América del Sur , que por su forma demuestran una amplitud cerebral fuera de lo común.

No creáis que esto acaba aquí, hoy por hoy existen demoledoras pruebas físicas, morfológicas y geneticas al respecto.

Esqueleto encontrado en Ladonia, Tejas. Un humanoide con una apariencia bastante increible, cuencas oculares enormes reforzadas con estructura ósea, cuatro dedos en manos y pies, mandíbula extremadamente pequeña y estrecha. Fue hallado vestido con una especie de traje metálico, que se puede observar en el detalle de la fotografía inferior izquierda.

Cráneo encontrado en una cueva en Chiuaua, Mejico. Data de unos 900 años de antiguedad y según varias pruebas de ADN (pdf en inglés) encargadas por el Starchild Project (Proyecto Niño de las Estrellas), la madre sería humana y el ADN del padre es desconocido hasta el momento. Evidentemente en este caso desconocido en la Tierra, es sinónimo de extraterrestre. Los lugareños cuentan que llegaban seres del cielo que tenían hijos con sus mujeres y que volvían a buscarlos al cabo de un par de años para llevárselos. Esta sería una prueba fehaciente, física e irrefutable de estos contactos extraterrestres.

magen comparativa entre el cráneo Starchild y un cráneo humano normal.

Aconteció que cuando comenzaron los hombres a multiplicarse sobre la faz

de la tierra y les nacieron hijas, al ver los hijos de Dios que las hijas de los

hombres eran hermosas tomaron para sí mujeres, escogiendo entre todas.

Entonces dijo Yahvé: «No permanecerá para siempre mi espíritu en el hombre,

porque ciertamente él es carne; pero vivirá ciento veinte años».

Había gigantes en la tierra en aquellos días, y también después que se

llegaron los hijos de Dios a las hijas de los hombres y les engendraron

hijos. Estos fueron los hombres valientes que desde la antigüedad alcanzaron renombre.

Génesis, 6, 1-4

Un esqueleto encontrado en el Sureste de Arabia Saudí por la compañía petroliera ARAMCO. El gobierno encubrió el incidente y confiscó todas las evidencias incluido un 99,9% de las fotografías. Fue combatido vía internet a través de la difusión de series de fotos falsas, para desacreditar el hallazgo.

Innegablemente una de las más auténticas fotos de gigantes que circulan hoy en día. Este gigante fosilizado fue descubierto en 1895 por Mr. Dyer durante una operación minera en County Antrim, Irlanda. La medida de los gigantes era unos 3,7 metros de altura y unos 1,37 metros de circunferencia torácica. Los propietarios y el gigante desaparecieron (otro más a la lista)

Cada vez que se hayan pruebas consistentes sobre nuestros verdaderos orígenes, los artifices de nuestra feliz ignorancia las hacen desaparecer meticulosa y sistematicamente.

Innegablemente una de las más auténticas fotos de gigantes que circulan hoy en día. Este gigante fosilizado fue descubierto en 1895 por Mr. Dyer durante una operación minera en County Antrim, Irlanda. La medida de los gigantes era unos 3,7 metros de altura y unos 1,37 metros de circunferencia torácica. Los propietarios y el gigante desaparecieron (otro más a la lista)

Cada vez que se hayan pruebas consistentes sobre nuestros verdaderos orígenes, los artifices de nuestra feliz ignorancia las hacen desaparecer meticulosa y sistematicamente.
Estas son una de las pocas evidencias y fotografias de las muchas que se pueden encontrar, aqui solo he puesto una pequeña representación de ellas…amigos hay que tirar del hilo!!

 
 
 
La Fuente Magna:
 
 
Fuente Magna, conocido también como Vaso Fuente. Fue descubierto en Bolivia en las orillas del Lago Titicaca por un agricultor local. Se afirma que algunas partes del vaso estarían escritas en caracteres cuneiformes sumerios, protosumerios y semitas mesopotámicos
 
 
Para algunos, la Fuente Magna, hallada en la Hacienda Chua, cerca del lago Titicaca, es el equivalente de la piedra de Rosetta de la civilización americana. . Los signos que contiene la Fuente Magna, son muy similares a la escritura cuneiforme, que nos remonta a la Mesopotámica o Acadia, hace aproximadamente unos 5500 años (3500 a.C.). De manera que el descubrimiento, no deja de ser realmente sorprendente y a la vez extraño. ¿Qué hace un recipiente de piedra con caracteres cuneiformes a 3800 metros de altura, en las cercanías del lago Titicaca? Los que sostienen la veracidad de éste descubrimiento, explican que los campesinos, propietarios de los terrenos donde se encontró la vasija, no podrían haber tenido nunca los conocimientos históricos y arqueológicos necesarios para tallar magistralmente un recipiente de piedra con caracteres cuneiformes irrepetibles, los cuales parecen mostrar realmente un extraño y remoto método de escritura.
 
 
 
La Fuente Magna, herencia de los Sumerios en el Nuevo Mundo
 

En diciembre de 2001, inscripciones, y los patrones en el frente y la parte posterior de la estatua fueron fotografiados por un equipo dirigido por el arqueólogo boliviano Bernardo Biadós.

Fotos de la estatua muestran un hombre de pie en posición vertical con los brazos a los costados. Parece estar parcialmente vestido, con una prenda de vestir -como taparrabos-, brazaletes y, posiblemente, un círculo o tocado. La cara está casi totalmente erosionada. Hay líneas como las costillas en el pecho. La estatua se rompe en los pies y en el cuello. Los símbolos se encuentran en la parte delantera de las piernas, por debajo de las manos y en los muslos. También los hay en la parte de atrás de la estatua.

La inscripción se ha afirmado que contiene escritos sumerios , y se dice que se parecen a los que antes se encontraron en la Fuente Magna

Después de analizar detenidamente la estatua, se encontraron insólitas inscripciones jeroglíficas tanto en las piernas como en la espalda de la escultura, muy parecidas a las cuneiformes de la Fuente Magna. Según diversos investigadores, las inscripciones presentes en el monolito de Pokotia están en Sumerio y hablan de un oráculo, llamado Putaki, muy visitado en la antigüedad. ¿Es posible que los Sumerios hayan viajado hasta el lago Titicaca? Por ahora no hay pruebas definitivas de esta sorprendente hipótesis, pero es probable que antiguos pueblos del Viejo Mundo llegaran a Suramérica en épocas remotas.De todos modos, existen otras singulares semejanzas entre la lengua de los Sumerios y el Aimara (hablado por los nativos Colla de Bolivia) y el Quechua (la lengua de los Incas, hablada aún hoy en Perú). Lingüistas reconocidos sostienen que hay una base común entre los tres idiomas.

 

Otro dia más….

 

 

 

Publicado noviembre 13, 2012 por astroblogspain en Uncategorized

La paradoja de Fermi   Leave a comment

La paradoja de Fermi es la contradicción entre las estimaciones que afirman que hay una alta probabilidad de existencia de civilizaciones inteligentes en el universo, y la ausencia de evidencia de dichas civilizaciones. Surgió en 1950 en medio de una conversación informal del físico Enrico Fermi con otros físicos del laboratorio pero ha tenido importantes implicaciones en los proyectos de búsquedas de señales de civilizaciones extraterrestres (SETI).

Trata de responder a la pregunta: «¿Somos los seres humanos la única civilización avanzada en el Universo?» La ecuación de Drake para estimar el número de civilizaciones extraterrestres con las que finalmente podríamos ponernos en contacto parece implicar que tal tipo de contacto no es extremadamente raro. La respuesta de Fermi a esta conclusión es que si hubiera numerosas civilizaciones avanzadas en nuestra galaxia entonces «¿Dónde están? ¿Por qué no hemos encontrado trazas de vida extraterrestre inteligente, por ejemplo, sondas, naves espaciales o transmisiones?» Aquéllos que se adhieren a las conclusiones de Fermi suelen referirse a esta premisa como el Principio de Fermi.

La paradoja puede resumirse de la manera siguiente: La creencia común de que el Universo posee numerosas civilizaciones avanzadas tecnológicamente, combinada con nuestras observaciones que sugieren todo lo contrario es paradójica sugiriendo que nuestro conocimiento o nuestras observaciones son defectuosas o incompletas.

La formulación de la paradoja surgió en una época en la que Fermi estaba trabajando en el Proyecto Manhattan cuyo fin era el desarrollo de la bomba atómica estadounidense. La respuesta de Fermi a su paradoja es que toda civilización avanzada desarrollada en la galaxia, desarrolla con su tecnología el potencial de exterminarse tal y como percibía que estaba ocurriendo en su época. El hecho de no encontrar otras civilizaciones extraterrestres implicaba para él un trágico final para la humanidad.

Una línea emergente de pensamiento, llamada la «Hipótesis de la Tierra especial», sugiere que la vida pluricelular puede ser extraña en el universo debido a una posible escasez de planetas parecidos a la Tierra. El argumento es que se han dado muchas coincidencias improbables para hacer posible la vida compleja en la Tierra.

Representación artística de la Vía Láctea.

Los brazos espirales de la galaxias tienen muchas novas y la radiación que emiten se cree que es perjudicial para la vida superior. El sistema solar está en una órbita muy especial dentro de la Vía Láctea, nuestra galaxia. Es una órbita casi perfectamente circular, a una distancia en la cual el Sistema Solar se mueve a la misma velocidad que las ondas de choque que forman los brazos espirales. La Tierra ha estado entre los brazos espirales durante cientos de millones de años, más de 30 órbitas galácticas, casi todo el tiempo en el que ha existido vida superior en la Tierra.

Otro punto crucial es la Luna. La Teoría del gran impacto postula que fue formada por una rara colisión entre una joven Tierra y un planeta de tamaño similar a Marte 4.450 millones de años atrás. La colisión tuvo que ocurrir en un ángulo exacto: demasiado directo y la Tierra se habría destruido; demasiado poco directo y el cuerpo similar a Marte habría sido desviado. Además, las mareas debido a la Luna estabilizan el eje de la Tierra. Sin la Luna, sus variaciones, conocidos como precesión de los equinoccios, causarían variaciones del clima tan dramáticas que podrían imposibilitar la vida. Las mareas lunares también ayudan a mantener caliente el núcleo de la Tierra, que debe ser fluido para generar el campo magnético de la Tierra; sin él, el viento solar acabaría con todo el aire y el agua en un periodo de unos pocos millones de años.

Detractores de la hipótesis de la «Tierra Especial»

Aunque la hipótesis de que la situación de la Tierra Especial está fundada, se basa en que deben darse condiciones terráqueas para la vida compleja, lo cual excluye diferentes posibilidades de existencia de otras formas de vida.

Río Tinto, ejemplo de vida en un hábitat extremo.

Igualmente, algunas personas también han argumentado que, aunque la hipótesis se base sólo en condiciones terráqueas para la vida compleja, existe la posibilidad de vida. Esto sería posible producto del tamaño del universo y la cantidad de galaxias existentes en él; de todas formas, por probabilidad existiría una muy pequeña posibilidad de que se den juntas las coincidencias para la existencia de vida como la terráquea. Así, esta teoría no podría postular la total no existencia de vida en el universo, aparte de la nuestra.

Para poder establecer los criterios de búsqueda de vida, es esencial entender cómo funciona el “mecanismo vital” en este planeta. Entender cómo los cuatro peldaños fundamentales de la espira de ADN hacen posible una entidad viva, un ADN cuya esencia es el carbono. Un material inerte -carbono- produce un ser vivo, ¿cómo es posible esto?: la razón radica en que el carbono es un elemento de sólo cuatro electrones para hacer enlaces (electrones de valencia) que lo ayudaría a hacer fácilmente un enlace con otros elementos, actualmente hay más de diez millones de sustancias en base al carbono; además, el carbono es uno de los elementos con mayor abundancia en el universo.

Aún queda por responder: «¿Cuándo se considera que una entidad es un ser vivo?» Aunque podría parecer fácil de responder a simple vista, no lo es en absoluto si se considera, por ejemplo, una gota de aceite en ácido emitiendo pseudópodos.

Una cucaracha jamás podrá entender el Teorema de Pitágoras, porque su estructura mental, si a su complejo neuronal se le puede llamar mente, no tiene el desarrollo para una actividad intelectual compleja; y nosotros, ¿tenemos el desarrollo mental suficiente para entender cómo la molécula de ADN tiene vida? La respuesta se encuentra en el metabolismo. Por eso, si se buscara vida extraterrestre debería tomarse en cuenta que en el planeta haya una fuente de energía. Anteriormente se pensaba que la única fuente energética para producir un metabolismo es la luz del Sol, pero más tarde se comprobó que hay bacterias que incluso nacen en las profundidades de los océanos, donde no es posible ver la luz solar; esto se debe a que el calor que emiten los volcanes submarinos les sirve como tal.

La vida extraterrestre no debería necesariamente parecerse a la humana, incluso, ni ser inteligente; porque, basándonos en los principios evolutivos, las especies se desarrollan principalmente respondiendo a las necesidades adaptativas de su ambiente respectivo y las necesidades de otros mundos no tienen por que ser parecidas a las nuestras. La vida extraterrestre tendría que responder al ambiente de su planeta respectivo: diferente gravedad a la de la Tierra, diferente densidad en la atmósfera, diferentes niveles de oxígeno, diferentes fuentes de energía para crear un metabolismo.

En base a los conocimientos que poseemos sobre el origen de la vida, tan sólo se necesita de una fuente de energía, porque el organismo necesita tener un metabolismo, y los químicos que fueron probados en el Experimento de Miller, los cuales tenía la Tierra primitiva cuando se formó la vida.

La ecuación de Drake

Aquellos que creen en las más optimistas suposiciones usadas en la ecuación de Drake propuesta por el doctor Frank Drake y las incluso aún más optimistas suposiciones del doctor Carl Sagan, añaden que la vida inteligente es también común en el Universo. Se dice que haciendo suposiciones y argumentos que se creen razonables podemos suponer que si la vida es posible, dado que el universo es tan vasto, no debería ser solo plausible, sino casi cierto que hay un gran número de civilizaciones extraterrestres en el Universo. Sin embargo, la gente que se adhiere a la premisa de la paradoja de Fermi cree que, debido a la falta de evidencia de lo contrario, con toda la probabilidad los humanos, como especie tecnológicamente avanzada, están efectivamente solos al menos en su parte de la Vía Láctea. Aún más, dicen que dado que todavía no podemos determinar con seguridad las variables de la ecuación de Drake, no podemos determinar el número de civilizaciones extraterrestres basándonos únicamente en esta igualdad. Debemos por lo tanto, dicen, confiar en los datos, que solamente ahora están empezando a ser recopilados de manera significativa. Sólo entonces podremos empezar a presumir los valores de cada una de las variables de la ecuación de Drake.

La ecuación de Drake o fórmula de Drake fue concebida por el radioastrónomo y presidente del Instituto SETI Frank Drake, con el propósito de estimar la cantidad de civilizaciones en nuestra galaxia, la Vía Láctea, susceptibles de poseer emisiones de radio detectables.

La ecuación fue concebida en 1961 por Drake mientras trabajaba en el Observatorio de Radioastronomía Nacional en Green Bank, Virginia Occidental (EE. UU.). La ecuación de Drake identifica los factores específicos que, se cree, tienen un papel importante en el desarrollo de las civilizaciones. Aunque en la actualidad no hay datos suficientes para resolver la ecuación, la comunidad científica ha aceptado su relevancia como primera aproximación teórica al problema, y varios científicos la han utilizado como herramienta para plantear distintas hipótesis.

Nuestro sol es sólo una estrella solitaria en la abundancia de 7×1022 estrellas en el universo observable.[1] La Vía Láctea es tan sólo una de entre las 500.000.000.000 galaxias del Universo. Parece que debería haber un montón de vida ahí fuera.

El primero en hacer una estimación inicial fue el astrónomo Frank Drake. Éste concibió una ecuación, ahora conocida como Ecuación de Drake, basada en varios parámetros:

N = R^{*} ~ \cdot ~ f_{p} ~ \cdot ~ n_{e} ~ \cdot ~ f_{l} ~ \cdot ~ f_{i} ~ \cdot ~ f_{c} ~ \cdot ~ L

Donde N representa el número de civilizaciones que podrían comunicarse en nuestra galaxia, la Vía Láctea. Este número depende de varios factores:

  • R^{*} es el ritmo anual de formación de estrellas “adecuadas” en la galaxia.
  • f_{p} es la fracción de estrellas que tienen planetas en su órbita.
  • n_{e} es el número de esos planetas orbitando dentro de la ecosfera de la estrella (las órbitas cuya distancia a la estrella no sea tan próxima como para ser demasiado calientes, ni tan lejana como para ser demasiado frías para poder albergar vida).
  • f_{l} es la fracción de esos planetas dentro de la ecosfera en los que la vida se ha desarrollado.
  • f_i es la fracción de esos planetas en los que la vida inteligente se ha desarrollado.
  • f_c es la fracción de esos planetas donde la vida inteligente ha desarrollado una tecnología e intenta comunicarse.
  • L es el lapso, medido en años, durante el que una civilización inteligente y comunicativa puede existir.

En 1961, Drake y su equipo asignaron los siguientes valores a cada parámetro:

  • R* = 10/año (10 estrellas se forman cada año)
  • fp = 0.5 (La mitad de esas estrellas cuentan con planetas)
  • ne = 2 (Cada una de esas estrellas contiene 2 planetas)
  • fl = 1 (El 100% de esos planetas podría desarrollar vida)
  • fi = 0.01 (Solo el 1% albergaría vida inteligente)
  • fc = 0.01 (Solo el 1% de tal vida inteligente se puede comunicar)
  • L = 10.000 años (Cada civilización duraría 10.000 años trasmitiendo señales)

Fórmula y solución dada por Drake:

N = 10 × 0.5 × 2 × 1 × 0.01 × 0.01 × 10,000
N = 10 posibles civilizaciones detectables.

Desde que Drake publicó esos valores dados a cada parámetro muchas personas han tenido considerables desacuerdos.

Planteamientos

R* = Ritmo de formación de estrellas “adecuadas” en la galaxia (estrellas por año).

Según los últimos datos de la NASA y de la Agencia Espacial Europea el ritmo de producción galáctico es de 7 estrellas por año. En el entendido que son aptas Estrellas tipo K y G y si del total de estrellas 12,1% son estrellas de tipo K y un 7,6% son estrellas tipo G como el Sol. entonces solo el 19,7% de esas 7 estrellas que nacen cada año son propicias, por lo tanto solo 1,379 de esas siete estrellas anuales es verdaderamente apta.

fp = Fracción de estrellas que tienen planetas en su órbita.

Modernos investigadores del Observatorio Europeo Austral dedicados a la búsqueda de planetas argumentan que aproximadamente una de cada tres estrellas de tipo G podría contener planetas. En la estimación no se cuenta el porcentaje de planetas en estrellas naranjas o enanas rojas.

ne = Número de esos planetas en el interior de la ecosfera de la estrella.

El número de planetas orbitando dentro de la ecosfera o zona habitable con órbita no excéntrica se estima en torno a uno de cada doscientos, en base al único descubrimiento al respecto hasta la fecha, Gliese 581 d (en torno a una estrella enana roja). En esta estimación no se cuentan posibles satélites de exoplanetas masivos. También cabe esperar que las limitaciones tecnológicas actuales para detectar planetas de tamaño terrestre estén alterando notablemente el dato.

fl = Fracción de esos planetas dentro de la ecosfera en los que la vida se ha desarrollado.

En 2002, Charles H. Lineweaver and Tamara M. Davis (de la Universidad del Sur de Nueva Wales y del Centro Australiano de Astrobiología) estimaron que trece de cada cien planetas dentro de la ecosfera que han vivido alrededor de 1,000 millones de años pueden desarrollar vida. En la estimación no se cuenta con planetas que hayan vivido menos de ese tiempo dentro de una ecosfera estable.

fi = Fracción de esos planetas en los que la vida inteligente se ha desarrollado.

La cantidad de oportunidades para que se desarrolle vida inteligente en esos planetas estables se puede extrapolar de la fracción de tiempo que representa la vida inteligente en la Tierra, en relación con tiempo transcurrido desde la aparición de la vida unicelular. Es decir: de los 3.700 millones de años de vida en el planeta sólo en los últimos 200.000 años ha existido el Homo Sapiens.

fc = Fracción de esos planetas donde la vida inteligente ha desarrollado una tecnología e intenta comunicarse.

Según la estimación inicial de Drake, la posibilidad de desarrollar tecnología capaz de emitir señales de radiofrecuencia es de una en cien. Este valor adoptado, no obstante, es una simple conjetura. Se ha sugerido otra alternativa para estimar la cantidad de oportunidades para que la vida inteligente emita radiofrecuencias, que consistiría en extrapolar la fracción de tiempo que pueda durar la humanidad transmitiendo señales de radio en relación al tiempo transcurrido desde su aparición (hace 200 mil años). El lapso de tiempo que pueda durar la civilización industrial emitiendo señales de radio se podría basar del dato aportado en el parámetro L.
L = El lapso de tiempo que una civilización inteligente y comunicativa puede existir (años).
La expectativa de vida calculada en un artículo de la revista Scientific American hecha por Michael Shermer fue de 420 años en promedio, en base a la observación de 60 civilizaciones humanas antiguas que usaron consistentemente una tecnología preindustrial.Según la Teoría de Olduvai el tiempo de vida de la actual civilización industrial será de 100 años (1930-2030) coincidiendo más o menos en su aparición con el comienzo de emisiones de radio (1938)
 
RespuestasEcuación:

  • N = R × fp × ne × fl × fi × fc × L

Estimación hecha por Drake:

  • N = 10 × 0.5 × 2 × 1 × 0.01 × 0.01 × 10,000
  • N = 10 posibles civilizaciones detectadas al año.

Estimación hecha contando la estimación de duración de la civilización hecha por Michael Shermer con el parámetro fc de Drake:

  • N = 1.379 × 0.333 × 0.005 × 0.13 × 0.000054 × 0.01 × 420
  • N = 0.0000000676963 posibles civilizaciones detectadas al año.

Estimación hecha contando la estimación de duración de una civilización hecha por Michael Shermer

  • N = 1.379 × 0.333 × 0.005 × 0.13 × 0.000054× 0.0021 × 420
  • N = 0.0000000142162 posibles civilizaciones detectadas al año.
  • Una civilización detectada cada 70.342.300 años en la Vía Láctea.
  • Una civilización detectada al año dentro de un grupo de 70.342.300 galaxias del tamaño de la Vía Láctea.
  • Tomando como dato estimaciones recientes del número de estrellas en el universo debe haber al año 4975 civilizaciones emitiendo señales de radio en todo el universo observable.

Estimación hecha contando la estimación de duración de la civilización industrial actual por la Teoría de Olduvai con el parámetro fc de Drake:

  • N = 1.379 × 0.333 × 0.005 × 0.13 × 0.000054 × 0.01 × 100
  • N = 0.0000000161182 posibles civilizaciones detectadas al año.

Estimación hecha contando la estimación de duración de la civilización industrial actual por la Teoría de Olduvai:

  • N = 1.379 × 0.333 × 0.00 × 0.13 × 0.000054 × 0.0005× 100
  • N = 0.000000000805908 posibles civilizaciones detectadas al año.
  • Una civilización detectada cada 1.240.836.423 años en la Vía Láctea.
  • Una civilización detectada al año dentro de un grupo de 1.240.836.423 galaxias del tamaño de la Vía Láctea.
  • Tomando como dato estimaciones recientes del número de estrellas en el universo debe haber al año 282 civilizaciones emitiendo señales de radio en todo el universo observable.
  • Cada una de esas civilizaciones tiene una separación de 2 mil millones de años luz con respecto a otra.
  • Aproximadamente 110 de esas civilizaciones habitan en torno a una estrella tipo G.
  • En los últimos 7 mil 500 millones de años en la Vía Láctea solo han existido de dos a tres civilizaciones con tecnología muy parecida a la nuestra en torno a una estrella de tipo G.
  • En los últimos 7 mil 500 millones de años en el universo observable han existido 819 mil millones de civilizaciones con tecnología muy parecida a la nuestra en torno a una estrella de tipo G

 

Debido a la falta de evidencias, a medida que la tecnología evolucione, muchos parámetros de la ecuación podrían variar notablemente. Se han teorizado diversos cambios:

A favor de vida más abundante.

  • No se ha dilucidado bien si las ecosferas de planetas en estrellas enanas naranjas o enanas rojas pudieran ser estables mejorando la cifra en torno a R en caso de que fueran aptas.
  • En el estimado no se cuentan posibles satélites de exoplanetas masivos mejorando la cifra en torno a fp.
  • Falta de empleo de mejor tecnología para detectar planetas rocosos de tamaño terrestre, mejoraría la cifra en torno a ne.
  • Otro criterio carente es el importante hecho de lo que se debiera tomar por definición de vida, pudiera existir vida en torno a replicadores distintos al ADN o ARN en situaciones físicas muy distintas.

En contra de vida más abundante

  • En el estimado no se cuentan con planetas que hayan vivido menos de 1000 millones de años en una ecosfera estable como criterio generador de vida, pudiendo cambiar la cifra en torno a fl.
  • Las estimaciones de Drake desde un inicio no cuentan aquella fracción de planetas con elementos químicos propicios para la vida, como el agua o la fuente de carbón y otros tantos requisitos, pero pueden estar implícitos en torno a fl.
  • No se cuentan con parámetros que puedan definir aspectos mencionados en la hipótesis de la tierra raracomo:

Elemento de efecto imprevisible:

  • Los ritmos y tiempos de los eventos históricos y de las pautas de crecimiento poblacional pudieran no ser las mismas que el de la historia humana. Cambiaría la cifra en torno a fc y L

Datos actuales:

 

Nuestro Sistema Solar, si fuese observado con un radiotelescopio desde unas pocas decenas de años luz, parecería inusual por la enorme cantidad de ondas de radio, debidas a las radio-transmisiones humanas, emitidas por lo que parece por otra parte una estrella nada especial. Uno podría presumir que una emisión similar de una estrella cercana sería inmediatamente detectada como inusual por nosotros.

Radio y datos observacionales se han recogido y analizado durante varias décadas por proyectos tales como el Proyecto Ozma, el proyecto Search for Extraterrestrial Intelligence y varios proyectos en búsqueda de planetas extrasolares. Hasta ahora, los datos del SETI muestran que no hay estrellas de la secuencia principal que tengan emisiones de radio inusuales; esto parece indicar que somos la única especie que radiotransmite en al menos la porción de nuestra parte de la galaxia que ha sido explorada. Además, la mayoría de los planetas extrasolares que han sido descubiertos hasta la fecha parecen tener duras condiciones ambientales para formas de vida avanzadas, aunque habría que tener en cuenta que las técnicas usadas en la actualidad para descubrir nuevos planetas, por influencia gravitacional sobre una estrella o por interposición entre dicha estrella y nosotros, no propician el descubrimiento de planetas similares a la Tierra, sino supermasivos y/o muy cercanos a dicha estrella.

Alguna gente cree que estos resultados probablemente tienen un error significativo de muestreo:

  • Puede que otras especies no usen las radiofrecuencias que estamos buscando o que no dejen escapar cantidades significativas de radiofrecuencia. Ahora mismo dejamos escapar menos energía radiada que unas pocas décadas atrás debido al uso de la transmisión por cable y por satélite. Civilizaciones más avanzadas podrían usar sistemas de comunicación punto a punto láser o microondas, que son mucho más eficientes.
  • Podemos encontrar más fácilmente sistemas planetarios con órbitas y configuraciones que son menos estables que el nuestro.

Representación gráfica del mensaje de Arecibo: el primer intento serio de la humanidad de utilizar las ondas de radio como medio para comunicarse con civilizaciones extraterrestres.

Aun otros proponen que somos probablemente la única especie emisora en al menos la Vía Láctea, porque de otra manera estaríamos inundados por radio transmisiones extraterrestres y habríamos sido ya sobrepasados por tempranos intentos de colonización

E.T. llama a casa”

Algunos de los que se adhieren al principio Fermi proponen que dado un nivel suficiente de desarrollo, las transmisiones de radio de cualquier civilización suficientemente avanzada empezarán a oscurecer su estrella madre en la parte radio del espectro. Dado que el uso del espectro electromagnético para la transmisión de información es relativamente barata y fácil, uno esperaría que cualquier civilización tecnológica tomase ventaja de al menos una parte del espectro durante su desarrollo. Los críticos responden que aunque hemos estado buscando activamente señales extraterrestres durante casi 30 años en proyectos como el SETI y escuchando pasivamente la estática durante casi 100 años, todavía no hemos oído ninguna emisión alienígena, si exceptuamos la famosa señal WOW por no haber llegado en 30 años, más allá de su observación, ni hemos observado ninguna estrella de la secuencia principal con una firma de radio inusual que pudiese indicar una civilización tecnológica.

Aquellos que creen que la galaxia tiene muchas civilizaciones tecnológicamente avanzadas contraatacan diciendo que los extraterrestres pueden estar usando otro medio que la radio o que finalmente escogen esconder sus transmisiones por alguna razón desconocida. Los defensores del principio de Fermi dicen que podría ser, pero solo si hay muy pocas de tales civilizaciones, en ambos, el espacio y el tiempo y solo si abandonan rápidamente la radio como un medio de transmisión. De cualquier manera, dicen, si hubiese muchas de estas civilizaciones, sus transmisiones provocarían un gran impacto en al menos alguna parte del espectro electromagnético durante al menos una parte de su desarrollo. Aún más, si hubiese tantas civilizaciones extraterrestres avanzadas como Drake y Sagan han estimado, su presencia sería obvia por sus transmisiones. El hecho de que solo hemos podido recibir y producir estas transmisiones durante solo una pequeña fracción de nuestra historia puede estar limitando el proyecto SETI en este aspecto.

 

El principio antrópicoSimilar a la hipótesis de la Tierra Especial es el principio antrópico, la idea de que el universo está ‘finamente ajustado’ para posibilitar la vida como la conocemos. El principio postula que dado que la vida en la Tierra no podría existir si alguno de los muchos parámetros del universo se modificase ligeramente, parece que los humanos tienen una ventaja única sobre cualquier otra forma de vida inteligente. Esto hace concebible que seamos la única especie inteligente.

Los críticos arguyen que el principio antrópico es esencialmente una tautología; la vida como la conocemos podría no existir si las cosas fuesen diferentes, pero una forma de vida diferente podría existir en su lugar.

 

La contribución de Freeman Dyson

Variante de la esfera de Dyson. Un artefacto a tan gran escala alteraría drásticamente el espectro de la estrella.

Popularizada por el doctor Freeman Dyson, una esfera de Dyson es una envoltura opaca alrededor de una estrella. Tal envoltura sería creada por una civilización alienígena avanzada que desease guardar tanta energía radiada por su sol como fuese posible. El diseño exacto de una esfera de Dyson no ha sido especificado; podría consistir en miles de millones de colectores solares y hábitats espaciales independientes o bien ser una estructura única unificada, pero en cualquier caso estaría hecha de materia sólida e interceptaría la mayoría de la luz emitida por la estrella para ser reirradiada como calor. Una estrella rodeada por una esfera de Dyson emitiría un característico espectro del cuerpo negro sin las fuertes líneas espectrales que el plasma estelar muestra, probablemente con su pico inusualmente lejano en el infrarrojo para una estrella de su tamaño. Con esta especulación, los astrónomos pueden buscar en el cielo nocturno estrellas con colorido inusual, que, postulan, indicarían vida inteligente altamente avanzada. Estas estrellas no han sido encontradas.

Algunos seguidores del principio de Fermi dicen que es altamente improbable que todas las civilizaciones avanzadas no tomen total ventaja de la fuente de potencia de su estrella madre y al hacer eso cambiar la firma electromagnética de su sol.

Colonización extraterrestre

Los seguidores del principio de Fermi dicen que, dado lo que sabemos por la habilidad de la vida para sobreponerse a la adversidad y colonizar nuevos hábitats en nuestro propio planeta, podemos asumir razonablemente que la vida en otros lugares sigue los mismos principios. Si se da esto, los seguidores del principio de Fermi postulan que cualquier civilización avanzada casi con certeza buscará nuevos recursos y colonizará primero su propio sistema solar, y después los sistemas solares circundantes. Algunos escritores han tratado de estimar el tiempo que tardaría una civilización tal en colonizar la galaxia entera. Han determinado que se tardaría entre 5 y 50 millones de años en lograr este objetivo en gran escala:[1] un tiempo relativamente pequeño a escala geológica, más aún a escala cosmológica

Soluciones a la paradoja:

Los recursos finitos impondrían límites al desarrollo exponencial

La propuesta más nueva y aceptada es la planteada por Jacob Haqq-Misra y Seth Baum, de Pennsylvania State University,[2] que sugieren que la clave de esta paradoja está en el error de asumir que una civilización puede colonizar el Universo a un ritmo exponencial. Según ellos argumentan que el agotamiento de los recursos impondría límites al desarrollo de cualquier civilización y por tanto no se podría dar un crecimiento exponencial de la misma.

A diferencia de Fermi, que creía que las civilizaciones se autoexterminaban con armas, estos investigadores piensan que la paradoja corresponde a que la limitación de recursos finitos se impone, pero el resultado final es el mismo: nunca entraremos en contacto con otros seres o la probabilidad de ello es muy baja. Trasladan el escenario del actual crecimiento humano y el agotamiento de recursos terrestres: cenit del petróleo y otros recursos, sobrepoblación, calentamiento global, contaminación generalizada y colapso ecológico[3] a una hipotética civilización en un escenario galáctico.[2] Pero argumentan que puede que haya miles de civilizaciones avanzadas que tratan de colonizar su entorno espacial cercano, pero lo harán a un ritmo tan lento que nunca entran en contacto unas con otras en tiempo y espacio.

Algunos discuten que las civilizaciones que sobrevivieren más fueren aquellas más sabias por administrar apropiadamente sus recursos disponiendo de más tiempo. Se diferenciarían de las civilizaciones como la humana, consumistas por alcanzar sabiduría y conocimiento en un corto plazo por invertir los recursos disponibles rápidamente pero con ello comprometiendo su existencia.

Existen, pero la mayoría de la gente no lo sabe todavía

Aquéllos que creen que ciertos ovnis podrían ser naves espaciales extraterrestres tienen una respuesta a la paradoja: que es razonable creer que una forma de vida lo suficientemente inteligente para viajar hasta nuestro planeta puede permanecer aquí sin que la detectemos. Alternativamente, podemos haber sido ya detectados por ellos, y un mensaje o un emisario están ‘en camino’. Otros recurren a las teorías de la conspiración para alegar que las pruebas de visitas extraterrestres están siendo ocultadas por una élite de políticos, o gobiernos, que no quieren que el público sepa la verdadera extensión de los contactos.

Existen, han estado aquí, pero no estábamos

Algunas personas, como Stephen Baxter, han hecho notar que la capacidad de la humanidad para detectar y comprender vida extraterrestre inteligente existe solo desde un periodo muy corto de tiempo, quizás solo un siglo.

De acuerdo con este punto de vista, la humanidad simplemente no lleva el suficiente período como para encontrar vida extraterrestre. Por ejemplo, hace un millón de años, no habría humanos en la Tierra que los extraterrestres pudiesen encontrar. También podría haber otros mundos más prometedores que visitar.

Incluso si los extraterrestres hubiesen visitado la Tierra recientemente, podrían haber sido tomados como entes sobrenaturales, monstruos, criaturas fantásticas o incluso dioses, por las primeras culturas humanas, de esta manera pasaría inadvertido cualquier registro de estos contactos como mitologías

Existen, pero no se comunican con nosotros

Véase también: Hipótesis del zoológico.

Una posibilidad es que escondan su existencia a la humanidad. Podrían hacerlo debido a consideraciones éticas o un deseo de mantener la diversidad cultural. También podrían por diversos motivos, ocultarse deliberadamente; como puede ser el evitar su destrucción por otras civilizaciones aún más avanzadas, el querer vivir sin interferencias de otras formas de vida, o por la experiencia en otros contactos

Otra idea propuesta es la del Zoo, que sugiere que la Tierra está siendo vigilada para su estudio o por propósitos éticos. La idea es similar a la ‘Primera Directiva’ de la serie Star Trek. La humanidad tendría que alcanzar cierto límite ético o tecnológico antes de ser contactada.

También se ha sugerido que existe la posibilidad de que simplemente no presentan interés hacia los seres humanos. Esto podría suceder debido a que su posible psicología podría ser muy diferente a la hipotetizada en otras posibilidades, que parten de la premisa de que al ser inteligentes, su conducta debe ser similar a la humana; y por ello deberían presentar interés hacia otras formas de vida. O bien porque no somos importantes, nuestra civilización sería muy simple o común y no tiene nada que aportarles, por tanto no requiere su atención.

Una idea reciente es que el uso de tecnologías de radiodifusión como la radio son fundamentalmente un mal gasto de energía y que las civilizaciones más avanzadas podrían no usarlas por esa razón; dado que la radiodifusión es emitida en todas direcciones, y por ello se necesita mucha energía para que la señal llegue a una distancia dada. Así, se postula que posiblemente nunca podríamos detectar señales de civilizaciones más avanzadas, producidas mediante esta tecnología. Ejemplo de ello es que la tecnología humana está reemplazando la radiodifusión por la comunicación por cables (fibra óptica), transmisión por láser, etc.

También podríamos suponer que hubiera vida inteligente en un planeta. Pero en él no existen metales como el hierro, cobre, aluminio, etc, los habitantes de ese planeta podrían pensar que hay otros mundos habitados, pero no pueden construir un transmisor, ni siquiera un simple electroimán. Por ejemplo, los mayas y otras civilizaciones del pasado, estaban culturalmente muy avanzadas pero desconocían casi por completo la metalurgia, sí desarrollada en el Viejo Mundo. La vida inteligente no presupone vida tecnológica ni un desarrollo semejante entre todas las formas de vida.

Existen y se comunican, pero no los oímos

Otros puntos de vista dicen que los extraterrestres se están intentando comunicar con nosotros o comunicándose entre sí pero no los detectamos. Este problema puede deberse a incompatibilidad o inexistencia de la tecnología necesaria para detectar el tipo de comunicación utilizado, o también, que su ritmo de vida sea mucho más largo o mucho más corto que el nuestro, por lo que sus señales sean tomadas como breves trazas sin sentido o simples pulsos sin conexión entre ellos.

Igualmente puede suceder que las señales de comunicación que indiquen su existencia no han llegado hasta el momento a nuestro sistema solar; de igual forma que lo que sucede con nuestras señales de radio en la gran mayoría de las zonas del universo.

El punto de la inmensidad del universo es un fuerte retractor de Fermi: incluso señales de radio emitidas por formas de vida inteligentes hace miles de años no podrían ser percibidas aún en la actualidad siguiendo este punto. Las señales de emisión detectables por los telescopios y radioscopios siguen limitados a la velocidad de la luz, aún insuficiente para recorrer distancias cósmicas.

Un ejemplo de esto sería: si una forma de vida inteligente a un millón de años luz usa actualmente ondas de radio desde hace 5 000 años, a la primera señal emitida le faltarían aún 995 000 años para llegar a la Tierra.

Han desaparecido

Autores de ciencia ficción han propuesto otra posible explicación: algo o alguien destruye la vida inteligente. Este tema puede encontrarse en novelas de ciencia ficción como Pórtico y sus secuelas de Frederik Pohl.

Otra alternativa es que la vida inteligente tiende a destruirse a sí misma, por ejemplo, guerra nuclear, guerra bacteriológica, química, agotamiento de los recursos, etc.

También se postula que en algún momento de su existencia terminarán siempre por ser destruidos por algún fenómeno natural de su planeta o del espacio; ejemplo de ello serían los impactos de meteoritos que se han producido en los planetas y lunas dentro del sistema solar.

Existen pero no somos conscientes de ellos

A modo de ejemplo, como sucede entre hormigas y humanos, somos conscientes de ellas, pero ellas no lo son de nosotros, excepto que exista una agresión directa que la hace sensibles a una acción que no será registrada como “agresión humana”, sino simplemente como un algo catastrófico de la naturaleza que las rodea. Las hormigas viven y hacen su complejo trabajo social totalmente ignorantes de la existencia humana. Sin embargo los humanos, aunque tendrían el poder específico de destruir sus comunidades, no generan en ellas temor, porque “lo humano” no existe para ellas.

Nunca han existido

Otros proponen que las condiciones para que se cree la vida son raras en el universo. Incluso para que la vida evolucione y lleguen a existir civilizaciones inteligentes, deben darse condiciones aún menos frecuentes, y mantenerse durante el tiempo sin la presencia de alteraciones drásticas; como sería lo que sucedería por impactos de grandes meteoritos, u otros fenómenos que son tan comunes, por lo que evitan que la vida pueda llegar a formarse o prosperar hasta el punto de la exploración o colonización cósmica.

El neocatastrofismo estima la frecuencia de fenómenos cosmológicos como los brotes de rayos gamma y su posible incidencia en la regulación de la emergencia de la vida.

Somos nosotros o Todavía no existen

Por último, algunos investigadores unen la teoría del viaje en el tiempo y la de la existencia de vida extraterrestre, llegando a la conclusión de que la vida inteligente interestelar está originada en la Tierra. Consistiría en que un grupo de seres inteligentes del planeta Tierra hubieran salido a velocidades cercanas a la de la luz rumbo a otros mundos, una vez conseguidos los conocimientos tecnológicos para tal viaje, evitando cualquier desastre intergaláctico sobre la Tierra. De esa manera, cada nuevo planeta civilizado evolucionaría de distinta forma, a través de los tiempos.

Según esta teoría, los OVNIs serían en realidad máquinas del tiempo de humanos del futuro, que por alguna razón deciden visitar la Tierra en algunos de sus viajes al pasado, y las diferentes razas extraterrestres serían fruto de los diferentes caminos evolutivos que va a seguir la especie humana en el futuro.

En resumen, la vida inteligente interestelar provendría de una vida inteligente común, nosotros, que a la vez hemos provenido de los seres vivos que habitan la Tierra. Así que según esta teoría es imposible que nos podamos comunicar porque aún no existen.

 

Debido a que, en la práctica, los únicos cuerpos celestes que el ser humano puede visitar son los de nuestro Sistema Solar, la búsqueda directa de vida extraterrestre se ha limitado a dicho sistema; principalmente a la búsqueda de vida microscópica, ya sea fósil o activa. Sin embargo no todos los cuerpos del sistema solar se consideran aptos para la presencia de vida. Actualmente se considera como posibles objetivos de búsqueda a:

  • El planeta Marte, idea respaldada por las teorizadas similitudes pasadas y presentes entre la Tierra y ese planeta: principalmente la ya confirmada presencia de agua en abundancia y de una densa atmósfera en el pasado remoto. Estos hechos, y la cercanía relativa de Marte, han causado que sea el cuerpo celeste más explorado por la astrobiología: ya se ha buscando evidencia de actividad biológica en Marte durante las misiones Viking 1 y Viking 2 de la NASA, con resultados ambiguos pero por lo general considerados como negativos. Hay fuertes controversias sobre estas evidencias de existencia de vida microbiana en Marte. Un experimento de la Viking Mars Lander informó de emisiones de gas desde el caliente suelo marciano, que algunos arguyen son coherentes con la presencia de microbios. Sin embargo, la carencia de evidencias o de corroboración mediante otros experimentos en la Viking Mars Lander sugiere que una reacción no biológica es la hipótesis más acertada.
  • Meteoritos provenientes de Marte que han caído en la Tierra: debido a la cercanía relativa entre Marte y la Tierra y la baja gravedad marciana, se acepta como un hecho que ciertos meteoros son rocas marcianas eyectadas por choques meteóricos mayores, que tras vagar durante millones de años en el espacio, chocan por azar contra nuestro planeta. El 6 de agosto de 1996, expertos de la NASA revelaron públicamente que un meteorito de ese tipo llamado ALH84001, encontrado en la Antártida, mostraba evidencias de una posible actividad biológica microscópica; en particular, restos parecidos a bacterias fosilizadas. Este estudio ha sido ampliamente debatido y criticado en sus conclusiones, manteniéndose hasta el día de hoy en la polémica.
  • La luna de Júpiter Europa: desde el paso de las misiones Voyager 1 y Voyager 2 se cree que Europa tiene un océano de agua líquida de varios kilómetros de profundidad, bajo el hielo que cubre su superficie. Debido al hecho comprobado que las fuerzas de marea y la resonancia orbital provocan el calentamiento de Io (la luna mayor más cercana a Júpiter), originando vulcanismo, se cree que Europa presentaría similar actividad volcánica, al ser la segunda en distancia justo después de Io. Por tanto, se cree que podría haber fuentes de calor y vertidos de sustancias químicas en dicho océano. En la Tierra se conocen ejemplos de ecosistemas abisales que dependen de la actividad geotérmica para su subsistencia, de modo que dicha posibilidad en Europa no puede excluirse, llevando incluso a expertos a proponer una misión no tripulada a Europa, consistente en una sonda de alunizaje y un submarino robótico capaz de penetrar la gruesa capa de hielo.[2] Dicha misión no se encuentra actualmente en los planes de ninguna agencia espacial, y de concretarse, se realizaría varias décadas en el futuro.
  • La luna Encélado de Saturno. Durante la misión Cassini-Huygens de la NASA y ESA se descubrió que Encélado eyecta grandes cantidades de agua al espacio a través de enormes géiseres, revelando la presencia de un activo criovulcanismo y una muy alta posibilidad de reservorios de agua líquida bajo la superficie helada. Encélado es una sorpresa para la astrobiología y la planetología, pues nadie esperaba encontrar tal actividad en una luna tan pequeña; pero ahora los expertos consideran que podría ser incluso más factible que Europa como lugar de búsqueda de vida, pues se cree que sus capas de hielo superficial son mucho más delgadas, haciendo más fácil acceder al agua subterránea. El hecho conocido de que agua escapa al espacio exterior es una evidencia de ello.

 Búsqueda indirecta

Terrestrial Planet Finder – Un proyecto de telescopio espacial dedicado a fotografiar planetas extrasolares.

Debido a la recientemente adquirida capacidad para detectar planetas extrasolares o exoplanetas orbitando estrellas distintas a nuestro Sol, entre la comunidad astronómica se ha generado un fuerte interés en descubrir mundos comparables en tamaño y propiedades a la Tierra; planetas que apenas empiezan a ser detectados. También hay un fuerte interés en la posibilidad de observar realmente tales mundos usando telescopios mucho más perfeccionados que los disponibles actualmente.

Hasta la fecha sólo hay un ejemplo de observación directa de un planeta extrasolar (véase GQ Lupi); y aunque empieza a ser posible detectar planetas de tamaño equivalente a la Tierra (véase Gliese 876) en otro sistemas, obtener fotografías de ellos todavía no es posible, debido a que los instrumentos disponibles no son lo suficientemente sensibles para separar el enorme brillo de la estrella del de sus planetas. Eso puede cambiar en un futuro cercano, cuando telescopios como el Terrestrial Planet Finder de la NASA o el proyecto Darwin de la ESA entren en funcionamiento. Entre las funciones de tales dispositivos está la de obtener fotografías de los planetas, y detectar propiedades fundamentales de los mismos, como su temperatura, o la presencia o ausencia de atmósfera, así como detalles sobre su composición (mediante espectroscopia).

Existen quienes creen que tales métodos permitirían detectar mundos paralelos donde existan procesos biológicos comparables a los presentes en la Tierra. La idea está respaldada por el hecho de que la luz que refleja nuestro planeta lleva consigo “marcas” que revelan la presencia de la vida; por ejemplo, la presencia de un alto nivel de oxígeno, y ciertas variaciones del espectro infrarrojo, que revelan la presencia de vegetación.

Desde luego, tales métodos de detección asumen que la vida en la Tierra es un caso mediocre, y que las características de la luz reflejada por la Tierra son compartidas por todos los casos. Este método de detección tiene la ventaja de permitir la detección de mundos con vida primitiva (y que no transmiten ondas de radio como lo espera el SETI), con la condición de que dicha vida haya modificado la atmósfera, de manera análoga a como la vida ha cambiado la atmósfera terrestre desde su aparición.

 Escucha de señales artificiales

Por otro lado, se ha teorizado que cualquier sociedad tecnológica estará trasmitiendo información: radiaciones electromagnéticas generadas por el hombre son detectables en un radio de más de 50 años luz de la Tierra, y están en constante expansión. El proyecto SETI (Search for Extraterrestrial Intelligence) o “Búsqueda de Inteligencia Extraterrestre”, analiza los datos recogidos por los grandes radiotelescopios y los analiza buscando pautas artificiales utilizando superordenadores, así como un gran proyecto de computación distribuida en el mundo; SETI@home. Hasta la fecha, no obstante, tan solo la señal WOW! ha sido reseñable en esta búsqueda.

 Mensajes sin destino

A lo largo del tiempo se han producido también una serie de iniciativas en sentido contrario: no buscar la señal de una posible inteligencia extraterrestre, sino informar de nuestra presencia a potenciales civilizaciones que estén a la escucha. La primera fue el llamado Mensaje de Arecibo, lanzado en 1974 en dirección al cúmulo de estrellas de M13. A bordo de las sondas Pioneer 10 (en dirección a la estrella Aldebarán) y Pioneer 11 (en dirección a la constelación de Aquila) se encuentran sendos mensajes (véase Placa de la Pioneer) destinados a una posible civilización extraterrestre que pudiese interceptar las sondas. Lo mismo ocurre en en caso del Disco de oro de las Voyager, en las sondas Voyager 1 (en dirección a la constelación de Ofiuco) y Voyager 2 (en dirección a la estrella Ross 248). Más recientemente, en 2008, un equipo de científicos ucranianos ha enviado mensajes en dirección al sistema Gliese 876.

Esperemos responder pronto…

Publicado noviembre 11, 2012 por astroblogspain en Uncategorized

Y una vez…ya casi nos extinguimos….El Apocalipsis ya sucedio una vez..   Leave a comment

El ser humano constituye desde el punto de vista biológico una especie animal bajo la denominación científica de Homo sapiens (del latín Homo=hombre, sapiens=sabio) y pertenece a la familia Hominidae.

Es también llamado genéricamente como el hombre o los hombres, aunque ese término es ambiguo pues se usa también para referirse a los individuos de sexo masculino. Los seres humanos pueden llegar a poseer capacidades mentales que les permiten inventar, aprender y utilizar estructuras lingüísticas complejas, matemáticas, escritura, ciencia, tecnología. Los humanos son entes sociales, capaces de concebir, transmitir y aprender conceptos totalmente abstractos. No se tiene evidencia de que exista otra forma de vida con dichas capacidades –o superiores– en el universo.

Se denomina «humanos arcaicos», «Homo sapiens arcaico» o también «pre-sapiens», a un cierto número de especies de Homo que aún no son considerados anatómicamente modernos. Poseen hasta 600 000 años de antigüedad y tienen un tamaño cerebral cercano al de los humanos modernos. El antropólogo Robin Dunbar opina que es en esta etapa en la cual aparece el lenguaje humano. La filiación de estos individuos dentro de nuestro género resulta aún controvertida.

Entre los humanos arcaicos están considerados Homo heidelbergensis, Homo rhodesiensis, Homo neanderthalensis y a veces Homo antecessor; en 2010 se ha añadido a éstos el denominado “hombre de Denisova, y en 2012 el denominado “hombre del ciervo rojo” en China. Ya que no son sapiens, algunos especialistas prefieren llamarlos simplemente arcaicos antes que H. sapiens arcaico.

Humanos anatómicamente modernos:

Se denominan propiamente Homo sapiens o anatómicamente modernos a individuos con una apariencia similar a la de los humanos modernos. Estos humanos pueden clasificarse como premodernos, pues en ellos no se observa todavía el conjunto de características de un cráneo moderno, casi esférico, con la bóveda alta y la frente vertical. La similitud se aprecia a nivel del esqueleto del cuerpo y cavidad craneana, pero esta similitud no es total pues el rostro aún mantiene características arcaicas como los arcos superciliares (grandes cejas) y prognatismo maxilar (proyección bucal), aunque menos desarrollados que en los neandertales.

Se consideran dentro de este grupo a los restos de Florisbad en Sudáfrica (260 000 años), los de Herto en Etiopía, que corresponde a Homo sapiens idaltu (160 000 años), los de Jebel Irhoud en Marruecos (160 000 años) y los de Skhul/Qafzeh al Norte de Israel (100 000 años). También se consideran anatómicamente modernos a los hombres de Kibish, sin embargo estos se enmarcan mejor dentro de los humanos modernos.

Se consideran Homo sapiens sapiens de forma indiscutible a los que poseen las características principales que definen a los humanos modernos: primero la equiparación anatómica con las poblaciones humanas actuales y luego lo que se define como “comportamiento moderno”.

Los restos más antiguos son los de Omo I, llamados Hombres de Kibish, encontrados en Etiopía con 195 000 años, y restos en cuevas del río Klasies en Sudáfrica con 125 000 años y con indicios de una conducta más moderna. Esta antigüedad coincide con lo estimado para la Eva mitocondrial, la cual está considerada la antecesora de todos los seres humanos actuales y de la que se cree que vivió en el África Oriental (probablemente Tanzania) hace unos 200 000 años. Por otra parte, la línea patrilineal nos lleva hasta el Adán cromosómico, quien nos confirma un origen para los humanos modernos en el África subsahariana y se le calcula unos 140 000 años de antigüedad.

La teoría de la catástrofe de Toba explica un hecho que se produjo en el norte de la isla de Sumatra, en Indonesia, hace entre 70 y 75 mil años, cuando un supervolcán situado en el lago Toba entró en erupción

 

Algunos estudios afirman que esto produjo un cuello de botella en la raza humana, influyendo en su evolución, así como un invierno volcánico con bajadas de temperaturas a nivel global durante 6 ó 7 años.

La teoría afirma que cuando se restableció el clima y los demás factores, los humanos se empezaron a extender a partir de África.

La teoría establece que la evolución humana fue afectada por un reciente evento de tipo volcánico. Fue propuesta en 1998 por Stanley H. Ambrose, de la Universidad de Illinois en Urbana-Champaign. Este evento habría reducido la población mundial a 10.000 o incluso unas 1.000 parejas reproductoras.

El conocimiento sobre la prehistoria humana es en gran medida teórico, pero está basado en las evidencias obtenidas de fósiles, la arqueología y las evidencias genéticas.

En los últimos tres a seis millones de años, tras la separación de los linajes de humanos y simios del tronco común de homínidos, la línea humana se ramificó en varias especies. La teoría catastrófica de Toba establece que una inmensa erupción volcánica cambió el curso de la historia al producir la casi extinción de la población humana (Este tipo de eventos se denomina «cuello de botella de población»). Hace entre 70.000 y 75.000 años, el supervolcán del lago Toba, en el norte de la isla indonesia de Sumatra, explotó como una caldera con una fuerza 3000 veces superior a la erupción del monte Santa Helena, dejando como rastro el actual lago Toba (el lago volcánico más grande del mundo, de 100 km × 30 km y 505 m de profundidad). Se han encontrado restos directos de esta explosión hasta en lugares alejados varios miles de kilómetros como el Sur de la India.

Según Ambrose, esto provocó una caída de la media de las temperaturas de unos 3 a 3,5 °C, con un invierno volcánico global que pudo durar entre 6 y 7 años. En las regiones templadas produjo una disminución de las temperaturas globales de 15 °C de promedio, lo que representa un cambio drástico en el ambiente, que debió producir múltiples cuellos de botella de población en varias especies homo que debían existir en la época, incluyendo la nuestra e incluso llevando a la extinción a muchas de ellas.

Una combinación de evidencias geológicas y modelos computacionales apoya la factibilidad de la teoría de la catástrofe de Toba, y la evidencia genética sugiere que todos los humanos actuales, a pesar de la aparente variedad, provienen de un mismo tronco formado por una población muy pequeña (véase Adán cromosomal-Y). Utilizando las tasas promedio de mutación genética, algunos genetistas han estimado que esta población humana original vivió en una época que concuerda con el evento de Toba.

Esta teoría establece que cuando el clima y otros factores fueron propicios, los humanos nuevamente se expandieron a partir de África, migrando primero al Oriente Medio, y luego a Indochina y Australia. Las rutas migratorias crearon centros de población en Uzbekistán, Afganistán e India. Las subsiguientes adaptaciones al medio produjeron los diferentes rasgos y tonalidades en el color de la piel que hoy en día se observan en la población humana, a partir de un reducido colectivo de humanos similar genética y físicamente a los actuales bosquimanos.

A punto estuvo la raza humana de extinguirse….

Y Más recientemente….Que les paso a los Neandertales??

El hombre de Neandertal (Homo neanderthalensis) es una especie extinta del género Homo que habitó Europa y partes de Asia occidental desde hace 230 000 hasta unos 25 000 años atrás, durante el Pleistoceno medio y superior y culturalmente integrada en el Paleolítico medio. En un periodo de aproximadamente 5 000 años se cree convivió paralelamente en los mismos territorios europeos con el Hombre de Cro-Magnon, primeros hombres modernos en Europa. Esta convivencia se ha demostrado por fósiles hallados en las cuevas de Châtelperron

Sus características definidoras, a partir de los huesos fósiles descubiertos hasta ahora (unos 400 individuos), son: esqueleto robusto, pelvis ancha, extremidades cortas, tórax en barril, arcos supraorbitarios resaltados, frente baja e inclinada, faz prominente, mandíbulas sin mentón y gran capacidad craneal —1550 cm³— solo 1400 cm, el ser humano actual. Vivían en grupos organizados, formados por alrededor de unos treinta miembros

Los neandertales fueron una especie bien adaptada al frío extremo. Tenían un cráneo alargado y amplio, baja estatura y complexión robusta, y nariz amplia de aletas prominentes;rasgos que denotan adaptación a climas fríos, como se puede observar actualmente en las poblaciones del Ártico. Su cerebro era igual o incluso más grande que el de los hombres modernos. Un neandertal promedio podría llegar a tener una altura de 1,65 m, de contextura pesada, y musculatura robusta. Si bien su estructura ósea no los hacía corredores de largo aliento, sí eran caminantes de largas distancias. Estudios anatómicos realizados han determinado que el neandertal podía articular una fonética limitada respecto a la que actualmente posee el hombre moderno, debido a la ubicación de la laringe, situada más arriba que la del hombre moderno.

El estilo de herramientas líticas utilizadas en el Paleolítico medio por los neandertales es la cultura Musteriense, así llamada por haber sido encontradas por primera vez en el yacimiento arqueológico Le Moustier. La cultura musteriense está caracterizada por la utilización de la técnica de talla Levallois. Estas herramientas fueron producidas usando martillos de percusión blandos, de hueso o madera. En los últimos tiempos de los neandertales aparece en el registro arqueológico el estilo Châtelperroniense, considerado como más “avanzado” que el musteriense.

File:Range of Homo neanderthalensis.png

Hombre de Neanderthal, Distribución.

Mientras Homo sapiens evolucionó en África, desde donde migró hace entre 100 000 y 60 000 años hacia el resto del planeta, el hombre de Neandertal se cree que desciende de Homo heidelbergensis.

Homo heidelbergensis es una especie extinta del género Homo, que surgió hace más de 600 000 años y perduró al menos hasta hace 250 000 años (Ioniense, mediados del Pleistoceno). Eran individuos altos que tenían 1,80 m de estatura y muy fuertes (llegarían a 105 kg), de grandes cráneos que median 1350 cm³, muy aplanados con relación a los del hombre actual, con mandíbulas salientes y gran abertura nasal. Se le dio el nombre porque los primeros fósiles fueron descubiertos cerca de Heidelberg (Alemania). En un documental para televisión se les apodó como «Goliath»

Hace aproximadamente medio millón de años se empezaron a gestar los rasgos morfológicos que en unos cientos de miles de años dieron origen al neandertal. Los pre-neandertales u Homo heidelbergensis mostraban una creciente corpulencia física, expresada en el aumento de la talla, 1,75 a 1,80 metros y cerca de 100 kg de peso (media masculina). Las mandíbulas también poseían una gran fuerza y robustez a causa del estrés al cual eran sometidas.

El conjunto de estos fósiles revelan un homínido con un cráneo más “inflado” que el de ningún H. erectus/H. ergaster, aunque todavía posee arcos supraciliares. La parte trasera del cráneo es más redondeada que en H. erectus/H. ergaster, y las mejillas son infladas, como en los neandertales, aunque la cara es más plana. Su capacidad neurocraneal no dista mucho de la del hombre moderno, rondaba los 1350 cm³. Otro parecido con el Homo sapiens actual era su aparato fonador. Esto dio a pensar que el lenguaje, entendido de una manera quizás diferente a la actual, ya estaba presente en estos grupos. El Neanderthal poseia un craneo de 1500cc de media llegando a los 1900cc.

William King asignó en 1864 el nombre Homo neanderthalensis a los restos encontrados en 1856, dándoles condición humana pero considerándolos una especie diferente. Posteriormente y debido a su elevada capacidad craneal, equivalente a la del humano actual (y muchas veces superior), se le denominó Homo sapiens neanderthalensis durante la mayor parte del s. XX, a pesar de las notables diferencias anatómicas. Su lugar en la clasificación científica ha sido fuertemente debatido, pero el consenso actual lo ubica como una especie aparte (Homo neanderthalensis).

Hay diversas opiniones sobre la distancia entre neandertales y Homo sapiens. El análisis paleontológico cráneo-facial muestra importantes diferencias morfológicas, sustentando la consideración en especies diferentes. El análisis comparativo dental parece apuntar que la divergencia entre neandertales y humanos actuales ocurrió hace un millón de años.

Gracias al estudio del genoma neandertal, se han descubierto nuevos datos sobre esta especie. Se sabe que podían ser pelirrojos

 También se ha descubierto el locus del grupo sanguíneo ABO y que los adultos tenían intolerancia a la lactosa. La variante del gen del habla FOXP2 característica de los seres humanos modernos, también fue encontrada en los especímenes de El Sidrón, sugiriendo que los neandertales tendrían las facultades básicas del lenguaje.

En la Península Ibérica hay pruebas de su existencia desde los primeros estadios (hace unos 230 000 años) hasta hace aproximadamente 28 000 años, como indican estudios recientes.

Surgieron hace unos 230 000 años en el Paleolítico Inferior y desaparecen del registro fósil hace unos 33 000-28 000 años, después de haber creado y desplegado la importante y extendida cultura Musteriense, que se considera como la expresión del Paleolítico Medio, y también el Châtelperroniense, que actualmente se cree que habría sido autóctono. Las causas de su extinción son todavía motivo de debate y se discuten posteriormente, en este mismo artículo.

Los neandertales eran recolectores-cazadores, existiendo pruebas de consumo de grandes animales, como los mamuts. En la segunda década del siglo XXI se encontraron restos de consumo de marisco de hace unos 150 000 años de antigüedad en un yacimiento de España, actividad que hasta ese entonces se creía exclusiva de H. sapiens.  Espero que no se mataran en una guerra por el marisco..

Se ha mencionado que los neanderthales eran canibales, pero esto no es así:

Los restos óseos presentan marcas de corte realizadas con herramientas de piedra, y están muy bien conservados por haber sido eliminada de sus huesos toda la carne. Esto era ritual según se cree. Al parecer la carne se quitaba de los huesos para ser enterrados,y no para ser comida. Esto se sabe por comparación etnológica. Bajo un microscopio se nota la diferencia de los cortes realizados en animales de caza para ser comidos, y en los que se practican en huesos de los miembros fallecidos del grupo.

Esta sería una práctica que se habría realizado durante largos períodos y en diferentes regiones. Los yacimientos mencionados están uno en Francia y el otro en Croacia; el primero está datado en 100 000 años y el segundo en 30 000. También se han encontrado evidencias en El Sidrón (España), en Combe Grenal (Francia), en Krapina (Croacia) y en la cueva de Guattari (Italia).

Es polémica la cuestión acerca de qué forma de comunicación manejaban los neandertales: si un lenguaje relativamente similar al moderno (con estructura compositiva y reglas gramaticales, de modo que un número limitado de palabras se combina para crear un número ilimitado de frases posibles) o algunas formas menos desarrolladas y, en cierto sentido, más próximas al sistema de comunicación de los simios.

Entre los autores que consideran que los neandertales no usaban un lenguaje como tal está el arqueólogo Steven Mithen, de la Universidad de Reading, que defiende la teoría de que tenían un sistema de comunicación “Hmmmm” (es decir, holístico, manipulador, multimodal, musical y mimético). Lieberman realizó un modelo coincidente con la opinión de Mithen: la situación del cuello adelantado y la disposición de la laringe parecerían haber dificultado un lenguaje articulado, sin embargo otros estudios suponen que el hioides estaba lo suficientemente desarrollado y posicionado como para la emisión de fonemas discretos con capacidad simbólica, aunque de un modo mucho más tosco que en el Homo sapiens. Por otro lado, en el ADN obtenido de restos neandertales se ha encontrado una variante del gen FoxP2 relacionada con el habla en H. sapiens, lo cual implica que, desde el punto de vista genético, estaban capacitados para el lenguaje.

El arte (musteriense) de los neandertales aún presenta controversias: André Leroi-Gourhan, entre otros, observó que podían, y de hecho solían, rendir homenajes a sus difuntos (elaborando sencillas tumbas), bastante tardíamente, cuando ya podrían haber entrado en contacto con H. sapiens. Los neandertales parecen haber estado dotados de la suficiente habilidad como para copiar rudimentariamente el arte de los H. sapiens primitivos: en yacimientos correspondientes a neandertales se han hallado algunos pocos objetos de cuerno pulido que parecen haber tenido un valor estético e incluso una muy tosca máscara confeccionada con una basta placa de piedra a la cual se le practicaron dos oquedades a modo de ojos.

La cueva de Nerja alberga, según estudios de 2012, las que podrían ser las pinturas más antiguas de la humanidad. Si la datación es correcta, se considera muy probable que hayan sido realizadas por neandertales.

En junio de 2012, se hicieron públicos los resultados de una investigación científica llevada a cabo por investigadores británicos, portugueses y españoles, bajo la dirección de Alistair Pike, del Departamento de Antropología y Arquelogía de la Universidad de Bristol, según la cual algunas pinturas de las cuevas del norte de España, Altamira, El Castillo, Tito Bustillo, entre otras, tendrían una datación de por lo menos 40 800 años. Aparte de convertirlas en la manifestación pictórica más antigua de la humanidad (existen grabados más antiguos en África), también abre la posibilidad, según los antropólogos, a considerar seriamente que sus autores fueran neandertales.

Niño Neandertal

Extinción:

Se han propuesto muchas explicaciones para la extinción de los neandertales, en relación o no con la expansión de los cromañones con los que convivieron en Europa en los últimos milenios de su vida como especie.

Aunque la rápida desaparición de los neandertales tras la irrupción de Homo sapiens en Europa sugiere que estos últimos estuvieron relacionados con la desaparición de los neandertales, muchas son las preguntas para las que no hay una respuesta clara. ¿Compitió H. sapiens intensamente con ellos por recursos?, ¿los mataron y exterminaron en combate?, ¿los contagiaron de enfermedades para las cuales carecían de defensa?, ¿no soportaron, los neandertales, determinados cambios climáticos o ambientales?, ¿se cruzaron H. sapiens y neandertales siendo estos asimilados por la nueva especie?

La hipótesis de extinción por la rigurosidad de la última gran glaciación parece descartada ya que los neandertales habrían estado muy bien adaptados al clima glacial. Por otra parte, la hipótesis de mixogénesis o hibridación Homo sapiens/Homo neanderthalensis resulta, por los mapeos de secuencias de ADN, bastante probable. Sin embargo, también es posible que los neandertales se hayan extinguido al no poder competir por los recursos con los H. sapiens (que eran diez veces más numerosos) y hayan sido desplazados a regiones donde la comida y la vivienda eran más difíciles de encontrar. Aunque la corpulencia fisica unida a la mayor inteligencia del hombre de Neandertal, no cuadra con esta ultima hipotesis.

Recientes investigaciones abren la posibilidad de presencia de neandertales mucho más al norte del área de distribución habitual; como en la localidad rusa subártica de Byzovaya, en la que se han encontrado restos arqueológicos musterienses (Paleolítico Medio) datados entre hace 34 000 y 31 000 años. Se trataría de uno de los yacimientos neandertales más tardíos, cuando casi toda Europa ya estaba ocupada por las culturas del Paleolítico superior (Homo sapiens).Los últimos reductos de neandertales, datados en unos 28 000 años, se encontraron en el sur de la Península Ibérica (España y Portugal).

Europa Press

El litoral andaluz y Gibraltar fueron los últimos refugios del hombre de Neandertal

Un estudio llevado a cabo dentro del proyecto Paleomed por el grupo de investigación de Geodinámica de la Facultad de Ciencias Experimentales de la Universidad de Huelva (UHU) demuestra que la extinción del hombre de Neandertal se produjo en Gibraltar hace 24.000 años, frente a los 34.000-28.000 años que se mantenían hasta el momento como probable fecha de su extinción.

En rueda de prensa, el catedrático de Geodinámica de la Facultad de Ciencias Experimentales de la Universidad de Huelva Joaquín Rodríguez Vidal, que estuvo acompañado por el vicerrector de Investigación de la UHU, Rafael Beltrán, explicó que los trabajos de excavación se iniciaron en 1995 en Gorham’s Cave (Gibraltar), donde encontraron “útiles humanos del Neandertal que demuestran que esta especie no desapareció hace 35.000 años, sino hace 24.000”, al tiempo que mostró su confianza en rebajar la fecha de extinción hasta los 21.000 años.

Así las cosas, Rodríguez Vidal opinó que “el sur de la Península Ibérica se convirtió para esta especie en un refugio climático que le permitió pervivir en el tiempo”, y explicó que el clima en el sur de España “era entonces igual que el de hoy día, mediterráneo y templado”.

En este sentido, precisó que en Gorham’s Cave “no se han encontrado restos del Neandertal, pero sí algunos de los útiles empleados por esta especie así como restos de fauna muy interesantes”, aunque mostró su confianza en encontrar restos humanos próximamente.

Por otro lado, informó de que el estudio, publicado en la Revista Nature, demuestra también que el hombre del Neandertal convivió con el hombre moderno y aseguró que “ambas especies convivieron pacíficamente”. “El Neandertal no se extinguió debido a la competitividad del hombre moderno, ni tampoco por el clima, sino probablemente a su agotamiento genético”, aseguró.

Así, el catedrático de Geodinámica de la Facultad de Ciencias Experimentales de la Universidad de Huelva puso como ejemplo que, “tras la extinción del Neandertal, tenemos constancia de que pasaron 5.000 años antes de que el hombre moderno se atreviera a ocupar el territorio de la especie anterior”. “Este respeto rompe con el paradigma de lucha y de conflicto entre ambas especies”, concluyó.

Un misterio…amargo.

Otro Misterio:

El homínido de Denisova (también llamado mujer X) es el nombre dado a una posible nueva especie de Homo, identificada a través del análisis del ADN de restos óseos encontrados en Siberia, cuyo descubrimiento se anunció en marzo de 2010. Se ha sugerido que esta nueva especie vivió entre hace un millón y 40 000 años, en áreas en las que también vivían neandertales y Homo sapiens, aunque su origen se encontraría en una migración distinta a las asociadas con humanos modernos y neandertales

Un equipo de científicos del Instituto Max Planck de Antropología Evolutiva en Leipzig, Alemania, liderado por Svante Pääbo, secuenció ADN mitocondrial (mtDNA) extraído de un fragmento de hueso proveniente del dedo de una niña que fue encontrada en las cuevas de Denisova, en los montes Altai de Siberia, en un estrato datado en 50 000 a 30 000 años antes del presente. En la misma capa en la que apareció el hueso, también se encontraron distintos artefactos y herramientas. El análisis del mtDNA indica la existencia de un ancestro común entre el homínido de Denisova, Homo sapiens y el hombre de neandertal, que pudo vivir hace aproximadamente un millón de años. El ADN mitocondrial indica que este homínido procede de una migración desde África distinta a la de la entrada de Homo sapiens en Europa, a la de los ancestros de los neandertales y distinta, asimismo, del éxodo temprano de Homo erectus.

Un molar descubierto en la misma cueva también dio ADN mitocondrial que se asemeja al del hueso del dedo. El molar presenta características morfológicas claramente diferentes a las de los neandertales y los humanos modernos, lo que confirma que pertenece a una especie con una historia evolutiva distinta.

Utilizando ADN extraído de un hueso del dedo, que se ha determinado que perteneció a una pequeña de unos 7 años, un estudio internacional, liderado por el Instituto Max Planck ha obtenido la secuencia del genoma del homínido de Denisova, de manera que ha ratificado que se trata de una especie diferente a los neandertales y los sapiens, que habría compartido con los neandertales un ancestro hace unos 650 000 años y con los humanos modernos hace 800 000 años.

Una vez establecida como especie diferente de neandertales y H. sapiens, la investigación se dirige hacia establecer la relación con otros fósiles encontrados en Asia, en especial los Homo erectus encontrados en Java y China y otros homínidos, como el cráneo de Dali (China), que data de hace 200 000 años y el hombre de Solo (Java), cuyas características morfológicas tienen diferencias con las de H. erectus y H. sapiens. Por otra parte, todo parece indicar que la especie de los denisovanos se dispersó ampliamente en el pasado, y además, que los actuales humanos de Papúa Nueva Guinea, Australia y Melanesia tienen entre un 4% y un 6% de material genético de los homínidos de Denisova, así como los europeos tienen un 2,5% del genoma heredado de los neandertales. Hay linajes entrelazados y más interacciones de las que conocíamos.

 

Publicado noviembre 5, 2012 por astroblogspain en Uncategorized