El Lobo…   2 comments

En vista de la trascendencia que esta teniendo ultimamente el Lobo, quiero publicar un post a su leyenda, a su imagen, y a su belleza.

Lamentablemente no corren buenos tiempos para los lobos, recientemente el principado de Asturias ha dado permisos para abatir 200 Lobos en los Picos de Europa, gracias a las acciones ecologistas, se abatiran 80, esperemos que la presión propicie que no se mate ninguno..y que los ejemplares sobrantes dealgunas reservas se usen para repoblar los montes que antaño tenian.

Y una buena noticia, recientemente unos biologos españoles han encontrado la presencia del Lobo, nada más y nada menos que en Marruecos, en la Cordillera del Atlas medio, en el parque nacional de Ifrane.

Adjunto fotos

Las fotos está tomadas en el Atlas a unos 1.800 metros de altitud

Un descubrimiento llevado a cabo por un grupo hispano-marroquí de investigadores parece haber dado al traste con la existencia posible de uno de los críptidos más buscados del norte de África. Lo que podría ser el encuentro con un adjule o alguna desconocida especie de chacal, ha resultado ser la constatación de la presencia del lobo (Canis lupus) en Marruecos por primera vez en la historia.
El descubrimiento forma parte de un amplio estudio sobre los mamíferos de Marruecos que se viene desarrollando desde 2009 por parte de la Universidad de Alicante (España) y la Universidad Chouaib Doukkali, con sede en El Jadida (Marruecos).
El trabajo está apoyado por el Emirates Center for Wildlife Propagation, un centro especializado creado conjuntamente por Emiratos Árabes Unidos y Marruecos, así como por el Gobierno marroquí a través del Alto Comisariado para el Agua, los Bosques y la Lucha contra la Desertificación.
 
Hace una semana, la investigación iniciada tres años atrás echó por tierra uno de los mitos más arraigados del Atlas. Las cámaras colocadas captaron distintas imágenes del supuesto “chacal grande”… que no era sino un lobo. Cuerpo delgado, cuello ancho y poderoso, pelo oscuro, cola corta,.. Las imágenes obtenidas por el equipo hispano-marroquí –  a la espera de las próximas pruebas de análisis genético – parecen no ofrecer dudas: el protagonista de esta historia es el lobo. Posiblemente, perteneciente a la variedad Canis lupus lupaster, es decir, lobo egipcio.
 
Ahora veremos la situacion del lobo, en la historia y en la actualidad a nivel mundial, al final nos centraremos, en el Signatus, el Lobo nuestro
 
 

El lobo (Canis lupus) es una especie de mamífero placentario del orden de los carnívoros. El perro doméstico (Canis lupus familiaris) se considera miembro de la misma especie con base a evidencias, la secuencia del ADN y otros estudios genéticos. Los lobos fueron en antaño abundantes y se distribuían por Norteamérica, Eurasia y el Oriente Medio. Actualmente, por una serie de razones relacionadas con el hombre, incluyendo el muy extendido hábito de la caza, los lobos habitan únicamente en una muy limitada porción del que antes fue su territorio.

la especie está listada como en peligro o amenazada. Los lobos son cazados en muchas áreas del mundo por la amenaza que representan para el ganado, así como por deporte.

El lobo, que es un Superdepredador, se halla en una gran cantidad de ecosistemas. Este amplio territorio de hábitat donde los lobos medran refleja su adaptabilidad como especie, ya que puede vivir en bosques, montañas, tundras, taigas y praderas.

El término “lobo ” deriva del latín lupus, con el mismo significado Por otra parte, el término “loba” solía usarse para calificar a las rameras. De hecho, según Tito Livio, es posible que la historia de la loba Luperca fuera usada para encubrir a una prostituta.

Miacis es un representante de un grupo de carnívoros primitivos que fueron los antepasados de los carnívoros modernos (orden Carnivora), pero solo la especie M. cognitus es un auténtico carnívoro. Así pues, Miacis puede ser considerado el género de mamíferos carnívoros precursor de los caniformes modernos. Se cree que el antepasado común de los miácidos y de los vivérridos (los carnívoros basales precursores de los feliformes) vivió durante el Cretácico superior.

La separación entre la rama de los carnívoros modernos y el resto de miácidos, incluyendo Miacis, tuvo lugar a mediados del Eoceno, con la aparición de grupos como el de los amfiquiónidos, que podrían ser los precursores de los osos modernos; o los hesperoquioninos, que representan el primer grupo de cánidos en aparecer después de esta separación. Hesperocyon vivió hace entre 26 y 38 millones de años y es considerado como el antepasado más lejano del perro actual. Posteriormente, dicha línea evolutiva dio lugar a la especie Eucyon davisi hace unos 10 millones de años y se cree que fue la especie que pasó a través del estrecho de Bering hacia el resto del mundo.

El peso y tamaño del lobo puede variar considerablemente a lo largo del mundo, y tiende a incrementarse proporcionalmente con la latitud, como predijo la regla de Bergmann. En términos generales la altura varía entre los 60 y los 90 centímetros hasta el hombro, y tienen un peso de entre 32 y 70 kilos. Aunque raramente encontrados, especímenes de más de 77 kg han sido hallados en Alaska y Canadá; el lobo salvaje más pesado, matado en Alaska en 1939, pesaba 80 kg. Hay algunos casos  de lobos cazados en el nordeste de Rusia que alcanzaban los 100 kg, y tambien de más de 100 kilos en Canada y Alaska. Los lobos más pequeños son las sub-especies de lobos árabes, las hembras de éstas pueden pesar unos 10 kg en la madurez. Las hembras en una población dada pesan alrededor de un 20% menos que los machos. Los lobos pueden medir entre 1,3 a 2 metros desde el hocico hasta la punta de la cola, siendo ésta aproximadamente un cuarto de la longitud total del cuerpo.

Las Malas Artes…Los cazadores y sus trofeos…..Para Que?

Estos lobos cazados en areas  de la taiga son enormes.

Este lobo viví­a en Canadá y tiene el record tras ser cazado y pesar, ni más ni menos que 104 kilos.

kent rock's embedded Photo

Big Grey Wolf

 
Holy shit that's a big wolf.
 
 
 
 
 
 
 
Una pèna ver muertos a estos bellos animales…me gustaria verlos sin sus escopetas
Aun así se aprecia el descomunal tamaño de los lobos, que basan su dieta en grandes ungulados como los Alces.
Todos ellos de las subespecies Comunis, y Occidentalis
 
Los lobos poseen rasgos ideales para viajes de larga distancia. Su estrecho pecho y su potente espalda y piernas facilitan una locomoción eficiente. Son capaces de cubrir varios kilómetros trotando a una velocidad de 10 km/h, pudiendo alcanzar velocidades punta de 65 km/h en una persecución. Mientras corren a gran velocidad pueden cubrir cinco metros por salto. Las patas de los lobos están diseñadas para andar con facilidad por una amplia variedad de terrenos, especialmente nieve. Tienen una pequeña membrana entre cada dedo, lo que les permite moverse por la nieve con más facilidad que a sus presas. Los lobos son digitígrados, y cuentan con patas traseras más largas y un quinto dedo vestigial, solo presentes en las delanteras, siendo sus garras de coloración oscura/negra y no retráctiles. Pelos erectos y garras desafiladas realzan el agarre en superficies resbaladizas, y vasos sanguíneos especiales evitan el enfriamiento de las almohadillas de las patas. Unas glándulas les ayudan a moverse por grandes extensiones mientras informa a los otros acerca de su paradero.

El mayor tamaño y longitud de las patas, ojos amarillos y mayores dientes hacen distinguir a los lobos adultos de otros cánidos, particularmente perros. Existe una glándula odorífica presente en la base de la cola de los lobos, la cual le confiere a cada individuo un rastro aromático único, que les sirve para poder identificarse entre ellos.

Pueden cazar tanto de día como de noche gracias a su agudísimo sentido del olfato y a su visión nictálope, para poca luz, dado que sus ojos poseen un tapetum lucidum tras la retina. Sus largos y poderosos hocicos ayudan a distinguirlos de los coyotes y chacales, los cuales tienen hocicos más estrechos; y de los perros que generalmente los tienen más pequeños. Los lobos difieren también en ciertas dimensiones craneales, teniendo un ángulo orbital más pequeño que, por ejemplo, los perros (53º estos y 45º los lobos), así como en una mayor capacidad cerebral, siendo la bóveda craneana un 20% más grande.

En ocasiones un lobo parece más pesado de lo que realmente es, debido a su voluminoso pelaje, compuesto por dos capas. La primera capa está diseñada para repeler el agua y la suciedad. La segunda es un denso subpelaje resistente al agua que aísla al lobo. Éste se torna en una gran mata de pelo a finales de primavera o comienzos de verano. Un lobo se frota normalmente contra objetos tales como rocas y ramas para fomentar la pérdida del pelaje. El subpelaje es usualmente gris sin tener en cuenta la apariencia del pelaje exterior. Los lobos tienen distintos pelajes en invierno y en verano que alternan en primavera y otoño. Las hembras tienden a conservar sus pelajes invernales más allá de la primavera a diferencia de los machos.

La coloración varía; va del gris al gris marrón, a través del espectro canino del blanco, rojo, marrón y negro. Estos colores tienden a mezclarse en muchas poblaciones para formar individuos predominantemente mezclados, aunque no es infrecuente que un individuo o una población entera sea de un mismo color, normalmente todos negros o todos blancos. El color del pelaje a veces corresponde con el ambiente en el que una población de lobos se desenvuelve; por ejemplo; todos los lobos blancos son mucho más comunes en áreas nevadas. Con el crecimiento van adquiriendo un matiz grisáceo en sus pelajes. Normalmente se cree que la coloración del pelaje del lobo sirve como mecanismo de camuflaje. Esto no es totalmente correcto, dado que algunos científicos han demostrado que la mezcla de colores tiene más que ver con enfatizar gestos, tanto como la sombra de ojos o el lápiz de labios en los humanos.

Al nacer, los cachorros tienden a tener el pelaje más oscuro y los ojos azules que se volverán amarillos-dorados o naranjas cuando tengan entre 8 a 16 semanas. Aunque es extremadamente inusual, es posible que un adulto retenga los ojos azules.

La gestación de los lobos dura de 60 a 63 días. Los cachorros, con un peso de medio kilo, nacen ciegos, sordos y completamente dependientes. Nacen entre cuatro y seis lobeznos por camada. Los cachorros residen en la madriguera y se quedan allí hasta que cumplen las tres semanas de edad. La madriguera está normalmente en tierras altas cerca de una fuente de agua, y tiene una “habitación” abierta al final de un túnel que puede medir unos pocos metros. Durante este tiempo, los cachorros llegarán a ser más independientes, y comenzarán finalmente a explorar el área más próxima a la madriguera, antes de alejarse más del lugar, ya con cinco semanas.

Tras esas cinco primeras semanas de vida, los cachorros comienzan a acercarse a la entrada de la guarida y, pasadas otras dos semanas, se atreverán a alejarse para comenzar sus pequeñas exploraciones comenzando a buscar algo comestible. Los lobeznos suelen recibir lecciones de vida por parte de su “niñera”, que es elegida por la hembra alfa antes del nacimiento de sus crías, con el fin de continuar con su cuidado y educación tras el destete, entre las cuatro y seis semanas de vida. Según la raza de lobo, la manada puede optar por criar a los lobeznos o dejarle el trabajo a la madre, lo que permite a la hembra alfa dedicarse de nuevo a dirigir la manada. Empiezan comiendo alimentos regurgitados y después de dos semanas, cuando les salen sus dientes de leche, se destetarán. Durante las primeras semanas de su desarrollo, la madre permanece con su camada sola, pero finalmente la mayoría de los miembros de la camada contribuirán en el cuidado de los cachorros de algún modo.

Los lobeznos son instruidos en la comunicación a través de los aullidos a una edad temprana, tres o cuatro semanas aproximadamente, recibiendo comida y elogios como recompensa. Cada cachorro aprende a aullar según su rango.

Tras dos meses, los inquietos cachorros, que empiezan a cambiar los tonos negruzcos por los colores de su capa definitiva, serán movidos a un lugar seguro donde permanecen mientras la mayoría de los adultos salen a cazar. Uno o dos adultos se quedan para asegurar su seguridad. Después de unas pocas semanas, a los cachorros se les permite reunirse con los adultos si éstos pueden, y recibirán prioridad sobre cualquier presa cazada pese a su bajo rango. A los cinco meses les sale la dentadura definitiva y empiezan a denominarse lobatos. Los lobatos serán observadores hasta los ocho meses, cuando son suficientemente grandes para participar.

Los lobos alcanzan su madurez sexual tras dos o tres años, cuando muchos de ellos son obligados a dejar sus manadas de nacimiento y buscar parejas y sus propios territorios. Los lobos que alcanzan la madurez generalmente viven de seis a ocho años en estado salvaje, aunque en cautividad pueden vivir dos veces esa edad. Las altas tasas de mortalidad les dan en general una baja expectativa de vida. Los cachorros mueren cuando el alimento escasea; pueden asimismo caer presa de predadores tal como el oso, o, menos frecuente, coyotes, zorros u otros lobos.

Las causas más significativas de mortalidad para lobos maduros son la caza, la caza furtiva, accidentes de coche y heridas infligidas por presas. Aunque los lobos adultos pueden ocasionalmente ser matados por otros predadores, los lobos de manadas rivales son generalmente sus enemigos no-humanos más peligrosos. Un estudio acerca de la mortalidad de los lobos indicó que del 14% al 65% de las muertes de lobos se debieron a otros lobos. Los lobos son susceptibles a las mismas enfermedades que afectan a perros domésticos

Los lobos se alimentan principalmente de ungulados de medio y gran tamaño, incluyendo ovejas, cabras, rebecos, cerdos, ciervos, antílopes, renos, caballos, alces, yaks y bisontes. Otras presas incluyen mamíferos marinos como las focas y ballenas varadas. El canibalismo entre los lobos ha sido documentado en tiempos de escasez de alimentos. Los lobos solitarios dependen más de animales pequeños que pueden cazar saltando encima de ellos y sujetándolos con sus patas delanteras, aunque se han documentado casos de lobos solitarios que han cazado animales de gran tamaño sin ninguna ayuda. Algunas manadas de Alaska y el oeste de Canadá han sido vistas alimentándose de salmón.También cazan roedores, aves y otros animales pequeños. Un solo lobo puede comer entre 3,2 a 3,5 kilos de comida de una vez, aunque pueden llegar a comer 13 a 15 kg cuando están hambrientos. El alimento anual requerido es de alrededor de 1,5 toneladas de carne. Pueden sobrevivir largos períodos sin probar bocado. El caso extremo lo muestra un registro ruso que afirma que un ejemplar sobrevivió 17 días sin alimento. Estudios han mostrado que dos semanas sin alimento no debilitan la actividad muscular del lobo. Después de comer, los lobos ingerirán copiosas cantidades de agua para prevenir problemas urémicos. El estómago de un lobo puede albergar 7,5 litros de agua.

Aullar ayuda a los miembros de la manada a mantenerse en contacto, permitiéndoles comunicarse con efectividad en bosques densos o en grandes distancias. Aullar también ayuda a llamar a los miembros de la manada a una localización específica. Puede también servir como declaración del territorio, mostrando una tendencia dominante en una imitación humana de un lobo “rival” en un área que el lobo considera suya. Este comportamiento es estimulado cuando una manada tiene algo que proteger, tal como una presa fresca. Manadas adyacentes pueden responder a los aullidos de otros, lo cual puede significar un problema para la manada más pequeña. Los lobos, por lo tanto, tienden a aullar con sumo cuidado.

Aúllan también por razones de comunidad. Algunos científicos especulan que fortalecen la camaradería y la unión social. Durante tales sesiones corales, los lobos aullarán en voces diferentes y variando los tonos, resultando difícil estimar el número de lobos implicados. Esta confusión del número hace que una manada rival sea cauta a la hora de escoger la acción a realizar. Por ejemplo, la confrontación puede ser desastrosa si la manada rival subestima el número de miembros de la otra. Las observaciones de las manadas sugieren que el aullido tiene lugar más a menudo durante las horas del crepúsculo, precediendo la partida de los adultos para cazar y siguiendo su retorno.

Los lobos son todavía, a pesar de la persecución de que han sido objeto, los cánidos con la distribución más amplia. Habitan en toda Eurasia y América del Norte, y han sido introducidos en Australia. Su hábitat varía desde los témpanos de hielo de Groenlandia a los desiertos de Arabia o las selvas de la India.

Tan vasta distribución ha permitido la aparición de distintas subespecies, que se diferencian en el tamaño, color y longitud del pelaje o proporciones del morro o las orejas. Se han descrito más de 50 subespecies de lobo, pero no se ha encontrado un verdadero consenso al respecto, y la lista ha sido también condensada, reduciendo las subespecies entre 13 y 15. Modernas clasificaciones de ácido desoxirribonucleico, anatomía, distribución y migración de varias colonias de lobos indican que en 2005 había unas 37 subespecies descritas en las que se incluye al dingo y al perro (subespecie doméstica del lobo bajo el nombre de Canis lupus familiaris).

El lobo ha sido uno de los mamíferos que más se ha distribuido a lo largo del mundo, viviendo en el norte a una latitud de 15° N en América del Norte y a 12° N en Eurasia. Sin embargo, aunque fue muy abundante, el lobo habita actualmente en un pequeña parte de su antiguo territorio debido a la destrucción de su hábitat y los encuentros de los lobos con los humanos que casi provocaron su extinción. Esta reducción ha sido muy grande en algunas áreas de Europa, Asia, México y los Estados Unidos debido al envenenamiento y a la persecución deliberada.

En 1982 y hasta 1994, el lobo estuvo incluido en la lista de animales en peligro de extinción de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (IUCN). Cambios en la protección de estos animales, los cambios demográficos a áreas urbanas y el uso de la tierra han parado la disminución en la población del lobo. Además, la re-colonización y los programas de reintroducción han aumentado las poblaciones del lobo en Europa Occidental y en la zona occidental de los Estados Unidos. Por ello, en 1996, el IUCN redujo el estado de riesgo del lobo, pasando a ser de menor preocupación. Actualmente, el estado de conservación de los lobos varía enormemente, ya que en algunas áreas son protegidos y en otras son cazados por deporte o son exterminados como amenazas para la ganadería y los animales domésticos.

En muchas partes del mundo el lobo es respetado y reverenciado, mientras que en otras partes es odiado. En ocasiones han sido criados como animales domésticos y de trabajo, aunque no sin dificultad, debido al mayor problema de socialización que tienen con respecto a los perros y su instinto depredador. Por ello necesitan un entrenamiento y una correcta motivación, igual que los perros.

Félix Rodríguez de la Fuente tuvo varias manadas de lobos, de los que fue líder. En una época de persecución acérrima al lobo, este naturalista y etólogo estudió su comportamiento tratando de descubrir los motivos del odio ancestral del hombre hacia este animal, descubriendo “la verdad del lobo”, que desarrolló en numerosos artículos, logrando la preservación, por ley, de la subespecie ibérica. Tras su muerte, los trabajos para la preservación del lobo continuaron.

Ataques a humanos

Los lobos salvajes son normalmente tímidos y evitan el contacto con las personas, su reacción depende muchas veces de las experiencias anteriores que hayan tenido con humanos más que de un comportamiento natural propio. Cuando su hábitat es extenso, con suficiente comida, siendo ocasionalmente cazados, la tendencia es a evitar el contacto con la gente, incluso llegan al punto de abandonar una cacería o una pieza cazada si notan que un humano se acerca. De todos modos existen una serie de circunstancias que hacen que los lobos puedan mostrarse agresivos como la provocación, la habituación, la rabia, la identificación equivocada, la presencia de cachorros, la escasez de presas estacionales o el cruce con perros. En general los ataques suelen ser efectuados por lobos rabiosos pero se conocen también casos de ataques de lobos sanos. Históricamente y en contra de lo que se suele suponer, la mayoría de ataques se producen en los meses de verano, especialmente junio y julio, en los que las víctimas suelen ser mujeres y niños. Estos ataques se producen solo durante un intervalo de tiempo, es decir, son temporales, dando a entender que el ser humano no es una presa típica del lobo, aun así los lobos que han atacado seres humanos pueden acabar por desarrollar y mantener una conducta depredadora sobre éstos hasta su muerte.

En comparación con otros depredadores carnívoros, la frecuencia con la que se han dado casos de ataques de lobos hacia personas es bastante baja y más si tenemos en cuenta su tamaño y su potencial predatorio, no obstante antes del siglo XX, parece que el riesgo era mucho mayor sin duda debido a la presencia de la rabia. Según registros históricos, en Francia hubo 3.069 personas muertas por lobos entre 15801830, de las cuales casi la mitad murieron de rabia. En la India los ataques solían darse con relativa frecuencia, incluso en la actualidad, en Hazaribagh (Bihar) se contabilizaron 122 niños muertos y 100 heridos por ataques de lobo entre 1980 y 1986. América del Norte ha tenido muchos menos casos que Europa; el biólogo Mark McNay ha compilado unos 80 casos en Alaska y Canadá; aun así son recientes varios ataques en Canadá que se saldaron con la muerte del estudiante de geología Kenton Carnegie en Points North (Saskatchewan, Canadá) el cual aparentemente fue atacado por lobos durante un paseo vespertino por una zona boscosa cercana y parcialmente devorado; cabe destacar que en ese mismo lugar se habían producido incidentes de provocación y habituación con lobos días antes.

Subespecies de Canis lupus:

Lobos de Europa, Asia y Oceanía

Lobo europeo (Canis lupus lupus). Norte de Europa.

  • Lobo europeo (Canis lupus lupus): El lobo más típico, de tamaño medio y pelaje grisáceo a oscuro. Habita en los bosques de Europa y Rusia, aunque ha desaparecido de muchos lugares donde habitaba antiguamente.

Habitualmente se divide esta subespecie en variedades, consideradas también en ocasiones como subespecies:

Lobo español o ibérico (Canis lupus signatus): Antaño presente en toda la Península Ibérica, estuvo a punto de extinguirse en los años 70, aunque pudo ser salvado gracias a la labor de varios naturalistas y divulgadores como Félix Rodríguez de la Fuente. Hoy es un animal protegido y se encuentra en expansión: se tiene noticia de que las poblaciones asentadas en Castilla y León están avanzando hacia Extremadura, Madrid y Guadalajara, Teruel,Soria y Zaragoza, Las poblaciones andaluzas han tenido menos suerte y parece que los últimos lobos de Sierra Morena Donde quedan unos 50-70 individuos. Abunda al noroeste de la Península, el lobo en pirineo y cataluña unos 30-50 individuos, es de la subespecie italica. El tamaño es medio, algo más pequeño que otros lobos europeos con un color pardo-grisáceo y manchas negras en los pies (de ahí el nombre signatus).

Lobo levantino (Canis lupus deitanus): Al igual que el lobo ibérico, fue nombrada por Cabrera en 1907, pero en este caso siempre ha habido muchas dudas de su autenticidad, pues fue descrito a partir de varios animales que estaban cautivos en Murcia y no se han observado en estado salvaje. Los lobos levantinos eran bastante más pequeños que los ibéricos, de pelo rojizo y corto. Probablemente los ejemplares de Cabrera fuesen sólo individuos aberrantes de lobo ibérico. En cualquier caso, no se tiene noticias de ellos desde principios del siglo XX. Se crre que este Lobo quizas no existio nunca.

 

Lobo italiano (Canis lupus italicus): De aspecto intermedio entre el lobo ibérico y el típico de Europa central y del este, habita los montes Apeninos, extendiéndose en la actualidad por la cordillera alpina italiana, francesa y hasta suiza. Algunos ejemplares han llegado recientemente al sur de Francia y al Pirineo catalán, incluso hay indicios de que han llegado al Mazizo de los Ports de Tortosa-Beseit, en la confluencia de Tarragona, Teruel y Castellón.

Lobo rumano (Canis lupus minor): Presente en Europa central y hoy en día bastante escaso, aunque sigue estando bien representado en los Balcanes.

Lobo ruso (Canis lupus communis): El más abundante de los lobos europeos y el de más amplia distribución, presente en Europa del este y Rusia, así como el sur de Siberia hasta el Océano Pacífico. Este es el Lobo más grande y corpulento de toda Eurasia, y casi del mundo, con individuos de mas de 100 kg de peso.

Lobo de tundra asiático (Canis lupus albus): Lobo de gran tamaño y pelo largo y claro, con el que hace frente al clima frío de las tundras eurasiáticas, desde Finlandia al estrecho de Bering y Kamchatka. Su distribución se superpone ocasionalmente con la del lobo ruso, aunque no frecuenta tanto los bosques como éste.

Sin duda uno de los mas bonitos lobos

Lobo árabe (Canis lupus arabs): Lobo pequeño (sólo 66 cm en la cruz) y delgado, de orejas más desarrolladas que los demás y pelo muy corto, de color grisáceo a amarillento, más oscuro en el dorso. Recuerda vagamente a un chacal. Habita en las zonas menos extremas del suroeste de la península Arábiga, por donde vaga en pequeños grupos.

Lobo estepario (Canis lupus campestris): En ocasiones se divide en dos variedades, desertorum y cubanensis (aunque ésta se considera otras veces como variedad del lobo tibetano). En ambos casos, se trata de lobos pequeños pero robustos, de pelo gris corto, adaptados a la vida en las estepas y desiertos de Rusia meridional y Asia central.

Lobo tibetano o del Himalaya (Canis lupus chanco): De color grisaceo claro casi blanquecino , presenta tonalidades pardas en la parte superior del cuerpo. Se distribuye por todo el Asia central llegando hasta Mongolia por el norte y al Himalaya occidental por el oeste. En menor medida se puede encontrar en la Península de Corea

Lobo de Hokkaido (Canis lupus hattai = Canis lupus rex)(†): Raza de lobo difundida antiguamente en la isla japonesa de Hokkaidō y tal vez en la isla de Sajalín, de tamaño medio y pelo pardo claro a gris-blanquecino. Se considera extinta en la actualidad.

File:エゾオオカミ剥製・開拓記念館19840914.jpg

Lobo de Honshu (Canis lupus hodophilax)(†): Pequeño lobo de color pardo que habitaba en zonas montañosas de las islas japonesas de Honshu, Shikoku y Kyushu. Las orejas y el morro corto lo asemejaban a un perro de la raza Akita Inu, su probable descendiente doméstico. Tradicionalmente considerado como un dios protector por la religión sintoísta, fue tolerado y alimentado desde antaño por los campesinos japoneses, por lo que esta subespecie se volvió bastante dócil con el tiempo. Todo cambió con la llegada de la Era Meiji, que consideró este animal como un peligro para las nuevas granjas y plantaciones al estilo occidental que se construyeron durante la modernización del país. La caza y la tala masiva de bosques lo llevó al borde de la extinción. Una epidemia de rabia le dio el golpe de gracia en 1905.

File:Honshu-wolf4.jpg

Lobo indio (Canis lupus pallipes): Parecido al lobo árabe, también de orejas desarrolladas y pelo corto, aunque más oscuro y de tamaño mayor. Se cree que fue uno de los primeros lobos domesticados y “padre” de varias razas de perros asiáticos actuales. Difundido desde Irán a la India central, hoy está en franca regresión debido a la caza y el mestizaje con perros asilvestrados.

Y el lobo africano o Egipcio  Canis Lupus Lupaster, recien descubierto en Marruecosm como apuntamos al inicio del Post

En 2012 se ha descrito Canis lupus maximus , una subespecie que vivió en Europa occidental durante el Pleistoceno superior; se trata de la más grande de las conocidas hasta ahora.

Lobos de Norteamérica:

Lobo gigante de Kenai (Canis lupus alces) (†): Gran lobo, mayor que cualquiera de las subespecies vivas en la actualidad, que habitaba en la Península de Kenai, al sur de Alaska. El nombre de este lobo proviene de su presa más frecuente, el alce (Alces alces). Fue cazado hasta su extinción en 1935.

Era una de las 4 subespecies que han sido clasificadas en Alaska. Se considera la subespecie de lobo gris más grande de cuantas han habitado y habitan en el planeta, recibiendo también el apelativo de lobo gigante de Kenai pues los machos pesaban una media de 90 kilos en estado adulto, con una altura en ocasiones superior a los 110 centímetros y una longitud incluyendo la cola superior a los 2 metros. Este importante tamaño le obligaba a alimentarse con mayor frecuencia y le permitía cazar a su principal presa, el alce, de donde derivó su nombre trinomial científico.

Los primeros ejemplares fueron descritos por colonos llegados a finales del siglo XIX a la Península de Kenai. La caza excesiva y sobre todo el envenenamiento diezmaron la población, como resultado hacia 1925 se produjeron los últimos avistamientos probados de ejemplares lo que hace que se establezca esta fecha como la más cercana a su extinción. Tiempo después algunos habitantes creen haber visto ejemplares en la zona si bien hasta la década de los años 60 no se volvieron a constatar fehacientemente la presencia en la región de lobos, supuestamente pertenecientes a otras subespecies , aunque se tiene constancia por estudios de adn que algunos ejemplares de lobo de la Península de Kenai se cruzaron con ejemplares pertenecientes a otras subespecies.Algunos expertos consideran que la falta de datos sobre su existencia tampoco garantiza su absoluta desaparición.

Kenai Peninsula Wolf 

El lobo gigante o lobo terrible (Canis dirus) es una especie de cánido extinto de gran tamaño que vivió desde América del Norte hasta las Pampas del centro de la Argentina durante el Pleistoceno. El yacimiento donde se han encontrado más restos de Canis dirus es el de Rancho La Brea, cerca de Los Ángeles, donde han aparecido unos 3500 esqueletos completos. Ciertas características presentes en este yacimiento invitan a pensar que los lobos terribles, al igual que muchos otros cánidos, eran animales sociables que vivían y cazaban en manada.

File:Canis dirus Sergiodlarosa.jpg

Lobo Ártico (Canis lupus arctos): Rivaliza en tamaño con el lobo de Alaska. Presenta una capa de pelo largo y totalmente blanco, en ocasiones rota por una poco marcada tonalidad grisácea en el dorso. Habita en las islas más septentrionales y banquisas de hielo del ártico canadiense.

Lobo mexicano (Canis lupus baileyi): Unico lobo presente en las tierras altas mexicanas, llegando por el norte hasta Nuevo México y Arizona, típico de los bosques de hoja perenne de la zona. El manto de pelo es claro en las patas y la parte inferior del cuerpo, y oscuro en dorso y frente. En el cuello hay una banda de pelo claro y más largo. En la actualidad sobreviven poco más de 600 ejemplares en zonas protegidas y parques zoológicos.

Lobo de Terranova (Canis lupus beothucus)(†): Subespecie desaparecida que habitó la isla de Terranova de color blanquecino, con un peso medio de 45 kilos y 180 centímetros de longitud.

De tamaño grande, coloración blanca en su parte inferior y negra en la superior fue visto como una amenaza por los colonos que llegaron a la zona, lo cual motivó su persecución hasta el punto de recompensar a los cazadores con 5 libras por cada ejemplar capturado por parte del gobierno colonial en 1839, siendo además responsabilizado del descenso de la población de caribúes. Su población se redujo drásticamente a medida que el siglo XIX avanzaba, siendo a principios del siglo XX muy pocos ejemplares los que sobrevivían. El último lobo cazado lo fue en 1911 aunque se cree pudo quedar algún ejemplar con vida, considerándose oficialmente extinto en 1930.

Su nombre científico deriva de los pobladores originarios de la isla , los beothuk, actualmente también extintos.

Lobo de Bernard (Canis lupus bernardi)(†): Lobo de pelo largo blanquecino, pardo en el lomo y con una raya negra a lo largo del dorso. Antiguamente difundido en el archipiélago Victoria, se extinguió como consecuencia de la caza en 1952.

Lobo de la Columbia Británica (Canis lupus columbianus)(†): Lobo de gran tamaño y pelo largo, de color marrón oscuro o negro. Hoy en día extinto, antiguamente estaba presente presente en la Columbia Británica, Alberta y el curso del Yukón.

Lobo de Vancúver (Canis lupus crassodon): Lobo de coloración gris-negra salpicada ocasionalmente de marrón, y tamaño medio, o blanco. Se encuentra en la isla canadiense de Vancúver.

Lobo de Florida (Canis lupus floridanus)(†): Actualmente extinta esta especie habitó los bosques de Florida de color negro

Lobo de las Montañas Cascade (Canis lupus fuscus)(†): De pelaje marrón oscuro salpicado de negro, extinto hacia 1940. Antes se encontraba a lo largo de la costa del Pacífico, desde el suroeste de Canadá hasta el norte de California

Lobo de Manitoba (Canis lupus griseoalbus)(†): Probablemente extinto, aunque a veces se producen avistamientos. Antes difundido en Manitoba central y el norte de Saskatchewan.

Fue descrito y catalogado por primera vez por el naturalista John Richardson a mediados del siglo XIX[3] pero al ser una especie muy apreciada por su piel rápidamente fue llevada a la extinción en estado salvaje, en torno a los primeros años del siglo XX, quedando algunos ejemplares en cautividad, empleándose posteriormente estos ejemplares para repoblar el Parque Yellowstone, lo que supuso algunas críticas por tratarse de una especie de mayor tamaño a los lobos que históricamente habitaron el parque, como el canis lupus irremotus, erradicados décadas atrás de dichas áreas. El mayor tamaño también supone mayor depredación, no siempre obtenida de la fauna salvaje, siendo un problema para muchos ganaderos que hacía tiempo dejaron de preocuparse al desaparecer el lobo de sus territorios.

Canis lupus irremotus, conocido también como el lobo del norte de las Montañas Rocosas, es una subespecie del lobo gris, Canis lupus, que se encuentra principalmente en el norte de la Montañas Rocosas y en los estados limítrofes de Estados Unidos

File:Canis lupus standing in snow.jpg

Lobo de la Bahía de Hudson (Canis lupus hudsonicus): Lobo de tamaño medio y pelaje largo y claro, nómada. Se desplaza siguiendo las migraciones de caribúes y se le puede encontrar en Alaska, Canadá y oeste de Estados Unidos. Se le confunde en ocasiones con el lobo de tundra americano.

Lobo de Labrador (Canis lupus labradorius): Lobo de coloración gris en todo el cuerpo, salpicada de blanco en algunos ejemplares. Habita en la Península de Labrador y norte de Québec.

File:Labrador Wolf.jpg

Lobo del Archipiélago Alexander (Canis lupus ligoni): Lobo pequeño de pelo corto y oscuro (generalmente negro) natural de las islas del Archipiélago Alexander, en el extremo sureste de Alaska. un lobo bellisimo.

derek alexander archipelago wolf (Canis lupus ligoni)

Lobo del este de EE. UU. (Canis lupus lycaon):  lobo rojo canadiense. Lobo de tamaño medio y coloración variable,tambien negro, antiguamente presente al este de Norteamérica, desde el sureste de Canadá a Florida, aunque hoy ha descendido mucho debido a la presión humana. Esta especie fue la primera que se describió en América del Norte (1775) y algunos autores la consideran una especie diferente de Canis lycaon.

El lobo del Mackenzie (Canis lupus occidentalis) es un lobo de gran tamaño de color variable entre el negro y el gris blanquecino. Fue descubierto en el valle del Río Mackenzie, de donde recibió el nombre. Su área de distribución se extiende desde el Océano Glacial Ártico hasta el norte de Alberta.quizas el mayor lobo que existe en la actualidad, junto con el Lobo ruso.

En su dieta incluye el bisonte, buey almizclero, alce, caribú, ciervo, y el uapití. El lobo del Mackenzie fue introducido en el Parque Nacional de Yellowstone para mantener controlada la población del bisonte americano de llanura, el bóvido más extendido, debido a su gran éxito de adaptabilidad a cualquier nuevo ambiente

Es una de las subespecies de lobo con la manadas mayores, entre 10 a 12 lobos, pudiendo alcanzar hasta 36 individuos, cubriendo bastos territorios de entre 900 km² a 1.500 km².

File:Lobo en el Zoo de Madrid 01 cropped.jpg

Este Lobo es del Zoo de Madrid

Lobo de Baffin (Canis lupus manningi): El más pequeño de los lobos árticos, no reconocido como subespecie independiente hasta 1943. Habita en la isla de Baffin y otras islas menores adyacentes. De color blanco casi exclusivamente

Lobo mogollón (Canis lupus mogollonensis)(†): Llamado así por los indios mogollón de Arizona y Nuevo México, en cuyas tierras habitaba. De pelaje normalmente oscuro, se extinguió en 1935  jeje, tiene guasa el nombre, pero así es

Lobo tejano (Canis lupus monstrabilis)(†): Lobo de pequeño tamaño y pelo oscuro, aunque algunos ejemplares presentaban ocasionalmente coloración blanca. Antiguamente difundido al oeste de Texas y Nuevo México, se extinguió en 1942.

Lobo de pradera (Canis lupus nubilus): Lobo de tamaño medio y pelo de color pardo claro, teñido de gris en cabeza y dorso, que usaba para camuflarse entre las hierbas de las grandes llanuras de EE. UU., desde el sur de Manitoba y Saskatchewan al norte de Texas. Se considera extinto de gran parte de EEUU desde mediados del siglo XX quedando algunas poblaciones al este de los Grandes Lagos principalmente en el estado de Minnesota

Lobo de Groenlandia ( Canis lupus orion): Subespecie de dudosa identidad, antaño difundida al noroeste de Groenlandia. Muchos biólogos la consideran una variedad del lobo ártico. Actualmente extinta o próxima a la extinción.Sujeta a una fuerte controversia debido a su proximidad a la gama del lobo ártico , el Lobo de Groenlandia ha sido puesto en duda como subespecie por diversos autores, que lo cosideraban en realidad parte de los lobos árticos. La mayoría de los biólogos, no obstante, aceptan el hecho de que el Lobo de Groenlandia emigrara desde Canadá atravesando el hielo del mar congelado entre las dos regiones, una actividad que a menudo se documenta en los tiempos modernos, cuando el estrecho de Nares se congela. Se cree que pudieron ser ejemplares llegados desde otras zonas del norte de América que quedaron atrapados en el norte de la isla durante la Glaciación de Wisconsin, expandiéndose tiempo después por el resto de la isla y llegando a otras islas cercanas como las Islas de la Reina Isabel. Uno de los principales problemas para su clasificación radica en el hecho de que la población de lobos es muy baja en Groenlandia dificultando su localización y estudio e impidiendo su comparación con los estudios realizados sobre otras subespecies de lobo residentes en otras regiones de Norteamérica que se encuentran mejor estudiadas y documentadas

Lobo de Alaska (Canis lupus pambasileus): Difundido en los bosques de Alaska y el noroeste de Canadá, de color gris, casi negro en el dorso y frente, similar a un perro de raza Husky. Actualmente, es uno de los lobos más grandes de América y probablemente del mundo, tammbien llamado Lobo del Yukon

Vive en manadas en torno a los 8 ejemplares, en itinerancia, en ocasiones siguiendo a sus presas habituales. Estudios recientes confirman que en algunas zonas de su hábitat está afectado por enfermedades como el moquillo o la rabia que repercute en su población.

Antes de la llegada de los europeos a norteamérica los aborígenes cazaban a esta especie por su apreciada piel, algo que los colonizadores siguieron practicando, incluso con el fin de vender la piel a las poblaciones autóctonas, si bien más tarde ante el aumento de la población humana se sumó el envenenamiento como uso para diezmar a las poblaciones de lobos en parte por los conflictos surgidos , en parte por el estigma que esta especie suele tener. Hasta la década de los 50 del siglo XX no se realizaron censos sobre la población y estado de la especie.

En la actualidad existe cierta polémica dado que el gobierno de Alaska presidido por Sarah Palin ha incentivado la caza aérea de lobos y otras especies como osos aludiendo que es necesario controlar su población proponiendo incluso el pago de 150$ por cada ejemplar cazado, algo que finalmente no pudo aprobarse dado que las recompensas a cazadores están prohibidas desde la década de los 90 del siglo XX. Grupos ecologistas, de ciudadanos e incluso personajes famosos han protestado por tal decisión y cuestionan que estas especies presenten superabundancia. Otros alegan razones políticas a tales críticas.

 

“El Lobo, como todo animal salvaje, tiene el derecho de existir en su estado natural. Este derecho no depende de su utilidad para el Hombre, y deriva del que tienen todos los seres vivos a coexistir con él como parte integrante de los sistemas ecológicos”.
I Reunión Internacional para la Conservación del Lobo en Europa.
Estocolmo, 1.973.

Se cree que actualmente hay en todo el mundo unos  200.000 Lobos, solo en Alaska-Canada unos 60.000 ejemplares, y en Siberia unos 50.000, más de la mitad de la poblacion mundial, el resto se reparte en el resto del mundo, sobre todo en el hemisferio Norte.

Esperemos que estos datos puedan llegar un dia a los 500.000 ejemplares, para la viavilidad futura de la especie a largo plazo.

El Lobo Iberico:

El lobo ibérico (Canis lupus signatus) es una subespecie de lobo (Canis lupus) endémica de la península ibérica.

Alcanza un tamaño medio, algo más pequeño que otros lobos europeos. Los machos alcanzan entre 130 y 180 cm de longitud, y las hembras entre 130 y 160 cm. La altura de cruz puede llegar a los 70 cm. Los machos adultos pesan generalmente entre 30 y 40 kg, y las hembras pesan de 20 a 35 kg.

Tienen la cabeza grande y maciza, orejas triangulares relativamente pequeñas y ojos oblicuos de color amarillento. El hocico presenta unas manchas blancas en los belfos denominadas bigoteras. Su pelaje es heterogéneo, de tal forma que se describen unas franjas longitudinales oscuras o negras cubriendo la parte anterior de sus dos patas delanteras, una mancha oscura a lo largo de la cola, y otra mancha oscura alrededor de la cruz a la que se le conoce como silla de montar.

El conjunto de estas marcas o manchas oscuras, son las que le han dado el nombre “signatus” a esta subespecie de lobo, puesto que “signatus” (en latín) significa “signado” o ‘”marcado”‘.

Los lobeznos al nacer presentan tonos oscuros uniformes.

En movimiento llama la atención el poderío de los cuartos delanteros en relación a la grupa, levemente caída.

Este lobo es uno de los pocos grandes carnívoros que existen en la Península Ibérica, y como depredador, se alimenta básicamente de las presas que caza, grandes herbívoros y otros mamíferos de porte menor. El lobo es un carnívoro depredador. La mayor parte de su dieta está compuesta por presas cazadas, aunque ocasionalmente puede competir con aves carroñeras por los restos de animales que han muerto de forma natural o por accidente, así como por restos provenientes de vertederos cercanos a núcleos de población humana. También es conocido el hábito, en determinadas estaciones, de consumir alimentos de origen vegetal, tales como frutos silvestres.

El doctor Félix Rodríguez de la Fuente, realizó diferentes estudios para concretar la dieta del lobo ibérico en España, y según los resultados extraídos, esta podría estar compuesta por: grandes mamíferos (como corzos, muflones, ciervos…) en un 35%, ovejas en un 24%, conejos en un 14%, ratones de campo en un 9%, carroña un 7%, reptiles y aves en un 5%, insectos y vegetales un 4%, y otros carnívoros (como zorros o perros) en un 2%.

Actualmente el Corzo es la presa nº1 del lobo, el corzo se esta expandiendo muy bien por toda la peninsula Iberica, observemos su distribucion….y miremos la del lobo

Distribucion del Corzo, datos 2010

Y observese la del Lobo, año 2010

Como se observa, casí se calcan la distribucion

La poblacion actual del Lobo iberico, se situa en torno a los 2.500 individuos con una horquilla de 2000-3000, si incluimos los Lobos Portugueses

El lobo ibérico es considerado por algunos especialistas como una sub-especie (Canis lupus signatus) del Canis lupus, aunque esto sigue siendo rechazado por muchos. Se dice que este animal se distingue por las marcas negras a lo largo de su cola, en la espalda, y en las patas delanteras. Más del 50% de estos animales se encuentran en el norte de Castilla y León (aproximadamente 1000-1.500 lobos ibéricos), y menos del 35% en Galicia (aproximadamente de 500-700 lobos ibéricos), y la mayor densidad de población se encuentra en el noreste de Zamora (5-7 lobos/100km2). Una vez los lobos estuvieron presentes en toda la península ibérica, pero ahora están exiliados al Nordeste (Asturias, León, Norte de Castilla, Galicia), y algunas poblaciones están en la Sierra Morena (Jaén y Cuenca). Sin embargo recientemente, se las han arreglado para cruzar de nuevo la barrera, lo que hoy en día es el río Duero y han comenzado a extenderse hacia el sur y hacia el este: se han detectado dos grupos cerca de Guadalajara y han comenzado a moverse en Teruel, en el sur de Aragón.

El lobo es nuestro amigo, no nuestro enemigo, como muchos interesados nos quieren hacer creer, hay que luchar codo con codo, para que vuelva a ocupar nuestros montes y bosques como antaño.

E lobo solo produce un 1 por ciento de muertes de ganado, cuando la mortalidad natural del ganado, llega a un 5 por ciento, que no nos engañen…..

Que la muerte del Lobo Marley, sirva para concienciar a todos, para proteger el mejor regalo que nos dejo la naturaleza.

El lobo ibérico sufre el acoso de la ignorancia y el miedo de una parte de la sociedad que lo esta empujando a un abismo donde queda más cercana su extinción que su estabilidad como especie.  Los últimos acontecimientos, ocurridos este verano donde un lobo con collar GPS era protagonista de un estudio cientifico en el Parque Nacional de Picos de Europa y fue abatido a tiros por la propia guardería del parque han desatado la caja de los truenos de cientos de naturalistas. Conservacionistas independientes que han alzado su voz en contra de estas políticas.

Además algunos naturalistas y biologos de prestigio cuestionan los informes oficiales sobre el crecimiento de la presencia del  lobo en la peninsula ibérica. Datos que son cortinas de humo para aparentar un crecimiento general y paulatino que excuse de las nuevas ideas y licencias para abatir piezas muy codiciadas.

Políticas retrogradas como aseguran estos mismos naturalistas que nos devuelven a décadas pasadas y ensombrecen la verdadera imagen del lobo ibérico.  De otra parte esta el actual papel de algunas organizaciones ecologistas de renombre que parecen mirar a otro lado, más pendientes de las subvenciones y del amiguismo que de la propia defensa de la naturaleza y más en un tema tan importante como el lobo ibérico, especie totemica y arraigada en el acerbo cultural de nuestro país.

Primero fue Feliz Rodriguez de la Fuente, quien inicio la cruzada para salvar al lobo, Ahora tenemos a Luis Miguel Dominguez, al frente de nuestra causa, Así que apoyemosle, para conseguir salvar al lobo.

http://marleylobo.blogspot.com.es/

https://www.facebook.com/pages/Lobo-Marley/107099882777002

http://www.youtube.com/watch?v=Hira2pG5unY

El Lobo es tu mejor amigo, no lo olvides…..

Hagamos que este mapa se llene…

Una belleza que depende de nosotros para sobrevivir…..Ayudemos al hermano Lobo

Publicado octubre 18, 2012 por astroblogspain en Uncategorized

2 Respuestas a “El Lobo…

Suscríbete a los comentarios mediante RSS.

  1. Hi would you mind letting me know which
    webhost you’re using? I’ve loaded your blog in 3 completely different browsers and I must say this blog loads a lot faster then most.
    Can you suggest a good web hosting provider at a honest price?

    Many thanks, I appreciate it!

  2. El lobo para mi es el animal mas hermoso de la tierra

    hugo eduardo meraz lopez

Deja tu comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: