El Elemento 115   1 comment

El elemento 115, o ununpentio es el nombre temporal de un elemento sintético de la tabla periódica cuyo símbolo es Uup y su número atómicoes 115.

También conocido como eka-bismuto debido a que normas de la terminología química indican que un elemento desconocido se debe bautizar con el prefijo “eka” y el nombre del elemento al que sigue en la misma columna; por eso al elemento 115 se le conoce también de dicha manera.

Dos isótopos son actualmente conocidos, UUP-287 y UUP-288. La mayoría de los isótopos estables de ununpentium se prevé que estén en el isótopo UUP-299, que contiene la teoría de “número mágico” de 184 neutrones. Los más ricos de isótopos de neutrones hasta la fecha es UUP-288, que contiene 173 neutrones. Entonces en el isótopo UUP-299 se cree que puede no ser volátil este elemento, ya que su vida media en el isótopo UUP-288 es de milésimas de segundo.

El 2 de febrero de 2004, se logró sintetizar el Ununpentium, se informó en la revista Physical Review C que un equipo integrado por científicos rusos en el Instituto Conjunto para la Investigación Nuclear en Dubna, y los científicos norteamericanos en el Lawrence Livermore National Laboratory hicieron el descubrimiento. El equipo informó que bombardearon americio-243 con el calcio-48 para producir iones de cuatro átomos de Ununpentio. Estos átomos, se degradaron por emisión de partículas alfa a Ununtrio en aproximadamente 100 milisegundos.

Otros elementos atómicos sintetizados con anterioridad, como el 111 y el 112, tienen una existencia muy breve, de apenas milésimas de segundo, antes de desintegrarse. Esta característica es muy común entre los elementos transuránicos, los que aparecen en la tabla periódica más allá del uranio, cuyo número atómico es 92. Pero cuando en 1999 se sintetizó el elemento 114 y se comprobó que es mucho más estable de lo que se pensaba: su vida es de treinta segundos. Este hecho hizo que muchos científicos pensaran que estaban a punto de lograr la “isla de estabilidad”,es decir, átomos superpesados pero estables durante años. El premio Nobel Glenn Seaborg predijo esta posibilidad en 1991. Calculó que se podría conseguir con algún isótopo de los elementos 114 o 115.

La clave de la estabilidad radica en que el núcleo del átomo sea lo más esférico posible, algo que, según Seaborg, puede ocurrir si posee al menos 298 nucleones (la suma de los protones y los neutrones). En el caso del experimento realizado recientemente por los investigadores suizos, dirigidos por el doctor Heinz Gäggeler, la vida del nuevo átomo fue muy breve: una décima de segundo. Pero eso sólo indica que con el proceso empleado (bombardear un disco de americio con un rayo de iones de calcio) se ha obtenido un isótopo del elemento 115 que no llega a alcanzar la tan esquiva estabilidad. En el centro de investigación nuclear de Dubna (Rusia), donde se ha sintetizado el ununpentium, varios equipos internacionales llevan años tratando de obtener nuevos elementos químicos. Allí se descubrió también el elemento 114 y, es muy probable que sea en este centro donde se consiga un isótopo estable de este elemento, aunque expertos astrónomos creen que se pueda conseguir en estado natural en el universo como otros elementos superpesados.

Se dice que el elemento 115 es una poderosa fuente de energía y de control de la gravedad.

El 115 es un elemento muy pesado, que no se encuentra en nuestro Sistema Solar, pero que podría estar presente en otras zonas del Universo como un subproducto de las SUPERNOVAS.

El elemento 115 (ununpentium) se dice que es el combustible de las naves extraterrestres y capaz de controlar la gravedad.

En el interior de las naves extraterrestres el elemento 115 es sometido a un bombardeo de neutrones que produce su transmutación en el elemento 116, mucho más inestable. Éste iniciaría de inmediato una reacción que tendría dos extraordinarios efectos:
1. Emitir partículas de antimateria que, al entrar en contacto con otras de materia, se desintegran y producen una enorme cantidad de energía que se aprovecha en un generador enormemente eficiente.
2. Se crea una onda de “gravedad B”, un fuerte campo gravitatorio propio que, a través de tres dispositivos situados en la base de las naves, podía ser dirigido a voluntad para desplazarse por el espacio. De este modo la fuerza de gravedad creada por la desintegración del elemento 115 permite que las naves viajen de una forma más o menos convencional, pero también hace posible retorcer el espacio de manera que el aparato pueda trasladarse casi instantáneamente de un punto del Universo a otro muy distante. La fórmula permite que ambos lugares se aproximen, al “plegar” el espacio.

ELEMENTO 115: ¿EL COMBUSTIBLE DE LAS NAVES EXTRATERRESTRES?
Hace dieciséis años un polémico personaje que aseguraba haber analizado naves de origen extraterrestre se refirió a un extraño material que les servía de combustible y les permitía controlar la gravedad. Recientemente, un equipo de investigadores suizos ha creado átomos del elemento 115, cuyas propiedades recuerdan asombrosamente a las relatadas por el misterioso investigador. ¿Estamos a punto de disponer del combustible de los OVNIs?

A finales de enero el Instituto Paul Scherrer de Suiza anunció que uno de sus equipos de investigadores había conseguido fabricar algunos átomos de un nuevo elemento superpesado, al que corresponde el número 115 en la tabla periódica y que ha sido bautizado provisionalmente como “ununpentium”. Se trata de un indudable éxito científico que para muchos puede tener una segunda lectura aún más apasionante que la derivada de la importancia del propio descubrimiento. Y es que el elemento 115, que no se encuentra en nuestro planeta de forma natural, ha sido identificado como el combustible de las presuntas naves de origen extraterrestre que se han estrellado a lo largo de las últimas décadas en Estados Unidos. ¿Está el ser humano a punto de fabricar el combustible de los OVNIs? ¿Podría encerrar este nuevo elemento la clave de una poderosa fuente de energía y del control de la gravedad?

BOB LAZAR Y LOS EXPERIMENTOS SECRETOS
Cuando en noviembre de 1989 un curioso personaje llamado Bob Lazar apareció en una entrevista en el canal televisivo Las Vegas TV muy pocos tomaron en serio sus explosivas declaraciones. Afirmaba que había estado trabajando en una base supersecreta del gobierno de Estados Unidos llamada S-4 y situada cerca de la famosa Área 51. Allí –sostenía– había analizado unas naves de origen extraterrestre que habían sido capturadas por los militares. Según Lazar, su cometido consistió en investigar como físico el sistema de propulsión de aquellos artefactos e intentar reproducir, en la medida de lo posible, su avanzada tecnología. Pero –siempre según la versión de Lazar– no había sido posible comprender en tu totalidad, y menos aplicar, aquella tecnología alienígena. Sí se logró, por el contrario, determinar que el secreto del funcionamiento de las naves residía en un elemento que no se encuentra en nuestro planeta. Mucho más pesado que el plomo y de aspecto anaranjado, el elemento 115 –afirmaba Lazar– tenía unas extraordinarias propiedades que lo convertían en una asombrosa fuente de energía y en la llave para generar gravedad artificial. Lazar no pudo documentar sus afirmaciones, como tampoco pudo demostrar que hubiese trabajado para el gobierno estadounidense ni que hubiese estudiado física –como había dicho– en instituciones de prestigio (ver recuadro en página 46). Pero, a pesar de todo, los datos que facilitó sobre el supuesto elemento 115 resultaban más que sugerentes. Y, con el paso del tiempo, algunas de sus afirmaciones se han cumplido.
ANTIMATERIA Y ANTIGRAVEDAD

El testimonio de Lazar parecía extraído de una novela de ciencia ficción y como tal fue tomado por muchos. Aseguraba haber llegado al Área 51 de la mano del doctor Edward Teller, así como haber estudiado varias naves de procedencia alienígena que se encontraban en poder de las autoridades estadounidenses. También explicó que su propósito era la “ingeniería inversa”, es decir, tratar de replicar la tecnología extraterrestre, mucho más avanzada que la terrestre.
Aunque no proporcionó demasiados datos técnicos, Lazar subrayó que lo que sí se había podido comprobar era que la fuente de energía de aquellas naves era un elemento superpesado, el 115. Se trata de un elemento que no se encuentra en nuestro sistema solar, pero que podría estar presente en otras zonas del Universo como un subproducto de las supernovas. Según Lazar, en el interior de la nave el elemento 115 se sometía a un bombardeo de neutrones que producía su transmutación en el elemento 116, mucho más inestable. Éste iniciaba de inmediato una reacción que tenía dos extraordinarios efectos.
El primero consistía en emitir partículas de antimateria que, al entrar en contacto con otras de materia, se desintegraban y producían una enorme cantidad de energía, que se aprovechaba en un generador enormemente eficiente. Más sorprendente aún era el segundo efecto: la creación de una onda de lo que llamó “gravedad B”, un fuerte campo gravitatorio propio que, a través de tres dispositivos situados en la base de las naves, podía ser dirigido a voluntad para desplazarse por el espacio. De este modo –proseguía Lazar–, la fuerza de gravedad creada por la desintegración del elemento 115 permitía que las naves viajasen de una forma más o menos convencional, pero también hacía posible retorcer el espacio de manera que el aparato pudiera trasladarse casi instantáneamente de un punto del Universo a otro muy distante. La fórmula permitía que ambos lugares se aproximaran al “plegar” el espacio. Lazar afirmó incluso que las autoridades de los Estados Unidos habían llegado a conseguir unos 200 kilos de este material de manos de los alienígenas.
VIDA BREVE
Cuando Lazar hizo estas declaraciones la idea predominante entre la comunidad científica era que, en caso de existir, el elemento 115 sería sumamente inestable y tendría una vida media de una fracción de segundo. Otros elementos atómicos sintetizados con anterioridad, como el 111 y el 112, tienen una existencia muy breve, de apenas milésimas de segundo, antes de desintegrarse. Esta característica es muy común entre los elementos transuránicos, los que aparecen en la tabla periódica más allá del uranio, cuyo número atómico es 93. Pero cuando hace siete años se sintetizó el elemento 114 se comprobó que es mucho más estable de lo que se pensaba: su vida es de treinta segundos. Este hecho hizo que muchos científicos pensaran que estaban a punto de lograr la “isla de estabilidad”, es decir, átomos superpesados pero estables durante años. El premio Nobel Glenn Seaborg predijo esta posibilidad en 1991. Calculó que se podría conseguir con algún isótopo de los elementos 114 o 115.
La clave de la estabilidad radica en que el núcleo del átomo sea lo más esférico posible, algo que, según Seaborg, puede ocurrir si posee al menos 298 nucleones (la suma de los protones y los neutrones). En el caso del experimento realizado recientemente por los investigadores suizos, dirigidos por el doctor Heinz Gäggeler, la vida del nuevo átomo fue muy breve: una décima de segundo. Pero eso sólo indica que con el proceso empleado (bombardear un disco de americio con un rayo de iones de calcio) se ha obtenido un isótopo del elemento 115 que no llega a alcanzar la tan esquiva estabilidad. En el centro de investigación nuclear de Dubna (Rusia), donde se ha sintetizado el ununpentium, varios equipos internacionales llevan años tratando de obtener nuevos elementos químicos. Allí se descubrió también el elemento 114 y, hace dos años, un equipo formado por científicos rusos y estadounidenses logró indicios del 115 que quedaron pendientes de confirmación. Es muy probable que sea en este centro donde se consiga un isótopo estable de este elemento. Puede que Lazar se adelantase unos años al hablar de un elemento estable con 115 protones. Pero eso no significa que constituya la extraordinaria panacea que describía

Imagenes del certificado de Robert Lazar durante su tiempo laboral:

Autorizacion de seguridad de Robert Lazar:

EL UNUNPENTIUM Y EL BISMUTO
¿Qué puede decirnos la ciencia sobre el ununpentium? A falta de poder estudiarlo directamente –pues los pocos átomos obtenidos se desintegraron rápidamente–, se sabe que le precede el bismuto en la misma columna de la tabla periódica. Y eso es algo significativo, pues los elementos que se encuentran en una misma columna comparten una serie de propiedades comunes. Así pasa con los gases nobles, por ejemplo, o con los metales. Por lo tanto, el elemento 115 debería tener notables similitudes con el bismuto. Lo que resulta muy llamativo es que el bismuto parece tener un comportamiento anómalo respecto a la gravedad. En Estados Unidos hay una patente, la número 3.626.605 –registrada a nombre de Henry William Wallace–,que se titula Método y aparato para generar un campo de fuerza de gravedad secundario. No se trata del sistema de propulsión de una nave espacial, pero se relaciona con unas esferas de bismuto que, si se dejan caer, descienden a una velocidad superior a la prevista por las leyes de Newton.
Por el momento, este comportamiento aparentemente anómalo carece de explicación, pero puede ser el indicio de propiedades muy particulares respecto a la gravedad que podrían tener su máxima expresión en el elemento 115 o eka-bismuto. Un elemento cuyo control podría suponer el comienzo de una revolución tecnológica sin precedentes: energía abundante con generadores de antimateria y máquinas antigravedad que podrían llevar al ser humano hasta las estrellas más remotas. Y allí nos podríamos encontrar, tal vez, con algunos viajeros que llevan tiempo visitando la Tierra y dejando algunas de sus naves en manos de determinados gobiernos de nuestro planeta.
El reactor de los discos opera con un combustible que no se encuentra en estado natural en la tierra. Este combustible es altamente pesado e inestable, y se le conoce con el número atómico de “Elemento 115” no existiendo en nuestra tabla periódica que solo acepta oficialmente hasta el elemento 112.
El elemento 115(Ununpentiun) tiene un propósito doble: Primero, es la fuente de una onda desconocida para los científicos de la tierra, la onda de “Gravedad A”. En segundo lugar, es la fuente de la radiación “ Antimateria” que se reacciona para proporcionar potencia.
Las emisiones de onda de la Gravedad A, provocadas por el núcleo del elemento 115 se extienden más allá del perímetro del átomo, y son amplificadas por los amplificadores de la nave, y enfocadas en un punto determinado para provocar una curvatura del espacio tiempo que permitiría dar un salto de un punto a otro del universo donde ni el espacio ni el tiempo existirían porque serían anulados por un campo gravitacional artificial comparable a un pequeño agujero negro.
Dentro del reactor, el elemento 115 se transforma en el elemento 116 que es sumamente inestable y que se aniquila inmediatamente después de la reacción
antimateria. La antimateria en conjunto con la materia gaseosa desprendida, causa una reacción total de aniquilación, que transmuta el 100 % de la materia en energía, la cuál es convertida en energía eléctrica en un estado sólido por el generador
termoeléctrico, el cual aprovecha el total de la materia en forma de energía electromagnética, y es esta energía resultante del proceso, la que se utiliza para amplificar la onda de Gravedad A.
Este tipo de propulsión es uno de los utilizados por la nave. En este modo llamado Configuración Delta, utilizado para recorrer distancias largas. El tiempo y el espacio son curvados por los amplificadores de onda permitiendo recorrer distancias inimaginables en cuestión de segundos.
Para distancias más cortas el disco cambiaría a la llamada Configuración Ómicron, utilizada cuando la nave viaja cerca de un cuerpo que propaga una fuente de gravedad muy grande, como es el caso de un planeta o una estrella. Cuando se viaja cerca de una fuente de gravedad como la Tierra, la gravedad del disco se propaga hacia afuera, en sentido inverso, en un proceso controlado de cambio a la “Gravedad B” que aleja el disco del campo gravitacional, causando la elevación del mismo.

Esto es lo que sucede cuando la materia y la antimateria colisionan:
Gráfico por NASA
Donde E es la energía total del sistema (ambas energías colisionan y se conjugan);
Cada raíz cuadrada representa a la materia y a la antimateria respectivamente;
m es la masa en reposo;
c es la velocidad de la luz;
p es el momento físico lineal (o cantidad de movimiento: producto de la masa por la velocidad).

La energía está formada por rayos gamma. Esta acción es inversamente proporcional: un rayo gamma puede convertirse espontáneamente en una partícula y su antipartícula (esto se llama producción de pares).

Γ →  e− + e+

La naturaleza crea energía de partículas y antipartículas; y estas son creadas de la energía en concepto inverso.

La idea de la antimateria como combustible data desde los años 50 y, a pesar de los costos billonarios de la producción actual, cada día se están creando más antiátomos.

Física Metaclásica del Reactor Antimaterial

Este es el reactor con antimateria de la supuesta nave alienígena Sport Model expuesto por Bob Lazar, el famoso científico que proclama haber trabajado en el Sector 4 del Área 51.

La tesis central de las divulgaciones de Bob Lazar es la existencia de un isótopo estable del Elemento 115 [(Ununpentio (Uup)] que es necesario para el reactor con antimateria de la nave. El Elemento 115 tiene un núcleo superpesado con 115 protones. Durante el tiempo en el cual Lazar habló con George Knapp en De Costa A Costa AM, la ciencia todavía no había descubierto al Elemento 115, sino hasta en febrero del 2004 por científicos experimentales rusos y estadounidenses. Tal elemento superpesado decayó al Elemento 113en 220 milisegundos.

Pensando más allá de la ciencia ficción, la supuesta estabilidad del Elemento 115, presentado por Lazar ES PLAUSIBLE ya que solamente se necesita un núcleo con suficientes neutrones. En física nuclear se le llama número mágico al número de nucleones (sean neutrones o protones) que están configurados en una forma de “cáscara” completa. Esto hace que la fuerza nuclear provoque un alto nivel de unión.

La siguiente reacción es la que se llevó a cabo en el laboratorio ruso en el 2004:

95Am243 + 20Ca48  115UUP288 + 30n1

 

115UUP288  113UUT284 + 2He4 →…

Am es el Americio; 243 es la masa atómica (95 protones + 148 neutrones)
Ca es Calcio; 48 = 20 protones + 28 neutrones
Uup es Ununpentio; 288 = 115 protones + 173 neutrones
Uut es Ununtrio; 284 = 113 protones + 171 neutrones
He es Helio; 4 = 2 protones y 2 neutrones

Los números mágicos para elementos superpesados son alrededor de 114 protones y 184 neutrones. El Elemento 115 tiene un número atómico mágico pero insuficientes neutrones. Lazar no expresa la cantidad de neutrones que tiene el núcleo atómico de su elemento no verificado. Tampoco menciona si hay un mecanismo de trampa de neutrones y un equipo de transporte de neutrones que los dirija hacia cada átomo del Elemento 115 para formar el número mágico.

Reactor de Aniquilación 115

La transmisión de energía y los procesos mecánicos están computarizados.

Cada isótopo estable del Elemento 115 es producido a través del siguiente proceso:

  1. Se dirigen isótopos de Americio-243 a iones de Calcio-48 con una energía de 253 MeV (mega electronvoltios).
  2. De una trampa magnética de neutrones se dirigen 11 neutrones a través de un tubo de vacío con recubrimiento de superespejos hacia los nucleones del Elemento 115.
  3. Con imanes superconductores se hace girar al átomo del Elemento 115 para que cada neutrón conforme el complejo de cáscara.
  4. Ambos procesos terminan en menos de 220 milisegundos.
  5. Se crea un isótopo del Elemento 115 con 184 neutrones. La masa atómica es 299 (hay estabilidad).

El Elemento 115 permanece estacionario mientras que un acelerador colisiona protones sobre él.

Entonces, paulatinamente se fusionan todos los protones acelerados a los núcleos de los átomos del Elemento 115. El proceso produce la transmutación de cada conjunto de isótopos a un conjunto de átomos del Elemento 116.

Esta transmutación es inestable y en un instante cuántico los átomos del Elemento 116 se desintegran por método beta. Entonces cada átomo desprende dos antiprotones (formación de antimateria).

El flujo de partículas de antimateria es dirigido por un canal (o tubo de vacío) hacia un contenedor de materia gaseosa. Para evitar que el flujo contacte materia circundante, el canal está conformado por:

  1. Bombas de aire. Alrededor. Extraen aire para optimizar el tubo de vacío.
  2. Imanes. Alrededor. Hay dos tipos: los dipolos (que tienen polo norte y sur) mantienen la dirección del flujo y su campo circular) y los cuadrupolos que mantienen el tamaño del campo circular del flujo (para que no exceda los límites del tubo de vacío).
  3. Cavidades de radio frecuencias. Alrededor. Producen altos voltajes que forman un campo eléctrico (esto manipula la energía de las partículas).
  4. También hay un sistema de inyección y eyección. Dirige el flujo hacia adentro y hacia afuera de la máquina.

Encuentro con la materia gaseosa → Aniquilación total → liberación de fotones → cantidad extensiva de calor.

El calor es convertido directamente en electricidad a través del uso de un generador termiónico.

Usan este elemento en el Area 51?

Area 51 fotos

Una Piramide tambien en el Area 51?

Y extrañas figuras..

La misteriosa base militar donde estarían ocultos los restos de un ovni y sus tripulantes.

En el estado de Nevada (Estados Unidos),  hay una base militar que  es conocida en todo el mundo por poseer supuestamente evidencias de vida extraterrestre. Vista hasta la saciedad en películas y series, sigue manteniendo intacto su secretismo. Bienvenidos al Área 51.

Se encuentra a 170 km al norte de Las Vegas, en el estado de nevada. También se conoce a esta zona como “Dreamland”, o “la granja”. Y Groom lake.

El Área 51 es una base militar y un destacamento remoto de la Base de la Fuerza Aérea de Edwards. Las instalaciones se encuentran ubicadas en una región sureña de Nevada, al oeste de Estados Unidos y a unos 133 km al noroeste de la ciudad de Las Vegas. Situada en el centro, a lo largo de las tierras baldías de Groom Lake, es un vasto aeródromo militar. El objetivo principal de la base es indeterminado,sin embargo, en base a evidencias históricas, parece ser que se está llevando a cabo desarrollo e investigación de sistemas de armas y pruebas con aeronaves experimentales.

La base se encuentra dentro del vasto Campo de Pruebas y Entrenamiento de Nevada de la Fuerza Aérea de Estados Unidos, anteriormente conocido como Polígono de la Fuerza Aérea de Nellis (NAFR). Aunque las instalaciones del polígono de pruebas están gestionadas por el Escuadrón 99 de la Base de la Fuerza Aérea de Nellis, la instalación de Groom Lake parece estar ejecutándose junto al Centro de Pruebas de Vuelo de la Fuerza Aérea (AFFTC) en la Base de la Fuerza Aérea de Edwards en el Desierto de Mojave a unos 300 km al suroeste de Groom Lake, y como tal la base es conocida como Centro de Pruebas de Vuelo de la Fuerza Aérea (Destacamento 3).

A pesar de que el nombre Área 51 se utiliza en la documentación oficial de la CIA, otros nombres con los que se conocen las instalaciones son: , Paradise Ranch, Home Base, Watertown Strip,  y Homey Airport. La región es parte de la Zona de Operaciones Militares de Nellis y el espacio aéreo restringido en torno a la zona está denominada como (R-4808N) y conocida por los pilotos militares como The BoxLa caja—.

La instalación no es una base aérea convencional, así como las unidades operacionales vanguardistas no están desplegadas allí. En su lugar, parece estar utilizándose para Programas Militares Secretos de Acceso Especial y de Defensa, que no son reconocidos públicamente por el gobierno, el personal militar y los contratistas de defensa. Su objetivo puede estar enfocado en apoyar el desarrollo, la experimentación y las fases de entrenamiento para nuevos sistemas de armamento o proyectos de investigación. Una vez que estos proyectos hayan sido aprobados por la Fuerza Aérea de Estados Unidos u otras agencias tales como la CIA, y ya estén preparados para anunciarse al público, las operaciones de vuelo se trasladan a una base aérea corriente.

La base cuenta con siete pistas de aterrizaje de las cuales una parece estar cerrada. La pista de aterrizaje cerrada (la 14R/32L) es la más larga con una longitud de aproximadamente 7.100 metros, sin incluir la zona de parada o stopway. Las otras dos pistas de aterrizaje están asfaltadas, la 14L/32R con una longitud de 3.650 metros, la 12/30 con una longitud de unos 1.650 metros y otras cuatro pistas situadas en el lago salado. Estas cuatro pistas son la 09L/27R y la 09R/27L, que en líneas generales ambas son de 3.500 metros y las otras dos, la 03L/21R y la 03R/21L son de aproximadamente de unos 3.050 metros. La base también dispone de un helipuerto.

El secreto que rodea a la base y la política contradictoria del gobierno de los Estados Unidos afirmando que tal base no existe, ha llegado a convertirse en el tema principal de las teorías de conspiración y el fenómeno ovni.

En sus instalaciones se prueban prototipos de aeronaves, tiene la pista de aterrizaje mas larga del mundo con casi 10 km y en ella trabajan los ingenieros aeronáuticos más prestigiosos de USA en proyectos altamente secretos.

El área esta permanentemente cerrada al paso de civiles y al trafico aéreo, y esta protegida por sensores de movimiento, estaciones de radar , helicópteros y multitud de guardias armados.

El 14 de julio de 2003, el Gobierno Federal admitió la existencia de la instalación, tácitamente reconoce que la Fuerza Aérea tiene un “lugar” cerca del lago, pero no proporciona más información.

Por lo visto esta base surgio del comite secreto    Majestic 12

Majestic o el MJ-12 fue creado por Harry Truman en septiembre de 1947. Estaba formado por 12 personas que se ocupaban de todo lo relacionado con el tema ovni.
Su existencia era ultra secreta y únicamente tenía autoridad sobre ellos el Presidente.

Su existencia real fue revelada en 1987 gracias a un informe, que fuera preparado para Einsenhower en 1952. Las reacciones oficiales del gobierno fueron de total negación, alegando que los documentos eran falsos, aunque posteriores investigaciones realizadas por el físico nuclear Stanton Friedman demostraron su más que probable autenticidad.

El secreto del MJ-12 se rompió en 1985 cuando una tarjeta postal enviada a Bill Moore, expedida en Nuevo Mexico y sin remitente, sugería que buscase en los Archivos Nacionales de los Estados Unidos unos documentos recién desclasificados.
Moore, junto a J. Shandera (productor cinematográfico de Hollywood y ufólogo) así lo hicieron, y encontraron un rollo de película en blanco y negro de 35 milímetros sin revelar.

Al revelar la película, vieron que esta contenía negativos de lo que parecía ser un informe, fechado el 18 de noviembre de 1952, destinados a Dwight D. Eisenhower.

En la primera pagina, una advertencia: “Este es un documento de ALTO SECRETO, con información clasificada, esencial para la seguridad nacional de los Estados Unidos”.

 En la segunda página, un listado: con el nombre de doce científicos, jefes militares y consejeros de información de EE.UU.

A partir de la tercera página, tema del documento: el hallazgo de un platillo volador accidentado y de unos cuerpos extraterrestres cerca de Roswell, Nuevo México, en julio de 1947.

Última página, memorando: escrito por Robert Cutler, asesor especial de Eisenhower en Seguridad Nacional y dirigido a Nathan Twining, jefe del Estado Mayor de las Fuerzas Aéreas de EE UU.

Cuando Eisenhower fue elegido presidente en 1952, se puso en su conocimiento la operación Majestic-12. El informe contiene una lista de los doce miembros del comité y una descripción de los detalles del accidente. El párrafo final hace hincapié en la necesidad de “evitar a toda costa que cunda el pánico”, y confirma que el Gobierno está ocultando la verdad sobre los ovnis.

De las diferentes organizaciones relacionadas con la investigación de los OVNI, muy pocas personas no pertenecientes al MJ-12 estaban al corriente de la verdad.
De vez en cuando se divulgaban falsas noticias (en muchas ocasiones similares a las autenticas), con el fin de despistar a investigadores y periodistas.

A toda persona que trabajaba en programas relacionados con los OVNI se les exigía un juramento firmado cuyo incumplimiento podría tener muy graves consecuencias, llegando incluso al asesinato camuflado. Cualquier medio era válido para proteger el “Gran Secreto”.

Este secreto consiste en el trato hecho por el gobierno de los EE.UU. con ciertas entidades extraterrestres, las cuales fueron bautizadas por el MJ-12 con el nombre de EBEs (Entidades Biológicas Extraterrestres).

La primera reunión que se conoce tuvo lugar el 30 de abril de 1964 en la base de Holloman (Nuevo México).
En un área previamente concertada, aterrizaron tres objetos volantes de los que descendieron varios EBEs. En tierra esperaban oficiales de inteligencia del gobierno. La entrevista fue filmada.

Después de varias de estas reuniones, se fue avanzando en la comunicación hasta que entre 1969 y 1971, el personal de Majestic, representando al gobierno, llegó a un acuerdo con ellos. Este acuerdo consistía en que los extraterrestres proporcionarían tecnología a los EE.UU. (relacionada con armamento y antigravitación, principalmente) a cambio de que el gobierno de EE.UU. ignorara ciertas cosas que estaban ocurriendo y les proporcionara lugares seguros para ellos poder desarrollar sus actividades y a la vez enseñar a los militares las nuevas tecnologías prometidas. (Las investigaciones llegan hasta la base de Groom Lake, ampliada a partir de 1972 y una de las más secretas. Allí se cree que se construyó bajo la dirección de los EBEs una enorme instalación subterránea en la que se colocó instrumental manejado exclusivamente por ellos).

El documento sobre la organización Majestic más espectacular y controvertido que existe es el de Millton William Cooper.
El Sr. Cooper perteneció a los Servicios de Inteligencia de los EE.UU. y antes de morir victima de un cancer en 1989, hizo público un documento en el que cuenta con todo detalle como comenzó el contacto con los extraterrestres, donde tienen sus bases, tipos de EBEs, experimentos de estos, etc

MIEMBROS DEL GRUPO MAJESTIC-12

 
 
 
 
     

Contraalmirante Roscoe Hillenkoetter, director de la CIA (1947 – 1950). En 1960 reconoció
que existía un encubrimiento del fenómeno Ovni.
 
 
Vannevar Bush, presidente de la Junta de Investigación y Desarrollo (1945 – 1949). Fue Consejero del presidente.
 
James Forrestal, primer ministro de Defensa de EEUU.
En 1949 sufrió un colapso mental y se suicidó. Fue sustituido por Walter Bedell Smith.
 
 
Nothan Twining, Jefe del Mando Logístico del Aire y, más tarde, presidente de la Junta de Jefes de Estado Mayor, el más alto cargo militar en EE UU.
             
     

General Hoyt Vanderberg, jefe de información Militar durante la Segunda Guerra Mundial y segundo director de la CIA (1946 – 1947).
 
 
Detlev Bronk, biofísico. Director de la Academia Nacional de Ciencia y de la Junta Médica Consultiva del Comíte de Energía Atómica.
 
Jerome Hunsaker, renombrado diseñador de aviones y presidente del Comité Consultivo Nacional de Aeronáutica.
 
Contraalmirante Sidney Souers, primer director de la CIA (1946). Viceprecidente del Concejo de Seguridad Nacional en 1947.
             
     

Gordon Gray, viceministro del Ejército. Fue consejero de Seguridad Nacional y director de la Junta de Estrategia Psicológica.
 
 
Donal Menzel, astrofísico y crítico acérrimo de los Ovnis. Tuvo una acreditación ultrasecreta y fue consejero de varios presidentes.
 
General de división Robert Montague, director del proyecto de Armas Especiales en la Comisión de Energía Atómica de Albuquerque.
 
Lloyd Berkener, de la Junta de Investigación y Desarrollo. Miembro del comité ovni financiado por la CIA en los años cincuenta
 
 
Y llegamos al incidente Roswell
 

Se denomina incidente ovni de Roswell al relato sobre el choque de una presunta nave extraterrestre en Roswell (Nuevo México, Estados Unidos) en julio de 1947.

Algunos especialistas en ufología y gran parte del público se han interesado en los acontecimientos de Roswell. Se han escrito muchos libros y rodado películas sobre los presuntos sucesos, tanto novelas de ficción como informes serios y elaborados. Recientemente a través de su página oficial el FBI reveló, en documentos desclasificados, que uno de sus agentes tomó nota constatando que un ciudadano anónimo afirmó haber hallado extraterrestres en el interior de platillos volantes encontrados en el suelo en Nuevo México.

Los partidarios de la hipótesis extraterrestre consideran el caso Roswell como uno de los acontecimientos ufológicos más importantes, ya que a partir de este suceso comenzó la historia de la ufología moderna.[2]

Los escépticos alegan que la hipótesis que sostiene que en Roswell cayó una nave extraterrestre se apoya en pruebas insuficientes, poco fiables, otras supuestamente destruidas y que presenta demasiadas incoherencias. Sostienen además que existen otras explicaciones a los sucesos de Roswell que resultan mucho más admisibles que la hipótesis de naves extraterrestres. Además se debe tomar en consideración el lucro comercial, a través de la venta de libros, entrevistas, etc.; que obtienen varios de los principales involucrados que apoyan la hipótesis extraterrestre.

También las descripciones de testigos, análisis realizados por personas que participaron en el diseño de los globos del proyecto Mogul, y sobre todo los informes desclasificados de la Fuerza Aérea de los Estados Unidos en los años 90, apuntan según los escépticos a que lo estrellado en Roswell fue el vuelo n.º 4 del proyecto Mogul y que la necesidad de mantener el secretismo de dicho proyecto provocó el supuesto incidente ufológico.

En julio de 1947, Mac Brazel, un granjero de Nuevo México, descubre unos restos dispersos por su rancho cerca de Corona, Nuevo México. Se lo comunica al sheriff el 5 de julio. Según lo describió Mac Brazel al Roswell Daily Record en su edición del 9 de julio.

Esta descripción coincide con la dada por Charles B. Moore, profesor emérito de Física de la New York University, que desarrolló los globos con los que los Estados Unidos pretendían espiar a la URSS.

En los periódicos del día 8 de julio se da el siguiente titular: “Las fuerzas aéreas capturan un platillo volante en un rancho de la región de Roswell”. Se avisó al mayor Jesse Marcel de la base aérea del Ejército en Roswell, que fue personalmente al lugar.

El día 9 el titular decía: “Ramey desmiente lo del platillo volante”. Ramey era general de brigada en la base militar de Fort Worth (Texas) y se desplazó, a petición de Brazel, para ver los restos, que identificó inmediatamente como un globo meteorológico. Después la prensa fotografió los restos.

En otro artículo se relata como W.W. Brazel y su hijo encontraron el material el 14 de junio, y que estaba formado principalmente por tiras de goma, papel de aluminio, cartón y varillas de madera, aunque se dice que los verdaderos restos fueron sustituidos por la brigada cuando ésta llevó el material a la base de Fort Worth.

Posteriores informes de la Fuerza Aérea de los Estados Unidos de septiembre de 1994 y junio de 1997 afirmaban que lo estrellado en Roswell eran los restos de un vuelo del proyecto Mogul.

También hubo una investigación sobre el asunto debido a la petición de un congresista de Nuevo México. Fue realizada por el secretario de las Fuerzas Aéreas y el Departamento de Defensa. En ella se identifican los residuos de Roswell como restos de un sistema de detección acústica de baja frecuencia que llevaban los globos, de largo alcance y altamente secretos, llamados “Proyecto Mogul”: un intento de captar explosiones nucleares soviéticas a altitudes de la tropopausa. Los investigadores de las Fuerzas Aéreas, tras registrar meticulosamente los archivos secretos de 1947, no encontraron pruebas de un aumento de tráfico de mensajes.

 

Hasta 1978, el incidente de Roswell recibió poca atención, hasta que los investigadores Stanton T. Friedman y William L. Moore compararon los resultados de una serie de entrevistas que cada uno había llevado a cabo por separado.

El astronauta del Apolo 14, Dr. Edgar Mitchell, aunque no fue testigo directo, también ha afirmado en numerosas ocasiones que Roswell fue un verdadero incidente relacionado con extraterrestres, basado en sus contactos de alto nivel dentro del gobierno. “Yo he visto los expedientes secretos OVNI, y no hay duda de que hubo contacto con extraterrestres.”(Clarín Cinco clásicos de la intriga organizada.) Este astronauta opina también que hay una organización gubernamental paralela e independiente al gobierno que realiza experimentos con tecnología extraterrestre y por eso no se puede sacar a la luz todos estos incidentes. A día de hoy, el anciano ex-astronauta no ha facilitado ninguna evidencia que corrobore sus afirmaciones.

Un incidente similar que implicó a mucho personal de la Fuerza Aérea en el Reino Unido en 1980, conocido como el incidente Rendlesham, aumentó el interés por Roswell.

Para muchos ufólogos, el caso Roswell es considerado uno de los acontecimientos ufológicos más importantes y el inicio de los encubrimientos, mientras para los escépticos es solamente el caso más popular. La posición oficial del gobierno de los Estados Unidos, desde 2005, es que nada de naturaleza paranormal o extraterrestre había ocurrido. El informe definitivo de la Fuerza Aérea en cuanto al caso Roswell está disponible, así como la respuesta a dicho informe por parte de ufólogos, que insisten en que el informe es falso.

Algunos ufólogos han argumentado que una nave alienígena se estrelló cerca de Roswell y que se recuperaron varios cadáveres de origen extraterrestre.

Igualmente se ha postulado que si Roswell fuera de verdad un accidente extraterrestre, como muchos insisten, algunos especialistas OVNI argumentarían lo que sigue:

  • El gobierno de los Estados Unidos sabe que los extraterrestres han visitado nuestro planeta desde al menos 1947, pero todavía no lo admiten, e incluso algunos grupos postulan que habría una conspiración del ocultamiento extraterrestre.
  • El gobierno estadounidense está actualmente en posesión de tecnología alienígena.

Por eso los motivos que tenía el gobierno para guardar el secreto inicialmente serían evidentes. Los altos funcionarios del gobierno probablemente temerían una situación de pánico general al dar a conocer que existía una posible amenaza extraterrestre (como ocurrió en 1938 con una emisión de radio de La guerra de los mundos).

Esta hipótesis también barajaba como real la autopsia realizada supuestamente en 1947 a los extraterrestres capturados defendiendo que el gobierno quería ocultar datos por estar desarrollando nuevas tecnologías. También aseguraban que los extraterrestres estaban vivos antes y durante la autopsia.

La información de las entrevistas de Friedman y Moore

Un dato importante es que esta versión se basa exclusivamente en el testimonio de personas, con mucho tiempo de diferencia entre la fecha de lo ocurrido y la realización de las declaraciones (aproximadamente 30 años), que en muchos casos no fueron testigos directos y que a diferencia de otras hipótesis no tiene ninguna investigación, análisis objetivo o terceras fuentes que demuestren la veracidad con la que comparar lo dicho. Hay que destacar que la información dada por Marcel a Friedman y Moore se contradice con sus propias declaraciones y con la versión de los hechos relatada por la prensa de la localidad: Friedman y Moore entrevistaron a Lydia Sleppy, que trabajó en una emisora de radio de Albuquerque, Nuevo México, en 1947, y al mayor de la Fuerza Aérea Jesse A. Marcel, el principal responsable de la Fuerza Aérea en Roswell en 1947. Sleppy denunció que el FBI le habría censurado.

El 11 de abril de 2011 el FBI desclasificó una serie de documentos. En uno de ellos (UFO16.pdf, pág. 40 y ss.), el agente Paul Ryan del FBI dejó constancia de que un agente residente en Roswell le comentó que habían estallado uno o varios “platillos volantes” (“Flying saucers” en el original) y se habían diseminado por una extensa área en Roswell, Nuevo México. El Dr. Lincoln La Paz (meteorólogo) llegó a esta área para investigar este inusual fenómeno aéreo. Esto es lo que dice el documento ‘Ufo16.pdf’, págs 40 y ss.
En el documento se cita otros incidentes sucedidos en Tennessee (Pág 48), en los cuales se vieron y localizaron por RADAR tres objetos, en una ocasión, y otros en múltiples ocasiones en diferentes años, sin relación ninguna con el Incidente Roswell, pero significativos en sí mismos como evidencias:

  • Junio de 1947: Mr. W. R. Pressley fotografió un objeto volador sobre Oak Ridge. La calle del fondo de la foto fue identificada como Avenida Illinois en Oak Ridge, Tennessee.
  • 20 de junio de 1949: a las 1900 horas, Mr y Mrs. K. H. Anderson y Mr. John A. White vieron tres objetos sobre Oak Ridge, Tennessee, similares al sujeto.
  • Francis J. Miller, contacto visual. 1,2,3,4,5,6 marzo de 1950, Mr. Stuart Adcock informa de una peculiar señal en sus pantallas de RADAR aproximadamente al mismo tiempo, y similares al sujeto (investigado). El documento llamado Hottel_guy_part02 es la información de la primera teoría del supuesto globo sonda hexagonal.
Sin embargo, el documento Hottel_guy_part01.pdf dice: “Un investigador de las fuerzas aéreas constata que tres así llamados ‘platillos voladores’ (‘so-called flying saucers’ en el original) han sido recuperados en Nuevo México. Se les describe como circulares con una parte saliente en el centro, de aproximadamente 50 pies de diámetro. Cada uno estaba ocupado por tres cuerpos de forma humana pero de solamente 3 pies de estatura vestidos con tela metálica de muy fina textura. Cada cuerpo estaba sujeto de una manera similar a los sistemas de eyección usados por voladores rápidos y pilotos.
Según Mr. xxxxxxx el informador, los platillos se encontraron en Nuevo México debido al hecho de que el gobierno posee un muy poderoso RADAR en el área y se cree que eso interfirió con los controles de los platillos.
No se ha intentado nueva evalución concerniente al hecho. 162-83894-209, 28 de marzo de 1950
 
Pues a partir de todo esto, surge el elemento 115 , continuara….
 
 
 
 

Publicado octubre 13, 2012 por astroblogspain en Uncategorized

Una respuesta a “El Elemento 115

Suscríbete a los comentarios mediante RSS.

  1. Oi, meu nome é Eliel e acho interessante esse conhecimento revelado por Lazar. Como sou formado em física estudo essa possibilidade de onda G-A e onda G-B. Ainda mais agora que as onda gravitacionais foram confirmadas. Tenho por base a teoria Relativística da Gravidade Quântica de Fran De Aquino como guia.
    Grato.

Deja tu comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: