El Cometa Ison, ya esta aqui….   Leave a comment

Astrónomos rusos han descubierto un nuevo súper cometa que se acercará al Sol en noviembre de 2013 y que será posible ver a simple vista hasta mediados de enero de 2014, ya que podría brillar aún más que la Luna llena. Se trata del cometa C/2012 S1 (ISON), llamado así en honor a sus descubridores, el equipo en la Red Internacional de Ciencia Óptica (ISON, por sus siglas en inglés).

 
Los rusos Vitali Nevski y Novichonok Artyom hallaron el cometa el 21 de septiembre a través de imágenes tomadas con un telescopio reflector de 40 centímetros, situado en Kislovodsk, Rusia. Pronto, otros observadores del cielo también lo tuvieron en su punto de mira y el Centro de Planetas Menores de la Unión Astronómica Internacional, en Cambridge, Massachusetts, anunció el lunes el hallazgo.
Según explica New Scientist, los astrónomos fueron capaces de rastrear la ruta del cometa y encontrar imágenes de la misma que se remontan a diciembre de 2011. Con esos datos, calcularon una órbita casi parabólica que dirige al cometa casi directamente hacia el Sol. La órbita del cometa también sugiere que es un recién llegado de la nube de Oort, el cinturón de objetos helados que rodea el Sistema Solar.


Trayectoria del Cometa ISON en el cielo de la mañana durante las primeras 2 semanas de Diciembre de 2013.

En la actualidad, ISON parece solo un puntito de luz sobre un fondo oscuro, porque se encuentra lejos, cerca de la órbita de Júpiter. Sin embargo, el 28 de noviembre de 2013 pasará a menos de 0’012 Unidades Astronómicas, A.U. por sus siglas en inglés, o 1’8 millones de kilómetros del Sol, según el Observatorio Remanzacco en Italia. Como no es más que una gigantesca bola de roca y hielo, corre el riesgo de comenzar a desintegrarse. Si sobrevive, el polvo helado liberado volverá su cola aún más brillante. Aunque es muy pronto para asegurarlo, ISON podría convertirse en uno de los objetos más brillantes de nuestro cielo nocturno y, quizás, en el cometa más brillante de la década. Incluso podría superar en brillo a la Luna llena. Sin embargo, los astrónomos advierten de que los cometas pueden ser impredecibles, así que solo el tiempo dirá si ISON cumple con lo que se espera de él.

Ubicación actualEn la magnitud +18 en la constelación de Cancer, el cometa está lejos y no se ve mucho. Lo que hace este descubrimiento especialmente interesante, sin embargo, es su relativamente gran distancia junto con su interesante geometría orbital cerca del perihelio (el punto en el cual está más cerca al Sol) en Nov. 2013.

ISON está actualmante solo a 6’6 unidades astronomicas desde la Tierra. En comparación, Hale-Bopp estuvo a 7’2 A.U. Júpiter y Saturno tienen sus semi-mayores ejes a 5.2 y 9.5 A.U.s, respectivamente.

¿Qué sucederá?

¿Cómo de brillante será? Bien, los cometas son béstias notoriamente volubles. Solo hay que echar una mirada atrás al Cometa Kohoutek en 1973 para ver un gran cometa que no cuajó. Otros cometas como Ikeya-Seki en 1965 y el Cometa Lovejoy a principios de este año, alcanzaron el rango de Grandes Cometas.

Hay mucha especulación sobre si ISON sobrevivirá al paso de su perihelio el 28 de Noviembre de 2013. En estas fechas pasará a 1’8 millones de kilómetros del Sol. Teniendo en cuenta, que el Sol mismo tiene 1’4 milliones de kilómetros de diámetro, el cometa entero podría fundirse lejos.

Pero hay un precedente: el Cometa Kreutz sungrazer Lovejoy pasó a solo 145000 kilómetros sobre la fotoesfera y sobrevivió convirtiéndose en un gran cometa iluminado al principio de 2012.

Como mencionamos antes, ISON tiene una órbita casi parabólica, lo que sugiere que sea un recién llegado visitante al interior del sistema solar proveniente de la Nube de Oort. Esto también es un buen augurio de que posea un núcleo activo y energético.Otro dato interesante, es que también pasará a menos de 0’1 A.U. de Marte a finales de Septiembre de 2013, haciendo posible que lo capte el Mars Curiosity. Que sepamos, nunca antes se había visto una imagen de un cometa desde la superficie de otro mundo.

 
 

¿Que brillo puede llegar a alcanzar? Algunos hablan de -7 en el perihelio (difícilmente observable en ese momento, por su proximidad al Sol), mientras que otros, más optimistas, llegan a hablar de -10.

En cualquier caso, el mejor momento para su observación llegará tras el perihelio, cuando el cometa comience a ser visible al atardecer (el hemisferio norte lo tendrá mejor esta vez) y tengamos ocasión, quizá, de ver algo así:

C/2012 S1 (ISON) a principios de diciembre de 2013

Astrobob comenta en su página que la órbita de este cometa recuerda a la del Gran Cometa de 1680, cometa que fue observado por Newton y que resultó ser un espectáculo maravilloso. De todas formas, aquel cometa tenía una órbita algo más cercana al Sol, pues se acercó a tan solo 200 000 km.

Leonid Elenin, descubridor del cometa C 2010 X1 Elenin destruido por una llamarada solar en 2011, dice que este nuevo cometa podría sufrir un similar destino en noviembre 2013.

Existe también otro cometa muy brillante que pasará el próximo año, el cometa, C/2011 L4 PANSTARRS, que se cree mostrará su cola muy luminosa en el mes de abril, con una magnitud 1,2 o superior, cercano al valor más brillante. El cometa Panstarrs tiene un perihelio muy similar al cometa Elenin.

El astrónomo Elenin estima que el nuevo cometa ISON podría a ser aún más luminoso, el más brillante del decenio.

A medida que el cometa se aproxime, el calor del Sol evaporará el hielo en su masa, creando lo que podría ser una espectacular cola que será visible durante la noche en la Tierra sin necesidad de telescopios ni binoculares desde octubre de 2013 a enero de 2014.

Y antes para la primavera, tambien tendremos un gran cometa…..

Se acerca un cometa, el C/2011 L4,  que los astrónomos predicen será visible a simple vista a principios de 2013 llegando a ser más brillante que Venus, informa el Instituto de Astronomía de la Universidad de Hawái.

Fue descubierto por los astrónomos Richard Wainscoat y Marco Michelicon en el telescopio Pan STARRS en Mauna Kea de Hawái, por lo que recibió el nombre C/2011 L4 (Panstarrs).

Según la órbita preliminar, el cometa se acercará a unos 45 millones de kilómetros de distancia, es decir similar a la distancia  Tierra – Mercurio y no representaría algún peligro.

Richard Wainscoat, señala que “viene en una órbita cercana a la parabólica, lo que significa que ésta puede ser la primera vez que se acerca al Sol, y tal vez nunca regrese”.

Wainscoat y Micheli descubrieron el cometa entre el 5 y 6 de junio 2011, cuando el cometa Panstarrs viajaba a 1,2 millones de km de distancia de la Tierra. Hoy el cometa está cerca de 4 veces la distancia entre Tierra y Sol, es decir unos 600 millones de kilómetros.

En noviembre y diciembre su vista en el cielo será cerca del Sol por lo que es peligroso intentar descubrirlo, pero en los siguientes meses será todo un espectáculo, y sin necesidad de telescopios.

La inclinación de su viaje no permitirá ver su cola durante su mayor acercamiento de marzo pero en las siguientes semanas la visión irá aumentando.

En marzo 2013 se la observará en el bajo horizonte cerca de la Luna con un espectáculo que según Meteo Web promete ser mejor que la reunión de Venus y Saturno del mes pasado.

En abril se acerca a Andrómeda, y en la mitad del mes será visible toda la noche en las latitudes septentrionales.

A fin de abril atravesará la gran constelación Cassiopea, que tiene la forma de una W.

Durante los próximos meses, los astrónomos continuarán estudiando el cometa, lo que permitirá mejorar las predicciones de lo brillante que finalmente van a recibir, señalaron los descubridores de Panstarrs y el equipo de Hawái.

La predicción del brillo de los cometas es muy difícil, explican, y numerosos de los últimos cometas no alcanzaron el brillo esperado.

La dificultad radica en que no se sabe qué cantidad de hielo que contienen. La sublimación del hielo, o mejor dicho la conversión de sólido a gas, es la fuente de la actividad cometaria, y un importante contribuyente a la eventual luminosidad de un cometa.

Las predicciones de brillo más precisas, serán posible en el momento que el cometa se vuelva más activo, cuando se acerca al sol, y los astrónomos tengan una mejor idea de cuan helado viene.

C/2011 L4 (Panstarrs) probablemente se originó en la nube de Oort, una nube de objetos cósmicos situada en el lejano sistema solar exterior. Probablemente fue perturbado por la gravedad de alguna  estrella que la envió en un largo viaje hacia el Sol”, señalan los astrónomos.

Los investigadores creen que Panstarrs ofrecerá una oportunidad  a los astrónomos de ver material remanente de la formación temprana del Sistema Solar.

“El cometa fue encontrado mientras los astrónomos buscaban en el cielo asteroides potencialmente peligrosos de los que algún día podrían chocar con la Tierra”, informa el Instituto de Astronomía de Hawái.

 
 
Astrónomos inician el año nuevo 2013 con la vista De los 4 cometas visibles con telescopio en los cielos nocturnos de enero: el cometa K5 Linear,
 el cometa L4 Panstarrs , el cometa F6 Lemmon, y el supercometa Ison, para finales de año.
Entre ellos el cometa C/2011 L4 Panstarrs y el cometa C/2012 F6 Lemmon serán visibles a simple vista desde febrero.
 
Cometa K5 Linear
El cometa C/2012 K5 Linear tiene su mejor visión en enero de 2013. 
Su punto más cercano al Sol lo vivió el 28 de noviembre de 2012. 
Ahora y durante enero de 2013 se dirige hacia el Sur, viajando unos dos grados al día, desde la Constelación de Auriga hasta la Constelación Eridanus 
por lo que se observa mejor desde el hemisferio austral.
Al inicio del mes está en Auriga no muy lejos de la estrella Beta, con una magnitud 8, (donde 0 para los astrónomos, es la visión más luminosa).
En el hemisferio norte se lo ve muy bajo sobre el horizonte después de anochecer. En la tarde del día 3 de enero 2013, estará a un grado al noreste
 del cúmulo estelar M36, y el 6 de enero, estará cerca del cúmulo estelar 
NGC 1746 en Tauro.
El día 8 la vista del cometa desciende a magnitud 9, encontrándose aproximadamente a 4 grados Este de la estrella Aldebarán de Tauro.
Desde el día 19 comienza a interferir la luz de la Luna y la magnitud del cometa desciende a 10 mientras se ubica en Eridanus.
 
Cometa L4 Panstarrs
El cometa C/2011 L4 Panstarrs, promete tener una magnitud 0 en marzo.
 Ahora está oculto tras del Sol desde octubre, pero se espera que estas noches irrumpa los cielos nocturnos con magnitud 8 en la cola de la Constelación de Escorpión antes del amanecer.
El astrónomo Michael Mattiazzo dice que tiene dudas respecto Panstarrs, a pesar de que algunos astrónomos anuncian que podrá ser tan luminoso como Venus.
“Tengo reservas sobre este cometa, ya que es su primer viaje a través del Sistema Solar interior”, aclara Mattiazzo en su informe.
“Si la predicción se mantiene, dará brillo de magnitud 7 a mediados de enero, cuando entre en la Corona Australis y magnitud 5,5 a fin de mes”, 
agrega el astrónomo.
El astrónomo espera que sea visible a simple vista desde la segunda 
semana de febrero.
 
Cometa F6 Lemmon
El cometa C/2012 F6 Lemmon “será un paquete de sorpresa”, destaca Mattiazzo en su reporte. Fue descubierto el 17 de septiembre 2012 por el astrónomo R.A. Kowalski desde el observatorio Mount Lemmon.
Tiene una gran orbita de un período de 11.000 años y no se trata de un cometa que visita la Tierra por primera vez. 
Su perihelio o punto más cercano al Sol será el 24 de marzo.
Tenía una magnitud 19 el 3 de septiembre y a mediados de diciembre estaba 
con magnitud 10. Se cree que a esta velocidad de luminosidad, quizás alcance una inesperada magnitud visible a simple vista en marzo, al mismo tiempo
 y en los alrededores de Panstarrs.
Para el astrónomo, el hecho de que no sea un cometa que nos visita por primera vez, podría explicar esta creciente luminosidad.
El 1 de enero se encuentra en magnitud 8 en la Constelación de Centaurus, cerca de la Constelación Hidra. 
Se lo puede ver más fácilmente después de la media noche.
Viajará hacia el Sur más de un grado por noche hasta llegar a una magnitud 7, el 17 de enero. Estará a un grado de Gamma Crucis. 
Luego la Luna comenzará a interferir, pero se verá mejor
 en la mañana antes del amanecer.
Al inicio de febrero el cometa Lemmon estará a punto de ser visible a simple vista en el cielo más austral a pocos grados del polo sur
 
Y Despues Isom…..
 
 
 

Los cometas son cuerpos celestes constituidos por hielo, polvo y rocas que orbitan alrededor del Sol siguiendo diferentes trayectorias elípticas, parabólicas o hiperbólicas. Los cometas, junto con los asteroides, planetas y satélites, forman parte del Sistema Solar. La mayoría de estos cuerpos celestes describen órbitas elípticas de gran excentricidad, lo que produce su acercamiento al Sol con un período considerable. A diferencia de los asteroides, los cometas son cuerpos sólidos compuestos de materiales que se subliman en las cercanías del Sol. A gran distancia (a partir de 5-10 UA) desarrollan una atmósfera que envuelve al núcleo, llamada coma o cabellera. Esta coma está formada por gas y polvo. Conforme el cometa se acerca al Sol, el viento solar azota la coma y se genera la cola característica. La cola está formada por polvo y el gas de la coma ionizado.

Fue después del invento del telescopio cuando los astrónomos comenzaron a estudiar a los cometas con más detalle, advirtiendo entonces que la mayoría de estos tienen apariciones periódicas. Edmund Halley fue el primero en darse cuenta de esto y pronosticó en 1705 la aparición del cometa Halley en 1758, para el cual calculó que tenía un periodo de 76 años. Sin embargo, murió antes de comprobar su predicción. Debido a su pequeño tamaño y órbita muy alargada, solo es posible ver los cometas cuando están cerca del Sol y por un periodo corto de tiempo.

Los cometas son generalmente descubiertos visual o fotográficamente usando telescopios de campo ancho u otros medios de magnificación óptica, tales como los binoculares. Sin embargo, aun sin acceso a un equipo óptico, es posible descubrir un cometa rasante solar en línea si se dispone de una computadora y conexión a Internet. En los años recientes, el Observatorio Rasante Virtual de David (David J. Evans) (DVSO) le ha permitido a muchos astrónomos aficionados de todo el mundo descubrir nuevos cometas en línea (frecuentemente en tiempo real) usando las últimas imágenes del Telescopio Espacial SOHO

Los cometas provienen principalmente de dos lugares, la Nube de Oort, situada entre 50.000 y 100.000 UA del Sol, y el Cinturón de Kuiper, localizado más allá de la órbita de Neptuno.

Se cree que los cometas de largo periodo tienen su origen en la Nube de Oort, que lleva el nombre del astrónomo Jan Hendrik Oort. Esto significa que muchos de los cometas que se acercan al Sol siguen órbitas elípticas tan alargadas que sólo regresan al cabo de miles de años. Cuando alguna estrella pasa muy cerca del Sistema Solar, las órbitas de los cometas de la Nube de Oort se ven perturbadas: algunos salen despedidos fuera del Sistema Solar, pero otros acortan sus órbitas. Para explicar el origen de los cometas de corto periodo, como el Halley, Gerard Kuiper propuso la existencia de un cinturón de cometas situados más allá de Neptuno, el Cinturón de Kuiper.

Las órbitas de los cometas están cambiando constantemente: sus orígenes están en el sistema solar exterior, y tienen la propensión a ser altamente afectados (o perturbados) por acercamientos relativos a los planetas mayores. Algunos son movidos a órbitas muy cercanas al Sol (a ras del césped solar) que los destruyen cuando se aproximan, mientras que otros son enviados fuera del sistema solar para siempre.

Se cree que la mayoría de los cometas se originan en la Nube de Oort, a enormes distancias del Sol, y que consisten de restos de la condensación de la nébula solar; los extremos exteriores de esa nébula están lo suficientemente fríos para que el agua exista en estado sólido (más que gaseoso). Los asteroides se originan por la vía de un proceso distinto, empero, los cometas muy viejos han perdido todos sus materiales volátiles y pueden devenir en algo muy parecido a los asteroides.

Si su órbita es elíptica y de período largo o muy largo, proviene de la hipotética Nube de Oort, pero si su órbita es de período corto o medio-corto, proviene del cinturón de Edgeworth-Kuiper, a pesar de que hay excepciones como la del Halley, con un período de 76 años (corto) que proviene de la Nube de Oort.

Los cometas están compuestos de agua, hielo seco, amoníaco, metano, hierro, magnesio, sodio y silicatos. Debido a las bajas temperaturas de los lugares donde se hallan, estas sustancias que componen al cometa se encuentran congeladas. Llegan a tener diámetros de algunas decenas de kilómetros. Algunas investigaciones apuntan que los materiales que componen los cometas son materia orgánica que son determinantes para la vida, y que esto dio lugar para que en la temprana formación de los planetas estos impactaran contra la tierra y dieran origen a los seres vivos.

Cuando se descubre un cometa se ve aparecer como un punto luminoso, con un movimiento perceptible del fondo de estrellas, llamadas fijas. Lo primero que se ve es el núcleo o coma. Luego, cuando el astro se acerca más al Sol, comienza a desarrollar lo que conocemos como la cola del cometa, que le confiere un aspecto fantástico.

Al acercarse al Sol, el núcleo se calienta y el hielo sublima, pasando directamente al estado gaseoso. Los gases del cometa se proyectan hacia atrás, lo que motiva la formación de la cola apunta en dirección opuesta al Sol y extendiéndose millones de kilómetros.

Los cometas presentan diferentes tipos de colas. Las más comunes son la de polvo y la de gas. La cola de gas se dirige siempre en el sentido perfectamente contrario al de la luz del Sol, mientras que la cola de polvo retiene parte de la inercia orbital, alineándose entre la cola principal y la trayectoria del cometa. El choque de los fotones que recibe el cometa como una lluvia, aparte de calor, aportan luz, siendo visible al ejercer el cometa de pantalla; reflejando así cada partícula de polvo la luz solar. En el cometa Hale-Bopp se descubrió un tercer tipo de cola compuesta por iones de sodio.

El Hale-Bopp

File:Halebopp031197.jpg

Las colas de los cometas llegan a extenderse de forma considerable, alcanzando millones de kilómetros. En el caso del cometa 1P/Halley, en su aparición de 1910, la cola llegó a medir cerca de 30 millones de kilómetros, un quinto de la distancia de la Tierra al Sol. Cada vez que un cometa pasa cerca del Sol se desgasta, debido a que el material que va perdiendo ya nunca es repuesto. Se espera que, en promedio, un cometa pase unas 2 mil veces cerca del Sol antes de sublimarse completamente. A lo largo de la trayectoria de un cometa, éste va dejando grandes cantidades de pequeños fragmentos de material.

Cuando la Tierra atraviesa la órbita de un cometa, estos fragmentos penetran en la atmósfera en forma de estrellas fugaces o también llamadas lluvia de meteoros. En mayo y octubre se pueden observar las lluvias de meteoros producidas por el material del cometa Halley: las eta Acuáridas y las Oriónidas.

Los astrónomos sugieren que los cometas retienen, en forma de hielo y polvo, la composición de la nebulosa primitiva con que se formó el Sistema Solar y de la cual se condensaron luego los planetas y sus lunas. Por esta razón el estudio de los cometas puede dar indicios de las características de aquella nube primordial

No se estableció definidamente hasta en el siglo XVI si los cometas eran fenómenos atmosféricos u objetos interplanetarios, periodo en que Tycho Brahe realizó estudios que revelaron que éstos debían provenir fuera de la atmósfera terrestre. Luego, en el siglo XVII, Edmund Halley utilizó la teoría de la gravitación, desarrollada por Isaac Newton, para intentar calcular el número de órbitas en los cometas, permitiéndole descubrir que uno de ellos volvía a la cercanía del sol cada 76 ó 77 años aproximadamente. Pronto, éste comenzó a llamarse cometa Halley, y de fuentes antiguas se sabe que ha sido observado por humanos desde el año 66 a. C.

El segundo cometa al que se le descubrió una órbita periódica fue el cometa Encke, en 1821. Como el cometa de Halley, tuvo el nombre de su calculador, el matemático y físico alemán Johann Encke, que descubrió que era un cometa periódico. El cometa de Encke tiene el más corto periodo de un cometa, solamente 3.3 años, y por consecuencia éste tiene el mayor número de apariciones registradas. Fue también el primer cometa cuya órbita era influida por fuerzas que no eran del tipo gravitacional. A pesar de todo, ahora es un cometa muy tenue para ser visible a simple vista, pudo haber sido un cometa brillante algunos miles de años atrás, antes que su superficie de hielo fuera evaporada. Sin embargo, no se ha sabido si ha sido observado antes de 1786, pero análisis mejorados de su órbita temprana sugieren que corresponde a observaciones mencionadas en fuentes antiguas.

No fue hasta el periodo de la era espacial en que la composición de los cometas fue probada. A principios del Siglo XIX, un matemático alemán, Friedrich Bessel originó la teoría de que había objetos sólidos en estado de vaporación: del estudio de su brillosidad, Bessel expuso que los movimientos no-gravitacionales del cometa Encke fueron causados por fuerzas de chorro creadas como material evaporado de la superficie del objeto. Esta idea fue olvidada por más de cien años, y luego Fred Lawrence Whipple independientemente propuso la misma idea en 1950. Para Whipple un cometa es un núcleo rocoso mezclado con hielo y gases es decir utilizando su terminología una bola de nieve sucia. El modelo propuesto por ambos pronto comenzó a ser aceptado por la comunidad científica. Fue confirmado cuando una armada de vehículos espaciales voló a través de la nube luminosa de partículas que rodeaban el núcleo congelado del cometa Halley en 1986 para fotografiar el núcleo y observaron los chorros de material que se evaporaba. Luego, la sonda Deep Space 1 voló cerca del cometa Borrelly el 21 de septiembre de 2001, confirmando que las características del Halley son comunes en otros cometas también

En las designaciones, el prefijo “P/” señala a los cometas periódicos y el “C/” a los cometas no periódicos. Para la IAU, un cometa periódico es aquel que tiene un período menor de 200 años. A partir de 1995, se adopta la estructura de la letra mayúscula para identificar la quincena del año cuando se produce el descubrimiento, seguido de un número, que identifica el orden de descubrimiento. Así, por ejemplo se tiene: [2]

  • C/2001 Q4: El cuarto cometa descubierto en la quincena del 16 al 31 de Agosto del año 2001.
  • C/2002 W17: el cometa número 17 descubierto la quincena del 16 al 30 de noviembre del año 2002.

Seguiremos informando….

Publicado enero 16, 2013 por astroblogspain en Uncategorized

Deja tu comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

A %d blogueros les gusta esto: